+10 Poemas de Mario Quintana ¡Llenos de amor!

Advertisement

Mario Quintana fue un poeta brasilero nacido 30 de julio de 1906 considerado el “poeta de las cosas simples”y con un estilo al escribir muy marcado por la ironía y por la perfección de sus obras.

Cuando tan solo era un niño a la edad de siete años, sus padres le enseñan a leer y hablar francés en forma rutinaria y el año siguiente ingresa a la escuela primaria.

Cinco años después Quintana entra al colegio militar de Porto Alegre donde comienza con la escritura y elabora sus primero textos para publicarlos en una revista estudiantil.

Advertisement

Por problemas de salud tuvo que abandonar el colegio militar y trabaja un tiempo como cajero en una librería y luego en una farmacia familiar.

Considerado el poeta de las cosas simples, con un estilo marcado por la ironía, por la profundidad y por la perfección técnica.

Bajo el seudónimo de JB, Mario Quintana publica un soneto en el periódico de Alegrete donde residía a los dieciséis años, contrario a su padre que quería que estudiara medicina.

En 1926 muere la madre del poeta y un año después el padre, al tiempo que la revista Para Todos de Río de Janeiro publica uno de sus poemas.

Advertisement

Ya para 1929, comenzó en un periódico escribiendo en una sección de literatura extranjera y un año después varios diarios y revistas publican sus poemas.

Un ciudadano ejemplar que recibe el título de honor por parte del ayuntamiento de Porto Alegre, y el año siguiente es distinguido en Alegrete.

Sin duda Mario Quitana fue un excelente escritor que dejó grandes aportes a la literatura latinoamericana y aquí recordaremos los mejores poemas de este poeta y traductor brasilero.

Advertisement

Poemas de Mario Quintana

Del extendido repertorio de obra de Mario Quintana se destaca su faceta de creador de aforismos, que no respondían totalmente a las características que tiene un proverbio

Más bien mezclaba elementos irónicos, pensamientos y algarabías a los que llamó Quintanares.

Y es que precisamente por esta mezcla de elementos se caracterizan todas la obras de Mario Quintana y por ellas en la década de 1970 fue objeto de homenajes recibiendo la mayor distinción del Estado.

Advertisement

Además en los ochenta recibe por parte de la Academia Brasileña de las Letras el Premio Machado de Asís, por el conjunto de sus obras.

En  1966 el poeta es homenajeado en la Academia Brasilera de Letras por los ilustres Manuel Bandeira y Augusto Meyer.

Canción de amor improvisto

Al amor puede cambiar hasta al hombre más cerrado, y sobre esto habla el escritor en este poema de Mario Quintana, en el que expresa la situación que cambia la personalidad del sujeto con la aparición de otra persona que, para variar le causa una alegría atónita.

Yo soy un hombre cerrado.
El mundo me tornó egoísta y malo.
Y mi poesía es un vicio triste,
Desesperado y solitario
Que yo hago todo por disimular.

Advertisement

Mas tú apareciste con tu boca fresca de madrugada,
Con tu paso leve,
Con esos tus cabellos…

Y el hombre taciturno quedó inmóvil, sin comprender nada, en una alegría atónita…
¡La súbita, la dolorosa alegría de un espantajo inútil
Adonde vienen a posarse los pajarillos!

Advertisement

El tiempo

Este poema de Mario Quintana describe con palabras simples y con un toque de ironía, el valor agregado que las personas suelen darle al tiempo que es realmente algo muy subjetivo.

El autor habla de un escape del tiempo y es simplemente cuando uno se relaja.

El despertador es un objeto abyecto.
En él mora el Tiempo. El Tiempo no puede vivir sin nosotros, para no parar.
Y todas las mañanas nos llama frenéticamente como un viejo paralítico que toca la campana atroz.

Advertisement

Nosotros
Es que vamos empujando, día a día, su silla de ruedas.
Nosotros, somos sus esclavos.

Sólo los poetas
los amantes
los borrachos
pueden huir
por instantes

del Viejo… ¡Mas qué rabia impotente le da al Viejo
cuando encuentra niños brincando la rueda
y no tiene otro recurso sino desviarlos de su silla de ruedas!
Porque ellos, simplemente, lo ignoran.

Advertisement

La calle de los Cataventos

Este poema de Mario Quintana describe el sentimiento de decepción  y su repercusión en la vida de las personas, haciendo ver a los lectores que con cada decepción es como su algo dentro de el muriera hasta que ya no quedara nada y se volvieran vacíos y fríos.

La primera vez que me asesinaron
Perdí una sonrisa que tenía.
Entonces cada vez que me mataron,
Me estaban quitando cualquier cosa.

Advertisement

Hoy de mis cadáveres soy
El más desnudo, al que no le queda nada.
Quema un tocón de vela amarilla,
Lo único bueno que me queda.

Ven! Cuervos, chacales, ladrones de caminos!
Por esta mano amonesta codiciosamente
¡No arrancarás la luz sagrada!

Aves de la noche! Alas de horror! Volar
Que la luz tiemble y triste como un ay,
¡La luz de los muertos nunca se apaga!

Advertisement

Reincidencia

Las canciones son consideradas por muchas personas como una forma de poesía, pero el autor difiere de esto, pues este poema de Mario Quintana aborda este tema y se muestra algo distante con este concepto.

No, no. No pude más con las canciones que nos daban un mórbido placer. Me cansé de cantarlas – lo confieso para hacer mi Princesa adormecer… Me cansé de guardar cartas antiguas que lo que hacían era envejecer.

Más contenido que te encantará
Advertisement

Las palabras tan dulces, tan amigas en una buena hoguera hice arder. Y le cerré su voz a mis oídos pero luego olvidé cerrar los ojos y así, en pocos días recorridos 1 comencé, otra vez, por siete años a plantar, entre cardos y entre abrojos otra vez, un jardín de desengaños…

Emergencia

Un poema corto de Mario Quintana que describe el valor emocional de los poemas, de esa vía de escape que te transporta a mundos nuevos y que pueden llegar, incluso, a salvar vidas.

Advertisement

Quien hace un poema abre una ventana.
Respira, tú que estás en una celda
amortiguado
este aire que la atraviesa.

Por eso los poemas tienen ritmo.
para que puedas respirar profundamente.
Quien hace un poema salva a un ahogado.

Advertisement

Los poemas

La lectura causa a la imaginación maravillas, y los poemas mueven la creatividad y esto es precisamente lo que Mario Quintana intenta resaltar con este poema.

Poemas están llegando pájaros.
se desconoce dónde y tierra
en el libro que lees.

Advertisement

Cuando cierras el libro, toman vuelo
Como una trampilla.
No tienen aterrizaje
ni puerto

alimentar por un momento cada par de manos
y vete. Y mira, entonces, tus manos vacías,
maravillado de saber
que su comida ya estaba en ti …

Advertisement

Esperanza

Un poema de Mario Quintana que menciona la historia de una mujer que si lo leemos con el aire irónico que el escritor brasileño solía colocar en sus escrito.

Nos damos cuenta de que la verdadera intención es hacer alusión a ese estado de fe que mueve el mundo y enfoca a las personas.

Allí en lo alto del duodécimo piso del año
Vive una loca llamada Esperanza
Y ella piensa que cuando todas las sirenas
Todas las bocinas

Advertisement

Todos los rencores dispara
¡un delicioso vuelo!
Ella será encontrada milagrosamente incólume en la acera,
Otra vez niño …

Y en torno a ella indagará al pueblo:
¿Cómo es tu nombre, niña de ojos verdes?
Y ella les dirá

(Hay que decirles todo de nuevo!)
Ella les dirá bien despacio, para que no olviden:
Mi nombre es ES-PE-RAN-ZA

Advertisement

Poema del Contra

Este es un corto poema de Mario Quintana con el cual el autor intenta describir con pocas palabras la visión de la vida que este tiene de la vida y del camino que se recorre con el pasar de los años.

Todos los que están ahí
Al atravesar mi camino,
Ellos pasarán
¡Yo pajarito!

Advertisement

Ver

Otro poema corto de Mario Quintana que hace alusión a la voracidad con que el tiempo devora las vidas de las personas que sincronizan sus vidas y su transitar con el Tic-Tac del reloj, perdiendo los pequeños detalles de vista e ignorando los verdaderos placeres.

El más feroz de los animales domésticos
es el reloj de pared:
yo conozco uno que ya devoró
tres generaciones de mi familia.

Advertisement

Del amoroso olvido

El amor vuelve a posarse en el lápiz de Mario Quinta y plasma en papel el pensamiento de un enamorado que a pesar de la distancia y el tiempo no logra olvidad esa pasión y esa persona que logro robar su atención.

¡Ahora  qué desenlace!
Ya no pienso más en ti …
¿Pero será que nunca dejo
De recordar que te olvidé?

Advertisement

Mario Quintana Fue un escritor muy exitoso y reconocido, hasta considerado un ciudadano modelo, pero siempre mantuvo su vida privada reservada ante el visor publico.

Advertisement

Nunca se caso ni tuvo hijos, vivió doce años en el Majestic Hotel en el centro histórico de Porto Alegre para finalmente fallecer el 5 de mayo de 1994.

Lo que si es público para todo es que su gran éxito se lo debe a su talento y su magnifica habilidad, y que gracias a sus legado literario muchas generaciones conocerán su nombre.

En Escribirte valoramos tu opinión ¡déjanos tu comentario!, e interactúa con nosotros.

Advertisement
Advertisement
Advertisement