+25 Melancólicos versos de desamor

50 años hace

¿Quién no ha llorado por amor? ¿Quién no ha anhelado el regreso de alguien a su vida o se ha preguntado por qué fracasó esa relación que lo hacía tan feliz?  El desamor es, inevitablemente, parte de la vida.

Los grandes autores de poemas de todos los tiempos también lo saben y, con sus plumas inigualables, han plasmado este sentimiento de angustia, tristeza y desesperación que nos ataca cuando sufrimos el desamor.

25 versos de desamor, es una lista de los versos más hermosos, profundos, melancolicos y tristes que te harán sentir en lo más profundo y saber que no eres el único al que le han roto el corazón.

Versos de desamor

“Es tan corto el amor y es tan largo el olvido”, este corto, pero poderoso verso de desamor de Pablo Neruda es uno de los más representativos del dolor de la ausencia que el desamor produce, mientras nos preguntamos qué pudo haber salido mal.

+25 versos de desamor te sumerge en la soledad y la tristeza de haber perdido a alguien que sabes que será irremplazable.

25. Poema Soneto 45 (Pablo Neruda)

En estos versos de desamor, Neruda se adelanta a lo inevitable: la partida de su amada y vislumbra cómo será la vida sin ella, una eterna búsqueda por su amor.

no te vayas por un minuto, bienamada,
porque en ese minuto te habrás ido tan lejos
que yo cruzaré toda la tierra preguntando
si volverás o si me dejarás muriendo.

24. Espero curarme de ti (Jaime Sabines)

El desamor, en esos primeros momentos es uno de los sentimientos de mayor tristeza e incertidumbre que existen.  El no saber qué hacer y con la esperanza asomándose en cada rincón.  ¿Te sientes identificado con estos versos de desamor de Jaime Sabines?

Espero curarme de ti en unos días.
Debo dejar de fumarte, de beberte, de pensarte.
Es posible. Siguiendo las prescripciones de la moral en turno.
Me receto tiempo, abstinencia, soledad.

23. Ausencia (Jorge Luis Borges)

El desamor inspira hasta a los grandes.  Jorge Luis Borges es tocado por su suave y delicada mano, que lo hunde en la  añoranza por la ausencia de su amor.

Desde que te alejaste,
cuántos lugares se han tornado vanos
y sin sentido, iguales
a luces en el día.

22. Poema de un recuerdo (Gustavo Alejandro Castiñeiras)

Versos de desamor extraídos del “Poema de un recuerdo” de Gustavo Alejandro Castiñeiras, son el reflejo de quien intenta en vano alejarse del recuerdo de un amor que es insuperable.

Dime por favor donde no estás
en qué lugar puedo no ser tu ausencia
dónde puedo vivir sin recordarte,
y dónde recordar, sin que me duela.

21.Rostro de vos (Mario Benedetti)

El desamor largo, el desamor profundo reflejado a la perfección por la pluma mágica de Mario Benedetti.

Sin temblor de más
me abrazo a tus ausencias
que asisten y me asisten
con mi rostro de vos.

20. Laberinto (José Saramago)

José Saramago, autor de tantos y maravillosos libros como “La cueva” o “El evangelio según Jesucristo”, también tuvo su faceta de poeta.  En estos versos de desamor se hunde en la neblina de la distancia y en el bosque de los engaños.

En mí te pierdo, aparición nocturna,
En este bosque de engaños, en esta ausencia,
En la neblina gris de la distancia,
En el largo pasillo de puertas falsas.

19. Llueve (Gabriel García Márquez)

Gabriel García Márquez, autor de la mundialmente famoso 100 años de soledad, escribió estos versos de desamor en su poema “Llueve”.

A veces
Siento el alma apretada
contra tu voz ausente.

18.  En ti pensaba, en tus cabellos (José Martí)

Poeta e independentista cubano, José Martí nos lleva en estos versos de desamor a sentir lo que es no ser correspondidos en el amor.

En ti pensaba, en tus cabellos
que el mundo de la sombra envidiaría,
y puse un punto de mi vida en ellos
y quise yo soñar que tú eras mía.

17.  La desdicha de la soledad (Anónimo)

Ante la ausencia de un amor perdido, la soledad ataca.  Estos versos de desamor son un reflejo de lo que es ser y sentirse desdichado

Una vez imaginé que volvías para estar a mi lado
me regocijé mientras pensaba en la más bella de las fantasías
pero cuando desperté solo pude encontrar la desdicha de la soledad
esperándome en un apartado rincón
y lista para agazaparse sobre mí como si fuera su presa.

16. Amor (Pablo Neruda)

Versos de desamor dedicados a un romance que no fue, pero que sigue llenando de melancolía a Neruda.

Mujer, yo hubiera sido tu hijo, por beberte
la leche de los senos como de un manantial,
por mirarte y sentirte a mi lado y tenerte
en la risa de oro y la voz de cristal.

15. Eres visible (Jaime Sáenz)

En estos versos de desamor, el poeta boliviano Jaime Sáenz recuerda a su amor perdido en cada paisaje, en cada montaña y en cada puesta de sol.

Permaneces todo el tiempo en el olor de las montañas
cuando el sol se retira,
y me parece escuchar tu respiración en la frescura de la sombra
como un adiós pensativo.

14. La Abandonada (Gabriela Mistral)

Gabriela Mistral dedica estos versos de desamor a sí misma, abandonada por un amor que creyó sería eterno.

Todo me sobra y yo me sobro
como traje de fiesta para fiesta no habida.

13. La niña de Guatemala (José Martí)

Basado en una historia que muchos dicen que protagonizó el propio Martí, en “La niña de Guatemala” se encuentran algunos de los más desgarradores versos de desamor, cuando un amor inocente se choca de frente con el egoísmo, a veces, sólo a veces, sí se puede morir de amor.

Ella, por volverlo a ver,
salió a verlo al mirador;
él volvió con su mujer,
ella se murió de amor.

12. 1964 (Jorge Luis Borges)

El argentino Jorge Luis Borges nos trae estos versos de desamor, en los que acepta lo duro que es el arte del olvido.

Nadie pierde (repites vanamente)
sino lo que no tiene y no ha tenido
nunca, pero no basta ser valiente
para aprender el arte del olvido.

11. Romeo y Julieta (William Shakespeare)

El clásico de todos los tiempos, Romeo y Julieta de William Shakespeare.  En estos versos de desamor, ante la inminente muerte de su amada Julieta, Romeo decide unírsele en el más allá, pero antes le dedica estos versos de desamor, con toda la pasión de un corazón roto.

¡Ojos, mirad por última vez! ¡
Brazos, dad vuestro último abrazo!
Y labios, puertas de aliento,
¡sellad con un beso un trato perpetuo con la ávida Muerte!

Los 10 mejores versos de desamor

El desamor es inevitable, por lo menos una ve en la vida.  Para superarlo, primero hay que aceptar que tenemos el corazón roto y luego avanzar. Estos son nuestros 10 mejores versos de desamor.

10. Olvido (Carlos Medellín)

El colombiano Carlos Medellín demuestra en estos versos de desamor que la mente podrá olvidar los detalles, pero el corazón siempre recuerda cómo se sintió.

Se me olvidó tu nombre,
no recuerdo
si te llamabas luz o enredadera,
pero sé que eras agua
porque mis manos tiemblan cuando llueve.

9. La Herida (Luis Gonzaga Urbina)

La resignación ante una pérdida en el amor es necesaria para seguir adelante.  ¿Duele? Por supuesto que sí, pero tarde o temprano pasa.

¿Qué si me duele? Un poco; te confieso
que me heriste a traición; mas por fortuna,
tras el rapto de ira vino una
dulce resignación

8. Me doy cuenta de que me faltas… (Jaime Sabines)

“Me doy cuenta que me faltas pero todo es inútil”, le dedica el mexicano Jaime Sabines a su amor perdido en estos versos de desamor.

Me doy cuenta de que me faltas…
y de que te busco entre las gentes, en el ruido,
pero todo es inútil.

7. Día de dolor (Rubén Darío)

Rubén Darío le dice adiós a su primer amor con estos versos de desamor.

¡Día de dolor, aquel en que vuela para siempre el ángel del primer amor!

6. Monólogo (Octavio Paz)

Cuando se sufre desamor, la figura del ser amado se construye de la nada, lo vemos en todas partes.

Corriente oscura del sueño que mana entre ruinas
y te construye de nada: amargas trenzas, olvido, húmeda costa nocturna
donde se tiende y golpea un mar sonámbulo, ciego.

5. Antes, después (Julio Cortázar)

¿Y qué si el amor sobrevive al amante?  Es tan fuerte el sentimiento que permanece con nosotros pese a que el otro ya no esté.  Apasionado de raíz, Julio Cortázar lo confirma en estos versos de desamor.

el amante precede al amor como la caricia a la mano
el amor sobrevive al amante pero inevitablemente
aunque no haya huella ni presagio
aunque no haya huella ni presagio

4. ¿Llorar? ¡Para qué! (Amado Nervo )

Llorar a veces es inútil.  Aunque el llanto es un escape para el alma, no traerá de vuelta a quien ha decidido marcharse.  Armando Nervo lo plasma en estos versos de desamor parte de su poema “¿Llorar? ¡Para qué!”,

Este es el libro de mi dolor:
lágrima a lágrima lo formé;
una vez hecho, te juro, por
Cristo, que nunca más lloraré.
¿Llorar? ¡Por qué!

3. ¿Por qué? (Omar Khayyam)

¿Por qué a veces quienes más amamos se comportan de forma cruel?  Esta pregunta retumba en estos versos de desamor escritos en  el siglo 11 de la mano del poeta Omar Khayyam.

Por qué tanta delicadeza, tanta ternura al comienzo de nuestro amor?
¿Por qué tantos cariños, tantas delicias después?
¿Y por qué hoy tu único placer es desgarrar mi corazón?…

¿Por qué?

2. Así, verte de lejos (José Ángel Buesa)

José Ángel Buesa expresa en estos versos de desamor cómo, pese a que ya tiene otro amor, aún su corazón palpita por una antigua relación que lo marcó para siempre.

Así, verte de lejos y pasar sonriente,
como quien ya no siente lo que sentía ayer

1. Si tú me olvidas (Pablo Neruda)

En estos versos de desamor, el genio Pablo Neruda nos enseña cómo, cuando se ama de verdad, todo nos lleva al encuentro, al recuerdo y la melancolía de ese ángel que cambió nuestras vidas para siempre.

Si toco junto al fuego
la impalpable ceniza
o el arrugado cuerpo de la leña,
todo me lleva a ti,
como si todo lo que existe,
aromas, luz, metales,
fueran pequeños barcos que navegan
hacia las islas tuyas que me aguardan.

Los versos de desamor han existido siempre, y siempre existirán.  Son una vía de escape al dolor de la injusticia de perder algo que tanto se ama y que quizás, nunca más puedas tener.

¿Qué te parecieron nuestros +25 Melancólicos versos de desamor?

Compártelos y coméntanos