Poemas religiosos: ¡Versos para conectar con lo divino!

  • Poemas
Poesía religiosa y oración
Advertisement

Poemas religiosos: ¡Versos para conectar con lo divino!

 

Una miríada de obras abarca el género de los poemas religiosos, puesto que la humanidad ha hecho de la palabra y el arte,  la devoción que mantiene hacia la divinidad. Las tradiciones literarias antiguas son preponderantemente religiosas o místicas. Destaca el famoso libro de los Salmos o de Alabanzas, que pertenece al Tanaj judío y al Antiguo Testamento cristiano. Está compuesto por cinco libros de poemas religiosos que se cree eran cantados con acompañamiento musical.

Advertisement

 

El deleite divino de la poesía religiosa

Como práctica estética, los poemas religiosos incluyen alabanzas, oraciones, reflexiones y hasta clamores al Creador. Las diferentes creencias mayoritarias a nivel mundial: judaísmo, cristianismo, Islam, budismo e hinduismo, tienen sus propias muestras de belleza poética. Descubre con nosotros la extensa riqueza de los versos espirituales,  que con ritmo e inspiración vinculan lo humano con lo sagrado.

Advertisement

 

SALMO 19

Salmo o himno atribuido al Rey David, quien fue ungido por Dios a través del Profeta Samuel, justamente por ser un gran adorador del Dios viviente o YHWH, según menciona la tradición hebrea. David tocaba el arpa y derramaba su alma a través de estos cánticos religiosos.

Advertisement
El salmo como poesía religiosa

Los salmos son poemas religiosos

1 Los cielos cuentan la gloria de Dios,

Y el firmamento anuncia la obra de sus manos.

2 Un día emite palabra a otro día,

Advertisement

Y una noche a otra noche declara sabiduría.

3 No hay lenguaje, ni palabras,

Ni es oída su voz.

Advertisement

4 Por toda la tierra salió su voz,

Y hasta el extremo del mundo sus palabras.

En ellos puso tabernáculo para el sol;

Advertisement

5 Y éste, como esposo que sale de su tálamo,

Se alegra cual gigante para correr el camino.

6 De un extremo de los cielos es su salida,

Advertisement

Y su curso hasta el término de ellos;

Y nada hay que se esconda de su calor.

7 La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma;

Advertisement

El testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al sencillo.

8 Los mandamientos de Jehová son rectos, que alegran el corazón;

El precepto de Jehová es puro, que alumbra los ojos.

Advertisement

9 El temor de Jehová es limpio, que permanece para siempre;

Los juicios de Jehová son verdad, todos justos.

10 Deseables son más que el oro, y más que mucho oro afinado;

Advertisement

Y dulces más que miel, y que la que destila del panal.

11 Tu siervo es además amonestado con ellos;

En guardarlos hay grande galardón.

Advertisement

12 ¿Quién podrá entender sus propios errores?

Líbrame de los que me son ocultos.

13 Preserva también a tu siervo de las soberbias;

Advertisement

Que no se enseñoreen de mí;

Entonces seré íntegro, y estaré limpio de gran rebelión.

14 Sean gratos los dichos de mi boca

Advertisement

y la meditación de mi corazón delante de ti,

Oh Jehová, roca mía, y redentor mío.

 

Advertisement

EL VIAJE

El gran poeta persa Rumi (1207-1273), es el mayor representante de la lírica mística musulmana. Yalāl ad-Dīn Muhammad Rūmī dejó una fortísima impronta en el mundo musulmán, y sus seguidores fundaron la orden sufí Mevleví, los famosos Derviches que meditan mientras danzan girando sobre sí mismos. Disfruta de sus rimas espirituales.

 

Advertisement

Aunque no estés equipado,

sigue buscando:

no es necesario tener equipo en el camino hacia el Sustentador.

Advertisement

A quien veas involucrado en la búsqueda,

conviértete en su amigo y dedícate a él,

ya que al elegir la compañía de buscadores,

Advertisement

te conviertes en uno de ellos;

protegido por conquistadores,

tu mismo aprenderás a conquistar.

Advertisement

Si una hormiga busca participar en el ejército de Salomón,

no sonrías con desprecio al contemplar su búsqueda.

Todo lo que posees de habilidades y riqueza y oficio,

Advertisement

¿acaso no fue en sus inicios un pensamiento y una búsqueda?

 

LA TRANSPARENCIA, DIOS, LA TRANSPARENCIA

Advertisement

Juan Ramón Jiménez (1881–1958). Este autor hispano desarrolla su obra literaria muy influido por el modernismo y el simbolismo francés. Le otorgan el Premio Nobel de Literatura en 1956, por su destacadísima rima. Jiménez atestigua que no hace poemas religiosos, sino que la poesía es una experiencia netamente religiosa en sí misma.

 

Dios del venir, te siento entre mis manos,
aquí estás enredado conmigo, en lucha hermosa
de amor, lo mismo
que un fuego con su aire.

Advertisement

No eres mi redentor, ni eres mi ejemplo,
ni mi padre, ni mi hijo, ni mi hermano;
eres igual y uno, eres distinto y todo;
eres dios de lo hermoso conseguido,
conciencia mía de lo hermoso.

Yo nada tengo que purgar.
Toda mi impedimenta
no es sino fundación para este hoy
en que, al fin, te deseo;
porque estás ya a mi lado
en mi eléctrica zona,
como está en el amor el amor lleno.

Tú, esencia, eres conciencia; mi conciencia
y la de otros, la de todos
con la forma suma de conciencia;
que la esencia es lo sumo,
es la forma suprema conseguible,
y tu esencia está en mí, como mi forma.

Advertisement

Todos mis moldes, llenos
estuvieron de ti; pero tú, ahora,
no tienes molde, estás sin molde; eres la gracia
que no admite sostén,
que no admite corona,
que corona y sostiene siendo ingrave.

Eres la gracia libre,
la gloria del gustar, la eterna simpatía,
el gozo del temblor, la luminaria
del clariver, el fondo del amor,
el horizonte que no quita nada;
la transparencia, dios la transparencia,
el uno al fin, dios ahora sólito en el uno mío,
en el mundo que yo por ti y para ti he creado.

 

Advertisement

MI AMADO PARA MÍ

Métrica y verbo son los instrumentos de Santa Teresa de Jesús ((1551-1582) para expresar su entrega a Cristo, a través de la poesía religiosa. También conocida como Santa Teresa de Ávila, fue monja fundadora de la Orden de los Carmelitas Descalzos y destacada representante de la mística cristiana católica. Déjate llevar por la devoción de esta santa autora.

 

Advertisement

Ya toda me entregué y di

Y de tal suerte he trocado

Que mi Amado para mí

Advertisement

Y yo soy para mi Amado.

Cuando el dulce Cazador

Me tiró y dejó herida

Advertisement

En los brazos del amor

Mi alma quedó rendida,

Y cobrando nueva vida

Advertisement

De tal manera he trocado

Que mi Amado para mí

Y yo soy para mi Amado.

Advertisement

Hirióme con una flecha

Enherbolada de amor

Y mi alma quedó hecha

Advertisement

Una con su Criador;

Ya yo no quiero otro amor,

Pues a mi Dios me he entregado,

Advertisement

Y mi Amado para mí

Y yo soy para mi Amado

 

Advertisement

Canciones del alma en la íntima comunicación, de unión de amor de Dios

La experiencia del amor de Dios, es central para San Juan de la Cruz  (1542-1591), quien usa el verso religioso para dar cuenta de su deseo ardiente de unión espiritual. Este fraile católico español fue cofundador junto a santa Teresa de Jesús, de la Orden de los Carmelitas Descalzos.

 

Advertisement

¡Oh llama de amor viva,

que tiernamente hieres

de mi alma en el más profundo centro!

Advertisement

Pues ya no eres esquiva,

acaba ya, si quieres;

¡rompe la tela de este dulce encuentro!

Advertisement

¡Oh cauterio suave!

¡Oh regalada llaga!

¡Oh mano blanda! ¡Oh toque delicado,

Advertisement

que a vida eterna sabe,

y toda deuda paga!

Matando muerte en vida la has trocado.

Advertisement

¡Oh lámparas de fuego,

en cuyos resplandores

las profundas cavernas del sentido,

Advertisement

que estaba oscuro y ciego,

con extraños primores

calor y luz dan junto a su Querido!

Advertisement

¡Cuán manso y amoroso

recuerdas en mi seno,

donde secretamente solo moras

Advertisement

y en tu aspirar sabroso,

de bien y gloria lleno,

cuán delicadamente me enamoras!

Advertisement

 

EL DON DE LA DEVELACIÓN

 

Advertisement

Muhyiddin Ibn’ Arabí (1165-1240). Nacido en la Murcia mudéjar, es reconocido como el mayor místico sufí. También llamado Muhiiuddín o el «Vivificador de la fe», refleja en sus delicados poemas religiosos la presencia divina en todas las experiencias humanas.

Danza y meditación sufí

  1. La dádiva divina consiste en descubrir el mismo velo

con cuyo encubrimiento la esencia de los dones se ha cifrado.

  1. Tan alta y exaltada atribución

no implica en modo alguno innovaciones.

Advertisement
  1. No es cuanto refiero en mi discurso

sino lo que en efecto me acontece;

ni son mis atributos

distintos de mis marcas y señales.

Advertisement
  1. Si Tú llevarme quieres

sacándome de mí,

tal ha de ser la fuente de mi trance.

  1. En mi propia morada

reside la impotencia;

Advertisement

se cifra en mi andadura mi regreso.

  1. La alabanza es de Dios que, sin cesar,

mi propia persistencia así dilata,

  1. aun siendo Singular,

el Único en Su Esencia y Sus palabras.

Advertisement
  1. A Él es mi retorno

tras la separación y tras la ausencia.

  1. Quien mi ser atribuye sólo a Él,

tal es mi confidente

y aquel que más merece mi amistad;

Advertisement
  1. quien a nosotros atribuye el ser,

tal es, por el contrario, quien merece

mayor enemistad.

  1. Si quieres da la vuelta a lo que digo:

La vida entera, toda está en mi muerte.

Advertisement
  1. Es éste mi deseo y mi palabra;

en ello está mi afán y está mi vida.

  1. Quienes son mis amigos

mi muerte quieren sólo.

14 puesto que sólo en ella

Advertisement

tendrá lugar la unión con mi Señor

y aquello que deparan Sus promesas.

  1. ¡Sí! ¡ Él es el Amante

en secreto y en público,

Advertisement

el Amigo sincero y la extinción!

 

JUICIO

Advertisement

Especial mención debemos al laureado Rabindranath Tagore (1861-1941), primer no europeo en ganar un Premio Nobel de Literatura (1913). Este creador hindú figura en su glosa a un Dios que está por encima de toda parcialidad, y a un hombre que desde el amor universal se da así mismo con total generosidad. El deleite en los poemas de Tagore no tiene fin.

 

No juzgues…

Advertisement

Donde habitas no es más que un mínimo rincón de esta tierra.

Hasta donde tus ojos llegan

alcanzan tan poco…

Advertisement

A lo poco que oyes

añades tu propia voz.

Mantienes bien y mal, blanco y negro,

Advertisement

cuidadosamente separados.

En vano trazas una línea

para establecer un límite.

Advertisement

Si hay una melodía escondida en tu interior,

despiértala cuando recorras el camino.

En la canción no hay argumento,

Advertisement

ni llamada al trabajo…

A quien le agrade responderá,

a quien le agrade no pasará impasible.

Advertisement

¿Qué importa que unos hombres sean buenos

y otros no lo sean?

Son viajeros del mismo camino.

Advertisement

No juzgues,

¡ay!, el tiempo vuela

y todo debate es inútil.

Advertisement

Mira, las flores florecen en el borde del bosque,

trayendo un mensaje del cielo,

porque es un amigo de la tierra;

Advertisement

en las lluvias de julio

la yerba inunda la tierra de verde,

y llena su copa hasta el borde.

Advertisement

Olvidando la identidad,

llena tu corazón de sencilla alegría.

Viajero,

Advertisement

disperso libremente a lo largo del camino

el tesoro se reúne a medida que caminas.

 

Advertisement

DE VUELTA A CASA

El budismo zen significa “contemplación”, es una doctrina religiosa que tiene en la meditación su principal práctica y en los breves Haikús como su arte literario principal. Matsuo Bashô (1644 -1694), es largamente el autor de Haikús más famoso en occidente. Leer estos poemas religiosos es como meditar, así que prepárate para sentir el momento presente por medio de la obra de Bashô.

 

Advertisement

De vuelta a casa

¡Hola!, me dicen.

Soy, como el viejo roble,

Advertisement

el mismo de antes.

 

Autorretrato

Advertisement

En una rama

desnuda, está posado un cuervo

tarde en otoño.

Advertisement

 

Despedida

Oigo un remo que surca las ondas.

Advertisement

Se me encoge el estómago.

Lloro en la noche.

 

Advertisement

 

 

Advertisement

Advertisement

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *