+10 Poemas de Charles Bukowski, un poeta peculiar

Advertisement

¿Quién fue Charles Bukowski? Charles Bukowski tenía una forma de entenderse a sí mismo y a las personas que le rodean de una forma muy particular y nos dejó este pensamiento: “algunas personas no enloquecen nunca. Qué vida tan horrible deben tener”.

Charles Bukowski fue un relevante escritor y poeta alemán, que a la edad de tres años emigró junto a su familia a los Estados Unidos, donde se nacionalizó y residió hasta el día de su trágica muerte.

Aunque nació en Andernach, Alemania, Bukowski desarrolló su obra literaria en Estados Unidos, específicamente en Los Ángeles, una ciudad donde se respiraba un aire de decadencia.

Advertisement

La obra literaria de Bukowski está fuertemente influida por la atmósfera de la ciudad en la vivió desde que llegó a suelo americano y donde pasó la mayor parte de su vida.

Está plagada de vínculos con las drogas el alcohol y las mujeres convirtiéndose en uno de los autores más notables del conocido como realismo sucio.

El cual es un movimiento literario originado en Estados Unidos, desarrollado sobre todo en la primera mitad del siglo XX, que busca reducir la narración a sus elementos fundamentales.

Advertisement

Fue un escritor realmente prolífico, con miles de poemas, y cientos de historias cortas, aunque entre sus obras destacan El cartero publicado en 1979, Escritos de un viejo indecente en 1969 y Música de cañerías en 1983.

Es por esta misma razón que hoy en día es considerado uno de los escritores más influyentes de la literatura estadounidense y uno de los símbolos del realismo sucio y de la literatura independiente.

Poemas de Charles Bukowski

Charles Bukowski utilizó un lenguaje agresivo y una temática marginal, a menudo obscena o violenta, y elaboró una obra singular que en muchos casos fue rechazada por su contenido.

Advertisement

En sus obras retrató toda una galería personajes estrafalarios y marginales, prostitutas, alcohólicos, vagos, buscavidas, jugadores arruinados y bravucones que circulan como sonámbulos o pícaros por una ciudad que los rechaza.

Aquí te damos una muestra de los poemas de Charles Bukowski, sin duda un talentos escritor con múltiples aportes a la literatura moderna.

Poemas de Charles Bukowski

Amor, fama y muerte

El título revela tres aspectos frecuentes en muchos poemas de la historia, sin embargo al tratarse de Charles Bukowski no se puede esperar encontrar un verso típico.

Advertisement

Por el contrario se trata de un texto cautivador por su originalidad.

Se sienta afuera de mi ventana
como una vieja que va al mercado;
se sienta y me observa,
suda nerviosamente

por entre alambre y niebla y ladrido-perro
hasta cuando inesperadamente
golpeo la pantalla con un periódico

Advertisement

como manoteando una mosca
y usted pudiera escuchar el grito
en esta ordinaria ciudad,
y entonces salió.

poster
la manera de terminar un poema
como este
es quedarse de pronto
callado.

Advertisement

Cisne de primavera

A pesar de que este poema de Charles Bukowski describe un elemento hermoso como los cisnes y la primavera, es un ejemplo claro del estilo vulgar y atípico que rezaba el escritor.

También en primavera mueren los cisnes
y ahí flotaba
muerto un domingo
girando de lado

en la corriente
y fui hasta la rotonda
y distinguí
dioses en carros,

Advertisement

perros, mujeres
que giraban,
y la muerte
se me precipitó garganta abajo
como un ratón,

y oí llegar a la gente
con sus canastos de camping
y sus risas
y me sentí culpable

por el cisne
como si la muerte
fuese algo vergonzoso

Advertisement

y me alejé
como un idiota
y les dejé
mi hermoso cisne.

Oh Sí

Este poema de Charles Bukowski es una composición breve de sus autoría que expresa un profundo mensaje sobre la soledad y el impacto que esta tiene en la vida.

Advertisement

Haciendo referencia al mismo tiempo a la la acción de quedarse en la misma situación a pesar de saber que no es lo correcto.

Hay cosas peores que
estar solo
pero a menudo toma décadas
darse cuenta de ello
y más a menudo

cuando esto ocurre
es demasiado tarde
y no hay nada peor
que
un demasiado tarde

Advertisement

Los mejores de la raza

Este poema de Charles Bukowski habla sobre la melancolía, pero la personalidad alegre del escritor no le permite componer un texto triste, así que este tema es abordado desde un punto diferente.

No hay nada que
discutir
no hay nada que
recordar

Advertisement

no hay nada que
olvidar
es triste
y
no es
triste

parece que la
cosa más
sensata
que una persona puede
hacer

es
estar sentada
con una copa en la
mano
Melancolía

Advertisement

la historia de la melancolía
nos incluye a todos.
me retuerzo entre las sábanas sucias

mientras fijo mi mirada
en las paredes azules
y nada.

Advertisement

Poemas de Charles Bukowski reflexivos

Verso rudo, escasamente lírico, de mensaje claro y áspero, son las obras de Charles Bukowski, pese a que en ocasiones afloran en sus poemas los sentimientos y hasta un estado de felicidad.

Poemas de Charles Bukowski reflexivos

Sus relatos breves, como sus poemarios, están escritos en un lenguaje directo, funcional, que cuenta ágilmente una historia con un final por lo general subido de tono.

Con una atmósfera una veces sórdida y otras atravesada por la comicidad y el habla coloquial más descarnada. La obra de Charles Bukowski recibió tantas críticas negativas como positivas.

Advertisement

Se le acusó de practicar un estilo soez como mero exhibicionismo literario, mientras otros críticos, en cambio, realzaron su autenticidad y su condición de escritor maldito.

Aquí te dejamos otro poemas de Charles Bukowski, no te pierdas ninguno de ellos.

Soy un fracaso

Este poema de Charles Bukowski deja un profundo mensaje reflexivo, trata como su propio titulo lo indica, sobre el fracaso y como incluso las personas que están a tu lado pueden ser crueles.

Advertisement

Le puse el seguro a la puerta del auto
y al levantar la mirada vi a este tipo
caminando hacia mí
se parecía a Peter mi viejo amigo

pero no era Peter
era un hombre demacrado
en jeans y camisa azul de trabajo
y me dijo:

“oye, mi esposa y yo
necesitamos algo para comer,
morimos de hambre”

Advertisement

Miré detrás de él
y ahí estaba
su mujer
que me miró con ojos a punto
de lágrima.

Le di un billete de cinco.
“¡Te amo, hombre!”, gritó,
“No me lo gastaré en bebida”.
“¿Por qué no?”, le contesté,
“Es lo que yo haría…”

Me alejé para entrar a un edificio
arreglé unos cuantos asuntos
salí
regresé al auto

Advertisement

como siempre
pensando
si hice lo correcto
o si fui víctima de un engaño.

mientras conducía
recordé mis años
de miseria

hambriento más allá de cualquier arreglo
nunca pedí a nadie
un centavo.

Advertisement

esa noche, después de unos tragos,
le expliqué a la mujer con la que vivía
lo mucho que daba dinero a vagabundos
pero que yo

en los tiempos más obscuros
de hambre en mi vida
me negué a pedir nada a nadie.

Más contenido que te encantará

“lo que pasa es que ni para eso
servías”, dijo ella.

Advertisement

Lanzar los dados

La motivación es algo fundamental en la vida de los seres humanos, y este escritor regala unas palabras reflexivas y que pueden dar ese impulso que necesitan para lograr sus objetivos y ver sus sueños realizados.

Si vas a intentarlo, ve hasta el final.
De otra forma ni siquiera comiences.

Advertisement

Si vas a intentarlo, ve hasta el final.
Esto puede significar perder novias,
esposas,
parientes,
trabajos y,
quizá tu cordura.

Ve hasta el final.
Esto puede significar no comer por 3 o 4 días.
Esto puede significar congelarse en la banca de un parque.

Esto puede significar la cárcel.
Esto puede significar burlas, escarnios, soledad…
La soledad es un regalo.

Advertisement

Los demás son una prueba de tu insistencia, o
de cuánto quieres realmente hacerlo.

Y lo harás,
a pesar del rechazo y de las desventajas,
y será mejor que cualquier cosa que hayas imaginado.

Si vas a intentarlo, ve hasta el final.
No hay otro sentimiento como ese.
Estarás a solas con los dioses
y las noches se encenderán con fuego.

Advertisement

Hazlo, hazlo, hazlo.
Hazlo.
Hasta el final,
hasta el final.

Llevarás la vida directo a la perfecta carcajada.
Es la única buena lucha que hay.

Advertisement

El corazón que ríe

Cada persona es dueña de su vida y por ende es dueña de su felicidad, solo ella es capaz de conseguirla y hacerla parte de la vida. Este poema de Charles Bukowski deja un importante mensaje motivador.

Tu vida es tu vida
no dejes que sea golpeada contra la húmeda sumisión
mantente alerta
hay salidas

hay una luz en algún lugar
puede que no sea mucha luz pero
vence a la oscuridad

Advertisement

mantente alerta
los dioses te ofrecerán oportunidades
conócelas
tómalas

no puedes vencer a la muerte pero
puedes vencer a la muerte en la vida, a veces
y mientras más a menudo aprendas a hacerlo
más luz habrá

tu vida es tu vida
conócela mientras la tengas

Advertisement

tú eres maravilloso
los dioses esperan para deleitarse
en tí.

Sí, Sí

Estamos ante un poema que expone temas religiosos, pero no del punto de vista de un fiel creyente, más bien con la intención de ejemplificar su mensaje apasionado y cargado de erotismo en el que la mujer en centro.

Advertisement

Cuando Dios creó el amor no ayudó mucho
cuando Dios creó a los perros no ayudó a los perros
cuando Dios creó las plantas no fue muy original
cuando Dios creó el odio tuvimos algo útil

cuando Dios me creó a mí, bueno, me creó a mí

cuando Dios creó al mono estaba dormido
cuando creó a la jirafa estaba borracho
cuando creó las drogas estaba drogado
y cuando creó el suicidio estaba deprimido

Advertisement

cuando te creó a ti durmiendo en la cama
sabia lo que hacia
estaba borracho y drogado
y creó las montañas y el mar y el fuego al mismo tiempo

cometió algunos errores
pero cuando te creó a ti durmiendo en la cama
se derramó sobre su Bendito Universo

¿Así que quieres ser escritor?

Los escritores son apasionado, centrados y espontáneos, y este poeta propones estas misa características como esenciales para convertirse en un escritor, este poema representa una serie de consejos bastante útiles.

Advertisement

Si no te sale ardiendo de dentro,
a pesar de todo,
no lo hagas.

A no ser que salga espontáneamente de tu corazón
y de tu mente y de tu boca
y de tus tripas,
no lo hagas.

Si tienes que sentarte durante horas
con la mirada fija en la pantalla del computador
o clavado en tu máquina de escribir
buscando las palabras,
no lo hagas.

Advertisement

Si lo haces por dinero o fama,
no lo hagas.
Si lo haces porque quieres mujeres en tu cama,
no lo hagas.

Si tienes que sentarte
y reescribirlo una y otra vez,
no lo hagas.

Si te cansa solo pensar en hacerlo,
no lo hagas.
Si estás intentando escribir
como cualquier otro, olvídalo.

Advertisement

Si tienes que esperar a que salga rugiendo de ti,
espera pacientemente.
Si nunca sale rugiendo de ti, haz otra cosa.

Si primero tienes que leerlo a tu esposa
o a tu novia o a tu novio
o a tus padres o a cualquiera,
no estás preparado.

No seas como tantos escritores,
no seas como tantos miles de
personas que se llaman a sí mismos escritores,
no seas soso y aburrido y pretencioso,
no te consumas en tu amor propio.

Advertisement

Las bibliotecas del mundo
bostezan hasta dormirse
con esa gente.
No seas uno de ellos.
No lo hagas.

A no ser que salga de tu alma
como un cohete,
a no ser que quedarte quieto
pudiera llevarte a la locura,
al suicidio o al asesinato,
no lo hagas.

A no ser que el sol dentro de ti
esté quemando tus tripas, no lo hagas.

Advertisement

Cuando sea verdaderamente el momento,
y si has sido elegido,
sucederá por sí solo y
seguirá sucediendo hasta que mueras
o hasta que muera en ti.

No hay otro camino.
Y nunca lo hubo.

Advertisement

Confesión

Este poema de Charles Bukowski es el último de esta recopilación y no existe mejor manera de cerrar con esta lista que con un verso romántico del escritor.

Un texto cargado de pasión y un profundo mensaje reflexivo.

Esperando a la muerte
como un gato
que saltará sobre la
cama.

Advertisement

Estoy apenado por
mi esposa.
Ella verá este
cuerpo
rígido
y blanco.

Lo sacudirá una vez, entonces
quizás de nuevo:
“Hank”
Hank no
contestará.

No es mi muerte lo que
me preocupa, es mi esposa
sola con esta
pila de nada.

Advertisement

Quiero que sepa
que todas las noches
durmiendo a su lado.

Incluso las discusiones
inútiles
fueron cosas
espléndidas.

Y las duras
palabras
que siempre tuve miedo de
decir
pueden ahora ser
dichas:

Advertisement

“Te amo”

El 9 de marzo de 1994 en San Pedro, Californi, Charles Bukowski murió de leucemia, a la edad de 73 años, poco después de terminar su última novela Pulp.

Advertisement

Sus restos fueron conducidos por monjes budistas y en su lápida se puede leer una mensaje bastante peculiar: Don’t try (No lo intentes).

¿Qué te ha parecido el artículo dedicado a los poemas de Charles Bukowski? Déjanos un comentario con tu opinión.

Advertisement
Advertisement
Advertisement