¿Cómo hacer una carta de forma correcta?

50 años hace

¿Sabes cómo hacer una carta? Parece algo sencillo, obvio, pero no lo es. Clara, pulcra, breve, concreta, metódica, correcta, cortés, considerada y precisa, todos estos elementos debe contener nuestra escritura y redacción cuando nos proponemos hacer una carta.

Por la cantidad de requisitos descritos es que se puede considerar a la carta como uno de los géneros literarios más complejos. Pero no te dejes intimidar. A continuación te mostramos cómo hacer una carta que a su vez refleje tu personalidad.

5 Distintos modelos para elegir al momento de hacer una carta

Dependiendo de la relación que se tenga con el receptor, varia el lenguaje con el que se escribe una carta. Nadie se dirige de la misma manera al Director de una empresa que a un amigo con quien se tiene una larga relación de confianza.

Desde el saludo hasta las palabras empleadas, la redacción, el lenguaje más coloquial o formal, todos estos elementos cambian acorde a la situación. A continuación te presentamos diversos modelos de cartas para que decidas cuál se adapta más a la que quieres hacer.

Distintos modelos para escoger al momento de hacer una carta

1. Carta informativa

Es aquella que, con la misma redacción, se puede enviar a distintas personas con el fin de dar un determinado aviso. La industria y el comercio suelen valerse constantemente de este modelo para hacer su propaganda o para advertir a sus empleados de las modificaciones habidas en la dirección u organización del negocio.

2. Carta de agradecimiento

Este modelo de carta no es muy común. No obstante, recibir una epistolar de este tipo puede alegrar mucho a una persona. El motivo de estas cartas es expresar la gratitud por un buen trato, una buena actuación o por la brevedad en algún tipo de gestión.

3. Carta laboral

Este modelo abarca todas las cartas dirigidas o que tengan como asunto el trabajo. La más común de ellas tal vez sea la carta de certificación laboral, sin embargo. Este es un documento que consta del tiempo que ha estado inscrito un empleado en una empresa, el tipo de labor que desempeña, la contratación y el salario devengado.

Otro modelo laboral muy habitual entre los jóvenes, es la carta de presentación para la solicitud de empleo. Este tipo de epistolar busca dar una buena primera impresión. En ella se hace constar el medio por el que te has enterado de la oferta, así como resaltar tus virtudes en relación con el puesto.

4. Carta de invitación

Es el modelo de carta que se emplea en situaciones formales para invitar a una persona o a un grupo a asistir a algún tipo de evento, como una charla o una exposición. En esta epistolar se incluye una breve aclaratoria del motivo de la actividad.

También debe resaltarse en su contenido la importancia de la asistencia del invitado. Estas cartas frecuentemente se utilizan para recaudar fondos con fines benéficos.

5. Carta Amistosa

Es la manera empleada en la correspondencia entre amigos o con personas con las que se tenga una relación larga y de confianza. En estas cartas, la redacción es muy distinta, más coloquial e informal que en los anteriores modelos.

Lo importante es mantener un estilo claro y preciso, con buena ortografía y coherencia entre las ideas y los párrafos, con el fin de que el destinatario entienda y disfrute el mensaje.

¿Cuáles son las partes que conforman una carta?

Seguro que en alguna ocasión te ha tocado redactar una carta más o menos oficial. En ese momento, probablemente te preguntaste qué incluir, cómo empezar y cómo acabar.

La carta es un instrumento oficial de comunicación, ya sea escrita a mano o en computadora. En ellas, el lenguaje a emplear varía de acuerdo a si es formal o de carácter más coloquial.

Todas las cartas tienen elementos en común que contienen y dan forma al epistolar sin importar quién es el destinatario.

A través de estos pasos básicos se elaboran todas las cartas, de manera que el asunto siempre quede bien explicado y ordenado. A continuación te presentamos cada uno de los pasos a seguir siempre que se va a hacer una carta.

Elementos que conforman a las cartas en general

1. Identificación del remitente

La carta debe llevar los datos tanto del emisor como de su receptor. Cuando recibimos una carta lo primero que nos interesa conocer es quién nos la manda. Si lo colocamos al principio, le hacemos conocer rápidamente al lector quienes somos.

Lo correcto es que situemos en la parte superior derecha, nuestros datos. Cada información se encontrará en un lugar distinto en forma de columna.

Primero escribimos el nombre de la empresa (en caso de ser necesario), nuestro nombre y apellido (y si poseemos un cargo en la empresa) y las distintas maneras de contactarnos como el teléfono y el correo electrónico.

2. Tiempo y lugar

El siguiente paso es conocer el lugar y la datación de la carta. Lo habitual es emplear frases que incluyan estos datos dentro de la redacción del contenido. También puede colocarse esta información debajo de nuestros datos, pero en el lado izquierdo.

3. Identificación del destinatario

Hay que hacer referencia a la persona a la que va dirigido. Hay que colocar debajo de la fecha y de la misma manera en que se escribieron los datos del remitente, la siguiente información: el nombre del destinatario, dirección, código postal, teléfono o fax.

4. Saludo

Aquí comienza a mostrarse la cercanía que tengas con el destinatario. Dependiendo del nivel de confianza que tengan y la oficialidad de la oficialidad de la carta, puede ser un saludo cordial o coloquial.

Si la carta es para un asunto formal, pueden emplearse palabras como “estimado”. Si por el contrario se trata de una carta informal, es común saludar con términos como “querido”.

5. Contenido de la carta

En esta parte se expone el motivo de la carta. Nada más empezar, se debe indicar el asunto a tratar en la presente epistolar. Si es un tema ya tratado, se suele comenzar: “En respuesta a…”. Los párrafos siguientes exponen con coherencia las ideas y los pensamientos que rondan el asunto abordado.

Debes asegurarte de incluir toda la información que deseas aportar en la carta. Hay que asegurarse que la epistolar explique de forma breve y clara, el motivo de la misma. El trato debe ser formal pero sin exagerar (en caso de que la situación requiera formalidad).

Una recomendación a la hora de hacer una carta: imagina que estás hablando con un contestador automático y debes expresar de forma clara y concisa el motivo de la llamada. Escribir una epistolar es lo mismo, pero en papel.

6. Extensión

Todo depende de quién es el destinatario. Si se trata de un amigo, puedes extenderte todo lo que quieras. Es probable que tu amigo lea la carta para pasar un buen rato. Si por el contrario se trata de una solicitud formal, es fundamental ir al grano.

Cuando la carta es del tipo comercial, procura que esté todo dividido en puntos. Esto se debe a que muy probablemente el contenido es extenso y con muchos temas que abordar.

7. Despedida

El párrafo de cierre es el indicado para expresar el tipo de respuesta que buscas obtener. Si deseas una contestación, puedes incluir algo como: “Espero tu respuesta”. Si prefieres una llamada telefónica o un correo electrónico, puedes escribir: “No dudes en ponerte en contacto conmigo por correo electrónico o teléfono”.

8. Firma

La despedida es parte indispensable de toda carta. “Gracias”, “Saludos” o “Hasta pronto” son maneras de decir adiós, que se pueden seleccionar en función del nivel de formalidad.

Este cierre debe estar alineado a la izquierda de la página. Luego de la despedida, debes firmar y colocar tu nombre debajo.

Descubre cómo hacer una carta (Ejemplos)

La carta es una conversación por escrito. Para que esta sea interesante y correspondida, debemos de saber adaptarnos a nuestro interlocutor.

Debemos escribir con sencillez, claridad y naturalidad. También tenemos que evitar todos los artificios y afectaciones que pueden atentar contra la continuidad del intercambio escrito y provocar que el interlocutor deseche la carta.

“Antes de hablar, piensa una vez; antes de escribir, tres”.

Si durante el proceso de elaboración hacemos uso de frases cortas y claras, damos prioridad a los asuntos más interesante, antes de continuar con una explicación, y somos atentos y comedidos al escribir, entonces es posible que la carta tenga éxito.

No hay que olvidar que, pese a la condición de autor, la carta pertenece a quien la recibe y puede hacer de ella el uso que estime oportuno. Por ello, debemos pensar el alcance que pueda tener una frase, las promesas o las palabras injuriosas.

Normas y recomendaciones para hacer una carta clara y precisa.

1. Normas y recomendaciones para hacer una carta

Primero que nada, hay algunas reglas básicas que deben seguirse al momento de hacer cualquier tipo de carta. Independientemente del receptor, estas normas son una formalidad indispensable.

  1. Citación de la fecha del día en que se escribe la carta.
  2. Se debe comenzar colocando las referencias y el asunto por el cual se escribe la presente carta.
  3. A continuación, algunas consideraciones:
    1. Si te diriges en nombre de una sociedad o empresa, se debe escribir en plural.
    2. Si se comienza con la palabra “Señores”, entonces el resto de la carta debe estar escrita en plural.
    3. Despertar el interés del destinatario con las primeras líneas, sobre todo si la epistolar es extensa.

2. Normas y recomendaciones para contestar una carta

A veces, responder una carta puede resultar tan complejo como hacerla. Hay distintas reglas, formalidades que deben seguirse cuando se está contestando al correo. A continuación te exponemos las normas para estas ocasiones.

  • Primero que nada hay que leer la carta con ojo crítico, intentando ponerse en el lugar del que la escribió.
  • Si se trabaja en una empresa, dar a la contestación un matiz de seriedad, confianza y sinceridad.
  • Adapta tu escritura al estilo utilizado por el emisor de la carta.
  • Jamás imprimas a la escritura un carácter impersonal y seco. Recuerda que la carta es una conversación.
  • La calidad del papel, el color de la tinta, la letra o la clase de máquina o impresora, la firma y otros rasgos aparentemente triviales dan a conocer en muchos casos la personalidad del redactor de la carta. Si uno presta atención, es capaz de desvelar cómo es el carácter del remitente.
  • Utiliza un lenguaje cordial y amistoso, sin pecar por exceso ni por defecto.
  • Al hacer una carta, no seas jamás pesado, forzado o afectado. Escribe con sencillez y naturalidad.
  • La cortesía es una norma fundamental para la convivencia. Por ello hay que mostrarse atento, afable y comedido en las conversaciones y las cartas.
  • Despierta la atención con las primeras líneas de la epistolar. Conseguirás ser comprendido con agrado y las probabilidades de alcanzar el objetivo propuesto será mayor.
  • Responder directamente al asunto expuesto en la carta del emisor.
  • Dale prioridad al destinatario de la contestación por encima de tu estilo. Adáptate a su forma de escribir y redactar.
  • Emplea la lógica en la exposición de las ideas. Ordena tus pensamientos de forma que el corresponsal capte de forma rápida tus intenciones.

Como se puede apreciar, existen varios modelos de cartas, las cuales cumplen con las mismas partes en el cuerpo y requisitos al momento de redactar. Para evitar cualquier tipo de error, es recomendable leer el documento varias veces antes de enviarlo.

Al ser un documento escrito, es muy fácil que alguien lo tome como suyo propio. Si no quieres ser confundido, has de escribir tal y como hablas, con sinceridad pero con coherencia. Tus ideas deben de ser expuestas de forma sencilla, clara y espontánea.

Con la finalidad de ayudar a hacer una carta que refleje tu personalidad, te presentamos los modelos y partes que conforman una epistolar, así como las normas fundamentales para escribir una buena correspondencia.