Saltar al contenido

+12 Poemas de Bertolt Brecht ¡Creatividad y lucha!

  • Poemas
Poemas de Bertolt Brecht
Advertisement

¿Cómo es visto Bertolt Brecht en la literatura? Más que un hombre admirable fue un talentoso escritor considerado uno de los literatos más creativos y brillantes del siglo XX.

Las obras de Bertolt Brecht buscan siempre la reflexión del espectador. Igualmente, trató de fomentar el activismo político con las letras de sus lieder, a los que Kurt Weill puso la música.

Además de conmover los sentimientos, obligaba al público a pensar; en las representaciones teatrales nada se daba por sentado y obligaba al espectador a sacar sus propias conclusiones.

Advertisement

Incluso Hasta el día de su muerte sostuvo la idea de que las influencia del teatro podía contribuir a modificar el mundo.

Movido por un ansia de diferenciación individual, el joven Bertolt Brecht decidió ir a contracorriente de una sociedad acomodada y con demasiados convencionalismos.

Aunque se matriculó en la facultad de medicina, pronto abandonaría sus estudios y se dedicaría a escribir y dirigir obras de teatro.

Advertisement

¿Quién fue Bertolt Brecht?

Bertolt Brecht, fue un dramaturgo y poeta alemán que es reconocido por haber creado el llamado teatro épico.

Comunista y defensor de la lucha de clases, Bertolt Brecht fue un intelectual apasionado en su tiempo, hasta el punto en que fue perseguido por Hitler y tuvo que exiliarse en distintos países europeos.

Todas las obras de Brecht están absolutamente ligadas a razones políticas e históricas y tienen un sobresaliente desarrollo estético.

Advertisement

En el estilo de Brecht se encuentran siempre unidos el fondo y la forma, la estética y los ideales.

Desde sus comienzos se caracterizó por una radical oposición a la forma de vida y a la visión del mundo de la burguesía y naturalmente al teatro burgués, sosteniendo que solo estaba destinado a entretener al espectador sin ejercer sobre él la menor influencia.

Bertolt Brecht, sin duda fue un personaje influyente en la literatura y sobre todo en el teatro y la poesía, es por ello que se vuelve necesario conocer los poemas de Bertolt Brecht.

Advertisement

Aquí te dejamos algunos de los poemas de Bertolt Brecht más admirables, con ellos podrás hechar un vistazo al estilo originar y creativo de uno de los escritores más brillantes del siglo XX.

Poemas de Bertolt Brecht de estilo original

En la poesía de Bertolt Brecht cabe todo, soldados, exiliados, perseguidos, criadas, campesinos, prostitutas, obreros, escritores, niño.

Además de fuertes temas y sentimientos como la lucha, el amor, la emigración, el deseo, la pena, la rabia, el trabajo, los objeto.

Advertisement

Sus obras también exponen su carácter, rebeldía, activismo, y todo los acontecimientos que tuvo que a travesar por defender sus ideales.

Siembre mantuvo la tensión entre la belleza y la idea, la crítica social y la fantasía, la estética y los ideales, la cercanía y el distanciamiento.

Es por ello que leer los poemas de Bertolt Brecht resulta totalmente fascinante. Disfruta de algunos de los más cautivadores.

Advertisement

Poemas de Bertolt Brecht de estilo original

La canción del no y el sí

Sin duda, Bertolt Brecht es uno de los escritores más prolíficos de todos los tiempos.

Con este poema que mostraremos a continuación podemos observar claramente el estilo original del escritor y su talento como escritor.

1
Hubo un tiempo en que creía, cuando aún era inocente,
y lo fui hace tiempo igual que tú:
quizás también me llegue uno a mí
y entonces tengo que saber qué hacer.

Advertisement

Y si tiene dinero
y si es amable
y su cuello está limpio también entre semana
y si sabe lo que le corresponde a una señora
entonces diré «No».

Hay que mantener la cabeza bien alta
y quedarse como si no pasara nada.

Seguro que la luna brilló toda la noche,
seguro que la barca se desató de la orilla,
pero nada más pudo suceder.

Advertisement

Sí, no puede una tumbarse simplemente,
sí, hay que ser fría y sin corazón.
Sí, tantas cosas podrían suceder,
ay, la única respuesta posible: No.

2
El primero que vino fue un hombre de Kent
que era como un hombre debe ser.

El segundo tenía tres barcos en el puerto
y el tercero estaba loco por mí.
Y al tener dinero
y al ser amables

Advertisement

y al llevar los cuellos limpios incluso entre semana
y al saber lo que le corresponde a una señora,
les dije a todos: «No».

Mantuve la cabeza bien alta
y me quedé como si no pasara nada.
Seguro que la luna brilló toda la noche,
seguro que la barca se desató de la orilla,
pero nada más pudo suceder.

Sí, no puede una tumbarse simplemente,
sí, hay que ser fría y sin corazón.
Sí, tantas cosas podrían suceder ,
ay, la única respuesta posible: No.

Advertisement

3
Sin embargo un buen día, y era un día azul,
llegó uno que no me rogó
y colgó su sombrero en un clavo en mi cuarto
y yo ya no sabía lo que hacía.

Y aunque no tenía dinero
y aunque no era amable
ni su cuello estaba limpio ni siquiera el domingo
ni sabía lo que le corresponde a una señora,
a él no le dije «No».

No mantuve la cabeza bien alta
y no me quedé como si no pasara nada.

Advertisement

Ay, la luna brilló toda la noche,
y la barca permaneció amarrada a la orilla,
¡y no pudo ser de otra forma!

Sí, no hay más que tumbarse simplemente,
sí, no puede una permanecer fría ni carecer de corazón.

Ay, tuvieron que pasar tantas cosas,
sí, no pudo haber ningún No.

Advertisement

Balada de la vida agradable

Al igual que muchos otros poetas y literatos de sus época, Bertolt Brecht escribió una composición dedicada a la vida en el que destaca los aspectos positivos y agradables de la vida.

Señores, ahora juzguen ustedes mismos: ¿es esto vida?
No le encuentro el sabor a todo esto,
ya de pequeño oía con estremecimiento:
sólo quien vive en la abundancia vive a gusto.

Advertisement

Se nos alaba la vida de los grandes espíritus
que viven con un libro y nada en el estómago
en una choza en la que roen las ratas.

¡A mí ni te me acerques con esas tonterías!
¡La vida simple vívala quien quiera!
Yo (entre nosotros) ya tengo bastante.

Ningún pajarito de aquí a Babilonia
aguantaría esta dieta ni un sólo día.
De qué te sirve la libertad; no es nada cómodo:
sólo quien vive en la abundancia vive a gusto.

Advertisement

Los aventureros con su atrevido ser
y sus ansias por llevar su piel al mercado,
los que siempre son tan libres y dicen la verdad

para que los cursis lean algo atrevido,
cuando los ves, cuando refresca por la noche,
con fría esposa en silencio van a la cama;

y, escucha, si alguien aplaude y nada entiende
y sin consuelo mira hacia el año cinco mil,
ahora sólo les pregunto: ¿es eso cómodo?
Sólo quien vive en la abundancia vive a gusto.

Advertisement

Yo mismo todavía me comprendería
si prefiriera verme grande y solitario,
pero vi a tales personas desde cerca
y me dije: eso tendrás que reprimírtelo.

La pobreza trae además de sabiduría también disgustos
y el valor además de la fama también amargos esfuerzos.
Hasta ahora eras pobre y estabas solo, y eras sabio y valiente,
pero desde ahora tienes que acabar con la grandeza.

Entonces por sí mismo se resuelve el problema de la suerte:
sólo quien vive en la abundancia vive a gusto.

Advertisement

Sobre el pobre B.B.

En este poema, Bertolt Brecht nos regala a todos los lectores un vistazo a su vida. Se trata de un texto en el que se revelan asuntos bibliográficos en el que el autor describe hechos de sus propia vida.

Yo, Bertolt Brecht, nací en los bosques negros.
Mi madre me llevó hasta las ciudades
cuando aún descansaba yo en su cuerpo. Y el frío de los bosques
quedará en mí hasta el día de mi muerte.

Advertisement

En la ciudad de asfalto está mi hogar. Desde el comienzo
estoy armado con todo sacramento de muerte:
Con diarios. Y tabaco. Y aguardiente.
Desconfiado y perezoso y al fin satisfecho.

Soy con la gente amable. Me pongo
siguiendo la costumbre un hongo de sombrero.
Y digo: son animales de especial olor.
Y digo: no importa, también yo tengo ese hedor.

Al medio día y en mis mecedoras
me siento yo y al lado dos mujeres
y sin cuidado las contemplo y entonces digo:
en mí tienes a uno sobre el que nada puedes edificar.

Advertisement

Hacia la tarde reúno en torno a mí a hombres
y entonces nos decimos «caballero».
Tienen sus pies sobre mi mesa
y dicen: nos irá mejor. Y no pregunto nunca: cuándo.

Por la mañana y en el gris temprano mean los pinos,
y sus bichos, los pájaros, comienzan a chillar.
Hacia esa hora bebo yo mi trago en la ciudad y arrojo
la colilla y me duermo intranquilo.

Estamos asentados sobre un género fácil
en casas que se tuvieron por indestructibles.
(Así edificamos las casas largas en la isla de Manhattan
y las antenas finas que entretienen el mar atlántico).

Advertisement

De esas ciudades quedará: el que por ellas fue, Ḃel viento!
Haced al que come, felices, la casa: él la vacía.
Sabemos que somos provisorios
y que tras de nosotros nada memorable vendrá.

En los temblores, que vendrán, espero
no apagar mi Virginia de amargura
yo, Bertolt Brecht, a las ciudades de asfalto lanzado
de los bosques negros en mi madre en temprana época.

Advertisement

Pero en la fría noche

Este poema de Bertolt Brecht trata sobre la soledad y como esta impacta en la vida de una persona, en el texto el escritor señala como una chica se encuentra con una persona se encuentras en medio de la noche fría.

Pero ya sólo el hielo, en la fría noche, agrupaba
los cuerpos blanquecinos en el bosque de alisos.

Semidespiertos, escuchaban de noche, no susurros de amor
sino, aislados y pálidos, el aullar de los perros helados.

Advertisement

Ella se apartó por la noche el pelo de la frente,
y se esforzó por sonreír,
él miró, respirando hondo, mudo, hacia el deslucido cielo.

Y por las noches miraban al suelo cuando sobre ellos
infinitos pájaros de gran tamaño en bandadas procedentes
del Sur se arremolinaban, excitado bullicio.

Sobre ellos cayó una lluvia negra.

Advertisement

Jamás ma soeur, te he amado tanto

En esta oportunidad nos topamos con un poema de Bertolt Brecht dedicado al romance, en el que el amor figura como centro importante del texto.

Nos deja un encantador verso, ideal para dedicar a esa persona amada.

Advertisement

Jamás, ma soeur, te he amado tanto
como cuando me fui de ti en aquel crepúsculo.
Me engulló el bosque, el bosque azul, ma soeur,
sobre el que los pálidos astros quedaban para siempre ya al oeste.

No me reí ni lo más mínimo, nada nada, ma soeur,
yo, que jugando me dirigía a mi oscuro destino-
mientras que ya los rostros tras de mí
lentos palidecían en el atardecer del bosque azul.

Todo fue hermoso en aquella tarde única, ma soeur,
y nunca más después; tampoco antes-
claro que solo me quedaban ya los grandes pájaros
que al atardecer tienen hambre en el oscuro cielo.

Advertisement

Canción de una amada

La figura femenina aparece para cautivar a los lectores y es que en este poema de Bertolt Brecht, el autor dedica unos versos a la mujer amada en forma de canción y que se convierte en un texto bastante inspirador.

1. Lo sé, amada: ahora se me cae el pelo por mi vida salvaje,
y me tumbo en las piedras. Me veis beber el aguardiente más
barato, y camino desnudo al viento.

Advertisement

2. Pero hubo un tiempo, amada, en que fui puro.

3. Tuve una mujer que era más fuerte que yo, como la hierba
es más fuerte que el toro: se vuelve a erguir.

4. Ella vio que yo era malo, y me amó.

Advertisement

5. No preguntó a dónde conducía el camino, que era su camino,
y quizás iba hacia abajo. Cuando me dio su cuerpo, dijo:
esto es todo. Y fue mi cuerpo.

6. Ahora ya no está en ningún lado, desapareció como una
nube cuando ha llovido, la abandoné y cayó, pues ése era su camino.

7. Pero de noche, a veces, cuando me veis beber, veo su cara,
pálida en el viento, fuerte y vuelta hacia mí, y me inclino ante
el viento.

Advertisement

Contra el Engaño

Mucho escritores han dedicado gran parte de sus trabajos a la justicia y han hecho de sus poesía un medio para denunciar hechos incorrectos y fomentar los valores sociales indispensables en las naciones.

En este poema de Bertolt Brecht es descrito con el estilo único de su talento un excelente mensaje contra el engaño y la mentira.

Advertisement

No se dejen seducir:
no hay ningún retorno.
El día está a las puertas;
ya se siente el viento nocturno:
no habrá ningún mañana.

¡No se dejen estafar!
La vida es poca.
¡Bébanla a grandes tragos
porque no les parecerá bastante
cuando tengan que dejarla!

¡No se dejen consolar!
¡No tienen mucho tiempo!
¡La pudrición, para los redentores!
La vida es lo más grande:
de nada más disponemos.

Advertisement

¡No se dejen engañar!
¡Al tajo y agótense!
¿Qué pueden temer ya?
Morirán como los demás animales
y no hay nada después.

Poemas de Bertolt Brecht cortos

Bertolt Brecht nació el 10 de febrero de 1898 en Augsburgo y comenzó en Múnich sus estudios de literatura y filosofía en 1917, a los que añadiría posteriormente los de medicina.

Advertisement

Bertolt Brecht fue protagonista de un largo y arriesgado exilio que comenzó justo el día siguiente del incendio del Reichstag, y se prolongó por catorce años.

+12 Poemas de Bertolt Brecht ¡Creatividad y lucha!

Poemas de Bertolt Brecht cortos

No queda duda que el talento y la creatividad sobreabundan en las obras del reconocido escritor alemán.

Hoy podemos disfrutar de su indescriptible habilidad para componer con los mejores poemas de Bertolt Brecht cortos.

Advertisement

Epitafio

Este es un poema de Bertolt Brecht breve pero realmente inspiraros, pues en tan solo unas cortas líneas logra trasmitir eficientemente un mensaje de valentía y determinación.

Escapé de los tigres
alimenté a las chinches
comido vivo fui
por las mediocridades.

Advertisement

Quiero ir con aquel a quien amo

El amor es uno de los temas frecuentes en la poesía, es por esta misma razón que los poemas son asociado con el romance. En este poema de Bertolt Brecht son plasmadas las intenciones del autor con respecto al amor.

Quiero ir con aquel a quien amo.
No quiero calcular lo que cuesta.
No quiero averiguar si es bueno.
No quiero saber si me ama.
Quiero ir con aquel a quien amo.

Advertisement

Como era II

El amor impulsa a las personas a generar una conexión indispensable entre parejas, en muchos casos una persona puede sentir en igual sentido sus emociones y pesares.

Eso es justamente lo que describe Bertolt Brecht en este poema breve de su autoría.

Tus penas eran mis penas,
las mías, tuyas.
Si no estabas tú contenta,
yo no lo estaba.

Advertisement

Debilidades

Todos los seres humanos tenemos debilidades, pero pocos sabes reconocerlos.

En el caso de este autor no ocurre este principio, pues en este poema corto describe a cabalidad su única debilidad, que al igual que muchos esta relacionado con el amor.

No tenías ninguna,
yo solo una,
que amaba.

Advertisement

Contra la seducción

Este poema de Bertolt Brecht describe el pensamiento del autor ante la seducción.

Quien mantiene una posición renuente ante la posibilidad de incorporar la seducción en su vida, pues él la define como sinónimo de perdición.

No os dejéis seducir:
no hay retorno alguno.
El día está a las puertas,
hay ya viento nocturno:
no vendrá otra mañana.

Advertisement

No os dejéis engañar
con que la vida es poco.

Bebedla a grandes tragos
porque no os bastará
cuando hayáis de perderla.
No os dejéis consolar.

Vuestro tiempo no es mucho.
El lodo, a los podridos.
La vida es lo más grande:
perderla es perder todo.

Advertisement

Los aportes de este importante escritor son sin duda excepcionales. El 14 de agosto de 1956, un año después de recibir el Premio Lenin de la Paz.

Contrajo una inflamación del pulmón y murió de una trombosis coronaria en Berlín del Este, dejando un invaluable legado poético.

Advertisement

¿Qué te ha parecido el articulo dedicado a la poesía de Brecht? Déjanos un comentario.

Advertisement

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.