+20 Poemas cortos con autor que te harán suspirar

50 años hace

El idioma castellano es rico y maravilloso y su poesía es, sin duda, una de las más hermosas que existe.

20 poemas cortos con autor, es un recorrido por la prosa de grandes plumas como la de Federico García Lorca, Mario Benedetti, Pablo Neruda , Octavio Paz, el inolvidable Julio Cortázar, entre otros.

Así que siéntate y disfruta de estos poemas cortos con autor y celebra junto a nosotros la magia de la poesía castellana.

Los mejores poemas cortos con autor para dedicar

Para los amantes de las letras, la poesía es un regalo a sus sentidos.  Versos perfectamente conjugados para lograr expresar los sentimientos más profundos de amor, de desamor, de agradecimiento y de entrega.

Te invitamos a disfrutar de estas 20 poesías cortas con autor y que navegues por el mar de la poesía.

20. Cada canción (Federico García Lorca)

Un poema corto de Federico García Lorca que habla de la nostalgia de un amor perdido, reflejado en canciones, suspiros y luceros que se pierden.

Cada canción es un remanso del amor.
Cada lucero, un remanso del tiempo. Un nudo del tiempo.
Y cada suspiro un remanso del grito.

19. Quien alumbra (Alejandra Pizarnik)

Poema corto de la poetisa y traductora argentina dedicado a un amor que alumbra y que transforma temores en palabras y versos.

Cuando me miras
mis ojos son llaves,
el muro tiene secretos,
mi temor palabras, poemas.

Sólo tú haces de mi memoria,
una viajera fascinada,
un fuego incesante.

18. El desvío (Pablo Neruda)

El chileno Pablo Neruda vaticina en este poema corto lo que le sucederá a su amada si algún día decide dejarlo: “seguirás muerta o sombra, andando sin mí por la tierra”.

Si tu pie se desvía de nuevo
será cortado.

Si tu mano te lleva a otro camino,
se caerá podrida.

Si me apartas de tu vida,
morirás aunque vivas.

Seguirás muerta o sombra,
andando sin mí por la tierra.

17. Aquí (Octavio Paz)

Como parte de los poemas cortos con autor encontramos al mexicano Otavio Paz y su poema “Aquí”, surrealista y sencillo, este escrito explora los sonidos en la ciudad.

Mis pasos en esta calle
Resuenan
En otra calle
Donde
Oigo mis pasos
Pasar en esta calle
Donde
Sólo es real la niebla.

16. A un general (Julio Cortázar)

Con su típico estilo ácido, el argentino Julio Cortázar demuestra su desagrado por los militares y las injusticias que éstos protagonizan o ignoran.  Sin duda Cortázar es uno de los grandes autores de poemas cortos en castellano.

Región de manos sucias de pinceles sin pelo
de niños boca abajo de cepillos de dientes.

Zona donde la rata se ennoblece
y hay banderas innúmeras y cantan himnos
y alguien te prende, hijo de puta,
una medalla sobre el pecho.
Y te pudres lo mismo.

15. Paz (Alfonsina Storni)

En el puesto quince de nuestro raking de poemas cortos con autor leemos a la argentina Alfonsina Storni hablándonos de la fragilidad de la paz y lo fácil que es perturbarla.

Vamos hacia los árboles… el sueño.

Se hará en nosotros por virtud celeste.

Vamos hacia los árboles; la noche.

Nos será blanda, la tristeza leve.

Vamos hacia los árboles, el alma
Adormecida de perfume agreste.

Pero calla, no hables, sé piadoso;

No despiertes los pájaros que duermen.

14. Contigo (Luis Cernuda)

Entre los poemas cortos con autor no podemos dejar de citar al español Luis Cernuda.  En este poema corto, le declara su amor incondicional a una dama, sin la que no puede vivir.

¿Mi tierra?
Mi tierra eres tú.

¿Mi gente?
Mi gente eres tú.

El destierro y la muerte
para mi están adonde
no estés tú.

¿Y mi vida?
Dime, mi vida,
¿qué es, si no eres tú?

13. La montaña rusa (Nicanor Parra)

Y aquí viene, en su montaña rusa, el poeta y científico chileno Nicanor Parra, que no podía faltar en cualquier selección de poemas cortos con autor.  Parra es considerado el creador de la antipoesía.

Durante medio siglo la poesía fue
el paraíso del tonto solemne.

Hasta que vine yo,
y me instalé con mi montaña rusa.

Suban, si les parece.

Claro que yo no respondo si bajan
Echando sangre por boca y narices.

12. Amor eterno (Gustavo Adolfo Bécquer)

El romántico español Gustavo Adolfo Bécquer jura amor eterno en pocos versos.  Con su aconstumbrado estilo sentimental pero intenso, Bécquer es perfecto para entrar en la lista de poemas cortos con autor que Escribirte trae para ti.

Podrá nublarse el sol eternamente;
podrá secarse en un instante el mar;
podrá romperse el eje de la tierra como un débil cristal.

¡Todo sucederá!

Podrá la muerte cubrirme con su fúnebre crespón;
pero jamás en mí podrá apagarse la llama de tu amor.

11. En las noches claras (Gloria Fuertes)

La también española Gloria Fuertes, en tres líneas nos habla de su soledad.  Una soledad que nadie cura sino ella misma y su imaginación, al sentirse acompañada por los elementos de una noche clara de luna.

En las noches claras,
resuelvo el problema de la soledad del ser.
Invito a la luna y con mi sombra somos tres.

10. Desvelada (Gabriela Mistral)

Ya estamos a la mitad de nuestra lista de poemas cortos con autor.  Otra vez la indispensable Gabriela Mistral, el seudónimo que usaba la chilena Lucila Godoy Alcayaga.  En “Desvelada”, la poetisa exterioriza sus más profundos temores de perder a la persona amada.

Como soy reina y fui mendiga,
ahora vivo en puro temblor de que me dejes,
y te pregunto, pálida, a cada hora:
«¿Estás conmigo aún? ¡Ay, no te alejes!»

Quisiera hacer las marchas sonriendo
y confiando ahora que has venido;
pero hasta en el dormir estoy temiendo
y pregunto entre sueños: «¿No te has ido?»

9. Síndrome (Mario Benedetti)

El inigualable uruguayo Mario Benedetti entra en nuestro resumen de los poemas con autor con su pieza “Síndrome”, una oda a la vejez y cómo nos ataca sin darnos cuenta.

Todavía tengo casi todos mis dientes
casi todos mis cabellos y poquísimas canas
puedo hacer y deshacer el amor
trepar una escalera de dos en dos

y correr cuarenta metros detrás del ómnibus
o sea que no debería sentirme viejo
pero el grave problema es
que antes no me fijaba en estos detalles.

8. Amo, amas… (Rubén Darío)

Félix Rubén García Sarmiento o Rubén Darío en el mundo de la poesía, nació en Nicaragua.  Autor de varios poemas cortos, Darío explora en esta obra el verbo amor y cómo aplicarlo.

Amar, amar, amar, amar siempre, con todo
el ser y con la tierra y con el cielo,
con lo claro del sol y lo oscuro del lodo:
amar por toda ciencia y amar por todo anhelo.

Y cuando la montaña de la vida
nos sea dura y larga y alta y llena de abismos,
amar la inmensidad que es de amor encendida
¡y arder en la fusión de nuestros pechos mismos!

7. Recuerdo que dejo (Nezahualcoyotl)

Desde el México precolombino se levanta la voz del rey Nezahualcoyotl como parte de nuestro especial de poemas cortos con autor.  Era conocido por su gente como el “rey filósofo”.

¿Con qué he de irme?
¿Nada dejaré en pos de mi sobre la tierra?
¿Cómo ha de actuar mi corazón?
¿Acaso en vano venimos a vivir,
a brotar sobre la tierra?
Dejemos al menos flores.
Dejemos al menos cantos.

6. Amor (Salvador Novo)

El mexicano Salvador Novo define en este poema corto el amor desde la perspectiva del amante que espera y desespera.  Disfrútalo.

Amar, amar, amar, amar siempre, con todo
el ser y con la tierra y con el cielo,
con lo claro del sol y lo oscuro del lodo:
amar por toda ciencia y amar por todo anhelo.

Y cuando la montaña de la vida
nos sea dura y larga y alta y llena de abAmar es este tímido silencio
cerca de ti, sin que lo sepas,
y recordar tu voz cuando te marchas
y sentir el calor de tu saludo.

Amar es aguardarte
como si fueras parte del ocaso,
ni antes ni después, para que estemos solos
entre los juegos y los cuentos
sobre la tierra seca.

Amar es percibir, cuando te ausentas,
tu perfume en el aire que respiro,
y contemplar la estrella en que te alejas
cuando cierro la puerta de la noche.ismos,
amar la inmensidad que es de amor encendida
¡y arder en la fusión de nuestros pechos mismos!

5. Tu nombre (Jaime Sabines)

Influenciado por Pablo Neruda, desde México llega Jaime Sabines, uno de los poetas más importantes del siglo XX en Latinoamérica.  Su prosa romántica no podía salir del conteo de los poemas con autor que hemos preparado para el disfrute de los amantes de este género literario.

Trato de escribir en la oscuridad tu nombre.
Trato de escribir que te amo.
Trato de decir a oscuras todo esto.

No quiero que nadie se entere,
que nadie me mire a las tres de la mañana
paseando de un lado a otro de la estancia,
loco, lleno de ti, enamorado.

Iluminado, ciego, lleno de ti, derramándote.

Digo tu nombre con todo el silencio de la noche,
lo grita mi corazón amordazado.

Repito tu nombre, vuelvo a decirlo,
lo digo incansablemente,
y estoy seguro que habrá de amanecer.

4. La voz (Heberto Padilla)

El autor cubano Heberto Padilla nos recuerda con sus poemas cortos lo importante de la voz del ser humano, que grita sus sueños y esperanzas.

No es la guitarra lo que alegra
o ahuyenta el miedo en la medianoche.

No es su bordón redondo y manso
como el ojo de un buey.

No es la mano que roza o se aferra a las cuerdas
buscando los sonidos,
sino la voz humana cuando canta
y propaga los ensueños del hombre.

3. Despedida (Alejandra Pizarnik)

Alejandra Pizarnik nos habla en su poema corto sobre las despedidas y el silencio que hay detrás de ellas.

Mata su luz un fuego abandonado.
Sube su canto un pájaro enamorado.
Tantas criaturas ávidas en mi silencio
y esta pequeña lluvia que me acompaña.

2.  Rima LX (Gustavo Adolfo Bécquer)

La historia en pocos versos de alguien que no ha tenido suerte en el amor, de alguien que ha sufrido en desazón y la pena.  Casi al final de nuestros poemas cortos con autor, este español vuelve a enamorarnos con su prosa.

Mi vida es un erial,
flor que toco se deshoja;
que en mi camino fatal
alguien va sembrando el mal
para que yo lo recoja.

1. América, no invoco tu nombre en vano (Pablo Neruda)

El sitial de honor para los poemas cortos con autor se lo lleva Pablo Neruda con uno de sus tantos cantos a América.

AMÉRICA, no invoco tu nombre en vano.

Cuando sujeto al corazón la espada,
cuando aguanto en el alma la gotera,
cuando por las ventanas un nuevo día tuyo me penetra,
soy y estoy en la luz que me produce,
vivo en la sombra que me determina,
duermo y despierto en tu esencial aurora: dulce como las uvas, y terrible,
conductor del azúcar y el castigo,
empapado en esperma de tu especie,
amamantado en sangre de tu herencia.

Definitivamente la poesía anónima es hermosa, pero el saber quién escribió un poema y la historia que hay detrás de él lo hace aún más especial. Gracias por leer nuestra selección de poemas con autor y hacer que la vida sea un poco más hermosa entre sus versos.

Coméntanos qué te pareció nuestro artículo