+5 Poemas de la luna ¡Lindos y cortos para niños!

Advertisement

La luna siempre nos cobija con su gran esplendor, y nos envuelve con un halo mágico que nos invita a caer en ensoñaciones o cavilar con las más tenebrosas historias que están amparadas por este majestuoso satélite natural.

Los poemas de la luna nos invitan a entonar cada sílaba como si acariciáramos los más hermosos pétalos de flores aterciopeladas, o caminar por senderos pululantes de armonía y perfumes naturales de gloriosas fragancias.

La hermosa luna que nos cobija cada noche nos llena de encanto y resulta en hermosas y delicadas palabras.

+5 Hermosos poemas de la luna para soñar

Resulta increíble que algo tan lejano sea utilizado para inspirar cosas tan cercanas y personales como el amor.

Advertisement

Los poemas de la luna nos permiten hacer propia la luz y la magnificiencia de ella y así impulsar las emociones para escribir bellos versos.

Vamos a disfrutar de las líneas de los autores que a continuación Escribirte trae para tu deleite.

La luna en sus fases, todas llenas de su propia energía.

5. La luna (Jaime Sabines)

Si de inspiración hablamos, podemos observar en estas líneas la forma en la que Sabine, con este poema de la luna, le da funcionalidad y diversidad de forma poética, limpia y hermosa.

Advertisement

La luna se puede tomar a cucharadas
o como una cápsula cada dos horas.
Es buena como hipnótico y sedante
y también alivia

a los que se han intoxicado de filosofía.
Un pedazo de luna en el bolsillo
es mejor amuleto que la pata de conejo:
sirve para encontrar a quien se ama,

para ser rico sin que lo sepa nadie
y para alejar a los médicos y las clínicas.
Se puede dar de postre a los niños
cuando no se han dormido,

Advertisement

y unas gotas de luna en los ojos de los ancianos
ayudan a bien morir.

Pon una hoja tierna de la luna
debajo de tu almohada
y mirarás lo que quieras ver.

Lleva siempre un frasquito del aire de la luna
para cuando te ahogues,
y dale la llave de la luna
a los presos y a los desencantados.

Advertisement

Para los condenados a muerte
y para los condenados a vida
no hay mejor estimulante que la luna
en dosis precisas y controladas.

4. La luna (Mariano Estrada)

Este autor con este poema de la luna, cuenta con gran nostalgia que esta ha sido olvidada y dejada en el fondo del cajón de los recuerdos, en donde casi nadie le da el valor adecuado.

Advertisement

Ya nadie mira a la luna,
la luna ya no es de nadie;
ya no la cubren de besos,
ya no la bañan con sangre.

Ni ya le escriben poemas,
ni ya le clavan puñales;
ya no hay tragedias de amores,
ya no hay amor, no hay amantes.

Ya pasa sola la luna,
ya pasa sola, sin nadie;
ya no amontona secretos
ni alumbra sueños, como antes.

Advertisement

¿Adónde fuisteis, poetas,
adónde fuisteis, amantes,
que la dejásteis sin versos,
que sin amor la dejásteis?

Ya no es de nadie, ni es luna,
la luna que ahora nos sale;
porque es un círculo sólo,
y sólo un círculo errante.

Sólo un castillo arrumbado,
sólo un recuerdo distante;
sólo una historia en un libro,
sólo una estatua en un parque.

Advertisement

La luna no será luna
sin corazones que amen;
sin pensamientos que vuelen
y sin poetas que canten.

Y es esa luna, lunero,
la misma luna, no obstante,
que tú metiste en los versos
porque era tuya una parte

Pero los hombres son otros
y otras las cosas que valen;
y otros los ojos que miran
y otras las formas de amarse.

Advertisement

La luna no será luna,
porque la luna es mirarse:
asesinar con los ojos
hasta el dolor de la sangre.

3.  Mirando la luna (Anónimo)

Un poema de la luna inspirado en el amor y la buenaventura que de este se desprende en el corazón de la persona que le da sentido a estas líneas.

Advertisement

Mirando la luna volví a verte en mi imaginación
como si el pincel de mi mente
te retratara entre mis sueños.

Mirando la luna
volví a escribir tu nombre
volví a soñar con tu presencia

y sonreí al ver tu carita
y una lagrima corrió por mi mejilla
anhelando abrazarte.

Advertisement

Mirando la luna
le dije en voz baja:
en tu noche ilumina el camino de mi amado

con la potente luz que desprende mi amor por él
y un suspiro de mi pecho
brotó en el silencio de la noche

Más contenido que te encantará

y con el las letras de tu nombre,
le sonreí a las estrellas
diciendo: amor mío

Advertisement

en donde quiera que estés
siempre estoy pensando en ti
siempre amándote.

Poemas de la luna para dedicar

Este par de poemas están cargados de muchas emociones con las que cada autor ha impregnado estas letras.

Advertisement

Cada uno habla desde una perspectiva diferente pero con sustancia, cercanía y sentido, entonces vamos a descubrir las palabras que traducen lo que inspira la luna.

Hermosa imagen que nutre los sentidos de cada espectador.

2. Luna de amor (Anónimo)

Este poema de la luna está lleno de hermosos sentimientos que plasma en cada rima este autor desconocido. Palabras llenas de ternura y amor para interiorizar.

Luna de amor, luna seductora
Alegrías que desnudan, y que por tristeza te abrazan
Luna de amor, que por tus ojos brillantes

Advertisement

ilumina un camino de rosas, al imaginar y sentir la luna tan cerca
Tan caliente eres, que mi piel se desnuda ante los recuerdos
Besa mi espalda con ternura, ven y enseñame tus manos por un futuro

No veré tu futuro al menos que quieras crearlo
Luna oscura, luna placentera
Ruegame que tu voz es complice de mi ternura

No pares de escribir, no pares de tocar esta luna
Clavos perdidos, mente manipulada
Riega tus petálos de rosas sobre mi piel

Advertisement

Mi piel vibra, quien me detiene
Luna seductora, luna de amor
Eres mi gatito, como llamarte

Si te llamo huyes, no puedo alcanzarte
Eres como el sol que arde más
Ven y arrodillate que mis placeres se pierden

Luna llena quien se caso, y quien ignora
Que paso con todas las promesas que un día jurarón
Infieles por traición, mares de dolor

Advertisement

Luna de amor, luna seductora
Que volverás a casarte, quien lo promete
Juramentos con mentiras

Amor perdido
Seducción inesperada, cuando el deseo se apaga
Que niña nació, si la mujer la transformó
Sentada en la luna mirando estrellas

Miré hacia abajo, y solo vi un abismo oscuro
La magia se acabo, ya nadie lo sabe encender
Donde esta el amor, si de la amistad se aprende

Advertisement

Las hadas son las estrellas, que al pedir el deseo la estrella más grande
te la regala el amor
Luna de amor, luna seductora
Que con mis labios deletreo
Lu-na

1. Luna de amor (Colombiana)

La luna siempre alentando a escribir prosas llenas de sentimientos permite que la autora nos obsequie estas líneas que salen directamente de su corazón.

Advertisement

Luna,
testigo silenciosa,
de mis noches,
tú sabes de mi amor,

de mis penas y llantos,
has oído mis quejas,
mis quebrantos,

también mis risas y alegrías,
luna,
que iluminas,
las sombras de mi alma,

Advertisement

que mitigas,
y consuelas,
este corazón,
te cuento en el crepúsculo,

los instantes,
y momentos,
en que desfallecí,
cada atardecer te miro,

y juntas armamos sueños,
tejemos esperanzas,
mientras llega la aurora,
con su albor,

Advertisement

con sus primeras luces,
haciéndonos latir,
de emociones,
por ver el sol llegar,

anunciándonos,
ilusiones y promesas,
por el día que florece,
dando paso a un amanecer,

y así dejando,
atrás el ocaso,
forjamos otros caminos,
para emprender,

Advertisement

nuevos senderos,
que por fin me guíen,
hasta tus brazos,
amado mío,

y juntos volver a mirar,
cada noche,
nuestra luna de amor.

¿Viste que este hermoso satélite tiene mucho para ofrecer a pesar de los millones de años que tiene en órbita?

Advertisement

¡Cuéntanos qué te ha parecido este artículo de los mejores poemas sobre la luna!

Advertisement
Advertisement