+10 Chistes groseros ¡Graciosos e ingeniosos!

Advertisement

Los chistes groseros son los mejores. Muchas veces la naturaleza de las palabras groseras nos provocan más risa que un chiste normal.

Acompáñanos a descubrir cada grosería dicha en estas líneas, todas y cada unas dispuestas para que no pares de reír.

¿No es verdad que una de las mejores cosas del mundo es reír?

Se encuentra Fidel Castro con Pepito y le pregunta:
– Oye, niño, ¿tú sabes quién soy yo?.
– No, señor, no sé quién es usted.

Advertisement

Fidel, enojado porque Pepito no le reconoce, lo castiga:
– Por no conocerme, te voy a castigar a decir veinte palabras que empiecen con la letra “C”, para que nunca más te olvides de mi nombre, que es Castro.

Y Pepito dice:
– Bueno, aquí voy:
– Compañero, Comandante Castro, ¿cuándo carajo comeremos cangrejos con cerveza de cristal como comen los cabrones come mierda del comité central comunista cubano?.

Y Fidel, sorprendido, exclama:
– Coño!.
A lo que responde Pepito:
– Vaya!. Esa fue la que se me olvidó.

Advertisement

¿En qué se diferencia una mujer antigua de una moderna?
En que a la antigua le tienes que levantar la falda para verle las bragas y a la moderna abrirle el culo para podérselas ver.

Advertisement

Esto eran un oso y un conejo que estaban cagando en el bosque y el oso le pregunta al conejo:
– Conejo, ¿a ti no te molesta que la caca se te quede pegada en los pelitos?.
– No – le dice el conejo -.
Entonces va el oso, agarra al conejo, y se limpia el culo.

Están dos borrachos sentados en la calle y uno le está metiendo el dedo en el culo al otro, cuando viene un policía y les dice:
– ¿Pero qué están haciendo ustedes?.

Más contenido que te encantará
Advertisement

Y le dice el que le está metiendo el dedo en el culo:
– Le estoy haciendo vomitar.
Y le dice el policía:

– ¿Pero cómo le va a hacer vomitar?.
Y le contesta:
– Ya verás cuando le meta el dedo en la boca.

Advertisement

Dos amigos:
– ¿Qué tal te va en la Academia de Buenos Modales, Alfonso?
– De puta madre, macho.

Chistes groseros cortos

No todo tiene que ser extenso para poder causar risa. Estos chistes groseros cortos vienen a hacerte reír sin parar con cada ocurrencia. Vamos a repasarlos.

Advertisement
Que la vida no te convierta en desdichado. ¡Busca la felicidad!

Un niño le dice a su madre:
– Mamá, mamá en el cole me llaman cabezón.
– ¡Y a mi qué!.
– A ti: hija puta.

– Mama ¿Cómo se dice a la mujer adicta al sexo?
– Ninfómana, hija.
– Déjame anotarlo, porque los ignorantes de la escuela me dicen puta.

Un señor llega a una peluquería y pregunta:
– Oiga, ¿cuánto me cuesta un lavado de cabeza?.
– Pues 10 euros.
– ¿Y por la polla completa?.
Uno que llama por teléfono:
– Hola, ¿habla Dora?.
– Habladora tu vieja, ¡hijo de puta!

Advertisement

– ¿Por qué el Papa siempre es hombre?.
– Porque así decimos:
– Su Santidad el Papa.
En cambio, si fuera mujer diríamos:
– Su Santidad La-Mama.Un marido a su mujer:
– María, esta noche nos vamos de putas.
– ¿Cómo que de putas?.
– Sí, yo con una puta, y tú con tu puta madre.

No todos los días tenemos la oportunidad de encontrarnos con tanta gracia hecha palabras, así que nunca dejes de buscar aquello que te permite disfrutar de la vida, aún si es algo tan sencillo como las groserías.

¡Déjanos saber tu opinión acerca de nuestros trabajos!

Advertisement
Advertisement
Advertisement