+11 Chistes de políticos ¡Llenos de humor!

Advertisement

Los políticos gozan de una terrible fama entre las personas, y esto se debe particularmente a que ofrecen muchas cosas que al final no cumplen, perdiendo la credibilidad que necesitan para obtener los cargos que desean alcanzar.

Hoy, en Escribirte, te traemos estos chistes de políticos que vienen a mostrar algunas de las mentiras más destacadas convertidas en bromas.

La política es sucia y es por ello que siempre hay nuevos chistes para bromear a costa de ella.

Chistes de políticos increíbles

Acompáñanos a repasar estos chistes de políticos, bien apegados a la realidad, con los que podrás bromear sin parar.

Advertisement

Un político muy reconocido va cambiar un cheque en un banco pero no llevaba consigo la identificación. El cajero le dijo que necesitaba verificar su datos, y él le dijo que era una figura pública que debía conocer. El cajero le explicó entonces que esas eran las reglas:

-Si no lo identifico no puedo cambiarle el cheque. Ayer estuvo aquí un famoso boxeador, no tenía identificación y para demostrar quién era tuvo que boxear un par de veces y, aunque noqueó a dos cajeros, lo identificamos y pudimos proceder.

El político pensó un rato y le dijo:
-La verdad es que no sé qué hacer, solo se me ocurren tonterías y estupideces.
El cajero reaccionó:
-Ok, con esa frase ya lo reconocí y me convenció. ¿Cómo quiere su dinero?

Advertisement

El presidente del gobierno da un discurso en motivo de la crisis:
¡Ciudadanos! Tengo una buena y una mala noticia.
La buena es que nuestra deuda ha desaparecido, todos los gobiernos extranjeros nos han perdonado hasta el último euro.
La mala es que tenemos 48 horas para abandonar el país.

Un candidato en plena campaña electoral lleva juguetes a los niños de un hospital público. El director le reprocha:
-Usted les trae juguetes y los chicos hace dos días que no comen…
Entonces el político, enojado, mira a los pequeños y les dice:
-Ah, no. ¡Si no comen no hay juguetes!

Advertisement

Llevan a un diputado acusado de corrupción, lavado de dinero, tráfico de armas e influencias, etcétera, ante el juez. En el intento de defensa, el político comienza:

-Verá, Su Señoría, es que yo soy diputado y…
El Juez lo interrumpe y le dice
-La estupidez no es una excusaEn plena campaña, un candidato da su discurso en una zona rural, hablando de las maravillas que hará durante su gestión. Cuando estaba por decir qué problemas iba a resolver, al fondo se oye un rebuzno. Molesto, miró a la multitud y preguntó quién hizo ese ruido.
Entre la gente, alguien le responde:
-No se preocupe, solo su eco, señoría.

Chistes de políticos cortos

Estos cortos chistes de políticos son como tips que puedes utilizar cuando una conversación este muy aburrida, o ya no tengas mucho más para decir. Seguramente te van a sacar del aprieto.

Más contenido que te encantará
Advertisement
En las manos de los políticos recae el futuro de toda una nación.

¿Qué diferencia hay entre desgracia y mala suerte?
Una desgracia es que un avión lleno de políticos se estrelle. Mala suerte es que queden asientos vacíos.

Un mendigo le dice al presidente:
-¡Tengo hambre! ¡Tengo sed! y ¡Tengo sueño!
A lo que responde Maduro:
-Tienes de todo pues, ¿de qué te quejas?

Advertisement


En una crisis tremenda en el país, el presidente y sus asesores están reunidos en palacio:
-Señor presidente, ¿quiere hacer algo?
–¡No sé! ¡pensemos!
–No, ¡hagamos algo que usted también participe!


¿Por qué los políticos son una prueba de la reencarnación?
-Porque nadie puede hacerse tan retorcido en una sola vida.

Advertisement

– Le he pedido a mi marido que me llevase a ver LOS MISERABLES y hemos estado una hora sentados frente a la puerta del Congreso de los Diputados.

Si se estrella en el mar un avión con todo el Gobierno del país… ¿Quién se salva?
El país.

Advertisement

Estos chistes de políticos son una buena forma de reír de aquellos que, sin importar el sistema de gobierno que apoyen, terminan muchas veces incumpliendo los planteamientos de sus propuestas de gobierno.

¡Comenta y comparte!

Advertisement
Advertisement
Advertisement