¿Cómo escribir un libro corto de forma correcta?

50 años hace

¿Cómo escribir un libro? De seguro esta pregunta ha surgido una que otra vez en tu cabeza mientras lees alguno de tus autores favoritos.

Un libro es una obra impresa que plasma en sus hojas historias de personajes o momentos creados por su autor para entretener, informar, y hasta orientar a un público.

Hoy en día existe mucha información por la redes sobre este tema, cualquier persona que tenga una historia que contar puede escribir un libro, si no tienes experiencia no es una limitación.

Solo necesitas tener claro que pasos debes seguir para poder materializar tu idea, y te preguntarás ¿Cómo puedo comenzar a escribir un libro? Aquí te daremos los pasos más importantes para hacerlo.

+12 Pasos necesarios para empezar a escribir un libro

1.- Definir que tipo de libro quiero escribir

Antes de empezar a escribir las ideas que van fluyendo en tu cabeza para comenzar tu libro, debes escoger el tipo de libro que desarrollarás.

Existen muchos tipos de libros, además los hay especializados en temas determinados, para comenzar a escribir tu libro debes definir en cual de ellos vas a especificarte para  poder comenzar a plasmar el flujo de ideas que van llegando a tu cabeza.

Esto es muy importante, porque te ayudará a centrate en lo que deseas escribir. Existen libros especializados en temáticas como historia, religión, medicina, derecho, etc. Debes determinar que tipo de libro y género deseas utilizar.

Si en lugar de escribir un libro recreativo en el cual por lo general desarrollas una idea en el que participan uno o más personajes, decides redactar un libro especializado en un tema científico pues el tipo de investigación y escritura será totalmente diferente, por ello definir que tipo de libro quieres mostrar a tus lectores es la tarea principal.

Para un auténtico escritor, cada libro debería ser un nuevo comienzo en el que él intenta algo que está más allá de su alcance.

Ernest Hemingway

2.- Define a qué público va dirigido el libro que comenzarás a escribir

Cuando tienes el concepto definido debes tener en cuenta a tu público lector, es decir, para quién escribes tu libro. No todas las personas se interesan por los mismos gustos.

Hay personas amantes de las novelas, de los betsellers, de los libros de misterio, de la literatura clásica, de manuales instructivos ó de enciclopedias varias en las que se puede hacer un viaje corto a través de la historia y vivir gracias a sus letras lo relatado.

Escribir será distinto para un público infantil, juvenil o adulto. El lenguaje, las situaciones, la complejidad de los conflictos será distinto en función del tipo de lector que definas.

Así por ejemplo, si redactas sobre un chico fanático a los videojuegos de rol en línea que queda atrapado en ese mundo virtual y tiene que hallar la manera de volver a la realidad, deberás saber como podrías abordar esta historia. Dos posibles puntos de vista serían los siguientes:

El primero sería el de los usuarios habituales de este tipo de plataformas, así te ahorrarás explicar algunos conceptos o mecánica de este tipo de juegos, y podrías emplear un lenguaje más técnico.

El segundo punto de vista correspondería a un público general, sin atender a edades ni aficiones, en este caso, deberás procurar que el tema de los videojuegos sea accesible para todos con un lenguaje mucho más manejable y digerible.

3.-Determina una estructura para comenzar a escribir tu libro

Debes determinar cuantos capítulos va a tener la historia que vas a desarrollar durante el tiempo que dure la realización de tu libro. Tal vez al comenzar tu idea, no tienes muy claro que tendrá capítulos y a medida que vas haciendo la nube de ideas vas despejando esa duda y te das cuenta que es necesario dividirlo por capítulos para que la historia o escrito tenga mejor orden.

Las partes engloban a los capítulos y no viceversa, puede pasar que la Primera Parte, contenga 6 capítulos diferentes pero relacionados con un mismo aspecto del libro.

Estos últimos, tratan de temas determinados y representan los argumentos principales de una obra. Dependiendo del género del libro, un autor puede dividir el cuerpo del texto en cuantos capítulos considere necesarios para darle a su libro orden y coherencia.

Todos los estilos literarios son buenos, excepto los de estilo aburrido.

Voltaire

4.- Planifica como comenzar a escribir tu libro

Para comenzar a escribir tu libro ten planificado cuales serán los principales elementos que utilizarás antes de escribir la primera palabra. Esto permitirá que la historia fluya y no te trabes más veces de las necesarias.  Lo más importante es no improvisar y llegar así a un punto en el que no sepas como continuar.

Toma papel y lápiz y empieza a realizar anotaciones de las ideas que deseas desarrollar. No es necesario tener todo en la mente, solo con comenzar a plasmar puntos cruciales comenzarás a ordenar lo que tu mente se encuentra tejiendo.

Una vez determines los elementos escenciales de tu historia todo comenzará a parecerte más sencillo. Si por ejemplo deseas escribir sobre una historia romántica cuyo elemento central es el amor centrate en como vas a contarlo.

Ejemplo de definición de elementos para comenzar a escribir tu libro

  • Historia o trama principal: lucha de nuestro protagonista para encontrar el amor adecuado
  • Trama secundario: una traición, miedo al fracaso, un amor imposible, etc
  • Escenarios: una ciudad, un lugar, hogar del protagonista, etc.
  • Vida personal del protagonista: divorciado, casado, viudo, novio, solitario, etc.
  • Perfil psicológico: taciturno, alegre, violento, intelectual, bruto, etc.
  • Lugar geográfico: España, Italia, Buenos Aires, etc.

Esto es un bosquejo elemental que te puede ayudar para que vayas entrando en el tema y puedas comenzar a perfilar tu libro.

5.-Búsqueda de un concepto para empezar a escribir tu libro

Debes desarrollar una idea. Para comenzar a escribir tu libro debes tener una idea definida, esta es la semilla que le dará vida a tu historia y por la cual comenzarán a desarrollarse en tu mente personajes, momentos y lugares que poco a poco tejerán el hilo conductual de ellos.

No será fácil hacerlo, pues las ideas a veces se ven empañadas por nuestros miedos y temores. Lo importante es atreverse a darle voz y vida a lo que nuestra mente tiene bailando.

Salir a caminar, observar el entorno sirve de inspiración para qué a través de otras personas puedas recopilar argumentos, estilos de vida, formas de ser de posibles personajes que desarrollarás en tu libro ó simplemente al visitar la biblioteca encontrarás la información que necesitas para el contenido que deseas desarrollar.

Saber el concepto de tu libro es primordial

6.- Creación de una nube de ideas para escribir tu libro

Es muy posible que al momento de ponerte mano a la obra con tu idea te surgen miles de propuestas para escribir, es recomendable utilizar una nube con todas ellas y darle sentido poco a poco a lo que irá conformando la historia.

No es recomendable desechar las demás ideas cuando ya definiste la idea principal, ya que es muy probable que todo esté relacionado entre sí y no lo has descubierto. Todas las ideas que surgen son importantes y responden a lo que tu mente está elaborando.

7.- Definir que narrador dará voz a tu libro

La elección de un narrador para tu historia es de vital importancia, esto condicionará en el modo en que plantearás la historia. No es lo mismo una visión extrema, múltiple o acotada, esto marcará la cantidad de información que proporcionarás y el estilo que utilizarás.

No es bueno utilizar más de un narrador si no se cuenta con la experiencia para hacerlo ya que esto puede confundir al lector y harás que no te lean. Para evitar esto piensa muy bien el concepto que quieres abordar.

8.- Desarrollar el concepto de tu libro

Una vez que tienes definida la idea que vas a desarrollar, es necesario que averigües más sobre el tema, así obtendrás más información que utilizarás durante la creación de tus personajes, situaciones ó tema específico.

Es recomendable que investigues más sobre tu concepto, por ejemplo, si tu personaje principal o secundario es un artista plástico deberás darle características específicas al mismo, y ¿cómo lo lograrás?

Pues debes visitar lugares donde ellos hagan vida y observar sus rutinas, sus movimientos, sus miedos, sus pasiones y sus éxitos ya que sin ello es muy difícil que puedas darle ese carácter que necesita el personaje del cuál escribes en tu libro.

9.-  Determinar cuál será el inicio de tu libro

Lo primero que deberás hacer al escribir las primeras páginas de tu libro es ser directo para que el lector sepa de que estas hablando.

Comenzar con un suceso, un recuerdo o las características que distinguen a tu protagonista te ayudarán a lograr llamar la atención de tu público y engancharlo desde la primera hoja.

Si tu historia no está clara tu comienzo no tendrá los elementos necesarios para enganchar a tu público.

El escritor escribe su libro para explicarse a sí mismo lo que no se puede explicar.

Gabriel García Márquez

10.- Disciplina para escribir tu libro

Es importante reservar un momento del día para escribir tu libro, no te satures cubriendo muchas horas, puedes definir la cantidad de tiempo que dedicarás a redactar tu libro y así podrás cumplir con otras obligaciones.

Es importante que distribuyas el tiempo y el trabajo para que puedas cumplir con tu objetivo, coloca metas que puedas cumplir y no abuses de ti mismo.

La disciplina no solo abarca el tema del tiempo que dedicarás a escribir diariamente o semanalmente, no, la disciplina también significa trazar metas que te ayuden a a materializar cantidad de hojas o líneas que harán posible el termino de tu Libro.

La disciplina es ser contante y crítico con el trabajo que realizas y con las herramientas que utilizarás para llevar a feliz término tu libro.

11.- Define una fecha tope para culminar tu libro

Cuando escribes un libro se suele ser perfeccionista y darle vueltas una y otra vez a nuestra obra entrando muchas veces en callejones sin salida.

Para que esto no suceda es recomendable definir una fecha tope de culminación de tu libro, esto te ayudará a exigirte para que tengas éxito y cumplas la meta propuesta.

Puedes programar una agenda electrónica que te ayude a que cada día cumplas con la cuota necesaria para seguir adelante con el libro que empezaste, un truco que puedes utilizar es el de trazarte un número diario de palabras.

12.- Descansa un poco

Para escribir un libro es necesario tener la inspiración de nuestro lado, a veces el cansancio se apodera de nuestra mente y no podemos seguir adelante con nuestro trabajo, esto quiere decir que es necesario parar por un rato, incluso parar por un día y dejar que la mente descanse.

Un poco de diversión puede ayudarte a que la musa regrese y te sientes nuevamente a plasmar las palabras que dan vida a tu historia.

Te preguntarás ¿Es normal tener un estancamiento mientras escribo mi libro? La respuesta es simple, si, es probable que eso ocurra, a todos los escritores en algún momento les ha sucedido.

Que llegan a un capítulo que les toma más tiempo de lo normal y que escriben, borran, vuelven a escribir y no le consiguen sentido porque no les gusta, pues es hora de tomar un pequeño descanso para luego continuar  adelante.

No te sientas frustrado si esto te llega a pasar es lo más normal para los escritores.

Un escritor profesional es aquel amateur que nunca se dio por vencido.

Richard Bach

Estos pasos te ayudarán a iniciarte por el maravilloso y fascinante arte de la escritura. Durante miles de años los libros han sido representantes claros de la cultura universal.

Es posiblemente la creación más relevante del ser humano ya que gracias a ellos a través de la historia se han podido registrar datos y numerosos elementos que en definitiva hacen la identidad del ser humano como parte de la civilización.