+10 Poemas de Salvador Novo ¡Versos satíricos!

Advertisement

¿Cuáles son los mejores poemas de Salvador Novo? ¿Quién es? Salvador Novo fue uno de los destacados escritores mexicanos pertenecientes al famosos grupo de literatos “los contemporáneos”.

Que contó con un amplio legado de escritos que se consideran expendidos aportes a la literatura.

Novo público a lo largo de su vida 20 libros de poesía, y para la critica de la época sus versos son considerados ácidos y humorísticos.

Advertisement

La obra de este escritor mexicano se caracteriza por tener niveles de picardías típicas del autor y por ser versos breves y hábiles.

Su versátil actividad lo llevó a escribir guiones de cine y a incursionar en el mundo teatral, lo que lo convirtió en un artista completo y le brindó el reconocimiento que hoy posee.

Salvador Novo fue tildado de homosexual en una sociedad totalmente machista, sin embargo, esto no fue impedimento para levantar su legado literario y marcar generaciones de escritores con sus extraordinarias obras.

Advertisement

Por esto y mucho más, en Escribirte le rendimos homenaje a este talentoso escritor y recopilamos 11 de sus mejores y más famosos poemas.

Poemas de Salvador Novo cortos e interesantes

La mayoría de los trabajos poéticos de Salvador Novo están inspirados en el vanguardismo, corriente literaria característica de la famosa generación de poetas “los contemporáneos”.

Además persiguen el afán de renovación típica del escritor.

Advertisement

Las composiciones cortas de Novo además de ser cautivadoras también cuenta con la ardiente defensa de la identidad y los valores mexicanos que marcaba sus personalidad sencilla e ingeniosa.

Al poema confío la pena de perderte

Los escritores encuentra en su poesía una vía de escape a sus propios sentimientos y es esto lo que se ve reflejado en este poema de Salvador Novo.

Advertisement

En el se le confiere a su escrito todos esos sentimientos que guarda en sus interior. El sentimiento de nostalgia por la perdida de una persona importante invaden cada línea de este poema.

Al poema confío la pena de perderte.
He de lavar mis ojos de los azules tuyos,
faros que prolongaron mi naufragio.

He de coger mi vida desecha entre tus manos,
leve jirón de niebla
que el viento entre sus alas efímeras dispersa.

Advertisement

Vuelva la noche a mí, muda y eterna,
del diálogo privada de soñarte,
indiferente a un día
que ha de hallarnos ajenos y distantes.

No podemos abandonarnos

Este poema de Salvador Novo describe como la rutina puede llegar a dañar una relación, y en el el autor hace un llamado a la reconciliación.

Advertisement

No podemos abandonarnos,
nos aburrimos mucho juntos,
tenemos la misma edad,
gustos semejantes,
opiniones diversas por sistema.

Muchas horas, juntos,
apenas nos oíamos respirar
rumiando la misma paradoja
o a veces nos arrebatábamos
la propia nota inexpresada
de la misma canción.

Ninguno de los dos, empero,
aceptaría los dudosos honores
del proselitismo.

Advertisement

Un año más

El tiempo y sus misterios siempre son buenos temas para inspirar la poesía, y este poema de Salvador Novo esta influido por estos dos aspectos.

Pero al mismo tiempo el autor agradece el haber podido disfrutar de un año más de vida junto a sus más sinceras amistades.

Un año más sus pasos apresura;
un año más nos une y nos separa;
un año más su término declara
y un año más sus límites augura.

Advertisement

Un año más diluye su amargura;
un año más sus dones nos depara;
un año más, que con justicia avara
meció una cuna, abrió una sepultura.

¡Oh! dulce amigo, cuya mano clara
en cifra de cariño y de ternura
la mía tantas veces estrechara!

Un año más el vínculo asegura
de su noble amistad, alta y preclara.
¡Dios se lo otorgue lleno de ventura!

Advertisement

Amor

En ocasiones las palabras no son suficientes para desmostar los más puros sentimientos, y es que el amor es tan complicado que a veces no tenemos claro como definirlo.

Este poema de Salvador Novo define muy bien el significado del amor, y lo convierte en un texto bastante útil apara entender la complejidad del asunto.

Amar es este tímido silencio
cerca de ti, sin que lo sepas,
y recordar tu voz cuando te marchas
y sentir el calor de tu saludo.

Advertisement

Amar es aguardarte
como si fueras parte del ocaso,
ni antes ni después, para que estemos solos
entre los juegos y los cuentos
sobre la tierra seca.

Amar es percibir, cuando te ausentas,
tu perfume en el aire que respiro,
y contemplar la estrella en que te alejas
cuando cierro la puerta de la noche.

En perdurar se encapricha
mi sombra junto a tu luz
y bajo negro capuz
pretendí ocultar mi dicha.

Advertisement

Pero el fruto, pero el aire,
pero el Tiempo que no fluya,
pero la presencia tuya
fuerte, joven, dulce, grande;
sangre tuya en vena mía,
lazos a instantes maduros,
dentro de estos cuatro muros
cómo me los guardaría?

Gracias, señor

Agradecer por las cosas buenas de la vida resulta gratificante, y más cuando se cree fielmente en un Dios todopoderoso al cual se le debe honra.

Advertisement

En esta oportunidad nos topamos con un escrito de Salvador Novo en el que este agradece al señor por un año más de vida y por todas las pruebas y premios recibidos.

Gracias, Señor, porque me diste un año
en que abrir a tu luz mis ojos ciegos;
gracias porque la fragua de tus fuegos
templó en acero el corazón de estaño.

Gracias por la ventura y por el daño
por la espina y la flor; porque tus ruegos
redujeron mis pasos andariegos
a la dulce quietud de tu rebaño.

Advertisement

Porque en mí floreció tu primavera;
porque tu otoño maduró mi espiga
que el invierno guarece y atempera.

Y porque, entre tus dones, me bendiga
-compendio de tu amor- la duradera
felicidad de una sonrisa amiga.

Mi vida es como un lago

En este poema el escritor hace comparaciones de sus propia vida con un lago taciturno, lo que se puede entender claramente como un dato revelador de sus transitar por el mundo, el cual según su obra, fue reservado.

Advertisement

Mi vida es como un lago taciturno.
Si una nube lejana me saluda,
si hay un ave que canta, si una muda
y recóndita brisa
inmola el desaliento de las rosas,
si hay un rubor de sangre en la imprecisa
hora crepuscular,
yo me conturbo y tiendo mi sonrisa.

Más contenido que te encantará

¡Mi vida es como un lago taciturno!
Yo he sabido formar, gota por gota,
mi fondo azul de ver el Universo.

Cada nuevo rumor me dio su nota,
cada matiz diverso
me dio su ritmo y me enseñó su verso.
Mi vida es como un lago taciturno….

Advertisement

Poemas de Salvador Novo trascendentales

El estilo único que Salvador Novo aplicaba en la producción de sus obras más emblemáticas no tiene comparación alguna, y al tratarse de autores de versos satíricos él se posiciona entre los mejores.

Advertisement

Novo enfocó su poemas en el humor de vanguardia, su poesía manifiesta la burla del sentimiento modernista al mismo tiempo que da apertura a escenarios urbanos, industriales y publicitario.

Y sus notables habilidades para la escritura le proporcionaron en 1967 el Premio Nobel de Literatura, un orgullo para muchos.

El retorno

Este poema de Salvador Novo con que iniciamos esta lista es revelador, ofrece datos de su vida reflejados en la lírica característica de su composición.

Advertisement

Plasma elementos que el lector puede interpretar como las enseñanzas adquiridas durante la magnifica aventura llamada vida.

Vieja alameda triste en que el árbol medita,
en que la nube azul contagia su quebranto
y en que el rosal se inclina al viento que dormita:
te traigo mi dolor y te ofrezco mi llanto.

He vuelto. Soy el mismo. La misma sed que me aqueja
y embelesa mi oído idéntica canción,
y soy aquel que ama el minuto que deja
un poco más de llanto dentro del corazón.

Advertisement

He vuelto. A tu silencio otoñal, he buscado
vanamente mis huellas entre todas las huellas,
y mi ilusión es una hoja muerta de aquellas
que estremecía el viento y que el sol ha dorado.

Y mientras quiero acaso recomenzar la senda
y un mal irremediable consume los destellos
del sol, vieja alameda, y te guardo mi ofrenda,
tú contemplas mis ojos y miras mis cabellos.

Advertisement

Tema de amor

Un poema romántico plasma en su cuerpo lírico la pasión desbordante que consume dos individuos jóvenes en la dicha de la intimidad.

Dentro de estos cuatro muros
pretendí ocultar mi dicha:
Pero el fruto, pero el aire
¿cómo me los guardaría?

Hora mejor que pospuse,
voces que eran para mí,
camino que no elegí
destino que no dispuse;

Advertisement

¡cómo os volvisteis oscuros!
¡qué amargo vuestro sabor
cuando nos encerró mi amor
dentro de estos cuatro muros!

Entre tu aurora y mi ocaso
el Tiempo desaparecía
y era nuestra y era mía
sangre, labio, vino y vaso.

En perdurar se encapricha
mi sombra junto a tu luz
y bajo negro capuz
pretendí ocultar mi dicha.

Advertisement

Pero el fruto, pero el aire,
pero el Tiempo que no fluya,
pero la presencia tuya
fuerte, joven, dulce, grande;
sangre tuya en vena mía,
lazos a instantes maduros,
dentro de estos cuatro muros

¿cómo me los guardaría?

Advertisement

Breve romance de ausencia

El amor se apodera de la pluma de Salvador Novo y éste compone un bello poema lleno de palabras dulces y sentimientos bonitos, una prosa ideal para dedicar y cautivar como lo hacían los caballeros de antes.

Único amor, ya tan mío
que va sazonando el tiempo;
¡qué bien nos sabe la ausencia,
cuando nos estorba el cuerpo!

Mis manos te han olvidado,
pero mis ojos te vieron
y cuando es amargo el mundo
para mirarte los cierro.

Advertisement

No quiero encontrarte nunca,
que estás conmigo y no quiero
que despedace tu vida
lo que fabrica mi sueño.

Como un día me la diste
viva tu imagen poseo,
que a diario lavan mis ojos.

Otro se fue, que no tú,
amor que clama el silencio
si mis brazos y tu boca
con las palabra partieron.

Advertisement

Otro es éste, que no yo,
mudo, conforme y eterno
como este amor, ya tan mío
que irá conmigo muriendo.

La renovadora muerte de la noche

En difícil encontrar un autor que no haya escrito un poema en el que la muerte sea protagonista de sus letras, y Salvador Novo no es la excepción.

Compuso un bello verso que utiliza la muerte para dar un toque profundo a sus texto pero al mismo tiempo lo impregna de romance.

Advertisement

La renovada muerte de la noche
en la que ya no nos queda
sino la breve luz de la conciencia
y tendernos al lado de los libros
de donde las palabras escaparon sin fuga,

crucificadas en mi mano, y en esta cripta de familia
en la que existe en cada espejo
y en cada sitio la evidencia del crimen
y en cuyos roperos dejamos
la crisálida de los adioses irremediables

con que hemos de embalsamar el futuro,
y en los ahorcados que penden de cada lámpara,
y en el veneno de cada vaso que apuramos,
y en esa silla eléctrica

Advertisement

en que hemos abandonado nuestros disfraces
para ocultarnos bajo los solitarios sudarios,
mi corazón ya no sabe sino marcar el paso
y dar vueltas como un tigre de circo
inmediato a una libertad inasible.

Todos hemos ido llegando a nuestras tumbas
a buena hora, a la hora debida,
en ambulancias de cómodo precio
o bien de suicidio natural y premeditado.

Y yo no puedo seguir trazando un escenario perfecto
en que la luna habría de jugar un papel importante,
porque en estos momentos
hay trenes por encima de toda la tierra

Advertisement

que lanzan unos dolorosos suspiros
y que parten,
y la luna no tiene nada que ver
con las breves luciérnagas que nos vigilan
desde un azul cercano y desconocido
lleno de estrellas políglotas e innumerables.

La existencia del poeta se extinguió en Ciudad de México el 14 de enero de 1974, pero aun se mantiene viva sus poesía.

Advertisement

Salvador Novo fue el primer mexicano al que se le tradujo uno de sus libros completo en Inglés y tras su muerte fue publicada las memorias de su vida.

En las que se encuentran registros de gran parte de sus trabajos periodísticos y su vida por México.

Déjanos un comentario y cuéntanos que te ha parecido este artículo.

Advertisement
Advertisement
Advertisement