+8 Poemas groseros ¡No apto para niños!

Advertisement

Ejemplos de Poemas groseros ¿Que todos los poemas son sublimes y delicados? No siempre, y aquí tenemos 8 poemas groseros que así lo prueban.

Y es que no son cosa nueva, el mismísimo Quevedo en el Siglo de Oro venía ya escribiendo contenido que se consideraría vulgar.

+8 Poemas groseros para hombres o mujeres ¡Para reír a carcajadas!

Así, si quieres declarar unos versos grotescos a alguien que no es de tu agrado o si por el contrario deseas declarar algunos deseos lujuriosos sin ningún eufemismo, estás en el lugar indicado.

Advertisement
Los mejores poemas groseros subidos de tono

A continuación te presentamos una selección de 15 poemas groseros para que compruebes que de lo vulgar y grotesco también se puede hacer poesía.

1. A uno que se Mudaba cada día por guardar su mujer

En este soneto Quevedo es más que claro, le habla a un cornudo que será cornudo por siempre y no escatima en recordárselo una y otra vez.

Cuando tu madre te parió cornudo,
fue tu planeta un cuerno de la luna;
de madera de cuernos fue tu cuna,
y el castillejo un cuerno muy agudo.

Advertisement

Gastaste en dijes cuernos a menudo;
a leche que mamaste era cabruna;
diote un cuerno por armas la Fortuna
y un toro en el remate de tu escudo.

Hecho un corral de cuernos te contemplo;
cuernos pisas con pies de cornería;
a la mañana un cuerno te saluda.

Los cornudos en ti tienen un templo.
Pues, cornudo de ti, ¿dónde caminas
siguiéndote una estrella tan cornuda?

Advertisement

2. Poema grosero el Sacerdote desconocido

Este poema se lo atribuye Armando Jiménez a un sacerdote que le utilizó para reprender a un pueblerino.

La verdad es que funciona para amonestar a algún personaje vulgar, cayendo, a propósito, en lo mismo que se critica.

Tú no eres dicharachero,
De latín no sabes nada:
Eres un pinche grosero
Y un hijo de la chingada.

Advertisement

3. Cuando estás cagando.

Y ahora algo menos sutil. Si nunca se te ocurrió que podía haber una oda a la caca, pues estás a punto de leer un verdadero cántico que glorifica al acto de expulsar las heces.

Si tu mierda es pintura,
Y tus dedos un pincel
Píntale el culo a su madre,
no pinte la pared.

Más contenido que te encantará

Cagar, cuando la mierda alborotada,
al culo pide, por piedad, salida,
es, ¡carajo!, la dicha más preciada
que tiene el hombre en su hijuep…#?*!uta vida.

Advertisement

4. Eres guapo

Todos tenemos un conocido que es guapísimo pero al que le faltan los sesos, así que para él es este poema grosero. Díselo y ruega para que no te entienda porque seguro no le agradará.

Eres guapo,
eso cualquiera lo nota,
pero a los santos les pido
que se te quite lo idiota.

5. Cuando estás callada.

El sexo es un tema casi cliché para la poesía, los escritores han desarrollado millones de metáforas, símbolos y alegorías para recrear imágenes con este contenido; pero el siguiente poema no conoce de sutilezas.

Advertisement

Me gusta cuando me la chupas
Porque estás callada
y como ausente.

6. Yo me quiero morir.

Otro poema grosero que no escatima para hacer propuestas indecentes de la forma más directa posible; si te arriesgas a dedicarlo, esperemos que tengas buenos resultados.

El camello muere en la arena,
el águila muere en la roca
y yo me quiero morir acabándote en la boca.

Advertisement

8. Puta la Wea.

Si eres de esas personas directas que se expresan sin filtros y quieres decirle a alguien lo mucho que lo extrañas, este poema grosero corto es para ti.

Ya no te amo,
Pero puta que te echo de menos.

9. Tus recuerdos.

Si dedicas este poema a alguien especial puede que te ganes una bofetada o una buena recompensa, así que medita bien si merece la pena arriesgarse con una lírica franca como esta.

Advertisement

Pienso siempre en ti
en tus piernas de seda
cuando estás aquí
se me para la corneta
recordarme entre ellas

mi boca feliz
tragándote una teta
con un pelo en mi nariz
con tu pezón peludo
y casi estornudo

con tus recuerdos que vienen
termino pensando en tu culo
y la guata llena de semen.

Advertisement

Ha quedado demostrado que poema no es exclusivo de versos y prosas delicados y sutilez, también podemos hallar contenido un poco vulgar y pícaro.

Los poemas groseros sin duda son atractivos por su contenido jocoso, así que funcionan bien si queremos hacer una broma subida de tono, o si queremos recibir una bofetada.

Advertisement
Advertisement
Advertisement