+13 Poemas de lluvia ¡Versos a gotas!

Advertisement

¿Quién puede definir la lluvia, explicar de qué se trata, trazar sus límites, delinear la esencia oculta en su misterio, adentrarse en las claves de su ser? Los poetas encontraron una forma trascendente de hacerlo.

La historia señala a grandes mentes literarias que han plasmado los encanto de la lluvia y los sentimiento que este acontecimiento natural produce en el ser humano.

Por naturaleza contemplar la lluvia nos puede llevar a conclusiones profundas. Esto se debe a que la lluvia es un fenómeno hermoso y delicado pero agresivo a la vez que ha inspirado a artistas a lo largo de la historia.

Advertisement

En escribirte te mostraremos poemas de lluvia increíbles, sin embargo sería perfecto podernos disfrutar de ellos, con el sonido de la lluvia de fondo y por supuesto sentado en la comodidad de nuestro hogar.

Poemas de lluvia cortos

Los versos poéticos, entre los géneros literarios, son los que se ocupan de manifestar la belleza del mundo.

Sirven para expresar imágenes que representan sentimientos o ideas de una forma artística, cautivando la mente de muchos lectores y haciendo uso de diferentes temáticas.

Advertisement

La forma y los temas que se tratan en los poemas depende exclusivamente del tipo de poesía a la que se adhiere el poeta y su importancia radica en que permite ampliar los horizontes del ser humano.

Leer con frecuencia poesía nos puede ayudar a enriquecer nuestro vocabulario y cambiar nuestra manera del ver al mundo.

Hoy te traemos algunos textos para comenzar a amar a la poesía, se trata de algunos poemas de lluvia, para que gota a gota quedes cautivado.

Advertisement
Poemas de lluvia cortos

Apalabrar (José Manuel Arango)

Este poema del escritor poeta y traductor colombiano, utilizando el elemento de la lluvia envía un mensaje de reflexión sobre la forma en que solemos ver los detalles de la vida que para muchos es una forma superficial, mientras otras los observan con todos los sentidos.

Pero al niño ciego le dicen ésta es la lluvia
y él la acepta en el dorso de la mano
y le dicen éste es el azulejo y él pasa
suavemente las yemas por el cuello
corvo

Lluvia, azulejo: nombres
para las perplejidades del niño
ciego

Advertisement

Tormenta de verano (Karmelo Iribarren)

España se presenta en esta recopilación de los poemas de lluvia más destacados de la literatura, gracias al talento de esta escritora española.

En este poema deja una profunda enseñanza del transitar por la vida, sobre sus alegrías y detalles no tan agradables, pero todo utilizando a la lluvia para generar dramatismo.

Advertisement

Están cogidos de la mano
en silencio,
bajo los soportales.

El niño mira su columpio,
muy triste,
bajo la lluvia,
y no lo entiende.

El padre mira al niño:
es la vida, hijo
-quisiera poder decirle-,
y no ha hecho más que empezar.

Advertisement

Después de la lluvia (Alfredo Espino)

La lluvia en ocasiones es utilizada para describir cambios, que por lo general vienen acompañados de tormentas y desastres, pero que luego de que cesa todo vuelve a ser paz y calma.

Sobre esto es lo que trata este poema de lluvia del reconocido escritor salvadoreño.

Advertisement

Por las floridas barrancas
Pasó anoche el aguacero
Y amaneció el limonero
Llorando estrellitas blancas.

Andan perdidos cencerros
Entre frescos yerbazales,
Y pasan las invernales
Neblinas, borrando cerros.

Advertisement

Hace apenas días (Hugo Mujica)

Nuevamente la lluvia es utilizada para describir hechos desafortunados que causas tristeza.

En este caso se plasma un profundo sentimiento hacia la perdida física de un padre y como eso impacta la vida de los familiares que contemplan su tumba bajo la lluvia.

Hace apenas días murió mi padre,
hace apenas tanto.

Advertisement

Cayó sin peso,
como los párpados al llegar
la noche o una hoja
cuando el viento no arranca, acuna.

Hoy no es como otras lluvias
hoy llueve por vez primera
sobre el mármol de su tumba.

Bajo cada lluvia
podría ser yo quien yace, ahora lo sé,
ahora que he muerto en otro.

Advertisement

Gotas (Ida Vitale)

Este poema de lluvia explica como se ven las gotas de lluvia que se escurren en un cristal de una ventana, trasmitiendo un mensaje lleno de nostalgia, y en el que se puede imaginar unos edificios desenfocados y un árbol.

¿Se hieren y se funden?
Acaban de dejar de ser la lluvia.

Traviesas en recreo,
gatitos de un reino transparente,
corren libres por vidrios y barandas,
umbrales de su limbo,
se siguen, se persiguen,
quizá van, de soledad a bodas,
a fundirse y amarse.

Advertisement

Trasueñan otra muerte.

La lluvia (Jorge Luis Borges)

Este importante escritor de cuentos y poemas argentino considerado una figura clave en la literatura, nos trae un hermoso poema inspirado en la lluvia  y totalmente dedicada a esta y sus efectos en el mundo.

Advertisement

Bruscamente la tarde se ha aclarado
Porque ya cae la lluvia minuciosa.
Cae o cayó. La lluvia es una cosa
Que sin duda sucede en el pasado.

Quien la oye caer ha recobrado
El tiempo en que la suerte venturosa
Le reveló una flor llamada rosa
Y el curioso color del colorado.

Esta lluvia que ciega los cristales
Alegrará en perdidos arrabales
Las negras uvas de una parra en cierto

Advertisement

Patio que ya no existe. La mojada
Tarde me trae la voz, la voz deseada,
De mi padre que vuelve y que no ha muerto.

LLueve sobre el campo verde (Juan Ramón Jiménez)

La lluvia para muchos es una manifestación magnifica de la vida, con ella se riegan de forma natural las plantas y se limpia las superficies.

Este poema es un tributo a este fenómeno natural que cuando llega genera un ambiente opaco y triste pero luego llega la alegría.

Advertisement

Llueve sobre el campo verde…
¡Qué paz! El agua se abre
y la hierba de noviembre
es de pálidos diamantes.

Se apaga el sol; de la choza
de la huerta se ve el valle
más verde, más oloroso,
más idílico que antes.

Llueve; los álamos blancos
se ennegrecen; los pinares
se alejan; todo está gris
melancólico y fragante.

Advertisement

Y en el ocaso doliente
surgen vagas claridades
malvas, rosas, amarillas,
de sedas y de cristales…

¡Oh la lluvia sobre el campo
verde! ¡Qué paz! En el aire
vienen aromas mojados
de violetas otoñales.

Poemas de lluvia interesantes

Muchos poetas a lo largo de la historia se han comprometido y dedicado a escribir numerosos textos inspirados en la lluvia como elemento crucial para trasmitir emociones en un lenguaje libre y artístico.

Advertisement

En esta sección del artículo podrás conocer algunos poemas de lluvia creados por escritores talentosos y fuertes influenciadores de la literatura.

Poemas de lluvia interesantes

Autores como Fernando Pessoa, Jacques Prévert, Roberto Juarroz, entre otros, son los que podrás encontrar.

No pierda ni un segundo más y descubre junto a nosotros el talento de ellos para la escritura poética, con estos poemas de lluvia.

Advertisement

Lluvia (Federico García Lorca)

Este poeta español pertenecía a la Generación del 27 y escribió este poema en el que expresa su admiración por la lluvia con hermosas palabras que logran cautivar a cualquier lector.

Más contenido que te encantará

La lluvia tiene un vago secreto de ternura,
algo de soñolencia resignada y amable,
una música humilde se despierta con ella
que hace vibrar el alma dormida del paisaje.

Es un besar azul que recibe la Tierra,
el mito primitivo que vuelve a realizarse.
El contacto ya frío de cielo y tierra viejos
con una mansedumbre de atardecer constante.

Advertisement

Es la aurora del fruto. La que nos trae las flores
y nos unge de espíritu santo de los mares.
La que derrama vida sobre las sementeras
y en el alma tristeza de lo que no se sabe.

La nostalgia terrible de una vida perdida,
el fatal sentimiento de haber nacido tarde,
o la ilusión inquieta de un mañana imposible
con la inquietud cercana del color de la carne.

El amor se despierta en el gris de su ritmo,
nuestro cielo interior tiene un triunfo de sangre,
pero nuestro optimismo se convierte en tristeza
al contemplar las gotas muertas en los cristales.

Advertisement

Y son las gotas: ojos de infinito que miran
al infinito blanco que les sirvió de madre.

Cada gota de lluvia tiembla en el cristal turbio
y le dejan divinas heridas de diamante.
Son poetas del agua que han visto y que meditan
lo que la muchedumbre de los ríos no sabe.

¡Oh lluvia silenciosa, sin tormentas ni vientos,
lluvia mansa y serena de esquila y luz suave,
lluvia buena y pacifica que eres la verdadera,
la que llorosa y triste sobre las cosas caes!

Advertisement

¡Oh lluvia franciscana que llevas a tus gotas
almas de fuentes claras y humildes manantiales!
Cuando sobre los campos desciendes lentamente
las rosas de mi pecho con tus sonidos abres.

El canto primitivo que dices al silencio
y la historia sonora que cuentas al ramaje
los comenta llorando mi corazón desierto
en un negro y profundo pentágrama sin clave.

Mi alma tiene tristeza de la lluvia serena,
tristeza resignada de cosa irrealizable,
tengo en el horizonte un lucero encendido
y el corazón me impide que corra a contemplarte.

Advertisement

¡Oh lluvia silenciosa que los árboles aman
y eres sobre el piano dulzura emocionante;
das al alma las mismas nieblas y resonancias
que pones en el alma dormida del paisaje!

Llueve en silencio, que esta lluvia es muda (Fernando Pessoa)

Fernando Pessoa es una de las figuras más representativas de la poesía portuguesa, y en este poema plasma esa somnolencia característica de los días nublados, de los que podemos obtener gran inspiración.

Llueve en silencio, que esta lluvia es muda
y no hace ruido sino con sosiego.
El cielo duerme. Cuando el alma es viuda
de algo que ignora, el sentimiento es ciego.
Llueve. De mí (de este que soy) reniego…

Advertisement

Tan dulce es esta lluvia de escuchar
(no parece de nubes) que
parece
que no es lluvia, mas sólo un susurrar
que a sí mismo se olvida cuando crece.

Llueve. Nada apetece…
No pasa el viento, cielo no hay que sienta.
Llueve lejana e indistintamente,
como una cosa cierta que nos mienta,
como un deseo grande que nos miente.

Llueve. Nada en mí siente

Advertisement

Desayuno (Jacques Prévert)

En este poema de la autoría de este escritor Prévert, utiliza elementos cotidianos para plasmar un mensaje de una forma inspiradora sobre un dia de lluvia.

Echó el café
En la taza
Echó leche
En la taza de café

Advertisement

Echó azúcar
En el café con leche
Con la cucharilla
Lo removió

Bebió el café con leche
Dejó la taza

Sin hablarme
Encendió
Un cigarrillo
Hizo aros
Con el humo

Advertisement

Echó la ceniza
En el cenicero
Sin hablarme
Sin mirarme

Se levantó
Se puso
El sombrero
Se puso
La capa de lluvia

Porque llovía
Y se fue
Bajo la lluvia
Sin una palabra

Advertisement

Sin mirarme
Y yo tomé
Mi rostro entre las manos
Y lloré

X:24 (Roberto Juarroz)

Este genial poeta argentino emplea el elemento de la lluvia para plantearse de una forma inspiradora temas como el amor y la muerte, curiosas temáticas bastante recurrentes en la poesía.

Advertisement

Los diferentes ángulos de la lluvia
nos distraen de la más íntima
naturaleza de la lluvia:
caer siempre perpendicular a algo.

Así a veces cae perpendicular al corazón,
pero el corazón tiene miedo
y escapa de todas las perpendiculares.

Otras veces cae perpendicular a los muertos,
pero los muertos ya no aciertan ninguna geometría.
Y otras veces cae perpendicular a la noche,
pero la noche la abraza como un surtidor por todas partes.

Advertisement

Sin embargo la perpendicular de la lluvia,
para cumplir su llamado,
no necesita ni siquiera una línea,
sino tan sólo un punto donde poder caer
y hundirse plenamente.

Invierno (Ida Vitale)

Esta reconocida poeta uruguaya, perteneciente a la Generación del 45, describe las gotas de lluvia de una forma preciosa y profunda, destacando la belleza natural en su máxima expresión, en este poema contemporáneo.

Advertisement

Invierno
Como las gotas en el vidrio,
como las gotas de la lluvia
en una tarde somnolienta,

exactamente iguales,
superficiales,
ávidas todas,
breves,

se hieren y se funden,
tan, tan breves
que no podrían dar cabida al miedo,
que el espanto no debiera hacer huella
en nosotros.

Advertisement

Después, ya muertos, rodaremos,
redondos y olvidados.

Bajo la lluvia” (Juana Ibarbourou)

Bajo la lluvia es donde ocurre las escenas más dramáticas de un relato. Esta increíble poeta uruguaya del siglo XX, nos regala un alegre momento con su poema sobre la lluvia.

Advertisement

¡Cómo resbala el agua por mi espalda!
¡Cómo moja mi falda,
y pone en mis mejillas su frescura de nieve!

Llueve, llueve, llueve,
y voy, senda adelante,
con el alma ligera y la cara radiante,
sin sentir, sin soñar,
llena de la voluptuosidad de no pensar.

Un pájaro se baña
en una charca turbia. Mi presencia le extraña,
se detiene… me mira… nos sentimos amigos…
¡Los dos amamos muchos cielos, campos y trigos!

Advertisement

Después es el asombro
de un labriego que pasa con su azada al hombro
y la lluvia me cubre de todas las fragancias
de los setos de octubre.

Y es, sobre mi cuerpo por el agua empapado
como un maravilloso y estupendo tocado
de gotas cristalinas, de flores deshojadas
que vuelcan a mi paso las plantas asombradas.

Y siento, en la vacuidad
del cerebro sin sueño, la voluptuosidad
del placer infinito, dulce y desconocido,
de un minuto de olvido.

Advertisement

Llueve, llueve, llueve,
y tengo en alma y carne, como un frescor de nieve.

No queda duda que la poesía ha sido y seguirá siendo uno de la mejores formas de expresión con las que cuenta el ser humano.

Advertisement

Gracias a ella podemos expresar emociones, sentimientos y situaciones, además les otorga a los escritores, la libertad de apropiarse del lenguaje para asignarle un nuevo significado.

En Escribirte valoramos tu opinión, déjanos un comentario.

Advertisement
Advertisement
Advertisement