+12 Chistes de viejitos ¡Adorables y divertidos!

Advertisement

Los abuelos serán esas personas que nunca van a pasar de moda por más que los años sigan pasando y vayan consumiendo la vitalidad que en algún momento tuvieron y que la vida se ha encargado de cobrar.

Hoy en Escribirte queremos que estos chistes de viejitos te hagan reír, recordando que todos vamos a estar en ese punto en el que nuestras limitaciones se conviertan en nuestras mayores gracias.

Los abuelos son las personas más adorables del mundo.

Chistes de viejitos

Si quieres reír sin parar adelantándote a lo que te espera mientras transcurren los lustros de tu vida, ven a disfrutar de estos chistes de viejitos que van a encantarte y a ser un espejo en el tiempo.

Advertisement

Dos ancianos conversan:

-¡Siento el peso de la edad con todos los achaques y dolores que tengo!
-¡Ha! ¡En cambio yo me siento como un bebé!
-Te felicito.
-No me felicites. ¡Estoy sin pelo, sin dientes, ¡y me acabo de mear!

La anciana le pregunta al caballero que atiende en los correos nacionales.
-Joven, ¿cuánto vale enviar una carta a la capital?
-Depende ancianita: Si quiere que llegue muy rápido vale 5 dólares, si quiere que llegue en una semana vale 2,75.
-Quiero que llegue mientras yo esté viva.
-¡Serían entonces 5 dólares!

Advertisement

-Tanainas, ¿es cierto que tu abuelo vivió mucho?
-Si. Mi abuelo vivió 106 años. Se bebía todas las noches una botella de Whisky, se fumaba dos paquetes de tabacos finos de Cuba y solo comía mariscos mediterráneos en fondue de queso azul.
-¡Wow! ¿y así vivió 106 años?
-Si. ¡Y hubiera vivido más!
-¿Y por qué no duró más?
-¡Nos tocó matarlo! ¡ese viejo nos salía muy caro!

Advertisement

La viejita le dice al médico:
-Entonces, ¿Usted cree que a eso se deba mi falta de sueño?
-Si señora. ¡las galletas que se come antes de ir a la cama se bajan con leche no con Red Bull!

La abuelita está sacándole los piojos a Benito para luego enviarlo a la escuela, de pronto a la anciana se le escapa un sonoro pedo y entonces Benito le dice:
-¡Eso abuelita! Si no puede con las uñas ¡Déles plomo!

Advertisement

Chistes de viejitos cortos

Alguna vez una persona de la tercera edad comentó que cuando uno llega a viejo hace ruido y se refería a que, entre otras cosas, uno no puede aguantar las flatulencias.

Entonces debemos preguntarnos ¿ a qué otras cosas nos enfrentamos con la vejez? Acompáñanos a descubrirlo con estos chistes de viejitos buenísimos que te traemos.

La vejez es la edad en la que todo tiene un tiempo diferente.

Las dos viejitas sordas conversan un 24 de diciembre en la cocina:
-¡Esta leche es leche buena!
-Si señora. ¡Y mañana navidad!

Más contenido que te encantará
Advertisement

Llegar a la vejez es que te haga más daño la lactosa que el alcohol.

Advertisement

Chicas que se ufanan de lo que les dio la madre naturaleza, no se dan cuenta que se lo quitará el padre tiempo.

Vejez: época donde el periódico se enfoca con los brazos.

Advertisement

Un día eres joven y al otro día… se me olvidó lo que iba a decir.

Advertisement

-¿En una escala del 1 al 10, ¿cuán anticuado es usted?
-IX

-Abuelo, describa su vida sexual en dos palabras.
–¿Mi qué?

Advertisement

Desde esta tribuna esperamos que cada palabra te haya gustado para que puedas contar estos chistes de viejitos pero para que te prepares mentalmente y sepas que al llegar a viejo tú serás el protagonista de otros tantos chistes.

¡Déjanos tus comentarios!

Advertisement
Advertisement
Advertisement