+10 Poemas literarios de todos los tiempos

50 años hace

La poesía es una de los géneros literarios más antiguos, hermosos e interesantes que existen.  Es un regalo a los sentidos que describe de forma hermosa diferentes situaciones de la vida.

Amor, desamor, amistad, tristeza, melancolía, añoranza, desesperación, felicidad, inocencia, alegría…

En cada poema, su autor deja un trozo de su alma en la pluma y el papel, y nos regala una parte de su vida que no volverá a repetirse.

Repasemos algunos poemas literarios de todos los tiempos y transportémonos al interior de cada poeta.

+10 Poemas literarios cortos

Los poemas no necesariamente tienen que ser largos para ser sentidos y llenos de significado.  A veces en pocos versos, los poetas logran una profundidad y una conexión con sus lectores que sobrepasa el tiempo y el espacio.

Disfrutemos de esta selección de poemas literarios cortos que Escribirte ha preparado para ti.

1o. Vuelve A Empezar (Mario Benedetti)

«Vuelve a empezar» del uruguayo Mario Benedetti, una oda a la esperanza en el medio de tiempos difíciles.  Es uno de los poemas literarios en idioma castellano más famoso.

Aunque sientas el cansancio,
aunque el triunfo te abandone,
aunque el dolor te lastime,
aunque un negocio se quiebre,
aunque una traición te hiera,
aunque una relación se apague,
aunque el dolor te queme los ojos,
aunque ignoren tus esfuerzos,
aunque la ingratitud sea la paga,
aunque la incomprensión corte tu risa,
aunque todo parezca nada…
Vuelve a empezar

9. Quien Alumbra (Alejandra Pizarnik)

De la argentina Alejandra Pizarnik es un poema literario corto sobre un amor intenso, que sólo con mirarla la enciende en fuego incandescente.

Cuando me miras
mis ojos son llaves,
el muro tiene secretos,
mi temor palabras, poemas.

Sólo tú haces de mi memoria,
una viajera fascinada,
un fuego incesante.

7. Paz (Alfonsina Storni)

«Paz» es un poema literario corto de la argentina Alfonsina Storni. Trata de saber encontrar la paz del cuerpo y la mente en la naturaleza.

Vamos hacia los árboles… el sueño.
Se hará en nosotros por virtud celeste.
Vamos hacia los árboles; la noche.

Nos será blanda, la tristeza leve.
Vamos hacia los árboles, el alma
Adormecida de perfume agreste.

Pero calla, no hables, sé piadoso;
No despiertes los pájaros que duermen.

6. Mi Árbol Pequeño (Antonio García Teijeiro)

Entre los poemas literarios cortos encontramos “Mi árbol pequeño”, que pareciera referirse a la juventud perdida por los años, y que no vuelven.

Mi árbol tenía
sus ramas de oro.

Un viento envidioso
robó mi tesoro.

Hoy no tiene ramas
Hoy no tiene sueños
mi árbol callado
mi árbol pequeño.

5. Yo No Soy Yo (Juan Ramón Jiménez)

Un hermoso poema literario corto que habla del ser, más allá del cuerpo, de lo que se es sin que sea visto.

Yo no soy yo.

Soy este
que va a mi lado sin yo verlo,
que, a veces, voy a ver,
y que, a veces olvido.

El que calla, sereno, cuando hablo,
el que perdona, dulce, cuando odio,
el que pasea por donde no estoy,
el que quedará en pie cuando yo muera…

+4 Poemas literarios de amor que tienes que leer

El amor ha inspirado a los literatos de todos los tiempos. En novelas, canciones y poemas de amor, los más profundos sentimientos afloran para expresar lo maravilloso de amar y ser amado.

4. Soneto 116 (William Shakespeare)

William Shakespeare, autor de la mundialmente famosa Romeo y Julieta, describe en este poema literario de amor lo que es este sentimiento, un faro imperturbable que no cambia, que no se aleja, que permanece.

“La unión de dos almas sinceras
no admite impedimentos.

No es amor el amor
que se transforma con el cambio,
o se aleja con la distancia.

¡Oh, no! Es un faro siempre firme,
que desafía a las tempestades sin estremecerse.

Es la estrella para el navio a la deriva,
de valor incalculable, aunque se mida su altura.

No es amor bufón del tiempo, aunque los rosados labios y
mejillas caigan bajo el golpe de su guadaña.

El amor no se altera con sus breves horas y semanas,
sino que se afianza incluso hasta en el borde del abismo.

Sí estoy equivocado y se demuestra,
yo nunca nada escribí, y nadie jamás amó.”

3.  Soneto 22 (Pablo Neruda)

“Soneto 22” de Pablo Neruda, es otro de los grandes poemas literarios de amor. Un amor que probablemente fue imposible, un amor no correspondido, pero que vive en sus recuerdos.

Cuántas veces, amor, te amé sin verte y tal vez sin recuerdo,
sin reconocer tu mirada, sin mirarte, centaura,
en regiones contrarias, en un mediodía quemante:
eras sólo el aroma de los cereales que amo.

Tal vez te vi, te supuse al pasar levantando una copa
en Angola, a la luz de la luna de Junio,
o eras tú la cintura de aquella guitarra
que toqué en las tinieblas y sonó como el mar desmedido.

Te amé sin que yo lo supiera, y busqué tu memoria.
En las casas vacías entré con linterna a robar tu retrato.

Pero yo ya sabía cómo era. De pronto
mientras ibas conmigo te toqué y se detuvo mi vida:
frente a mis ojos estabas, reinándome, y reinas.

Como hoguera en los bosques el fuego es tu reino.

2. Te Quiero (Mario Benedetti)

Escrito en 1956 en plena dictadura uruguaya, “Te quiero” es uno de los más hermosos poemas literarios de amor en nuestro idioma.  Es la celebración de una pareja, que en medio de tiempos complejos, se tienen el uno al otro.

Tus manos son mi caricia, mis acordes cotidianos,
te quiero porque tus manos trabajan por la justicia.

Si te quiero es porque sos mi amor,
mi cómplice y todo y en la calle,
codo a codo, somos mucho más que dos.

Tus ojos son mi conjuro contra la mala jornada,
te quiero por tu mirada que mira y siembra futuro.

Tu boca que es tuya y mía, tu boca no se equivoca,
te quiero porque tu boca sabe gritar rebeldía.

Si te quiero es porque sos mi amor,
mi cómplice y todo y en la calle,
codo a codo somos mucho más que dos.

Y por tu rostro sincero y tu paso vagabundo
y tu llanto por el mundo, porque sos pueblo te quiero.

Y porque amor no es aureola, ni cándida moraleja
y porque somos pareja que sabe que no está sola.

Te quiero en mi paraíso, es decir que en mi país
la gente viva feliz aunque no tenga permiso.

Si te quiero es porque sos mi amor,
mi cómplice y todo y en la calle,
codo a codo, somos mucho más que dos.

1. En Tus Ojos, El Mundo Ajusta Su Hora (Nizar Qabanni)

Desde Siria, Nizar Qabanni hace esta hermosa declaración de amor. Sin duda, uno de los poemas literarios de amor más cargados de sentimiento, de verdadera veneración y entrega.

Antes de que fueras mi amada
había más calendarios para contar el tiempo:
los hindúes, los chinos, los persas
y los egipcios tenían sus calendarios.

Después de ser mi amada,
la gente comenzó a decir:
el año mil antes de sus ojos
y el siglo décimo después de sus ojos.

En tu amor alcancé el grado de evaporación,
el agua del mar se tornó mayor que el mar,
la lágrima del ojo mayor que el ojo
y la superficie de la herida
mayor que la de la carne.

No puedo quererte más aún
ni estar más unido a ti.

Mis labios no bastan para cubrir los tuyos,
mis brazos no bastan para ceñir tu cintura y las palabras que conozco
son muchas menos que los lunares que adornan tu cuerpo.

No puedo adentrarme más en la espesura de tu pelo:
llevan años publicando en los periódicos que estoy perdido.

Sigo perdido
hasta próximo aviso.

El lenguaje es ya insuficiente para pronunciarte
y las palabras son como caballos de madera
que corren tras de ti noche y día,
sin alcanzarte.

Siempre que me acusan de quererte,
me siento superior;
convoco una rueda de prensa
y reparto tus fotos a los periodistas,
aparezco en la pantalla del televisor
con la rosa del escándalo
prendida en mi ropa.

Escuchaba a los enamorados
hablar de sus amores,
y me reía.

Pero cuando volví al hotel
y tomé el café, solo,
supe cómo penetra el puñal del amor en el costado
para no salir nunca.

Mi problema con la crítica
es que siempre que escribo un poema en negro,
dicen que lo he copiado de tus ojos.

Mi problema con las mujeres
es que siempre que niego mi relación contigo,
oyen el tintineo de tus pulseras
en la vibración de mi voz
y ven tu camisón
colgado en el armario de mi recuerdo.

No me acostumbres a ti:
el médico me ha aconsejado
que no mantenga mis labios en los tuyos
más de cinco minutos,
ni me siente bajo el sol de tus pechos
más de un minuto,
para no abrasarme.

Si conoces a un hombre
que te quiera más que yo,
preséntamelo
para felicitarlo
y luego matarlo.

En este recorrido nos sumergimos en el mundo de la poesía, el amor y la belleza del mundo natural y humano.  En lo increíble que puede surgir de una mente enamorada del amor y de la vida.

Poemas literarios de todos los tiempos, recorre no sólo América Latina, sino otras latitudes, dónde solo el sentimiento del corazón es más importante que el idioma.

¿Qué te ha parecido nuestros artículo sobre poemas literarios ?

¡Queremos saber de ti!

Coméntanos