Proverbios de Amor para Reflexionar y Compartir

6 meses hace

¿Cuáles son los mejores proverbios de amor? Amor. Esa palabra que a veces utilizamos con demasiada frecuencia. Día a día. Pero que no a todo lo abarca. El amor es el mayor grado de intensidad del afecto que se siente hacia una persona o un animal.

Padres. Hermanos. Pareja. Amigos. Mascota. Todos y cada uno de estos personajes pueden ser objetivo de nuestro amor, aunque la forma más común es la expresada en la atracción emocional y sexual que se tiene hacia una persona, pareja o no, que se desea.

Este sentimiento es mostrado muchas veces a través de las acciones, declaraciones, mensajes o poemas. En este caso, te traemos los mejores proverbios de amor de los cuáles puedes sacar algún que otro aprendizaje.

Proverbios de amor para la vida

El amor no sólo es un sentimiento, sino que también es un valor. Es aquella fuerza que impulsa a querer hacer las cosas bien en cualquier tipo de relación.

Lamentablemente, también puede ser fácilmente confundible con otras emociones como lujuria, ambición y celos. Por ello, hay que mantener la cabeza clara en lo que sugiere a este mágico sentimiento.

A continuación te presentamos una serie de proverbios de amor que pueden servirte a lo largo de la vida.

Proverbios de amor

A amor mal correspondido, ausencia y olvido.

Al malo por rigor y al bueno por amor.

No hay rosa sin espinas.

Antes que te cases, mira lo que haces.

Amor de madre, todo lo demás es aire.

Donde hay celos hay amor, donde hay viejos hay dolor.

Amor loco, yo por vos y vos por otro.

A quien feo ama, hermoso le parece.

Donde hay querer, todo se hace bien.

A donde el corazón se inclina, el pie camina.

Ama a quien no te ama, responde a quien no te llama, andarás carrera vana.

Sabes a quien amas, pero no sabes quién te ama.

Al amor lo pintan ciego y con alas, ciego para no ver los obstáculos, con alas para salvarlos.

No hay luna como la de enero ni amor como el primero.

Amar no es sólo querer, es sobre todo, comprender.

Proverbios de amor y sabiduría

Los proverbios son frases que surgen de la experiencia, por lo que se tornan populares. Pueden ser una estupenda forma de enseñar o aconsejar a los más jóvenes. También a los mayores, pues nunca se es demasiado tarde para aprender.

Los proverbios de amor que a continuación te mostramos, contienen en sus líneas sabiduría que puede resultar muy útil en el desarrollo de las relaciones.

Cuando la pobreza entra por la puerta, el amor sale por la ventana.

Allí donde el amor se engendra, se engendra también el dolor.

Cuando río suena es porque agua trae.

Del dicho al hecho hay un gran trecho.

El que vive de ilusiones, muere de desengaño.

El que siembra vientos, cosecha tempestades.

De poetas, tontos y locos, todos tenemos un poco.

Al mal amor, puñaladas.

Amor con amor se paga.

A batallas de amor, campo de plumas.

Aborrece y serás aborrecido, quiere con amor de verdad y serás correspondido.

Regala tu sonrisa a quien lo valora, tu amor a quien lo merezca, tus lágrimas a quien te acompaña, tu ayuda a quien lo necesita.

Al amor, como a una cerámica, cuando se rompe, aunque se reconstruya, se le conocen las cicatrices.

Amor con celos causa desvelos.

Hay tres cosas que no se pueden ocultar: el humo, el amor y el dinero.

Proverbios de amor árabes

El amor es pasión. Un sentimiento que nos puede inducir a actuar de ciertas maneras en nuestras vidas, desde salir de la rutina hasta invitar al ser amado a formar parte de la cotidianidad.

El amor puede producir paz, tranquilidad y alegría, pero también gran pérdida, dolor y desconsuelo. Por ello se habla y se escribe tanto sobre esta emoción en las diferentes lenguas.

Aquí te traemos algunos de los proverbios de amor árabes más conocidos a escala mundial.

Proverbios de amor

Cuatro cosas hay que nunca vuelven más: una bala disparada, una palabra dicha, un tiempo pasado y una ocasión desaprovechada.

El suspiro de una joven se oye desde más lejos que el rugido de un león.

La primera luna después del matrimonio es la de miel, y las que le siguen de amargura.

Un caballero no puede pegar a una mujer ni siquiera con una flor.

Las cosas no valen por el tiempo que duran, sino por las huellas que dejan.

Un corazón tranquilo es mejor que una bolsa llena de oro.

Deja que ame lo que ama; es la única forma de que no deje de amarte a ti.

La primera vez que me engañes la culpa será tuya; la segunda la culpa será mía.

Quien no comprende una mirada tampoco comprenderá una larga explicación.

Si te gusta alguien por su físico… No es amor, es deseo. Si te gusta por su inteligencia… No es amor, es admiración. Si te gusta por su riqueza… No es amor, es interés. Pero si no sabes porque te gusta… Entonces, eso sí es amor.

Luego que has soltado la palabra, ésta te domina. Pero mientras no la has soltado, eres su dominador.

El amor de un hombre por una mujer se desvanece como la luna, pero el amor de un hermano por un hermano es permanente como las estrellas y perdura como la palabra del profeta.

Sé amigo de ti mismo y lo serás de los demás.

Si tienes un amigo, visítalo con frecuencia pues las malas hierbas y las espinas invaden el camino por donde nadie pasa.

Del árbol del silencio pende el fruto de la seguridad.

Proverbios de amor chinos

Dedicación. Esfuerzo. Dos elementos claves en una relación amorosa exitosa y que los chinos enseñan en sus proverbios.

La cultura china está dotada de innumerables refranes, frases y proverbios que transmiten conocimientos y valores en todos los ámbitos.

Aquí puedes ver algunos de los proverbios de amor chinos más comunes que abordan cuestiones del corazón y la emoción, indispensables para una vida buena y saludable.

La gente se arregla todos los días el cabello, ¿por qué no el corazón?

Es más fácil variar el curso de un río que el carácter de un hombre.

El amor no se mendiga, se merece.

No ver lo importante por tener la vista obstruida por lo trivial.

El tiempo discurre como el río: no vuelve.

Si quieres agrandar los campos de la felicidad, comienza por nivelar tu corazón.

No prometas nada cuando te sientas eufórico.

El que teme sufrir ya sufre el temor.

El amor está oculto como el fuego en la piedra.

De las nubes más negras cae un agua que es limpia y fecunda.

La pobreza hace ladrones y el amor, poetas.

Nada falta en los funerales de los ricos, salvo alguien que sienta su muerte.

Un hombre tiene la edad de la mujer a la que ama.

El corazón jamás habla, pero hay que escucharlo para entender.

El amor es la alegría de los buenos, la reflexión de los sabios, el asombro de los incrédulos.

No puede haber una vida buena, que a su vez sea sana, sin amor. Pero no por eso hay que dejar de cuidarse. El amor puede acarrear pesares, confusión, dolor.

Por ello es aconsejable amar con todo nuestro ser a quien nos merezca. Alguien de buen corazón. Alguien honesto y trabajador, con buena moral y sinceros sentimientos. Alguien que nos corresponda con todo su ser.