+10 Hermosos poemas para mujeres

50 años hace

El corazón de una mujer no es tan fácil de conquistar.  Se necesita determinación y las palabras perfectas para llegarle al alma y abrir su corazón.

También, las mujeres son inspiración para los más hermosos poemas de amor, versos que pueden desatar la pasión, la ternura y la idolatría.

Repasaremos poemas de amor para conquistar a una mujer, para que te acerques a esa chica que te roba el aliento o termines de demostrarle a la que ya es tuya, cuánto te importa.

Listado de Poemas para dedicar a una mujer

¿Enamorado? ¿Qué esperas? Dedícale un poema de amor y acércate a su corazón.  Si tus propias palabras fallan, y tu amor es tan profundo que te abruma, créelo, ya otros lo han sentido.

A lo largo de los siglos el amor ha sido fuente de inspiración.  Casi todas las canciones tratan de amor y ni hablar de los poemas.

Acompáñanos en este recorrido virtual por los más hermosos poemas para conquistar a una mujer y declárate, da el salto, o exprésale todo eso que sientes.

10. La carta a la amada inmortal (Ludwig van Beethoven)

Esta carta, que más que carta es uno de los más hermosos poemas de amor para una mujer, fue hallada entre los objetos personales del genio de la música clásica Ludwig van Beethoven.  No se sabe para quién era dirigida, pero sus versos son tan intensos, que enamoran a cualquier mujer.

Mi ángel, mi todo mi mismo yo
– solo unas pocas
palabras hoy, y en efecto
con lápiz (con el tuyo) recién mañana se va
a decidir  definitivamente sobre mis alojamientos

qué inútil perdida de tiempo – porque
este profundo dolor, cuando habla la necesidad –
puede nuestro amor existir, sino A través del sacrificio –

de no pedir todo del otro
puedes cambiar el hecho, de que tu
no seas completamente mía, yo no
completamente tuyo – Oh Dios –

Mira la hermosa naturaleza
y consuela tu alma
acerca de lo que debe ser – el amor
lo pide todo y completamente y con razón.

Así es para mi contigo, para ti
conmigo, sólo que olvidas
tan fácilmente, que yo debo vivir para mi y
para ti, si estuviéramos
completamente unidos, tu
sentirías este dolor
tan poco como yo…

Si estuvieran
nuestros corazones siempre juntos y
unidos, yo por supuesto, no tendría nada que decir
mi corazón está lleno de tanto
para decirte – Oh –

hay todavía momentos cuando encuentro
que la palabra no es nada en absoluto – alégrate –
permanece mi fiel y único tesoro, mi todo,

como yo para ti el resto los dioses deben
comunicarnos lo que deba
ser para nosotros…

Oh donde sea
que estoy, tú estás conmigo.
Me digo a mi y a ti, arregla
para que pueda vivir contigo.
Qué vida!!!! Como es ahora!!!!

Sin ti – Perseguido por
La amabilidad de la gente aquí
y allí, que ni quiero
merecer ni merezco – la humildad
del hombre hacia
el hombre – me lastima
-y cuando me veo a mi mismo

en el marco
del universo
qué soy yo y que es
Él – a Quien uno
llama el Más Grande –
y aun así – aquí está
otra vez la chispa divina
en el hombre –

yo lloro cuando pienso
que probablemente
no recibas las primeras
noticias de mi hasta
el sábado – por mucho que tu
me ames – yo te amo
hasta mas profundamente pero mi

tan cerca! tan lejos! no es
nuestro amor un verdadero
edificio celestial
pero también firme, como
el firmamento…

Buenos días el 7 de Julio,
mientras estoy aun en la cama mis pensamientos
se lanzan a si mismos hacia ti mi
eternamente amada
de a ratos alegres y
entonces otra vez tristes.

Esperando al destino.
si este nos otorgará una resolución favorable,
yo puedo sólo vivir ya sea
totalmente contigo o no viviré.

Si he resuelto
vagar sin rumbo
en la distancia, hasta que
pueda volar a tus brazos
y pueda considerarme
enteramente en casa contigo,

y pueda enviar mi alma
abrazada por ti
al reino del espíritu
si, infortunadamente así debe ser – tu
debes dominarte mas
al conocer mi fidelidad
a ti, nunca puede otra
poseer mi corazón,
nunca, nunca

Oh, Dios por qué
tener que separarse uno mismo,
de lo que uno ama tanto, y así mi
vida en V (Viena) como es ahora es una
vida miserable


amor me hace el hombre más feliz
y el más infeliz
al mismo tiempo
a mi edad debería
tener cierta estable
regularidad en mi vida
¿puede eso existir en nuestra
relación?

Ángel…
permanece calma, sólo a través
de la tranquila contemplación de nuestra
existencia podremos
alcanzar nuestro objetivo
de vivir juntos –
sé paciente, ámame,
hoy , ayer…

Qué doloroso anhelo de ti,
de ti, de ti,
tú, tú mi amor, mi
todo, adiós…

¡oh, continúa
amándome!
nunca
juzgues mal el más fiel
corazón de tu
amado…

Siempre tuyo,
siempre mía
siempre nuestro…

9. Bella (Pablo Neruda)

La belleza de la mujer siempre ha sido objeto de veneración a lo largo de la historia.  En casi todos los poemas de amor para mujeres se destacan los rasgos físicos y espirituales de las damas.  En este poema de amor del chileno Pablo Neruda, describe a la perfección las virtudes de su amada, a quien simplmente llama «Bella».

Bella,
como en la piedra fresca
del manantial, el agua
abre un ancho relámpago de espuma,
así es la sonrisa en tu rostro,
bella.

Bella,
de finas manos y delgados pies
como un caballito de plata,
andando, flor del mundo,
así te veo,
bella.

Bella,
con un nido de cobre enmarañado
en tu cabeza, un nido
color de miel sombría
donde mi corazón arde y reposa,
bella.

Bella,
no te caben los ojos en la cara,
no te caben los ojos en la tierra.
Hay países, hay ríos
en tus ojos,
mi patria está en tus ojos,
yo camino por ellos,
ellos dan luz al mundo
por donde yo camino,
bella.

Bella,
tus senos son como dos panes hechos
de tierra cereal y luna de oro,
bella.

Bella,
tu cintura
la hizo mi brazo como un río cuando
pasó mil años por tu dulce cuerpo,
bella.

Bella,
no hay nada como tus caderas,
tal vez la tierra tiene
en algún sitio oculto
la curva y el aroma de tu cuerpo,
tal vez en algún sitio,
bella.

Bella, mi bella,
tu voz, tu piel, tus uñas
bella, mi bella,
tu ser, tu luz, tu sombra,
bella,
todo eso es mío, bella,
todo eso es mío, mía,
cuando andas o reposas,
cuando cantas o duermes,
cuando sufres o sueñas,
siempre,
cuando estás cerca o lejos,
siempre,
eres mía, mi bella,
siempre.

8. Por siempre (Mario Benedetti)

Una declaración de amor para toda la vida es este poema de Mario Benedetti.  Definitivamente uno de los más románticos poemas de amor para mujeres jamás escritos.  Así que no esperes más y exprésale todo eso que sientes y sentirás por siempre.

Si la esmeralda se opacara,
si el oro perdiera su color,
entonces, se acabaría
nuestro amor.

Si el sol no calentara,
si la luna no existiera,
entonces, no tendría
sentido vivir en esta tierra
como tampoco tendría sentido
vivir sin mi vida,
la mujer de mis sueños,
la que me da la alegría…

Si el mundo no girara
o el tiempo no existiese,
entonces, jamás moriría
Jamás morirías
tampoco nuestro amor…
pero el tiempo no es necesario
nuestro amor es eterno
no necesitamos del sol
de la luna o los astros
para seguir amándonos…

Si la vida fuera otra
y la muerte llegase
entonces, te amaría
hoy, mañana…
por siempre…
todavía.

7. Cuando hombres y fortuna me abandonan (William Shakespeare)

El amor que da esperanza en medio de las tempestades, así es este poema a una mujer de William Shakespeare: un amor que reconforta y da fuerzas para continuar.

Cuando hombres y Fortuna me abandonan,
lloro en la soledad de mi destierro,
y al cielo sordo con mis quejas canso
y maldigo al mirar mi desventura,

soñando ser más rico de esperanza,
bello como éste, como aquél rodeado,
deseando el arte de uno, el poder de otro,
insatisfecho con lo que me queda;

a pesar de que casi me desprecio,
pienso en ti y soy feliz y mi alma entonces,
como al amanecer la alondra, se alza
de la tierra sombría y canta al cielo:

pues recordar tu amor es tal fortuna
que no cambio mi estado con los reyes.

6. Tu rostro es preludio del poema (Nizar Qabbani)

El rostro de la mujer amada siempre ha sido fuente de inspiración de grandes poetas.  El sirio Nizar Qabbani nos trae uno de los más bonitos poemas de amor para conquistar a una mujer,

Tu rostro es preludio del poema.

Me arrastra de noche,
como si yo fuera vela,
a las playas del ritmo,
me abre el horizonte de cornalina
y la mirada de la creatividad.

Tu rostro es maravilloso,
una acuarela,
un viaje fascinante
entre la ceniza y la hierbabuena.

Tu rostro
es un cuaderno abierto. Qué bello
cuando lo veo por la mañana
trayéndome el café en su sonrisa
y el rubor de la manzana…

Tu rostro me acerca
al último poema que conozco,
a la última palabra,
a la última rosa de Damasco que amo
y a la última paloma…

Tu rostro, amiga mía,
es un mar de símbolos, y la nueva pregunta:
¿volveré sano y salvo?

El viento me asusta,
las olas me asustan,
el amor me asusta
y mi viaje es lejano.

Tu rostro, amiga mía,
es una maravillosa carta
que fue escrita
y jamás llegó al cielo…

5 Exitosos poemas para una mujer cortos

¡Mujer, mujer, mujer! Fuente de inspiración eterna, dadoras de vida y de amor.  Dedícale uno de estos poemas a la mujer de tu vida.

5. Puedo escribir los versos más tristes está noche (Pablo Neruda)

Uno de los poemas de amor más famosos de Pablo Neruda, dedicado a una mujer que amó.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.

Escribir, por ejemplo: “La noche está estrellada,
y tiritan, azules, los astros, a lo lejos.”

El viento de la noche gira en el cielo y canta.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Yo la quise, y a veces ella también me quiso.

En las noches como esta la tuve entre mis brazos.
La besé tantas veces bajo el cielo infinito.

Ella me quiso, a veces yo también la quería.
Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido.

Oir la noche inmensa, más inmensa sin ella.
Y el verso cae al alma como al pasto el rocío.

Qué importa que mi amor no pudiera guardarla.
La noche esta estrellada y ella no está conmigo.

Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos.
Mi alma no se contenta con haberla perdido.

Como para acercarla mi mirada la busca.
Mi corazón la busca, y ella no está conmigo.

La misma noche que hace blanquear los mismos árboles.
Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.

Ya no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise.
Mi voz buscaba el viento para tocar su oído.

De otro. Será de otro. Como antes de mis besos.
Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos.

Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero.
Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido.

Porque en noches como esta la tuve entre mis brazos,
mi alma no se contenta con haberla perdido.

Aunque este sea el ultimo dolor que ella me causa,
y estos sean los últimos versos que yo le escribo.

4. Extracto de escena del balcón de Romeo y Julieta (William Shakespeare)

Una obra de teatro cargada de poesía y romance.  En este extracto, Romeo versa algunos de los poemas de amor para una mujer que se recuerden, queriendo llegar a los brazos de su amor imposible, separado por el odio de los Capuleto y los Montesco.

«No soy piloto, sin embargo,
aunque te hallaras tan lejos como la más extensa ribera que baña el más lejano mar,
me aventuraría por mercancía semejante».

3. Un beso (Anónimo)

Un poema de amor hermoso para dedicar a esa mujer que te paraliza con solo un beso de sus labios.

Un beso es sólo un beso hasta que encuentras a la persona que amas
Un abrazo es sólo un abrazo hasta que encuentras a quien siempre estás pensando.

Un sueño es sólo un sueño hasta que se hace realidad
El amor era sólo una palabra hasta el día en que te conocí.

Tu mirada me hace sentir paz
Tu sonrisa me da felicidad
Pero un beso tuyo me transporta hacia a otra realidad.
Tu siempre estás en mis pensamientos.

Sin ti, mi vida no tiene ningún sentido,
por ti mi corazón se esfuerza en cada latido
porque lo único que pide es tener un amor que perdure contigo.

Ella es como una hermosa melodía
No importa cuánto la escuchemos
Siempre la recordaremos, no por lo bella que es
Sino porque la queremos con el corazón.

2. Contigo (Luis Cernuda)

Este corto poema de amor es perfecto para dedicar a una mujer que signifique todo para ti.

¿Mi tierra? Mi tierra eres tú.
¿Mi gente? Mi gente eres tú.
El destierro y la muerte para mi están adonde no estés tú.
¿Y mi vida? Dime, mi vida, ¿qué es, si no eres tú?

1. Amor mío, mi amor (Jaime Sabines)

Dedica este hermoso poema de amor a una mujer especial, que signifique todo para tí y que te llena los días y las noches.

Amor mío, mi amor, amor hallado de pronto en la ostra de la muerte. Quiero comer contigo, estar, amar contigo, quiero tocarte, verte.

Me lo digo, lo dicen en mi cuerpo los hilos de mi sangre acostumbrada, lo dice este dolor y mis zapatos y mi boca y mi almohada.

Te quiero, amor, amor absurdamente, tontamente, perdido, iluminado, soñando rosas e inventando estrellas y diciéndote adiós yendo a tu lado.

Te quiero desde el poste de la esquina, desde la alfombra de ese cuarto a solas, en las sábanas tibias de tu cuerpo donde se duerme un agua de amapolas.

Cabellera del aire desvelado, río de noche, platanar oscuro, colmena ciega, amor desenterrado,

voy a seguir tus pasos hacia arriba, de tus pies a tu muslo y tu costado.

La poesía dedicada al a mujer es hermosa y llena de ilusión, pasión, encanto y a veces de desesperanza.  Pero sin duda es una de las más conmovedoras y llenas de ilusión.

Si tienes una mujer especial en tu vida, dedícale uno de estos lindos poemas,

Coméntanos qué te pareció nuestra muestra de poemas de amor para mujeres