+5 Poemas de la escuela (Cortos, fáciles y más)

Advertisement

La escuela es fundamental para cada niño. Hoy, muchas personas han alcanzado grandes logros gracias a la influencia que tuvieron sus maestros en la infancia, así como por los conocimientos, modales, principios y virtudes adquiridos y forjados dentro de las paredes de sus escuelas.

En definitiva la escuela es, y seguirá siendo, necesaria para que las personas se desarrollen. Estos 5 poemas de la escuela que Escribirte te ofrece, pretende enaltecer la función de las escuelas y lo importante de ellas.

Las metas se empiezan a cocinar entre las paredes de las escuelas.

Poemas de la escuela ¡Fáciles de aprender por niños!

La escuela es una institución tierna pues alberga a los niños que se están formando para el futuro.

Advertisement

.En ella vemos las más hermosas muestras de alegría y ternura así como las ocurrencias más insólitas, en definitiva, estos son unos poemas de la escuela que todos deben leer.

Una sonrisa siempre es la mejor actitud en la escuela.

5. Mi escuela (anónimo)

Palabras sencillas en un armonioso compás se entrelazan para formar estos versos que hablan de la hermosa etapa de aprendizaje de los seres humanos.

Mi escuela es muy hermosa
la veo siempre primaveral,
todos los días está preciosa
como un manto floral.

Advertisement

Un gran destino,
me tiene mi escuela bella,
ella me guía por el camino
como una gran estrella.

Al estudiar empiezo a saber
y lo hago con una ilusión
comienzo a conocer
el mundo y su razón.

En mi escuela tengo un destino
seguro, tranquilo y real.
Ella es el gran camino
que me lleva a la meta final.

Advertisement

4. Una poesía para mi colegio (anónimo)

Las enseñanzas que deja la escuela son para toda la vida. Allí se forjan hermosos recuerdos que nos acompañan por el resto de nuestras vidas. Vamos a leer las estrofas anónimas de este poema de la escuela.

En tus aulas aprendí a leer,
a escribir
a dibujar y a jugar
divirtiéndome cada
día sin cesar.

Advertisement

Tus cálidos docentes
siempre a mi lado
están presentes
cuidando mi educación
con fiel dedicación.

Nos recibes en tus ambientes
cada mañana , como el sol saliente
estás listo a abrir tus puertas
para recibirnos en ellas.

Eres mi colegio querido
con el cuál Dios me ha bendecido
orgulloso llevo en mi alma
tus enseñanzas sabias.

Advertisement

Hoy es tu cumpleaños
he querido recordarlo
como un día especial
que junto a ti hoy
quiero celebrar.

3. (Extracto) Ante los ojos de los niños del colegio (William Butler Yeats)

Un poema regio, lleno de palabras que evocan los tiempos de colegio, de niñez y tareas. Este autor nos lleva, a los adultos, directo a esos años en los que lo más esperado era la hora del recreo para jugar con los compañeros y comer la merienda.

Más contenido que te encantará
Advertisement

I
“Paseando en el aula inmensa pregunto;
Y una monja linda de velo blanco contesta:
Los niños aprenden a escribir y a cantar,
Aprenden a leer y la historia escuchar,
A cortar y coser, y a trabajar con esmero
Siguiendo la modernidad – los ojos de los niños
En un momento pasajero se clavan con asombro en
Un sonriente funcionario de mediana edad.

II
Sueño con el cuerpo legendario de Leda, inclinado
Sobre un fuego desazonante, un cuento que ella
Contó de un cruel reproche, o un suceso trivial
Que transformó días de inocencia infantil en tragedia-
Contó, y sentí como si nuestros dos seres se fundieran
En una esfera de joven compasión,
Para transformar la parábola de Platón en una alegoría
De yemas y claras habitando debajo del mismo techo.

VI
Su imagen actual flota hacia mi mente –
¡Me pregunto si el dedo del Quattrocento la engendró
Con las mejillas hundidas como si se hubiera bebido el viento
Y si para matar el hambre le dieron a cambio un caos de sombras!
Yo también tuve alguna vez alas adorables
Aunque nunca como las de Leda – basta de esto,
Mejor sonreír toda esta sonrisa, y mostrar
Que allí hay una especie de agradable viejo espantapájaros.

Advertisement

VI
Platón pensó que la naturaleza es solo espuma que juega
Sobre un paradigma espectral de objetos;
El soldado Aristóteles jugó a las canicas
Sobre los pies del Rey de Reyes;
El famoso con su muslo de oro, Pitágoras
Tocaba con un violín o unas cuerdas
Lo que cantaban las estrellas y las indiferentes Musas escuchaban:
Ropa vieja encima de ramas viejas para espantar un pájaro”.

2. Mi escuela (Gilda Mónica)

Si pensamos en un niño escribiendo un poema de la escuela podríamos pensar que estas palabras son el resultado. Sencillo pero hermoso nos describe la función de la escuela en nuestras vidas.

Advertisement

Mi escuela era pequeña,
cuando sus aulas me abrió,
mi escuela era pequeña,
cuando en su pupitre me recibió.
Crecimos a través del tiempo,
con danzas primaveral,
crecimos a través del tiempo,
cantando el Himno Nacional.

Mi escuela es soberana,
junto a la bandera nacional,
ella me dio las armas,las armas del saber,
y con ellas hoy ya puedo,
“Mi vuelo emprender”

Advertisement

1. No entristezcas escuelita (Anónimo)

Este es un poema de la escuela que trae añoranzas y tal vez un poco de tristeza. En sus versos se describe el momento en el que llega a su final un año escolar y vienen esas vacaciones largas.

Veamos que nos cuenta en sus líneas este autor anónimo acerca de ello.

Comienzan las vacaciones
nos iremos a pasear
!no entristezcas escuelita!
otro año nos verás.

Advertisement

Hemos aprendido mucho
y hemos hecho renegar
a la señorita buena
que nos sabrá perdonar.

Estamos tristes y callados,
qué deseos de llorar…
por dejar esta gran casa…
!que es nuestro segundo hogar!

Al mismo tiempo contentos
pues nos vamos a pasear
!no entristezcas escuelita!
otro año nos verás.

Advertisement

Estos poemas de la escuela resusltaron ser una pequeña y hermosa compilación de palabras que describen sentimientos y emociones acerca de una etapa muy valiosa de cada lector.

Esa que nos llenó de vitalidad y que ayudó a desarrollar nuestros conocimientos.

Permítenos ofrecerte siempre lo mejor. ¡Déjanos tus comentarios!

Advertisement
Advertisement
Advertisement