Top 10 mejores poemas de amor para dedicar

Advertisement

Amor, amor, amor… Esta palabra es sinónimo de felicidad para unos, de esperanza para otros, de paz, de tristeza, de meláncolía, pero para todos, significa algo.

A lo largo de la historia, los mejores poemas de amor nos han hecho suspirar o llorar, soñar o caer en cuenta de que un amor es imposible, pero definitivamente, nos han llegado al alma.

Acompáñanos a descubir los 10 mejores poemas de amor jamás escritos y vuelve a enamorarte con cada verso.

Advertisement

+5 Mejores poemas de amor largos

Cuando un amor es muy grande, muy complejo, te hace querer expresarte, y decir todas esas palabras que te hace sentir.

William Shakespeare, Pablo Neruda, Mario Benedetti, Federico García Lorca, Rubén Darío, son sólo una muestra de cómo el amor puede transformarse en poesía.

Advertisement

Soneto 116 (William Shakespeare)

El británico William Shakespeare describe a la perfección lo que es el amor, un faro imperturbable que no cambia, que no se aleja, que permanece.

“La unión de dos almas sinceras
no admite impedimentos.

No es amor el amor
que se transforma con el cambio,
o se aleja con la distancia.

Advertisement

¡Oh, no! Es un faro siempre firme,
que desafía a las tempestades sin estremecerse.

Es la estrella para el navio a la deriva,
de valor incalculable, aunque se mida su altura.

No es amor bufón del tiempo, aunque los rosados labios y
mejillas caigan bajo el golpe de su guadaña.

Advertisement

El amor no se altera con sus breves horas y semanas,
sino que se afianza incluso hasta en el borde del abismo.

Sí estoy equivocado y se demuestra,
yo nunca nada escribí, y nadie jamás amó.”

Advertisement

Soneto 22 (Pablo Neruda)

El soneto 22 de Pablo Neruda. El amor que ama, el amor sin ver, el amor hecho recuerdo, el amor hecho guitarra.  Un amor que probablemente fue imposible, un amor no correspondido, pero que vive en los recuerdos y que aún arde.

Cuántas veces, amor, te amé sin verte y tal vez sin recuerdo,
sin reconocer tu mirada, sin mirarte, centaura,
en regiones contrarias, en un mediodía quemante:
eras sólo el aroma de los cereales que amo.

Tal vez te vi, te supuse al pasar levantando una copa
en Angola, a la luz de la luna de Junio,
o eras tú la cintura de aquella guitarra
que toqué en las tinieblas y sonó como el mar desmedido.

Advertisement

Te amé sin que yo lo supiera, y busqué tu memoria.
En las casas vacías entré con linterna a robar tu retrato.

Pero yo ya sabía cómo era. De pronto
mientras ibas conmigo te toqué y se detuvo mi vida:
frente a mis ojos estabas, reinándome, y reinas.

Como hoguera en los bosques el fuego es tu reino.

Advertisement

Te quiero (Mario Benedetti)

Un poema escrito en 1956 durante la dictadura uruguaya, Te quiero es un poema largo de amor que habla de una relación positiva y llena de complicidad.

Tus manos son mi caricia, mis acordes cotidianos,
te quiero porque tus manos trabajan por la justicia.

Advertisement

Si te quiero es porque sos mi amor,
mi cómplice y todo y en la calle,
codo a codo, somos mucho más que dos.

Tus ojos son mi conjuro contra la mala jornada,
te quiero por tu mirada que mira y siembra futuro.

Tu boca que es tuya y mía, tu boca no se equivoca,
te quiero porque tu boca sabe gritar rebeldía.

Advertisement

Si te quiero es porque sos mi amor,
mi cómplice y todo y en la calle,
codo a codo somos mucho más que dos.

Y por tu rostro sincero y tu paso vagabundo
y tu llanto por el mundo, porque sos pueblo te quiero.

Y porque amor no es aureola, ni cándida moraleja
y porque somos pareja que sabe que no está sola.

Advertisement

Te quiero en mi paraíso, es decir que en mi país
la gente viva feliz aunque no tenga permiso.

Si te quiero es porque sos mi amor,
mi cómplice y todo y en la calle,
codo a codo, somos mucho más que dos.

Advertisement

Cuando en la noche (Adolfo Bécquer)

Un canto al amor de Adolfo Bécquer, un hermoso poema de amor largo para dedicar a esa persona que te inspira los más hermosos sentimiento y a la que adoras en cada detalle y con todo tu ser.

Cuando en la noche te envuelven
las alas de tul del sueño
y tus tendidas pestañas
semejan arcos de ébano,

por escuchar los latidos
de tu corazón inquieto
y reclinar tu dormida
cabeza sobre mi pecho,

¡diera, alma mía,
cuanto poseo,
la luz, el aire
y el pensamiento!

Cuando se clavan tus ojos
en un invisible objeto
y tus labios ilumina
de una sonrisa el reflejo,

por leer sobre tu frente
el callado pensamiento
que pasa como la nube
del mar sobre el ancho espejo,

¡diera, alma mía,
cuanto deseo,
la fama, el oro,
la gloria, el genio!

Advertisement

Cuando enmudece tu lengua
y se apresura tu aliento,
y tus mejillas se encienden
y entornas tus ojos negros,

por ver entre sus pestañas
brillar con húmedo fuego
la ardiente chispa que brota
del volcán de los deseos,

diera, alma mía,
por cuanto espero,
la fe, el espíritu,
la tierra, el cielo.

En tus ojos, el mundo ajusta su hora (Nizar Qabanni)

El poeta sirio Nizar Qabanni hace esta hermosa declaración de amor.  Sin duda un poema de amor largo hermoso y lleno de sentimiento.

Antes de que fueras mi amada
había más calendarios para contar el tiempo:
los hindúes, los chinos, los persas
y los egipcios tenían sus calendarios.

Advertisement

Después de ser mi amada,
la gente comenzó a decir:
el año mil antes de sus ojos
y el siglo décimo después de sus ojos.

En tu amor alcancé el grado de evaporación,
el agua del mar se tornó mayor que el mar,
la lágrima del ojo mayor que el ojo
y la superficie de la herida
mayor que la de la carne.

No puedo quererte más aún
ni estar más unido a ti.

Advertisement

Mis labios no bastan para cubrir los tuyos,
mis brazos no bastan para ceñir tu cintura
y las palabras que conozco
son muchas menos
que los lunares que adornan tu cuerpo.

Más contenido que te encantará

No puedo
adentrarme más en la espesura de tu pelo:
llevan años
publicando en los periódicos que estoy perdido.

Sigo perdido
hasta próximo aviso.

Advertisement

El lenguaje es ya insuficiente para pronunciarte
y las palabras son como caballos de madera
que corren tras de ti noche y día,
sin alcanzarte.

Siempre que me acusan de quererte,
me siento superior;
convoco una rueda de prensa
y reparto tus fotos a los periodistas,
aparezco en la pantalla del televisor
con la rosa del escándalo
prendida en mi ropa.

Escuchaba a los enamorados
hablar de sus amores,
y me reía.

Advertisement

Pero cuando volví al hotel
y tomé el café, solo,
supe cómo penetra el puñal del amor en el costado
para no salir nunca.

Mi problema con la crítica
es que siempre que escribo un poema en negro,
dicen que lo he copiado de tus ojos.

Mi problema con las mujeres
es que siempre que niego mi relación contigo,
oyen el tintineo de tus pulseras
en la vibración de mi voz
y ven tu camisón
colgado en el armario de mi recuerdo.

Advertisement

No me acostumbres a ti:
el médico me ha aconsejado
que no mantenga mis labios en los tuyos
más de cinco minutos,
ni me siente bajo el sol de tus pechos
más de un minuto,
para no abrasarme.

Si conoces a un hombre
que te quiera más que yo,
preséntamelo
para felicitarlo
y luego matarlo.

Advertisement

+5 Mejores y únicos poemas de amor cortos

Poemas de amor cortos, unicos para dedicar a un ser especial.

Tú eres mío, tú eres mía (Rubén Darío)

Un poema de amor dedicado al amor, y a los ojos de una persona que enamoran, que son como soles que encienden los corazones.

Niña hermosa que me humillas
Con tus ojos grandes, bellos:
Son para ellos, son para ellos
Estas suaves redondillas.

Son dos soles, son dos llamas,
Son la luz del claro día;
Con su fuego, niña mía,
Los corazones inflamas.

Advertisement

Y autores contemporáneos
Dicen que hay ojos que prenden
Ciertos chispazos que encienden
Pistolas que rompen cráneos.

Tus ojos (Octavio Paz)

Otro hermoso poema de amor corto, está vez llega desde México, de la mano del inconfundible Octavio Paz.  Ojos de luz, ojos de paz, ojos de alegría.  Definitivamente un poema de los más bellos para dedicar.

Advertisement

Tus ojos son la patria
del relámpago y de la lágrima,
silencio que habla,
tempestades sin viento,

mar sin olas, pájaros presos,
doradas fieras adormecidas,
topacios impíos como la verdad,
otoño en un claro del bosque

en donde la luz canta en el hombro
de un árbol y son pájaros todas las hojas,
playa que la mañana
encuentra constelada de ojos,

cesta de frutos de fuego,
mentira que alimenta,
espejos de este mundo,
puertas del más allá,
pulsación tranquila del mar a mediodía,
absoluto que parpadea, páramo.

Carta de Simón Bolívar a Manuelita Sáenz (Simón Bolívar)

El amor entre Manuelita Sáenz y el prócer latinoamericano Simón Bolívar fue prohibido, pero intenso.  SUs enceuntros, a veces fugaces, eran una celebración al amor verdadero, separado por las circunstancias.  En esta carta, escrita por Bolívar el 30 de enero de 1823, el Libertador le expresa a su amada las ansias por verle y le reitera que está totalmente loco por ella.

Advertisement

Una carta, convertida en uno de los mejores poema de amor.

Manuela bella, Manuela mía, hoy mismo dejo todo y voy, cual
centella que traspasa el universo, a encontrarme con la más dulce y
tierna mujercita que colma mis pasiones con el ansia infinita de gozarte
aquí y ahora, sin que importen las distancias. ¿Cómo lo sientes, ah?
¿Verdad que también estoy loco por ti?…

Tú me nombras y me tienes al instante. Pues sepa usted mi amiga,
que estoy en este momento cantando la música y tarareando el sonido
que tú escuchas.

Advertisement

Pienso en tus ojos, tu cabello, en el aroma de tu cuerpo
y la tersura de tu piel y empaco inmediatamente, como Marco Antonio
fue hacia Cleopatra.

+2 Lindos poemas de amor para enamorar

Enamórate, enamora, celebra la vida y el amor con estos poemas para enamorar.  No esperes a que sea muy tarde y dedica uno de estos versos a esa persona tan especial en tu vida.

Advertisement

Si supiera (Gabriel García Márquez)

La llama del amor hay que mantenerla encendida.  Demuestra tus sentimientos cada vez que puedas, no esperes que sea muy tarde, no des tu amor por sentado.  Estos sentimientos inspiraron al colombiano Gabriel García Márquez  este unos de los mejores poema de amor para enamorar.

Si supiera que esta fuese la última vez
Que te veo salir por esa puerta,
Te daría un abrazo, un beso
Te llamaría de nuevo para darte más…
Si supiera que esta fuera la última vez

Que voy a oír tu voz
Grabaría cada una de tus palabras para poder oírlas
Una y otra vez indefinidamente…

Advertisement

Si supiera que estos son los últimos minutos que te veo
Diría te quiero
Y no asumiría tontamente
Que ya lo sabes.

Siempre hay un mañana y la vida

Nos da otra oportunidad para hacer las cosas bien,
Pero por si me equivoco
y hoy es todo lo que nos queda

Advertisement

Me gustaría decirte cuanto te quiero
Que nunca te olvidaré…

Amor (Pablo Neruda)

Si de enamorar se trata, el chileno Neruda tenía la llave.  En este poema Amor, no solo expresa lo que siente, sino que lo hace con infinita sensualidad.

Advertisement

Mujer, yo hubiera sido tu hijo, por beberte
la leche de los senos como de un manantial,
por mirarte y sentirte a mi lado y tenerte
en la risa de oro y la voz de cristal.

Por sentirte en mis venas como Dios en los ríos
y adorarte en los tristes huesos de polvo y cal,
porque tu ser pasara sin pena al lado mío
y saliera en la estrofa -limpio de todo mal-.

Cómo sabría amarte, mujer, cómo sabría
amarte, amarte como nadie supo jamás!

Advertisement

Morir y todavía
amarte más.

Y todavía
amarte más
y más.

Advertisement

Enamórate todos los días, enamórate siempre que puedas y vive cada segundo como si fuera el último. Y qué mejor forma de hacerlo que con poesía.

¿Te han gustado nuestros mejores poemas de amor?
Coméntanos tu preferido

Advertisement
Advertisement
Advertisement