+10 Poemas para una chica única y especial

Advertisement

Cuando un hombre ama a una mujer…. Así comienza la famosa canción de Michael Bolton, una de las más hermosas piezas que demuestran lo que un chico siente por su chica.

Hemos creado para ti nuestro artículo poemas para una chica, para que le dediques a esa que te hace suspirar, que te corta la respiración y que te deja sin palabras.

+5 Bellos poemas para una chica ¡ESPECIAL!

Cuando un chico encuentra a su chica ideal, lo que más quiere es expresarle cuánto la ama.  Esto 10 poemas para una chica te harán suspirar y agradecer al destino que te pusiera al lado de un ser tan maravilloso.

Advertisement

Te Quiero (Mario Benedetti)

Un amor cotidiano, un amor que no es pasajero sino que se construye día a día, un amor de esos destinados a durar mucho tiempo. Así, Mario Benedetti escribe uno de los más bonitos poemas para una chica.

Tus manos son mi caricia, mis acordes cotidianos,
te quiero porque tus manos trabajan por la justicia.

Advertisement

Si te quiero es porque sos mi amor,
mi cómplice y todo y en la calle,
codo a codo, somos mucho más que dos.

Tus ojos son mi conjuro contra la mala jornada,
te quiero por tu mirada que mira y siembra futuro.

Tu boca que es tuya y mía, tu boca no se equivoca,
te quiero porque tu boca sabe gritar rebeldía.

Advertisement

Si te quiero es porque sos mi amor,
mi cómplice y todo y en la calle,
codo a codo somos mucho más que dos.

Y por tu rostro sincero y tu paso vagabundo
y tu llanto por el mundo, porque sos pueblo te quiero.

Y porque amor no es aureola, ni cándida moraleja
y porque somos pareja que sabe que no está sola.

Advertisement

Te quiero en mi paraíso, es decir que en mi país
la gente viva feliz aunque no tenga permiso.

Si te quiero es porque sos mi amor,
mi cómplice y todo y en la calle,
codo a codo, somos mucho más que dos.

Advertisement

Cuerpo de mujer (Pablo Neruda)

Uno de los grandes poetas en nuestro idioma, con uno de los grandes poemas para una chica nunca antes escritos.  Dedica “Cuerpo de mujer” a esa chica que te mueve el piso.

Cuerpo de mujer, blancas colinas, muslos blancos,
te pareces al mundo en tu actitud de entrega.
Mi cuerpo de labriego salvaje te socava
y hace saltar el hijo del fondo de la tierra.

Fui solo como un túnel. De mí huían los pájaros
y en mí la noche entraba su invasión poderosa.
Para sobrevivirme te forjé como un arma,
como una flecha en mi arco, como una piedra en mi honda.

Advertisement

Pero cae la hora de la venganza, y te amo.
Cuerpo de piel, de musgo, de leche ávida y firme.
Ah los vasos del pecho! Ah los ojos de ausencia!
Ah las rosas del pubis! Ah tu voz lenta y triste!

Cuerpo de mujer mía, persistiré en tu gracia.
Mi sed, mi ansia sin límite, mi camino indeciso!
Oscuros cauces donde la sed eterna sigue,
y la fatiga sigue, y el dolor infinito.

Advertisement

Cuando en la noche (Adolfo Bécquer)

No haya nada más hermoso y que llene más de paz a un hombre que ver dormir a su chica. “Cuando en la noche” es uno de esos poemas para una chica que no puedes dejar de leer, y si tienes la suerte de estar acompañado, recordar lo bello que es vivir en pareja.

Cuando en la noche te envuelven
las alas de tul del sueño
y tus tendidas pestañas
semejan arcos de ébano,

por escuchar los latidos
de tu corazón inquieto
y reclinar tu dormida
cabeza sobre mi pecho,

Advertisement

¡diera, alma mía,
cuanto poseo,
la luz, el aire
y el pensamiento!

Cuando se clavan tus ojos
en un invisible objeto
y tus labios ilumina
de una sonrisa el reflejo,

por leer sobre tu frente
el callado pensamiento
que pasa como la nube
del mar sobre el ancho espejo,

Advertisement

¡diera, alma mía,
cuanto deseo,
la fama, el oro,
la gloria, el genio!

Cuando enmudece tu lengua
y se apresura tu aliento,
y tus mejillas se encienden
y entornas tus ojos negros,

por ver entre sus pestañas
brillar con húmedo fuego
la ardiente chispa que brota
del volcán de los deseos,

Advertisement

diera, alma mía,
por cuanto espero,
la fe, el espíritu,
la tierra, el cielo.

En tus ojos, el mundo ajusta su hora (Nizar Qabanni)

El poeta sirio Nizar Qabanni definitivamente encontró el amor.  En esta hermosa declaración a su chica, recorre cada uno de los momentos de su vida antes de ella.  ¿Has sentido algo así? Es uno de nuestros favoritos por su pasión, por ello lo hemos incluido en nuestra selección de poemas para una chica.

Advertisement

Antes de que fueras mi amada
había más calendarios para contar el tiempo:
los hindúes, los chinos, los persas
y los egipcios tenían sus calendarios.

Después de ser mi amada,
la gente comenzó a decir:
el año mil antes de sus ojos
y el siglo décimo después de sus ojos.

En tu amor alcancé el grado de evaporación,
el agua del mar se tornó mayor que el mar,
la lágrima del ojo mayor que el ojo
y la superficie de la herida
mayor que la de la carne.

Advertisement

No puedo quererte más aún
ni estar más unido a ti.

Mis labios no bastan para cubrir los tuyos,
mis brazos no bastan para ceñir tu cintura
y las palabras que conozco
son muchas menos
que los lunares que adornan tu cuerpo.

Advertisement

Amor (Pablo Neruda)

Neruda, Neruda, el atormentado Neruda, fue sin duda uno de los autores que más poemas para una chica escribió.  Eterno enamorado, este chile se desvive de amor en esta pieza por su amada.

Mujer, yo hubiera sido tu hijo, por beberte
la leche de los senos como de un manantial,
por mirarte y sentirte a mi lado y tenerte
en la risa de oro y la voz de cristal.

Por sentirte en mis venas como Dios en los ríos
y adorarte en los tristes huesos de polvo y cal,
porque tu ser pasara sin pena al lado mío
y saliera en la estrofa -limpio de todo mal-.

Advertisement

Cómo sabría amarte, mujer, cómo sabría
amarte, amarte como nadie supo jamás!

Morir y todavía
amarte más.

Más contenido que te encantará

Y todavía
amarte más
y más.

Advertisement

Tú eres mío, tú eres mía (Rubén Darío)

Niña hermosa que me humillas
Con tus ojos grandes, bellos:
Son para ellos, son para ellos
Estas suaves redondillas.

Son dos soles, son dos llamas,
Son la luz del claro día;
Con su fuego, niña mía,
Los corazones inflamas.

Advertisement

Y autores contemporáneos
Dicen que hay ojos que prenden
Ciertos chispazos que encienden
Pistolas que rompen cráneos.

Carta de Simón Bolívar a Manuelita Sáenz

El amor entre Simón Bolívar y la ecuatoriana Manuelita Sáenz fue prohibido.  Ella era casada, él viudo.  Su amor durante las guerras de independencia fue secreto.

Advertisement

Tiempo después de la muerte de ella, se encontraron algunos documentos y cartas que no fueron destruidas.  En ellas hay algunos de los más apasionados poemas para una chica.

Manuela bella, Manuela mía, hoy mismo dejo todo y voy, cual
centella que traspasa el universo, a encontrarme con la más dulce y
tierna mujercita que colma mis pasiones con el ansia infinita de gozarte
aquí y ahora, sin que importen las distancias. ¿Cómo lo sientes, ah?
¿Verdad que también estoy loco por ti?…

Tú me nombras y me tienes al instante. Pues sepa usted mi amiga,
que estoy en este momento cantando la música y tarareando el sonido
que tú escuchas.

Advertisement

Pienso en tus ojos, tu cabello, en el aroma de tu cuerpo
y la tersura de tu piel y empaco inmediatamente, como Marco Antonio
fue hacia Cleopatra.

Advertisement

+5 Poemas para enamorar a una chica ¡Rápido!

Sí, la encontraste, encontraste a tu chica ideal, ahora necesitas conquistarla.  Tranquilo, con estos poemas para enamorar a una chica la tendrás rendida a tus pies en menos tiempo del que imaginas.

Advertisement

Sin ti (Anónimo)

Demuéstrale lo que es la vida sin ella con este poema de autor anónimo “Sin ti”.

Lo terrible al despertar
de no tenerte a mi lado
es saber que he de esperar
hasta que ocurra el milagro.

Que se haga la luz en mi cuarto
y no vivir desesperado
por tener tu rostro aquí,
por sentirte entre mis manos.

Advertisement

Siempre he querido vivir
sin estar amenazado
por causa del desamor,
de un dolor, desconsolado…

Que es vivir sin tu presencia
que es latir sin tus cuidados
el castigo más tremendo,
de sentirse enamorado.

Advertisement

Fragmento Poema 12 (Pablo Neruda)

Entrégale tu alma y corazón a esa chica.  Poema 12, está casi al tope de nuestro conteo de poemas para enamorar a una chica por su sencillez y exquisita belleza.

Para mi corazón basta tu pecho,
para tu libertad bastan mis alas.

Desde mi boca llegará hasta el cielo
lo que estaba dormido sobre tu alma.

Advertisement

Camina bella (Lord Byron)

El inglés Lord Byron dedicó estos versos a una bella chica, de mejillas suaves y ojos de luz tierna.  Dedica “Camina bella” a esa mujer especial y estarás reviviendo uno de los poemas para una chica más leídos del mundo.

Advertisement

Camina bella, como la noche
De climas despejados y cielos estrellados;
Y todo lo mejor de la oscuridad y de la luz
Se reune en su aspecto y en sus ojos:
Enriquecida así por esa tierna luz
Que el cielo niega al vulgar día.

Una sombra de más, un rayo de menos,
Habría mermado la gracia sin nombre
Que se agita en cada trenza de negro brillo,
O ilumina suavemente su rostro;
Donde pensamientos serenamente dulces expresan
Cuán pura, cuán adorable es su morada.

Y en esa mejilla, y sobre esa frente,
Son tan suaves, tan tranquilas, y a la vez elocuentes,
Las sonrisas que vencen, los tintes que brillan,
Y hablan de días vividos en bondad,
Una mente en paz con todo,
¡Un corazón cuyo amor es inocente!

Advertisement

Adoro las tormentas (Anónimo)

Un poema anónimo de extraordinaria belleza, pero plagado de amor verdadero.   Envíale a esa chica de tus sueños estos versos y garantiza que esa tormenta de su amor te abrace para siempre.

Ahora sé porque me gustan las tormentas. TU eres tormenta.
Veo tus destellos a lo lejos. Resuena tu risa. Te acercas, te huelo…

Me empapas, me refrescas. Me envuelve la humedad de tus besos.
Abro la boca y me llenas con la descarga de tu agua.

Advertisement

Me riegas de vida.
Adoro las tormentas.
Te adoro.

Fragmento de la escena del balcón Romeo y Julieta (William Shalespeare)

¿Qué chica no ha suspirado por Romeo de William Shakespeare?  Conviértete en ese Romeo moderno y remonta el balcón de su corazón con este escrito, que cierra nuestro conteo de poemas para enamorar a un chica.

Advertisement

Con ligeras alas de amor franquee estos muros,
pues no hay cerca de piedra capaz de atajar el amor;
y lo que el amor puede hacer,
aquello el amor se atreve a intentar.

No soy piloto; sin embargo, aunque te hallaras tan lejos
como la más extensa ribera que baña el más lejano mar,
me aventuraría por mercancía semejante.

Advertisement

Una chica, una que de verdad valen la pena no es fácil de enamorar.  Necesitas de todo tu ingenio para demostrarles cuánto significan para ti y que mereces estar a tu lado.  En Escribirte te ayudamos con estos poemas para una chica, el resto, queda de tu parte.

¡Comparte y coméntanos qué te parecieron estos poemas para una chica!

Advertisement

Advertisement
Advertisement