+7 Poemas de Juan Rulfo (Poeta de pocas obras)

Advertisement

¿A qué se debe la fama de Juan Rulfo? La biografía de Juan Rulfo nos muestra una especial atención y preferencia por la poesía.

Su personalidad metódica, perseverante, se tradujo en una avidez lectora en la que tuvo un espacio privilegiado la poesía.

Juan Rulfo no fue un autor fecundo, como esos autores de larga trayectoria literaria. Tan sólo escribió una novela y quedó en la historia de la literatura como un referente y un autor respetado y reconocido por distinguidos escritores.

Advertisement

Su obra, tan breve como intensa, ocupa por su calidad un puesto dentro del llamado Boom de la literatura hispanoamericana de los años 60.

Una de las razones de la extraordinaria vigencia de la obra de Rulfo es el sorpresivo, rico y deslumbrante lenguaje del escritor mexicano.

Este plasmó en sus obras un lenguaje fuertemente arraigado en la tierra del autor, pero nunca folclórico y nunca costumbrista, lo que le brindó un toque de originalidad a sus obras.

Advertisement

Pedro Páramo como fue bautizado su única novela, así como su único libro de cuentos, bastaron para que Juan Rulfo fuese reconocido como uno de los grandes maestros de la narrativa hispanoamericana del siglo XX.

No cualquiera consigue estar en boca de escritores sumamente reconocidos e influyentes, como por ejemplo, de Jorge Luis Borges, quien aseguró que “Pedro Páramo es una de las mejores novelas de la literatura de lengua hispánica, y aún de la literatura”.

Así como este, muchos otros autores han considerado que esta obra de Juan Rulfo es una de las obras maestras de la literatura mundial del siglo XX.

Advertisement

Vida de Juan Rulfo

Juan Rulfo nació el 16 de mayo de 1917 en México y fue el tercero de cinco hermanos, hijos de Juan Nepomuceno Pérez Rulfo y María Vizcaino Arias. Una familia acomodada y de buena posición económica.

Su niñez se vio afectada por las luchas religiosas de su país, la llamada guerra de los cristeros, que fue particularmente violenta en el estado de Jalisco, lo que le llevó a decir:

“Entonces viví en una zona de devastación. No sólo de devastación humana, sino de devastación geográfica”.

Advertisement

Su padre murió asesinado el 1 de junio de 1923 cuando él tenía seis años y seis años más tarde fallece su madre quedando bajo la custodia de su abuela y luego enviado a un orfanato.

La educación básica del escritor fue esencialmente católica, coronada incluso por el paso por un seminario.

En el instituto Luis Silva es probable que escribiera sus primeros relatos, pues allí recibía clase de escritura de cuentos que luego se leían durante sesiones de los viernes por la tarde.

Advertisement

En 1947, se casó con Clara Aparicio, con la que tuvo cuatro hijos, Claudia Berenice, Juan Francisco, Juan Pablo y Juan Carlos.

En 1955 recibió el Premio Xavier Villaurrutia por su novela Pedro Páramo, más tarde en 1970 logró el Premio Nacional de Literatura en México y el 9 de julio de 1976 fue elegido miembro de la Academia Mexicana de la Lengua.

Durante 1983 le concedieron el Premio Príncipe de Asturias en España. En 1985, la Universidad Nacional Autónoma de México le nombró Doctor Honoris Causa.

Advertisement

Obras de Juan Rulfo

Gracias a dos becas obtenidas del Centro Mexicano de escritores, Rulfo logra publicar El llano en llamas (1953), una antología de sus mejores relatos.

Una de las grandes obras literarias hispánicas del siglo XX, en este caso en el ámbito del cuento. La aparición de El Llano en llamas marcó el inicio de su consagración como escritor.

Su temática rural y la ambientación de algunos de los cuentos en el marco de la Revolución mexicana encajaban con la tradición realista que había dominado el panorama narrativo en las décadas anteriores.

Advertisement

Dos años más tarde publicaría la que es su obra más conocida, Pedro Páramo en 1955, novela que hoy en día sigue levantando interés, tanto en el público como en el ámbito académico.

Considerada como una de las novelas más perfectas del siglo XX en Hispanoamérica, y una de las más significativas en el ámbito universal.

Con esos dos volúmenes Rulfo se convirtió en pieza clave de la literatura en castellano y su influencia, reconocida por escritores como Borges, se extendió a otros países a medida que su obra fue traducida.

Advertisement

Rulfo desarrolló durante toda su vida actividades literarias, aunque también se desempeñó como archivista y agente de inmigración, agente viajero de la compañía Goodrich-Euzkadi, colaborador de la Comisión del Papaloapan y editor en el Instituto Nacional Indigenista de la ciudad de México.

Además, fue autor de algún que otro guión, como El despojo, sobre una idea original suya; El gallo de oro (1964), basado en una idea del novelista con guión de Carlos Fuentes y Gabriel García Márquez y La fórmula secreta (1965), de Rubén Gámez con textos de Rulfo.

Poemas de Juan Rulfo

La carga lírica en la prosa de Juan Rulfo ha sido uno de los elementos más subrayados por la ingente crítica de la obra del autor mexicano.

Advertisement

Sus únicas dos obras son la recopilación de cuentos El llano llamas publicada en 1953 y la novela Pedro Páramo en 1955, gozaron de fuerte impacto internacional.

A pesar de que la obras de Juan Rulfo fue bastante breve gracias a la recopilación de sus cuadernos de borradores y libretas que hoy podemos conocer un poco más sobre los escritos de este metódico y perseverante escritor.

Aquí te dejamos algunos poemas de Juan Rulfo, composiciones cortas pero sin duda influyentes.

Advertisement
Poemas de Juan Rulfo

En el hidrante… las gotas

La poesía de Juan Rulfo es verdaderamente cautivadora, además te invita a reflexionar sobre temas de la cotidianidad.

En este poema de Juan Rulfo en particular el escritor nos deja una bella composición carga de detalles.

“Por la puerta se veía el amanecer en el cielo.
No había estrellas. Sólo un cielo plomizo,
gris aún no aclarado por la luminosidad del sol.

Más contenido que te encantará
Advertisement

Una luz parda, no como si fuera a comenzar el día,
sino como si apenas estuviera llegando el principio de la noche”.

Chiquilla

Este poema de Juan Rulfo que mostramos a continuación se tarta de una carta de amor de Juan Rulfo a Clara Aparicio, su esposa cuando aun estaban de novios.

Advertisement

En él se muestra un estilo poético, articulado y bien dosificado de símbolos, que introducía ya las marcas posteriores en su prosa y que tuvo sus primeras manifestaciones en las palabras escritas para la joven.

¿Sabes una cosa?

He llegado a saber, después de muchas vueltas, que tienes los ojos azucarados. Ayer nada menos soñé que te besaba los ojos, arribita de las pestañas, y resultó que la boca me supo a azúcar; ni más ni menos, a esa azúcar que comemos robándonosla de la cocina, a escondidas de la mamá, cuando somos niños.

Advertisement

También he concluido por saber que los cachetitos, el derecho y el izquierdo, los dos, tienen sabor a durazno, quizá porque del corazón sube algo de ese sabor.
Bueno, la cosa es que, del modo que sea, ya no encuentro la hora de volverte a ver.

No me conformo, no; me desespero.
Ayer pensé en tí, además, pensé lo bueno que sería yo si encontrara el camino hacia el durazno de tu corazón; lo pronto que se acabaría la maldad a mi alma.

Por lo pronto, me puse a medir el tamaño de mi cariño y dio 685 kilómetros por la carretera. Es decir, de aquí a donde tú estás. Ahí se acabó. Y es que tú eres el principio y fin de todas las cosas.

Advertisement

Sin título

Este poema representa uno de los tantos hallados luego de la muerte del escritor, es una de esas composiciones que nunca considero lo suficientemente buena para ser publicada.

Pero ahora tienes la oportunidad de determinar tu si merece o no fama.

Advertisement

¿Dónde estabas? Parecía encontrarte entre los ruidos más pequeño sen aquellos que baten sus sonidos y se confunden con las palpitaciones con el murmullo de la tierra con el grito de la sangre.

Parecía encontrarte apenas devuelto como ir isde una constelación sin esperanza. Me faltabas. Eras como ese sueño que nunca llega y que remotamente nos espera entre dos estaciones

Advertisement

Poemas de Juan Rulfo cortos

La publicación de su única novela, Pedro Páramo en 1955 supuso un antes y un después en el contexto global de la narrativa hispanoamericana.

Su experimentalismo abrió las puertas a la novelística del “boom” de los años sesenta y setenta.

Poemas de Juan Rulfo cortos

Pero no fue la única composición del autor, Rulfo destruyó la primera novela que escribió, sobre la Ciudad de México, porque le pareció muy mala.

Advertisement

Pero no te preocupes, si desean conocer más sobre el trabajo de Rulfos, te dejamos con algunos otros poemas de Juan Rulfos.

Se tratan de obras cortas pero que logran demostrar el talento innato y original del escritor.

Nadie puede durar tanto

La mayoría de los poemas de Juan Rulfo son composiciones breves pero eso no quiere decir que carezcan de inspiración.

Advertisement

Por el contrario son obras igual de influyentes que otras, este en particular plasma la idea de que nada en la vida es eterno, por muy bueno que sea o por muy malo que paresa, siempre llega a su fin.

Nadie puede durar tanto,
no existe ningún recuerdo
por intenso que sea
que no se apague.

Cada suspiro

Este es una bella composición del escritor mexicano, se trata de un verso cautivador y cargado de romance.

Advertisement

Cada suspiro
es como un sorbo de vida
del que uno se deshace.

Yo lloro

Estamos en esta oportunidad, ante un poema de Juan Rulfo cargado de romance, se trata de una composición  hermosa dedicada al amor, uno de los elementos marcos en la poesía de muchos escritores.

Yo lloro, sabes,
lloro a veces por tu amor.
Y beso pedacito a pedazo
cada parte de tu cara
y nunca acabo de quererte.

Advertisement

Me gustas más

La pasión aparece para convertirse en el centro de un poema de Juan Rulfo, en esta ocasión el autor plasma su preferencia a los sueños y como en ellos puede manipular la situación a su conveniencia.

Me gustas más
cuando te sueño,
entonces hago de ti
lo que quiero.

Vivimos en una tierra

Cerramos la lista de los poemas de Juan Rulfo con este, pero no menos importante composición corta cargada de un mensaje inspirador y reflexivo.

Advertisement

Vivimos en una tierra
en que todo se da,
gracias a la providencia,
pero todo se da con acidez.
Estamos condenados a eso.

El 7 de enero de 1986, la ciudad de México, se vistió de luto por la lamentable perdida física de un muy importante e influyente escritor.

Juan Rulfo falleció a causa de un enfisema pulmonar, pero su obra no ha quedado en el olvido y las nuevas generaciones de lectores ya la han sabido apreciar.

Advertisement

No olvides dejarnos un comentario y contaron qué te ha parecido el artículo dedicado a la vida y obra de Juan Rulfo.

Advertisement
Advertisement