+10 Exitosos poemas de Mariano José de Larra

Advertisement

¿Quién fue Mariano José de Larra y que representó en el género de la poesía? La capacidad para el lenguaje que poseía Mariano José de Larra era potencialmente sustanciosa.

Eso atraía al lector que disfrutaba del estilo literario y periodístico caracterizado por ser crítico y satírico. Larra empleó el uso de la sátira para burlarse de la situación que afectó a España durante algún tiempo.

Este fue considerado, junto con Espronceda, Bécquer y Rosalía de Castro, la más alta cota del Romanticismo literario español.

Advertisement

Como periodista, crítico satírico y literario, y escritor costumbrista, publicó en prensa más de doscientos artículos a lo largo de ocho años.

El Larra periodista tuvo un estilo de lenguaje vigoroso, potente y claro, que finamente logró persuadir. Impulsó así el desarrollo del género ensayístico. Además solía escribir bajo los seudónimos Fígaro, el Duende, Bachiller y el Pobrecito Hablador.

Mariano José de Larra representa el Romanticismo democrático en acción, siendo el máximo exponente del costumbrismo crítico, opuesto a los cuadros idealizados y pintorescos del costumbrismo testimonial.

Advertisement

No queda duda que los aportes de Mariano José de Larra a la literatura y sobre todo a la poesía son excepcionales.

Hoy queramos rendir homenaje ha esta representativa figura con la recopilación de los versos más significativos del escritor.

Poemas de Mariano José de Larra, un escritor romántico, no tan romántico

Mariano José de Larra se perteneció al movimiento del Romanticismo, aunque muchos estudiosos consideran que fue el escritor menos romántico de su generación, debido a que su obra estuvo enmarcada en la realidad del país.

Advertisement

Lo que más acercó a Larra a la corriente romántica fue su habilidad para plasmar fuertes connotaciones y la abundancia de la estética.

El importante autor usó, la reiteración de ideas, y de motivos, dos aspectos que favorecieron sus propias apreciaciones, dejando en el lector un resultado divertido.

Conoce los poemas de Mariano de José de Larra al mismo tiempo que indagas en el estilo característico del poeta.

Advertisement

Los poemas de Mariano José de Larra son una muestra extraordinaria del talento literario, hecho un vistazo a su estilo cautivador.

A una hermosa que dio en hacer buenos versos

Tenemos a continuación un poema en el que el romance y la belleza sobreabundan, se trata de un texto poético inspirado en la figura femenina.

La cual ha cautivado en gran manera al escritor y este le ha dedicado estos versos.

Advertisement

¿No te bastan los rayos de tus ojos,
de tu mejilla la purpúrea rosa,
la planta breve, la cintura airosa,
ni el suave encanto de tus labios rojos?

¿Ni el seno que a Ciprina diera enojos,
ni esa tu esquiva condición de esposa,
que también nuestras armas, Nise hermosa,
coges para rendir nuevos despojos?

¿A celebrar de tantos amadores
ingrata el fin acerbo te previenes
que a manos morirán de tus rigores?

Advertisement

Ya que en tus redes nuestras almas tienes,
la lira déjanos, ya que no amores,
para cantar al menos tus desdenes.

Por qué, mariposilla.

Las mariposas son quizás unas de las criaturas más inspiradoras en el mundo de la poesía,  por la belleza de sus colores o simplemente por que fácilmente se puede asociar con la libertad.

Advertisement

En esta ocasión Mariano José de Larra utiliza a estas hermosas criaturas como metáfora para componer un texto romántico.

¿Por qué, mariposilla,
volando de hoja en hoja,
haciendo vas alarde
ya de inconstante y loca?

¿Por qué, me di, no imitas
la abeja que industriosa
el jugo de las flores
constante en una goza?

Advertisement

Advierte que no vaga
del alelí a la rosa,
que una entre miles busca
y una fragante sola.

Y cuando ya la elige
hasta exprimirla toda,
jamás voluble pasa
sin disfrutarla a otra.

¿No ves también que el pecho
de ella liciones toma?
que así jamás libada
deje de amor la copa.

Advertisement

Si en tus cambiantes raros
el sol que te colora
deslumbra nuestros ojos
con tintas mil vistosas;

¿Por qué, avecilla leve,
rehúsas voladora
sola, una flor y un cáliz
cubrir de orgullo y gloria?

Para el batir tus alas,
para en las blancas pomas,
y en el turgente seno
de la que el pecho adora.

Advertisement

Allí una florecilla
dulce fragancia hermosa
al seno de mi Fili
con ambición le roba.

Vuela, mariposilla,
que si una vez tan sola
en sus matices quieta
de sus delicias gozas.

No ya más inconstante
has de querer traidora
volver a la floresta
a revolar entre otras.

Advertisement

Vuela, avecilla, vuela,
recoge sus aromas,
y tórnate a mí luego
y dame cuanto cojas.

Vida

El amor, el odio, la muerte y la vida, siempre han sido temas centrales en la poesía desde la antigüedad, y hoy podemos disfrutar un poema de Mariano José de Larra enfocado en la vida.

Después de todo, todo ha sido nada,
a pesar de que un día lo fue todo.
Después de nada, o después de todo
supe que todo no era más que nada.

Advertisement

Grito ¡Todo!, y el eco dice ¡Nada!
Grito ¡Nada!, y el eco dice ¡Todo!
Ahora sé que la nada lo era todo.
y todo era ceniza de la nada.

No queda nada de lo que fue nada.
(Era ilusión lo que creía todo
y que, en definitiva, era la nada.)

Qué más da que la nada fuera nada
si más nada será, después de todo,
después de tanto todo para nada.

Advertisement

Después de todo, todo ha sido nada,
a pesar de que un día lo fue todo.
Después de nada, o después de todo
supe que todo no era más que nada.

Grito ¡Todo!, y el eco dice ¡Nada!
Grito ¡Nada!, y el eco dice ¡Todo!
Ahora sé que la nada lo era todo.
y todo era ceniza de la nada.

No queda nada de lo que fue nada.
(Era ilusión lo que creía todo
y que, en definitiva, era la nada.)

Advertisement

Qué más da que la nada fuera nada
si más nada será, después de todo,
después de tanto todo para nada.

A un mal artista

Este poema de Mariano José de Larra es quizás uno de los más inspiradores, se trata de unos versos dedicados a los artistas, pero especialmente a aquellos que con su arte no edifican sino todo lo contrario.

Advertisement

En el poema el escritor deja en claro su posición ante tal hecho.

Tente, mentido Fidias que, profano,
dando al mármol inerte alma fingida
tornar imaginabas a la vida
a Cintia bella con esfuerzo vano.

La grosera facción tu inhábil mano
deja en la piedra a trechos esparcida,
que con torpe cincel hiere atrevida,
remedo informe del cincel de Cano.

Advertisement

No, si Apolo contigo fue severo,
te vengues crudo en la indefensa hermosa
del arte, con que lucha tu flaqueza.

Si la muerte, de hollarla temerosa,
sus rosas respetó, no tú más fiero
borrar pretendas su inmortal belleza.

Más contenido que te encantará

Advertisement

Quiero cantar las lides

Este poema de Mariano José de Larra es una de sus composiciones más inspiradoras y seguramente cautivada a todos los amantes de la buena poesía.

ANACREÓNTICA

Quiero cantar las lides
en cítara entonada
sonando el eco horrendo
de fúnebres batallas.

Advertisement

Mas rebelde mi lira
cuando mi mano airada
la pulsa, a Fili bella,
sólo a mi Fili canta.

En balde, en balde quiero
las épocas pasadas
renovar en mi lira
y antiguas las hazañas.

Amor las cuerdas todas
sacude con sus alas
y obstinado celebra
la bella que le encanta.

Advertisement

En balde yo las cuerdas
ardiendo en ira y rabia
una y otra y mil veces
despechado mudara.

Sólo a la linda Fili
cuando yo la pulsaba,
sólo sus quince hermosos
amor con ella alaba.

Suena, pues, lira mía,
tus voces acordadas
hoy el natal de Fili
den a los ecos blandas.

Advertisement

Y al vibrarlas Favonio
vuele y con dulce calma
en su cabello de oro
deposite sus auras.

Vuele el amor a Fili
y entréguele su aljaba
y bullicioso juegue
en sus pomas de nácar.

Del tardo Manzanares
las ninfas y zagalas
cojan vistosas flores
y hagan de ellas guirnaldas.

Advertisement

Suenen, lira, tus cuerdas
en la fresca mañana
la rosa del capullo
arrojando sus gracias.

Volad, versos, a Fili,
y en premio suplicadla
que torne sus ojuelos
a mirarme apiadada,

y en tantos besos deje
que en su labio de grana
mi labio robe el fuego
que en su coral se guarda;

Advertisement

cual ve corderos blancos
pacer en la comarca,
y como tiene el prado
fragantes flores gayas;

como hebras blondas rizas
sobre su frente vagan
y deja el mar menudas
arenas en la playa;

como suspiros tiernos
por ella el pecho lanza,
como zagales bellos
se abrasan en su llama.

Advertisement

Poemas de Mariano José de Larra breves

La obra de Mariano José de Larra estuvo enfocada más hacia la labor periodística, ganando de este modo un gran prestigio en esta área.

Como se ha dicho anteriormente, sus artículos fueron la expresión de la situación del país en su momento. La política, la literatura y las costumbres eran temas constantes.

Advertisement
Poemas de Mariano José de Larra breves

En sus trabajos desarrolló temas enfocados en la sociedad como el fracaso, la carencia de libertades, la educación, los defectos que tenía la sociedad, la pereza, entre otros.

Con su obra se convirtió en uno de los primeros antecedentes del artículo de opinión y el ensayo. Aquí te dejamos algunos poemas de Mariano José de Larra cortos pero realmente inspiradores.

Al esposo de doña Mariquita Zavala

Este poema de Mariano José de Larra plasma unas bellas palabras reconfortantes que logran cautivar a cualquier lector y levantar el ánimo a cualquier alma afligida.

Advertisement

No más llorar, Miguel; que la esperanza
torna el busto del dueño malogrado.

Si bien la semejanza,
por no afligirte el alma conmovida,
del artista el cincel disimulado
dentro en la piedra la dejó escondida.

Advertisement

Las miserias del hombre

Este es un poema breve de la autoría de Mariano José de Larra que describe a través de la metáfora la miseria del hombre.

Que perfectamente se puede entender como la figura de la mujer la causante de la perdición de los caballeros.

Las miserias del hombre
canta Talidio;
y yo al oírle, todas
ya las olvido.

Advertisement

Porque es entre ellas
el escuchar su canto
mayor miseria.

Sueños

El estilo de Mariano José de Larra es totalmente admirable y por suerte podemos disfrutar de sus obras poéticas de primera mano. Así como este corto poema de Mariano José de Larra inspirado en los sueño.

Advertisement

Embadúrnate el cuerpo,
de oscuridad
y de silencio,
y podrás levantar
la copa de los sueños.

Pasaron superpuestas
ráfagas de recuerdos,
y los nuevos clisés
sólo quedan impresos,
mientras hay luz de menta
dentro del pensamiento.

Una astilla de luz,
agujerea
los tulipanes negros.

Advertisement

Llamas, Fabio, a tu papel

Nuevamente tenemos la dicha de disfrutar de un verso corte de Mariano José de Larra, pero en esta ocasión describe un consejo a su personaje.

Que bien puede entenderse como la intención de que cada persona ocupe su rol en la vida y que lo hago con todo su esfuerzo.

Llamas, Fabio, a tu papel
con petulancia sagrado,
por eso se alberga en él,
Fabio mío, tanto malo.

Advertisement

Si has de poner por justicia
a cuantos te llaman necio,
no nos pongas uno a uno,
pon, Fabio, al público entero.

Siempre ha gemido la prensa

esta composición corta de Mariano José de Larra trata sobre como siempre las personas tendrán un comentario que dar pero que siempre, con nuestras acciones podemos hacer que esos comentarios sea positivos.

Advertisement

Siempre ha gemido la prensa;
pero hoy que le das, Talidio,
a imprimir tus obras todas,
gime al menos con motivo.

La situación país y las circunstancias personales que rodeaban la vida de Larra comenzaron a abatirlo, y volverlo negativo y pesimista, hasta el punto de atentar contra sus propia vida.

Al separarse de su cónyuge Dolores Armijo y tras enfrentar en reiteraras ocasiones conflictos por no llegar a ciertos acuerdos con el divorcio.

Advertisement

Su espíritu decaído lo llevo al suicidio el 13 de febrero de 1837. Tenía, apenas, veintisiete años.

Aunque Mariano José de Larra no compartió los postulados literarios del romanticismo, su agitada vida y su muerte dramática lo acercan a los ideales y modelos románticos.

Su figura sería reivindicada, años más tarde, por Pío Baroja, Miguel de Unamuno y otros autores afines a la Generación del 98, como Ramón del Valle-Inclán y Antonio Machado.

Advertisement

No olvides dejar un comentario y mantenerte pendiente de las próximas publicaciones en materia poética.

Advertisement
Advertisement