+4 Poemas de 20 versos ¡Especiales para niños!

Advertisement

El hombre depende mucho de su ánimo y aquello que le de confianza para seguir en movimiento. Muchas veces una frase o una película son fuente de inspiración suficiente par alcanzar aquello que desea.

Escribirte trae para ti una compilación de poemas de 20 versos para ayudarte a descubrir o encontrar lo que necesitas para impulsar tus sentimientos y así darte fuerza en cualquier aspecto de la vida.

Poemas de 20 versos (Ejemplos, fáciles para niños)

Cualquier aspecto de la vida que nos ayude a mejorar como seres humanos tiene una valiosa importancia para nosotros y para la sociedad. La inspiración nos lleva a lograr hitos personales o con nuestro entorno que siempre suman al propósito de la vida.

Advertisement

Con estos poemas de 20 versos vamos a recorrer importantes senderos para hallar lo más sublime dentro de nuestro ser.

Escuchar nuestro entorno nos permite ser más consecuentes y así percatarnos de aquello que pasa más allá del propio yo.

4. (Extracto) Búscame en mis ojos (Anónimo)

Los sentimientos, cuando galopan incontrolables dentro de nosotros, buscan la manera de mostrarse y encontrar a alguien o algo para compaginar. Esta prosa viene con una carga de emociones dignas de ser expresadas con este poema de 20 versos.

Quizás querer de todo enamorarme
es mi anhelo, mi sino y mi misterio,
como un ave, que borracha de cielo,
parece que no vuela a ninguna parte,

Advertisement

que es mucha la rosa de los viento
y así nubes que mi corazón descarte
no hay en las alturas ni en los valles,
pero es tan cierto y escaso el tiempo

que mi suerte o castigo es bilocarme,
¿mi secreto?, te lo diré, acerca el oído,
quizás me sobra a raudales el cariño
pero en ocasiones me pierdo en Marte.

Por eso quiero explicarte que si te miro,
caiga en tus dos ojos o el día abrasador
o la noche sin rostro, me late el corazón
así como si nunca me hubiera latido.

Advertisement

Sabes, mis manos que enredan amor
si en tu torso hacen fresca guirnalda
que si el fulgor me nace por el alma
también la mirada alumbra la pasión…

3. (Extracto) Sentí un funeral en mi cerebro (Emily Dickinson)

Este poema nos hace entender que siempre hay personas que se encuentran en una situación emocional menos favorecedora y que debemos ser agradecidos por lo bueno que hay en nuestras vidas, así como tener el coraje de enfrentar aquello que nos perturba.

Advertisement

Un poema de 20 versos para seguir adelante.

Sentí un funeral en mi cerebro,
los deudos iban y venían
arrastrándose -arrastrándose- hasta que pareció
que el sentido se quebraba definitivamente

-y cuando todos estuvieron sentados,
una liturgia, como un tambor-
comenzó a temblar -a batir- hasta que pensé
que mi mente enmudecía,

Advertisement

y luego los oí levantar el cajón
y crujió a través de mi alma
con los mismos zapatos de plomo, de nuevo,
el espacio- comenzó a repicar,

como si todos los cielos fueran campanas
y existir, sólo una oreja,
y yo, y el silencio, alguna raza extraña,
náufraga, solitaria, aquí

-y luego un vacío en la razón, se quebró,
caí, y caí-
y di con un mundo, en cada zambullida,
y terminé sabiendo -entonces -.

Más contenido que te encantará
Advertisement

Poemas de 20 versos ¡Especial para el amor!

En muchas oportunidades las situaciones que embargan al prójimo, sean buenas o malas, nos arropan y nos permiten percatarnos del dolor o de la felicidad ajena.

Con estos poemas de 20 versos queremos que tu mente y tu alma se empapen de gratitud y querencias con el entorno que te rodea.

Advertisement
Decidir amar conlleva a la responsabilidad de ser feliz y sumar a la felicidad del otro.

2. (Extracto) Sobre el dolor de otro (William Blake)

El término adecuado que describe lo que el autor expresa con este poema de 20 versos, se llama empatía, eso que te invitamos a desarrollar para que de esta manera podamos cada día convertirnos en mejores personas por nosotros y por nuestro entorno.

¿Puedo observar el dolor de alguien
sin sentir con él tristeza?
¿Puedo contemplar el pesar de alguien
sin intentar aliviarlo?

¿Puedo observar la lágrima derramada
sin compartir el dolor?
¿Puede un padre ver a su hijo llorar
sin someterse a la pena?

Advertisement

¿Puede una madre escuchar indiferente
el lamento de un niño, el temor de un infante?
¡No, no! ¡Imposible!
Nunca, eso jamás será posible.

¿Puede aquel que a todo sonríe
oír los gemidos del ave?
¿Escuchar a sus pequeños pesarosos y necesitados?
¿Escuchar el llanto de los niños que sufren?

¿Sin sentarse junto al nido
rociando de piedad sus pechos?
¿Sin sentarse junto a la cuna
vertiendo llanto sobre las lágrimas del niño?…

Advertisement

1. (Extracto) Boca a boca (Delmira Agustini)

Agustini nos presenta una prosa elaborada, con un ritmo propio, que habla del amor, tal vez uno angustiante, ese que muchas veces perturba a seres que apreciamos y que se encuentran en esas redes que van opacando su vida.

Copa de vino donde quiero y sueño
beber la muerte con fruición sombría,
surco de fuego donde logra Ensueño
fuertes semillas de melancolía.

Advertisement

Boca que besas a distancia y llamas
en silencio, pastilla de locura,
color de sed y húmeda de llamas…
¡Verja de abismos es tu dentadura!

Sexo de un alma triste de gloriosa;
el placer unges de dolor; tu beso,
puñal de fuego en vaina de embeleso,
me come en sueños como un cáncer rosa…

Joya de sangre y luna, vaso pleno
de rosas de silencio y de armonía,
nectario de su miel y su veneno,
vampiro vuelto mariposa al día.

Advertisement

Tijera ardiente de glaciales lirios,
panal de besos, ánfora viviente
donde brindan delicias y delirios
fresas de aurora en vino de poniente…

Cada momento en el que decidimos ponernos en el lugar del otro y tratamos de comprender aquello que le angustia o da felicidad, nos hace conocedores de la humanidad y permite que nuestras acciones estén en consonancia con el bien común.

Déjanos saber lo que opinas acerca de estos maravillosos poemas.

Advertisement
Advertisement
Advertisement