+10 Poemas de amor perdido ¡Llenos de inspiración!

  • Poemas
Poemas de amor perdido
Advertisement

¿Qué es el amor? ¿Cuáles son los mejores poemas de amor perdido? El amor es un gran enigma. Voltaire, en su Diccionario filosófico, expresa que es:

«Un no sé qué compuesto de todo eso; es un sentimiento confuso semejante a las pasiones fantásticas que los muertos conservaban en los Campos Elíseos».

Zygmunt Bauman, por su parte define el amor como analogía entre este y la muerte, ya que «sólo se puede entrar en el amor y en la muerte una única vez: menos aún que en el río de Heráclito.»

Advertisement

El amor no solo es pasión, sino también compromisos. Nos damos cuenta de la necesidad de respetar espacios e individualidades, pero cuidando a su vez ese espacio propio donde atender afectos, comunicaciones y proyectos.

Esto mismo lo plasmaron los escritores en su poesía, pues el amor ha sido el máximo motivo de inspiración tanto en el ámbito reconfortante como aquel que denota tristeza.

Es que cuando has depositado todas tus esperanzas en el amor, has arriesgado y has perdido, sientes que nada volverá a ser lo mismo, y esto lo que le ha dado vida muchos poemas de amor perdido.

Advertisement

Los poemas ponen en verso los sentimientos más dolorosos del alma humana y a través de un poema de amor, el autor puede desahogarte y empezar a busca una mejor forma de comenzar a sanar tu corazón.

Poemas de amor perdido para enfrentar la depresión

La ruptura de una relación es una de las causas de la depresión, y es que la perdida de una amor en cualquier circunstancia representa un golpe duro para la personas.

Sin embargo no es recomendable quedarse estancado en una amor que fue y que ya no será.

Advertisement

Es justo ahí en donde la poesía encaja perfectamente, pues para encontrar consuelo no dudes en buscar la ayuda que necesita y refugiarte en las bellas letras escritos por poetas extraordinarios.

Si aun no sabes por donde puedes empezar, aquí te dejamos algunos poemas de amor perdido escritos por autores prestigiosos e importante de la literatura moderna y contemporánea.

Debido a que en este artículo nos centraremos en la poesía escrita especial para reparar el alma de aquellos que en el juego de amor no les fue también como esperaban.

Advertisement

Además son perfectos si deseas dedicarlo a alguien especial que pasa por la misma situación.

Poemas de amor perdido para enfrentar la depresión

Espero curarme de ti (Jaime Sabines)

Jaime Sabines Gutiérrez fue un poeta y político mexicano, reconocido como uno de los grandes poetas mexicanos del siglo XX.

Hoy tenemos la dicha de recordad un poema de su autoría en el que plasma el deseo de curase ante un amor perdido.

Advertisement

Espero curarme de ti en unos días.
Debo dejar de fumarte, de beberte,
de pensarte. Es posible.

Siguiendo las prescripciones
de la moral en turno.
Me receto tiempo, abstinencia, soledad.

¿Te parece bien que te quiera nada más una semana?
No es mucho, ni es poco, es bastante.

Advertisement

En una semana se pueden reunir todas
las palabras de amor que se han
pronunciado sobre la tierra y se
les puede prender fuego.

Te voy a calentar con esa hoguera del amor quemado.
Y también el silencio.
Porque las mejores palabras del
amor están entre dos gentes que no se dicen nada.

Hay que quemar también ese otro lenguaje
lateral y subversivo del que ama.

Advertisement

(Tú sabes cómo te digo que te quiero
cuando digo: «qué calor hace»,
«dame agua», «¿sabes manejar?»,
«se hizo de noche»…

Entre las gentes, a un lado de tus
gentes y las mías, te he dicho
«ya es tarde», y tú sabías que decía «te quiero»).

Una semana más para reunir
todo el amor del tiempo.
Para dártelo. Para que hagas con él lo que quieras:
guardarlo, acariciarlo, tirarlo a la basura.

Advertisement

No sirve, es cierto. Sólo quiero una semana
para entender las cosas. Porque esto es muy
parecido a estar saliendo de un manicomio
para entrar a un panteón.

Del amor, puesto antes en sujeto índigo, es enmienda blasonar del arrepentimiento (Sor Juana Inés de la Cruz)

Este poema de amor perdido escrito por la talentosa Sor Juana Inés de la Cruz esta lleno de inspiración y palabras hermosas que trasmiten un profundo mensaje e interesante.

Advertisement

Que, además marca el estilo original característico de la poetisa.

Contemplo, Silvio, de mi amor errado,
cuán grave es la malicia del pecado,
cuán violenta la fuerza de un deseo.

A mi misma memoria apenas creo
que pudiese caber en mi cuidado
la última línea de lo despreciado,
el término final de un mal empleo.

Advertisement

Yo bien quisiera, cuando llego a verte,
viendo mi infame amor poder negarlo;
mas luego la razón justa me advierte
que sólo me remedia en publicarlo;

porque del gran delito de quererte
sólo es bastante pena confesarlo.

Advertisement

Puedo escribir los versos más tristes esta noche

La perdida de una amor siempre supone una inmensa tristeza y este poema lo describe a la perfección.

Trata sobre esa tristeza de no poder estar con la persona amada, por querer y no poder, por desear y no tener, soñar y despertar.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Escribir, por ejemplo: «La noche está estrellada,
y tiritan, azules, los astros, a lo lejos».

Advertisement

El viento de la noche gira en el cielo y canta.
Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Yo la quise, y a veces ella también me quiso.
En las noches como ésta la tuve entre mis brazos.

La besé tantas veces bajo el cielo infinito.
Ella me quiso, a veces yo también la quería.
Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos.

Advertisement

Ausencia (Gabriela Mistral)

Este poema de amor perdido refleja como la ausencia de ese ser amado llena de nostalgia la mete de cada uno de nosotros al enfrentar por el duro proceso de la perdida de un amor.

Se va de ti mi cuerpo gota a gota.
Se va mi cara en un óleo sordo;
se van mis manos en azogue suelto;
se van mis pies en dos tiempos de polvo.

¡Se te va todo, se nos va todo!

Advertisement

Se va mi voz, que te hacía campana
cerrada a cuanto no somos nosotros.

Se van mis gestos que se devanaban,
en lanzaderas, debajo tus ojos.
Y se te va la mirada que entrega,
cuando te mira, el enebro y el olmo.

Me voy de ti con tus mismos alientos:
como humedad de tu cuerpo evaporo.

Advertisement

Me voy de ti con vigilia y con sueño,
y en tu recuerdo más fiel ya me borro.
Y en tu memoria me vuelvo como esos
que no nacieron ni en llanos ni en sotos.

Sangre sería y me fuese en las palmas
de tu labor, y en tu boca de mosto.

Tu entraña fuese, y sería quemada
en marchas tuyas que nunca más oigo,
¡y en tu pasión que retumba en la noche
como demencia de mares solos!

Advertisement

¡Se nos va todo, se nos va todo!

Soneto XXVI (Garcilaso de la Vega)

Garci Lasso de la Vega, más conocido como Garcilaso de la Vega, ​ fue un poeta y militar español del Siglo de Oro.

Advertisement

En este soneto plasma el dolor provocado por un amor que no ha sido ni será, así como el sufrimiento que genera en el autor la muerte de la que fuera su amor platónico, Isabel Freyre.

Echado está por tierra el fundamento
que mi vivir cansado sostenía.

¡Oh cuánto bien se acaba en solo un día!
¡Oh cuántas esperanzas lleva el viento!
¡Oh cuán ocioso está mi pensamiento
cuando se ocupa en bien de cosa mía!

Advertisement

A mi esperanza, así como a baldía,
mil veces la castiga mi tormento.

Las más veces me entrego, otras resisto
con tal furor, con una fuerza nueva,
que un monte puesto encima rompería.

Aquéste es el deseo que me lleva,
a que desee tornar a ver un día
a quien fuera mejor nunca haber visto.

Advertisement

Cosas que no tendremos (Josefa Parra)

Los recuerdos son el peor desafío para enfrentar la perdida de un amor, pues uno añora esas vivencias junto a la persona amada y esos mismos recuerdos son los principales causantes de la nostalgia.

Josefa Parra nos deja un poema de amor perdido que explica adecuadamente este enunciado.

Advertisement

Cosas que no tendremos:

Las mañanas de abril largas de amor y sueño.
Las tardes de noviembre con lluvia interminable.
Las noches del verano tercamente estrelladas.
Todas las madrugadas dulcísimas de otoño.

Cosas que me he perdido:

Advertisement

No sabré del sabor de tu boca dormida.
No acunaré a tus hijos. No beberé tu vino.
No lloraré contigo viendo ningún ocaso.
No me amanecerá tu vientre entre las sábanas.

Tengo todo un tesoro de lagunas y ausencias,
un muestrario completo de páginas en blanco.

Poemas de amor perdido para todos

La poesía se ha relacionado siempre con el amor, ya que está es una manifestación literaria que expresa sentimientos, y que desde la antigüedad se ha utilizada como medio de expresión.

Advertisement

Sobre todo cuando se esta en la faceta de enamorado, es por ello que el amor y la poesía han ido siempre de la mano.

Para los enamorados y poetas, la poesía es una forma de expresar sus sentimientos, y esto se debe a que las parejas buscan esta técnica de belleza sin igual para manifestar de una forma más romántica lo que sientes.

+10 Poemas de amor perdido para recordar

Poemas de amor perdido para todos

Sin embargo, la poesía no es siempre solo amor, y es que se puede hacer poesía expresando cualquier sentimiento, como miedo, odio, o cualquier otro que no se relacione con este, de manera que no se puede asociar a la poesía como sinónimo de amor o romance.

Advertisement

Para ejemplificar mejor esto, te dejamos aquí una recopilación de algunos poemas de amor perdido.

Que si bien tratan de amor no lo enfocan con el aire romántico con el que estamos acostumbrados a verlo, por el contrario estos versos denotan tristeza, desesperanza y angustia.

Annabelle Lee (Edgar Allan Poe)

Edgar Allan Poe fue un escritor, poeta, crítico y periodista romántico​​ estadounidense, generalmente reconocido como uno de los maestros universales del relato corto.

Advertisement

Del cual fue uno de los primeros practicantes en su país, y aunque su figura esta asociada a la escritura gótica y es especialmente recordada por sus obras de terror, este autor también elaboró algunos poemas, dentro del romanticismo.

En este caso el autor nos habla de la muerte de una mujer a la que amó y a la que sigue amando pese a que hace años que ha muerto.

“Fue hace ya muchos, muchos años,
en un reino junto al mar,
habitaba una doncella a quien
tal vez conozcan por el nombre de Annabel Lee;

Advertisement

y esta dama vivía sin otro
deseo que el de amarme,
y de ser amada por mí.

Yo era un niño, y ella una niña en
aquel reino junto al mar;

Nos amamos con una pasión más
grande que el amor, Yo y mi Annabel Lee;
con tal ternura, que los alados
serafines lloraban rencor desde las alturas.

Advertisement

Y por esta razón, hace mucho,
mucho tiempo, en aquel reino junto al mar,
un viento sopló de una nube,
helando a mi hermosa Annabel Lee;

sombríos ancestros llegaron de pronto,
y la arrastraron muy lejos de mi,
hasta encerrarla en un oscuro sepulcro,
en aquel reino junto al mar.

Los ángeles, a medias felices en el Cielo,
nos envidiaron, a Ella a mí.
Sí, esa fue la razón

Advertisement

(como los hombres saben, en aquel reino junto al mar),
de que el viento soplase desde las nocturnas nubes,
helando y matando a mi Annabel Lee.

Pero nuestro amor era más fuerte,
más intenso que el de todos nuestros ancestros,
más grande que el de todos los sabios.

Y ningún ángel en su bóveda celeste,
ningún demonio debajo del océano,
podrá jamás separar mi alma
de mi hermosa Annabel Lee.

Advertisement

Pues la luna nunca brilla sin traerme el
sueño de mi bella compañera.
Y las estrellas nunca se elevan
sin evocar sus radiantes ojos.

Aún hoy, cuando en la noche danza la marea,
me acuesto junto a mi querida, a mi amada;
a mi vida y mi adorada,
en su sepulcro junto a las olas,
en su tumba junto al rugiente mar.”

Advertisement

La lenta máquina del desamor (Julio Cortázar)

Olvidar un amor perdido es difícil y un proceso tardío que genera incertidumbre y ansiedad en el ser humano.

Este poeta supo plasmar ese sentimiento en un poema que invade su mente pero que una vez se supera se puede continuar.

La lenta máquina del desamor
La lenta máquina del desamor,
los engranajes del reflujo,

Advertisement

los cuerpos que abandonan las almohadas,
las sábanas, los besos,
y de pie ante el espejo interrogándose
cada uno a sí mismo,

ya no mirándose entre ellos,
ya no desnudos para el otro,
ya no te amo,
mi amor.

Advertisement

Todavía (Mario Benedetti)

Cuando perdemos un amor el pensamiento más recurrente en nuestra mente es el deseo de volver a estar con esa persona.

La añoranza y la ilusión de volver a ver a la persona amada es precisamente lo que el autor nos expresa en este hermoso poema de amor perdido.

No lo creo todavía estás llegando
a mi lado y la noche es un puñado
de estrellas y de alegría

Advertisement

Palpo gusto escucho y veo tu rostro
tu paso largo tus manos y
sin embargo todavía no lo creo.

Tu regreso tiene tanto que ver
contigo y conmigo que por cábala
lo digo y por las dudas lo canto.

Nadie nunca te reemplaza y las
cosas más triviales se vuelven
fundamentales porque estás llegando a casa.

Advertisement

Sin embargo todavía dudo de esta
buena suerte porque el cielo de
tenerte me parece fantasía.

Pero venís y es seguro y venís con
tu mirada y por eso tu llegada
hace mágico el futuro.

Y aunque no siempre he entendido
mis culpas y mis fracasos en
cambio sé que en tus brazos el
mundo tiene sentido.

Advertisement

Y si beso la osadía y el
misterio de tus labios no
habrá dudas ni resabios te
querré más todavía.

Era mi corazón un ala viva y turbia (Pablo Neruda)

Neruda nos dejo un expendido repertorio de poesía y en esta oportunidad queremos recordar un poema de amor perdido que nos brinda la oportunidad de disfrutar del recuerdo de esa mujer que una vez amó.

Describe la fuerza del alma, que invade cada segundo de su pensamiento y revela que aunque hable de que el amor está muerto, sigue vivo como el primer día.

Advertisement

Era mi corazón un ala viva y turbia…
un ala pavorosa llena de luz y anhelo.
Era la primavera sobre los campos verdes.
Azul era la altura y era esmeralda el suelo.

Ella -la que me amaba- se murió en primavera.
Recuerdo aún sus ojos de paloma en desvelo.
Ella -la que me amaba- cerró sus ojos… tarde.

Tarde de campo, azul. Tarde de alas y vuelos.
Ella -la que me amaba- se murió en primavera…
y se llevó la primavera al cielo.

Advertisement

Es importante tener en cuenta que un amor perdido no significa el fin del mundo, aunque así pudiera parecer, no lo es.

Por el contrario puede suponer un comienzo que trae beneficios para la vida de quien padece el sufrimiento por amor.

Advertisement

En cualquier caso la poesía representa un excelente mecanismo para desconectare por momentos del mundo estresante y de las rutina absorbente.

Para centrarse en la belleza, la naturaleza y la sencillez de las cosas pequeñas que en ocasiones no notamos por la velocidad con que transitamos.

¿Has disfrutado de los poemas de amor perdido? Déjanos un comentario y no te pierdas de los próximos artículos que tenemos para ti.

Advertisement
Advertisement

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *