Poemas de 2 estrofas que harán volar tú imaginación

Advertisement

¿Que son los poemas de 2 estrofas? Ejemplo de poemas de 2 estrofas. La poesía es una de las cosas más espectaculares de la humanidad. Hace que las personas recorran senderos que limitan, o inclusive, traspasan las barreras de la realidad.

Nunca es tarde para empezar a empaparse de la poesía, nunca es tarde para retomarla. Siempre es una posibilidad para ampliar conocimientos, vocabulario y cultura.

Ejemplos de poemas de 2 estrofas y 4 versos

Soñar da rienda suelta a los pensamientos, relaja al hombre y le permite vislumbrar caminos que, de otra manera no podría recorrer.

Advertisement

Andar por esos senderos permite explotar la creatividad que resopla en el interior y que muchas veces resulta acallada por la cotidianidad y la falta de tiempo para desarrollar aspectos menos prácticos de la vida.

Vamos a revisar esta selección de poemas de dos estrofas para elucubrar.

Mucho se disfruta con las palabras. Mucho podrás difrutar con estos poemas de dos estrofas.

15. Una espada (Jorge Luis Borges)

En esta historia contada en prosa, Borges nos lleva a recorrer un mundo de antaño, en el que el protagonista es una espada, una que recorre tierras y situaciones diversas y deja una gran rima en la mente de quien lee este poema de 2 estrofas.

Advertisement

Una espada,
Una espada de hierro forjada en el frío del alba.
Una espada con runas
Que nadie podrá desoír ni descifrar del todo,
Una espada del Báltico que será cantada en Nortumbria,
Una espada que los poetas
Igualarán al hielo y al fuego,
Una espada que un rey dará a otro rey
Y este rey a un sueño,
Una espada que será leal
Hasta una hora que ya sabe el Destino,
Una espada que iluminará la batalla.

Una espada para la mano
Que regirá la hermosa batalla, el tejido de hombres,
Una espada para la mano
Que enrojecerá los dientes del lobo
Y el despiadado pico del cuervo,
Una espada para la mano
Que prodigará el oro rojo,
Una espada para la mano
Que dará muerte a la serpiente en su lecho de oro,
Una espada para la mano
Que ganará un reino y perderá un reino,
Una espada para la mano
Que derribará la selva de lanzas.
Una espada para la mano de Beowulf.

14. Despedida (Jorge Luis Borges)

Este poema de 2 estrofas nos lleva a conocer la apreciación acerca del desamor. Un no rotundo se muestra entre estas letras dispuestas para dejar en claro que no, por ahora no habrá más amor.

Advertisement

Entre mi amor y yo han de levantarse
trescientas noches como trescientas paredes
y el mar será una magia entre nosotros.

No habrá sino recuerdos.
Oh tardes merecidas por la pena,
noches esperanzadas de mirarte,
campos de mi camino, firmamento
que estoy viendo y perdiendo…
Definitiva como un mármol
entristecerá tu ausencia otras tardes.

Advertisement

13. Allá lejos (Ruben Darío)

En esta oportunidad un animal es el centro de inspiración del gran Rubén Darío, quién nos pasea por una época de otrora con un lenguaje exquisito versado en un poema de 2 estrofas clásico.

Buey que vi en mi niñez echando vaho un día
bajo el nicaragüense sol de encendidos oros,
en la hacienda fecunda, plena de la armonía
del trópico; paloma de los bosques sonoros
del viento, de las hachas, de pájaros y toros
salvajes, yo os saludo, pues sois la vida mía.

Pesado buey, tú evocas la dulce madrugada
que llamaba a la ordeña de la vaca lechera,
cuando era mi existencia toda blanca y rosada;
y tú, paloma arrulladora y montañera,
significas en mi primavera pasada
todo lo que hay en la divina Primavera.

Advertisement

12. Cultivo una rosa blanca (José Martí)

Un poema de 2 estrofas y 4 versos para niños que les enseña a rimar con gentileza y a descubrir la belleza dentro de las letras.

Cultivo una rosa blanca
En Junio como en Enero,
Para el amigo sincero,
Que me da su mano franca.

Advertisement

Y para el cruel que me arranca
El corazón con que vivo,
Cardo ni ortiga cultivo
cultivo una rosa blanca.

11. Sola (Rafael Alberti)

Un poema de 2 estrofas y 4 versos escrito de manera sencilla, que habla de trivialidades de la vida con una cadencia sonora y diáfana.

Advertisement

La que ayer fue mi querida
va sola entre los cantuesos.
Tras ella, una mariposa
y un saltamonte guerrero.

Tres veredas:
Mi querida, la del centro.
La mariposa, la izquierda.
Y el saltamonte guerrero,
saltando, por la derecha.

Advertisement

10. A Celestina (Fracisco de Quevedo)

Muchas veces lo que se quiere no es destacar sino hacer lo que se desea, lo que te llena y te permite soñar. Un ejemplo de ello lo hace De Quevedo en este poema de 2 estrofas.

Yace en esta tierra fría,
digna de toda crianza,
la vieja cuya alabanza
tantas plumas merecía.

No quiso en el cielo entrar
a gozar de las estrellas,
por no estar entre doncellas
que no pudiese manchar.

Advertisement

09. Y ¿qué es eso…? (Miguel de Unamuno)

Un poema de 2 estrofas y 4 versos para niños que habla, de una manera diferente, del bien y el mal, explicando sutilmente lo que conlleva discrepar de aquello estipulado como correcto.

Y ¿qué es eso del Infierno?
me dirás.
Es el revés de lo eterno,
nada más.

Advertisement

Que yacer en el olvido
del Señor
es el infierno temido
del Amor.

Más contenido que te encantará

08. Soneto del vino (Jorge Luis Borges)

El vino ha sido una bebida requerida en la mesa de las personas desde tiempos bíblicos. Una bebida alcohólica de delicioso sabor que nos acompaña en buenos momentos y en comidas. Este poema de dos estrofas nos adentra un poco en el mundo de este elixir.

Advertisement

¿En qué reino, en qué siglo, bajo qué silenciosa
conjunción de los astros, en qué secreto día
que el mármol no ha salvado, surgió la valerosa
y singular idea de inventar la alegría?

Con otoños de oro la inventaron. El vino
fluye rojo a lo largo de las generaciones
como el río del tiempo y en el arduo camino
nos prodiga su música, su fuego y sus leones…

Advertisement

07. El remordimiento (Jorge Luis Borges)

Las elucubraciones muchas veces nos llevan por el sendero de la felicidad. Ellas nos permiten quitarnos las ataduras propias de la humanidad para vagar alegremente por espacios no reconocidos. En este poema de dos estrofas, poedemos ver el arrepentimiento que aqueja al autor, al no haber aprovechado su tiempo para ser feliz.

He cometido el peor de los pecados
que un hombre puede cometer. No he sido
feliz. Que los glaciares del olvido
me arrastren y me pierdan, despiadados.

Mis padres me engendraron para el juego
arriesgado y hermoso de la vida,
para la tierra, el agua, el aire, el fuego.
Los defraudé. No fui feliz. Cumplida…

Advertisement

06. Me dijo una tarde (Antonio Machado)

Una rima poderosa, que fluye como el río, que canta mientras se lee, un extracto de un poema de dos estrofas que busca amenizar el ocio y compartir entre líneas.

Me dijo una tarde
de la primavera:
Si buscas caminos
en flor en la tierra,
mata tus palabras
y oye tu alma vieja.
Que el mismo albo lino
que te vista sea
tu traje de duelo,
tu traje de fiesta.
Ama tu alegría
y ama tu tristeza,
si buscas caminos
en flor en la tierra.
Respondí a la tarde
de la primavera:

Advertisement

—Tú has dicho el secreto
que en mi alma reza:
yo odio la alegría
por odio a la pena.
Mas antes que pise
tu florida senda,
quisiera traerte
muerta mi alma vieja.

Poemas de dos estrofas para alimentar la mente

No sólo el cuerpo ha de recibir alimentos, el espíruto y la mente deben ser alimentados constantemente para poder desarrollarlos y alcanzar un nivel óptimo de valores amoldado a la personalidad de cada ser humano.

Advertisement

Repasemos estas estrofas que van a aportar gran valor e incentivarán el pensamiento crítico y poético con cada palabra.

Unas palabras bien articuladas pueden llegar a ser la inspiración de miles.

05. (Extracto) Poema perdido en pocos versos (Julia de Burgos)

La forma en la que escribe este poema de dos versos Burgos, nos demuestra la complejidad de una buena escritura acompañada del buen gusto y ribetes de nostalgias y deseos.

¡Y si dijeran que soy como devastado crepúsculo
donde ya las tristezas se durmieron!
Sencillo espejo donde recojo el mundo.
Donde enternezco soledades con mi mano feliz.

Advertisement

Han llegado mis puertos idos tras de los barcos
como queriendo huir de su nostalgia.
Han vuelto a mi destello las lunas apagadas
que dejé con mi nombre vociferando duelos
hasta que fueran mías todas las sombras mudas…

04. ¿Son todos felices? (Luis Cernuda)

Este poema idealista se agolpa en estas palabras para tratar el honor y gloria, aupando la práctica de las buenas costumbres y las virtudes más excelsas.

El honor de vivir con honor gloriosamente,
El patriotismo hacia la patria sin nombre,
El sacrificio, el deber de labios amarillos,
No valen un hierro devorando
Poco a poco algún cuerpo triste a causa de ellos mismos.

Advertisement

Abajo pues la virtud, el orden, la miseria;
Abajo todo, todo, excepto la derrota,
Derrota hasta los dientes, hasta ese espacio helado
De una cabeza abierta en dos a través de soledades,
Sabiendo nada más que vivir es estar a solas con la muerte…

03. Palabras para Julia (José Agustín Goytosolo)

Palabras que impulsan a seguir adelante sin condición, sin problemas, sin inconvenientes, invitan a seguir el instinto de superación. Un poema de 2 estrofas presto para apoyar en situaciones adversas.

Tú no puedes volver atrás
porque la vida ya te empuja
como un aullido interminable.

Advertisement

Hija mía es mejor vivir
con la alegría de los hombres
que llorar ante el muro ciego…

02. Al olmo seco (Antonio Machado)

Una prosa que describe las etapas a las que se enfrenta un árbol cuyo paso por las estaciones del año le someten a innumerables cambios. Unas palabras que relatan, con magnífica poesía, parte del ciclo de la vida.

Al olmo viejo, hendido por el rayo
y en su mitad podrido,
con las lluvias de abril y el sol de mayo
algunas hojas verdes le han salido.

Advertisement

¡El olmo centenario en la colina
que lame el Duero! Un musgo amarillento
le mancha la corteza blanquecina
al tronco carcomido y polvoriento…

01. La belleza (Herman Hesse)

La belleza es cosa de percepción, algo que se desarrolla, muy personal y necesario para admirar las cosas más hermosas de la vida. Hesse nos explica un poco de este tema con este poema de dos estrofas.

La mitad de la belleza depende del paisaje;
y la otra mitad de la persona que la mira…

Advertisement

Los más brillantes amaneceres; los más románticos atardeceres;
los paraísos más increíbles;
se pueden encontrar siempre en el rostro de las personas queridas…

Siempre encontraremos en las prosas la promesa eterna de cavilar y encontrar alivio y riqueza.

Vamos a aupar la lectura de la poesía para que la imaginación siga teniendo fuerza en las generaciones venideras.

Advertisement

Danos tu opinión acerca de esta compilación que Escribirte seleccionó para tí.

Advertisement
Advertisement