+20 Poemas para conquistar (Amiga, hombre o mujer)

Advertisement

Conquistares la clave para que una pareja prospere. Se conquista todos los días para que la relación sea fructífera. Desde un poema para conquistar, hasta un pequeño detalle u obsequio, será algo que siempre se atesorará y recordará.

Esta cuenta regresiva de los 20 mejores poemas para conquistar, te traerá letras de plumas excelsas que llenarán tu mente de las más exquisitas palabras para enamorar.

+20 Poemas para conquistar de la mejor manera

Conquistar es un arte que necesita tomar todos los recursos que estén a la mano para lograr atraer a quien nos despierta sentimientos por ello, repasemos este listado que te trae Escribirte.

Advertisement

20. El amor de mis días (Danns Vega)

Danns Vega deja los clichés de un lado y explica con este bello poema para conquistar lo que un sentimiento fuerte logra en una persona, ser pilar en cada instante de su ser, en cada segundo de su reloj particular.

Advertisement

No eres el amor de mi vida, eres el amor de mis días, de mis noches, de mis horas, eres el mejor momento.

19. Te quiero a las diez de la mañana (Jaime Sabines)

Los poemas para conquistar le imprimen versatilidad a las letras con Jaime Sabines quien nos cuenta cómo se ama con tonos multicolores, con el amor a flor de piel en cada segundo compartido con la persona anhelada.

Advertisement

Te quiero a las diez de la mañana, y a las once,
y a las doce del día. Te quiero con toda mi alma y
con todo mi cuerpo, a veces, en las tardes de lluvia.
Pero a las dos de la tarde, o a las tres, cuando me
pongo a pensar en nosotros dos, y tú piensas en la
comida o en el trabajo diario, o en las diversiones
que no tienes, me pongo a odiarte sordamente, con
la mitad del odio que guardo para mí.
Luego vuelvo a quererte, cuando nos acostamos y
siento que estás hecha para mí, que de algún modo
me lo dicen tu rodilla y tu vientre, que mis manos
me convencen de ello, y que no hay otro lugar en
donde yo me venga, a donde yo vaya, mejor que tu
cuerpo. Tu vienes toda entera a mi encuentro, y
los dos desaparecemos un instante, nos metemos
en la boca de Dios, hasta que yo te digo que tengo
hambre o sueño.
Todos los días te quiero y te odio irremediablemente.
Y hay días también, hay horas, en que no
te conozco, en que me eres ajena como la mujer
de otro, Me preocupan los hombres, me preocupo
yo, me distraen mis penas. Es probable que no piense
en ti durante mucho tiempo. Ya ves ¿Quién
podría quererte menos que yo amor mío?

18. Amor eterno (Gustavo Adolfo Bécquer)

Firme y estoico, Gustavo Bécquer nos demuestra con pocas palabras que en un solo poema para conquistar podemos expresar infinidad de sentimientos fuertes y determinantes llenos de amor apasionado.

Advertisement

Podrá nublarse el sol eternamente;
Podrá secarse en un instante el mar;
Podrá romperse el eje de la Tierra
Como un débil cristal.
¡Todo sucederá! Podrá la muerte
Cubrirme con su fúnebre crespón;
Pero jamás en mí podrá apagarse
La llama de tu amor.

17. El enamorado (Jorge Luis Borges)

El gran Jorge Luis Borges nos explica con este poema, que cuando alguien atrae nuestra atención, todo lo demás pierde importancia y se desdibuja para imponer ante nuestros ojos la necesidad de conquistar esta nueva ilusión.

Advertisement

Lunas, marfiles, instrumentos, rosas,
lámparas y la línea de Durero,
las nueve cifras y el cambiante cero,
debo fingir que existen esas cosas.

Debo fingir que en el pasado fueron
Persépolis y Roma y que una arena
sutil midió la suerte de la almena
que los siglos de hierro deshicieron.

Debo fingir las armas y la pira
de la epopeya y los pesados mares
que roen de la tierra los pilares.

Advertisement

Debo fingir que hay otros. Es mentira.
Sólo tú eres. Tú, mi desventura
y mi ventura, inagotable y pura.

16. Poema de un recuerdo (Gustavo A. Castiñeiras)

Si de conquistar se trata, Gustavo Castiñeiras nos regala este poema que expresa el fervor y la necesidad de estar con la persona anhelada.

Advertisement

Dime por favor cuál es la noche
en que no vendrás para velar mis sueños…
Que no puedo vivir porque te extraño
y no puedo morir porque te quiero.

+5 Poemas para conquistar a una mujer

Las mujeres se caracterizan por ser, en su mayoría, románticas y siempre estar en busca de detalles que nutran sus emociones. Repasemos una serie de poemas para conquistar a una mujer dignos de ser dedicados.

Advertisement

15. Rima XXVII (Gustavo Adolfo Bécquer)

Conquistar nos permite rejuvenecer el alma y traer a nuestra vida sentimientos que bien se habían olvidado o bien no se habían descubierto. Bécquer nos muestra de manera sutil cómo utilizar dulcemente los poemas para conquistar a una mujer.

Despierta, tiemblo al mirarte;
dormida, me atrevo a verte;
por eso, alma de mi alma,
yo velo mientras tú duermes.

Advertisement

Despierta, ríes, y al reír tus labios
inquietos me parecen
relámpagos de grana que serpean
sobre un cielo de nieve.

14. A una mujer (Víctor Hugo)

Un grande de la poesía nos enseña a conquistar sin reservas, explicándonos con este poema para conquistar a una mujer, que aquello que no podemos expresar o entregar no nos ayudará a lograr atraer a esa persona especial.

Advertisement

¡Niña!, si yo fuera rey daría mi reino,
mi trono, mi cetro y mi pueblo arrodillado,
mi corona de oro, mis piscinas de pórfido,
y mis flotas, para las que no bastaría el mar,
por una mirada tuya.

Si yo fuera Dios, la tierra y las olas,
los ángeles, los demonios sujetos a mi ley.
Y el profundo caos de profunda entraña,
la eternidad, el espacio, los cielos, los mundos
¡daría por un beso tuyo!

Advertisement

13. Me tienes en tus manos (Jaime Sabines)

Sabines nos regala claves valiosas en este poema para conquistar a una mujer. Aquí revela que conocer en profundidad a la persona querida puede allanar el sendero de la conquista y así convertirlo en una planicie

Me tienes en tus manos

y me lees lo mismo que un libro.

Advertisement

Sabes lo que yo ignoro

y me dices las cosas que no me digo.

Me aprendo en ti más que en mí mismo.

Advertisement

Eres como un milagro de todas horas,

como un dolor sin sitio.

Si no fueras mujer fueras mi amigo.

Advertisement

A veces quiero hablarte de mujeres

que a un lado tuyo persigo.

Eres como el perdón

Advertisement

y yo soy como tu hijo.

¿Qué buenos ojos tienes cuando estás conmigo?

¡Qué distante te haces y qué ausente

Advertisement

cuando a la soledad te sacrifico!

Dulce como tu nombre, como un higo,

me esperas en tu amor hasta que arribo.

Advertisement

Tú eres como mi casa,

eres como mi muerte, amor mí.

Advertisement

12. Una carta de amor (Julio Cortázar)

Cortázar, hábil para enseñar a amar, nos muestra que conquistar se hace desde el corazón, con todos los sentimientos y sin reservas.

Todo lo que de vos quisiera

es tan poco en el fondo

Advertisement

porque en el fondo es todo,

como un perro que pasa, una colina,

esas cosas de nada, cotidianas,

Advertisement

espiga y cabellera y dos terrones,

el olor de tu cuerpo,

lo que decís de cualquier cosa,

Advertisement

conmigo o contra mía,

todo eso es tan poco

yo lo que quiero de vos porque te quiero.

Advertisement

Que mires más allá de mí,

que me ames con violenta prescindencia

del mañana, que el grito

Advertisement

de tu entrega se estrelle

en la cara de un jefe de oficina,

y que el placer que juntos inventamos

Advertisement

sea otro signo de libertad.

Más contenido que te encantará

11. Táctica y estrategia (Mario Benedetti)

Con este clásico del maestro Benedetti, el lector obtiene un paso a paso, hecho poema, para conquistar a una mujer.

Advertisement

Mi táctica es
mirarte
aprender como sos
quererte como sos

mi táctica es
hablarte
y escucharte
construir con palabras
un puente indestructible

mi táctica es
quedarme en tu recuerdo
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
pero quedarme en vos

Advertisement

mi táctica es
ser franco
y saber que sos franca
y que no nos vendamos
simulacros
para que entre los dos
no haya telón
ni abismos

mi estrategia es
en cambio
más profunda y más
simple

mi estrategia es
que un día cualquiera
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
por fin me necesites.

Advertisement

+5 Poemas para conquistar a un hombre

Las personas subestiman los sentimientos del sexo masculino, los poemas para conquistar a un hombre existen, están allí y traen consigo una enorme carga de emociones dignas de ser expresadas. Veamos unos cuantos poemas para ellos.

Advertisement

10. Punto y Coma (fragmento del poema completo de Mónica Lavín)

Los poemas para conquistar a un hombre incluyen a esta obra de Mónica Lanvín, que relata de manera sensual la necesidad de encontrarse con esa persona especial, la que desata fervorosas emociones.

Sedúceme con tus comas, con tus caricias espaciadas, tu aliento respirable y tus atrevimientos continuos; colócame el punto y coma para cambiar las caricias por largos besos y frases susurradas boca a boca. Haz un punto y seguido para deslizarte en mí y contemplar mi desnudez sobre tu cama, ahora interrumpe con guiones para soltar un halago sobre mi cuerpo y su huella en el tuyo – recorrer con la mirada el talle y el hundimiento en la cintura, el ascenso en la cadera, la larga prolongación de las piernas rematadas por un pie que no resistes besar -. Embísteme sin mi rechazo y tortúrame con la altivez de tu deseo arrastrándome muy lejos (al borde del abismo entre paréntesis y sin comas por favor), ahora desenvaina tus puntos suspensivos… – Maldito trio de puntos – ese espacio sin nombre no se alcanza…

Advertisement

9. Quien alumbra (Alejandra Pizarnik)

La autora en este poema expresa el sentimiento profundo, inmerso en sus palabras, que invitan a buscar a ese par que desate emociones prístinas para que la conquista sea constante.

Cuando me miras
mis ojos son llaves,
el muro tiene secretos,
mi temor palabras, poemas.
Sólo tú haces de mi memoria
una viajera fascinada,
un fuego incesante.

Advertisement

8. Última rima (Juana Borrero)

Juana Borrero incita, con este poema para conquistar a un hombre, a exaltar la compañía tierna y serena de ese ser que se busca para compartir nuestra vida.

Yo he soñado en mis lúgubres noches,

en mis noches tristes de penas y lágrimas,

Advertisement

con un beso de amor imposible,

sin sed, sin fuego, sin fiebre y sin ansias.

Yo no quiero el deleite que enerva,

Advertisement

el deleite jadeante que abrasa,

y me causan hastío infinito

los labios sensuales que besan y manchan.

Advertisement

¡Oh, mi amado! ¡Mi amado imposible!

Mi novio soñado de dulce mirada,

cuando tú con tus labios me beses,

Advertisement

bésame sin fuego, sin fiebre y sin ansias.

¡Dame el beso soñado en mis noches,

en mis noches tristes de penas y lágrimas,

Advertisement

que me deje una estrella en los labios

y un tenue perfume de nardo en el alma!

7. Dime si molesto (Eeva Kilpi)

En un revuelo al corazón se convierte, en palabras de Eeva Kilpi, la vida al plasmar en este poema para conquistar a un hombre, la sencillez de las emociones desatadas en un instante.

Advertisement

Dime si molesto,
dijo él al entrar,
porque me marcho inmediatamente.
No sólo molestas,
contesté, pones patas arriba toda mi existencia.
Bienvenido.

6. Volverlo a ver (Gabriela Mistral)

Mistral, con su ávida pluma, nos demuestra la angustia que puede causar pensar que no se podrá volver a ver a ese hombre especial y por ello nos regala este hermoso poema para conquistar a un hombre.

¿Y nunca, nunca más, ni en noches llenas

Advertisement

de temblor de astros, ni en las alboradas

vírgenes, ni en las tardes inmoladas?

¿Al margen de ningún sendero pálido,

Advertisement

que ciñe el campo, al margen de ninguna

fontana trémula, blanca de luna?

¿Bajo las trenzaduras de la selva,

Advertisement

donde llamándolo me ha anochecido,

ni en la gruta que vuelve mi alarido?

¡Oh no,! ¡Volverlo a ver, no importa dónde,

Advertisement

en remansos de cielo o en vórtice hervidor,

bajo unas lunas plácidas o en un cárdeno horror!

¡Y ser con él todas las primaveras

Advertisement

y los inviernos, en un angustiado

nudo, en torno a su cuello ensangrentado!

Advertisement

+5 Poemas para reconquistar a un amor perdido

Llegando al final de esta selección de 20 poemas para conquistar, nos encontramos con los últimos 5 poemas dedicados a reconquistar a esas personas que, por razones diversas, no se encuentran con nosotros pero que queremos tener a nuestro lado.

Para seguir compartiendo instantes, sonrisas, alegrías y cualquier motivo que nos lleve a conquistar su amor y mantenerlo con nosotros.

Advertisement

5. A Reiner (Maria Rilke)

Para reconquistar debemos demostrar que añoramos aquello que tuvimos y deseamos tener de nuevo. María Rilke nos regala este poema para reconquistar con descripciones bellas para volver a la batalla.

Rainer, quiero encontrarme
contigo,
quiero dormir junto a ti,
adormecerme y dormir.
Simpemente dormir. Y nada más.
No, algo más: hundir la cabeza en tu hombro izquierdo y abandonar mi mano sobre tu hombro izquierdo, y nada más.
No, algo más: aún en el sueño más profundo, saber que eres tú.
Y más aún: oir el sonido de tu corazón.
Y besarlo.

4. Cuando te nombran (Gloria Fuertes)

En este poema para reconquistar, la autora nos demuestra que los sentimientos juegan un rol importante a la hora de luchar por el amor y en estas líneas relata la forma en la que ese ser amado está constantemente presente, utilizándolo como una herramienta para expresarlo con bellas palabras.

Advertisement

Cuando te nombran,
me roban un poquito de tu nombre;
parece mentira,
que media docena de letras digan tanto.
Mi locura seria deshacer las murallas con tu nombre,
iría pintando todas las paredes,
no quedaría un pozo
sin que yo asomara
para decir tu nombre,
ni montaña de piedra
donde yo no gritara
enseñándole al eco
tus seis letras distintas.
Mi locura sería,
enseñar a las aves a cantarlo,
enseñar a los peces a beberlo,
enseñar a los hombres que no hay nada,
como volverme loco y repetir tu nombre.
Mi locura sería olvidarme de todo,
de las 22 letras restantes, de los números,
de los libros leídos, de los versos creados.
Saludar con tu nombre.
Pedir pan con tu nombre.
-siempre dice lo mismo- dirían a mi paso, y yo, tan orgullosa, tan feliz, tan campante.
Y me iré al otro mundo con tu nombre en la boca,
a todas las preguntas responderé tu nombre
-los jueces y los santos no van a entender nada-
Dios me condenaría a decirlo sin parar para siempre.

3. Viceversa (Mario Benedetti)

Benedetti expresa de forma excelsa el arte de reconquistar con estas líneas llenas de sentimientos fuertes y definidos por las ansias de estar con el ser amado.

Tengo miedo de verte
necesidad de verte
esperanza de verte
desazones de verte

Advertisement

tengo ganas de hallarte
preocupación de hallarte
certidumbre de hallarte
pobres dudas de hallarte

tengo urgencia de oírte
alegría de oírte
buena suerte de oírte
y temores de oírte

o sea
resumiendo
estoy jodido
y radiante
quizá más lo primero
que lo segundo
y también
viceversa.

Advertisement

2. Tu nombre (Jaime Sabines)

Unas líneas desesperadas que denotan la necesidad de coincidir de nuevo con ese ser amado. Líneas hechas poema, poema para reconquistar.

Trato de escribir en la oscuridad tu nombre.
Trato de escribir que te amo.
Trato de decir a oscuras todo esto.
No quiero que nadie se entere,
que nadie me mire a las tres de la mañana
paseando de un lado a otro de la estancia,
loco, lleno de ti, enamorado.
Iluminado, ciego, lleno de ti, derramándote.
Digo tu nombre con todo el silencio de la noche,
lo grita mi corazón amordazado.
Repito tu nombre, vuelvo a decirlo,
lo digo incansablemente,
y estoy seguro que habrá de amanecer.

1. Cien sonetos de amor (Pablo Neruda)

Las palabras de Neruda retumban en este poema para reconquistar que exalta cada característica, cada sentimiento, cada gesto y cada parte de la persona amada.

Advertisement

Tengo hambre de tu boca, de tu voz, de tu pelo
y por las calles voy sin nutrirme, callado,
no me sostiene el pan, el alba me desquicia,
busco el sonido líquido de tus pies en el día.

Estoy hambriento de tu risa resbalada,
de tus manos color de furioso granero,
tengo hambre de la pálida piedra de tus uñas,
quiero comer tu piel como una intacta almendra.

Quiero comer el rayo quemado en tu hermosura,
la nariz soberana del arrogante rostro,
quiero comer la sombra fugaz de tus pestañas

Advertisement

y hambriento vengo y voy olfateando el crepúsculo
buscándote, buscando tu corazón caliente
como un puma en la soledad de Quitatrúe.

El amor es  variado, multicolor y cargado de fuertes sentimientos y variables que ayudan a hacer llevadero nuestro paso por la tierra. Los poemas para conquistar son una muestra de las letras y voces hermosas que nos pueden llevar a lograr acercarnos al amor.

¿Te ha gustado alguno o varios poemas para conquistar de esta selección? 

Advertisement

¡Compártelos y coméntanos!

Advertisement
Advertisement