+15 Poemas divertidos ¡Ideales para niños aburridos!

50 años hace

¿Estas en búsqueda de poemas divertidos? De amor, cortos, largos o para niños. La risa es una necesidad, nos ayuda a liberar tensiones y con ella nos deslastramos de la desazón de algunos días o momentos que nos incomodan. Los poemas no sólo deben hablar de amor, también pueden divertirnos con versos graciosos e inclusive tontos como esta lista de poemas divertidos.

Poemas divertidos para compartir entre amigos

En esta selección vas encontrar una serie de poemas divertidos que te harán reír con pocas palabras, ocurrentes y particulares, pues la risa muchas veces no requiere de un gran esfuerzo.

La diversión y las risas son parte de los pilares del ser humano.

Ojos divertidos

Un verso que hace mención a los ojos y los ceros, al cuerpo y a la escuela. Vamos a revisar este poema divertido.

Qué bonitos ojos tienes
redondos como el sol
se parecen a los ceros
que me pone el profesor.

Comelón

Un poema divertido que hace mención a uno de los placeres de la vida.

Quería ser un poeta
pero poeta no puedo ser
porque un poeta piensa mucho
y yo solo pienso en comer.

Profe

Tres líneas que forman este verso divertido.

Brilla la luna,
brilla el sol,
brilla la calva del profesor.

Amor

Un pequeño poema divertido de amor que te hará reír.

Soñé que me amabas,
soñé que me querías
y me caí de la cama
por soñar tonterías.

Tristeza

Un sentimiento contrario a la diversión pero que bien se justifica en este poema divertido.

Es triste amar sin ser amado
pero es más triste
empezar el día
sin haber desayunado.

El tropezón

Este poema divertido nos invita a estar atentos a todo lo que nos rodea.

Corre, no temas, nada de ata
vuela libre, lejos, sin miedo,
no mires atrás
¡cuidado con la farola!
vaya hostia, mira que te lo he dicho.

El balcón

Los balcones siempre han sido motivo de romanticismo pero, en esta oportunidad, son la inspiración para un poema divertido.

Cuando tengas un novio
nunca lo beses en el balcón,
porque el amor es ciego
pero los vecinos no.

El estudiante

Siempre se han hecho poemas acerca estudiantes y su manera de desarrollarse en la escuela. Repasemos este poema divertido.

La vida es larga
la noche es corta
y yo un estudiante
con malas notas.

Esposo

Convivir con una persona no es tarea fácil. Veamos un poema divertido inspirado en la vida conyugal.

Eres feo
Eres enfadoso
pero al final de cuentas
eres mi esposo.

Carencia de amor

A veces el amor  llena tanto que nos olvidamos de otras cosas fundamentales, como lo dice este poema divertido.

No desayuno por pensar en ti,
no almuerzo por pensar en ti,
no ceno por pensar en ti,
y no duermo porque tengo hambre.

+5 Poemas divertidos (Especiales para niños aburridos)

Vamos a culminar este encuentro de poemas divertidos con los 5 que mayor gracia aportan al leerlos.

Encontrar estos poemas nos permiten entretenernos en los ratos de ocio.

Apego

Hay comparaciones que son divertidas y este poema divertido trae una muy ingeniosa.

El dolor que siente un burro
cuando le tiran del rabo,
es el mismo que yo siento
cuando de ti me separo.

La maceta

Las flores son parte del amor, de los halagos con los que nos acercamos a las personas a las que se les tiene afecto pero, ¿y el contenedor de las flores o plantas? Vamos a ver lo que sucede con la maceta en este poema divertido.

Cuando pasé por tu casa
me tiraste una flor,
la próxima vez que pase,
sin maceta por favor.

Supuesto amor a futuro

Una pareja que va a casarse descubre grandes diferencias entre ellos que desarrollan este poema divertido.

Futuro esposo:

¡Qué feliz soy amor mío!
pronto estaremos casados,
el desayuno en la cama,
un buen jugo y pan tostado
con huevos bien revueltitos,
todo listo bien temprano.

Saldré yo hacia la oficina
y tú rápido al mercado,
pues en sólo media hora
debes llegar al trabajo.

Y seguro dejarás todo
ya bien arreglado
pues bien sabes que en la noche
me gusta cenar temprano.

Eso sí nunca te olvides
que yo vuelvo muy cansado
por la noche teleseries,
cinemateca barato.

No iremos nunca de shopping,
ni de restaurantes caros
ni de gastaremos el dinero
ni despilfarraremos los cuartos.

Tu guisaras para mi,
sólo comida casera.
Yo no soy como a la gente
que le gusta comer fuera.

¿No te parece querida
que serán días gloriosos?
y no olvides que muy pronto,
yo seré tu amante esposo.

Futura esposa:

¡Qué sincero eres mi amor!
¡Qué oportunas tus palabras!
Tú esperas tanto de mí
que me siento intimidada.

No se hacer huevos revueltos
como tu mamá adorada
se me quema el pan tostado,
de cocina no se nada.

A mi me gusta dormir
casi toda la mañana
ir de shopping, hacer compras
con la Mastercard dorada,
comprar todo de diseño
la ropita muy cara.

Conciertos de Luismi y Juanga,
cenas en La Guacamaya,
viajes a Punta Cana a pasar la temporada.

Piénsalo bien, aún hay tiempo
la iglesia no está pagada.
Yo devuelvo mi vestido,
y tú, tu traje de gala.

Y el domingo en el diario,
con letra bien destacada:
“hombre joven y buen mozo
busca una exclava de esposa
porque la que iba a la iglesia con él,
ayer lo mandó a la chingada”.

Infiel

En este poema divertido vamos a tener una óptica diferente de la infidelidad que nos hará reír.

Prodigabas sus defectos,
sin encontrar su hermosura,
¿Por qué demonios te extraña
que ceda su calentura?.

Si jamás fuiste marido,
ni compañero, ni amante.
Si carbón para ti era ella,
y cualquier otra, brillante.

Pero al fin halló al artista
que vió en la mujer dulzura,
y desde entonces se amarón
en sesiones de locura.

Deberías dar las gracias
a tan ilustre galante,
que convierte tu basura
en el más puro diamante.

Pero tú sigues enfermo,
solo la ves diferente,
¿No ves que cambió la forma,
de tristona a sonriente?.

Te acoges en la ceguera
y a Dios por ello bendigo,
que aquel que a tu mujer goza
soy yo, tu mejor amigo.

Hoy continua la historia
de este billar a tres bandas
pues a todos beneficia
si no media propaganda.

Contento queda el marido,
pues sus guisos mejoraron
al ser felices las manos
que mi cuerpo exploraron.

El pellejo del pollo

Este poema divertido tiene gracia por dónde lo mires y, desde el principio hasta el fin, te sacará sonrisas y carcajadas.

Desde mi mas tierna infancia
cuando lo hube de probar,
para mi entera desgracia
me lo tuve que tragar.

Que cosa tan espantosa
que sensacion sin igual,
es el pellejo del pollo
pegado en el paladar.

Gelatinoso y sebudo
de un amarillo biliar,
esa sustancia chiclosa
no la puedo hoy ni mirar.

Y a todos el que le guste,
el pellejo degustar,
les digo que tengan cuidado
con la vena principal,
se llena de grasa
y con el colesterol te ha de matar.

La diversión puede presentarse de muchas formas y hoy la presentamos en Escribirte en forma de poemas divertidos.

¿Te han gustado? Comméntanos que te han parecido y compártelos.