+16 Poemas de Efraín Huerta ¡Que debes conocer!

Advertisement

¿Cuál fue la obra más importante de Efraín Huerta? ¿Quién fue? Efraín Huerta llevó sus convicciones políticas a sus versos al mismo tiempo que encontró en el humor un aliado perfecto para posicionar sus poemas y que fueran recordados con el pasar del tiempo.

Sus poemas vienen con dedicatoria incluida. La vida, el amor, los inevitables cambios y giros inesperados, y las agobiantes rutinas son los principales temas que trato el escritor y a los cuales dedicó su obra.

Gran parte de los trabajos poéticos de Huerta son extensos y variados, sin embargo, fue el precursor de un nuevo término literario que involucra poemas de mínima extensión los cuales lo llevaron a tener la fama que hoy posee debido a la originalidad que esto representa.

Advertisement

Efrín Huerta supo convertir la cultura popular en una de sus mejores herramientas y hoy queremos recordar todos esos poemas que marcaron un antes y un después en la literatura y que sin duda debes conocer.

Poemas de Efraín Huerta sobre amor y romance

Como ya no mencionamos anteriormente, Efrín Huerta dedicó gran parte de su legado poético al amor, el romance y la pasión y son esos los trabajos que en esta oportunidad traeremos a la luz.

Sin duda, la producción de Huerta destaca entre todas por su originalidad y el uso de palabras cautivadoras que hacen de su poesía la ideal en tiempos de conquistas.

Advertisement
Poemas de Efraín Huerta sobre amor y romance

Eres, amor…

¿Qué significa el amor para nosotros? Efraín Huerta si tenia claro el significado del amor y lo plasmo en esta primera composición poética que hoy queremos recordar.

Eres, amor, el brazo con heridas
y la pisada en falso sobre un cielo.

Eres el que se duerme, solitario,
en el pequeño bosque de mi pecho.

Advertisement

Eres, amor, la flor del falso nombre.

Eres el viejo llanto y la tristeza,
la soledad y el río de la virtud,
el brutal aletazo del insomnio
y el sacrificio de una noche ciega.

Eres, amor, la flor del falso nombre.

Advertisement

Eres un frágil nido, recinto de veneno,
despiadada piedad, ángel caído,
enlutado candor de adolescencia
que hubiese transcurrido como un sueño.

Eres, amor, la flor del falso nombre.
Eres lo que me mata, lo que ahoga
el pequeño ideal de ir viviendo.

Eres desesperanza, triste estatua
de polvo nada más, de envidia sorda.
Eres, amor, la flor del falso nombre.

Advertisement

Absoluto amor

Es atípico encontrar un poema en el que se plasmen comparaciones del amor con piedras y metales preciosos.

Por lo general los autores suelen asociarlo con elementos naturales que expongan claramente la belleza que representa.

Este poema de Efrín Huerta se sale del patrón típico de la poesía y plasma al amor en un escenario diferente.

Advertisement

Como una limpia mañana de besos morenos
cuando las plumas de la aurora comenzaron
a marcar iniciales en el cielo.

Como recta caída y amanecer perfecto.
Amada inmensa
como un violeta de cobalto puro
y la palabra clara del deseo.

Gota de anís en el crepúsculo
te amo con aquella esperanza del suicida poeta
que se meció en el mar
con la más grande de las perezas románticas.

Advertisement

Te miro así
como mirarían las violetas una mañana
ahogada en un rocío de recuerdos.

Es la primera vez que un absoluto amor de oro
hace rumbo en mis venas.
Así lo creo te amo
y un orgullo de plata me corre por el cuerpo.

Advertisement

Ternura

Lleno de palabras dulces y cautivadoras este poema de Efreín Huerta llega para dar vida a al ternura y el romance a través de la lírica.

Lo que más breve sea:
la paloma, la flor,
la luna en las pupilas;
lo que tenga la nota más suave:

el ala con la rosa,
los ojos de la estrella;
lo tierno, lo sencillo,
lo que al mirarse tiembla,
lo que se toca y salva

Advertisement

como salvan los ángeles,
como salva el verano
a las almas impuras;

lo que nos da ventura e igualdad
y hace que nuestra vida
tenga el mismo sabor
del cielo y la montaña.

Eso que si se besa purifica.
Eso, amiga: tus manos.

Advertisement

Paisaje Dudoso

La pasión se apodera de la ploma del escritor mexicana quien compuso este bello poema lleno de dilemas románticos e incógnitas.

¿Dónde abandonar
tantas gotas atrapadas
en la ida a tu cuerpo?

Advertisement

¿Qué red plateada
tejer con los hilos delgados
enredados en nuestros brazos?

Las gotas morenas
pueden enjoyar la cantante
y melódica carne de tu cuerpo.

Echad la red, pescaremos
en el aire gris y metálico
los colores huidos, medrosos,
al llegar la tormenta.

Advertisement

Avenida Juárez

Un poema de Efraín Huerta enfocado en el amor, pero en esta oportunidad no se trata del que se entrega incondicionalmente a otra persona, más bien esta enfocado en el amor a la patria en tono nacionalista.

Uno pierde los días, la fuerza y el amor a la patria,
el cálido amor a la mujer cálidamente amada,
la voluntad de vivir, el sueño y el derecho a la ternura;
uno va por ahí, antorcha, paz, luminoso deseo,

deseos ocultos, lleno de locura y descubrimientos,
y uno no sabe nada, porque está dicho que uno no debe saber nada,
como si las palabras fuesen los pasos muertos del hambre

Advertisement

o el golpear en el oído de la espesa ola del vicio
o el brillo funeral de los fríos mármoles
o la desnudez angustiosa del árbol
o la inquietud sedosa del agua…

Hay en el aire un río de cristales y llamas,
un mar de voces huecas, un gemir de barbarie,
cosas y pensamientos que hieren;
hay el breve rumor del alba
y el grito de agonía de una noche, otra noche,
todas las noches del mundo
en el crispante vaho de las bocas amargas.

Se camina como entre cipreses,
bajo la larga sombra del miedo,
siempre al pie de la muerte.
Y uno no sabe nada,

Advertisement

porque está dicho que uno debe callar y no saber nada,
porque todo lo que se dice parecen órdenes,
ruegos, perdones, súplicas, consignas.

Uno debe ignorar la mirada de compasión,
caminar por esa selva con el paso del hombre
dueño apenas del cielo que lo ampara,
hablando el español con un temor de siglos,
triste bajo la ráfaga azul de los ojos ajenos,

enano ante las tribus espigadas,
vencido por el pavor del día y la miseria de la noche,
la hipocresía de todas las almas y, si acaso,
salvado por el ángel perverso del poema y sus alas.

Advertisement

Marchar hacia la condenación y el martirio,
atravesado por las espinas de la patria perdida,
ahogado por el sordo rumor de los hoteles
donde todo se pudre entre mares de whisky y de ginebra.

Marchar hacia ninguna parte, olvidado del mundo,
ciego al mármol de Juárez y su laurel escarnecido
por los pequeños y los grandes canallas;
perseguido por las tibias azaleas de Alabama,

las calientes magnolias de Mississippi,
las rosas salvajes de las praderas
y los políticos pelícanos de Louisiana,
las castas violetas de Illinois,
las bluebonnets de Texas…
y los millones de Biblias
como millones de palomas muertas.

Advertisement

Uno mira los árboles y la luz, y sueña
con la pureza de las cosas amadas
y la intocable bondad de las calles antiguas,
con las risas antiguas y el relámpago dorado
de la piel amorosamente dorada por un sol amoroso.

Saluda a los amigos, y los amigos
parecen la sombra de los amigos,
la sombra de la rosa y el geranio,
la desangrada sombra del laurel enlutado.

¿Qué país, qué territorio vive uno?
¿Dónde la magia del silencio, el llanto
del silencio en que todo se ama?

Advertisement

(¿Tantos millones de hombres hablaremos inglés?)
Uno se lo pregunta
y uno mismo se aleja de la misma pregunta
como de un clavo ardiendo.

Porque todo parece que arde
y todo es un montón de frías cenizas,
un hervidero de perfumados gusanos
en el andar sin danza de las jóvenes,
un sollozar por su destino
en el rostro apagado de los jóvenes,
y un juego con la tumba
en los ojos manchados del anciano.

Todo parece arder, como
una fortaleza tomada a sangre y fuego.

Advertisement

Huele el corazón del paisaje,
el aire huele a pensamientos muertos,
los poetas tienen el seco olor de las estatuas
—y todo arde lentamente
como en un ancho cementerio.

Todo parece morir, agonizar,
todo parece polvo mil veces pisado.

Más contenido que te encantará

La patria es polvo y carne viva, la patria
debe ser, y no es, la patria
se la arrancan a uno del corazón
y el corazón se lo pisan sin ninguna piedad.

Advertisement

Entonces uno tiene que huir ante el acoso de los búfalos
que todo lo derrumban, ante la furia imperial
del becerro de oro que todo lo ha comprado
—la pequeña república, el pequeño tirano,
los ríos, la energía eléctrica y los bancos—,

y es inútil invocar el nombre de Lincoln
y es por demás volver los ojos a Juárez,
porque a los dos los ha decapitado el hacha
y no hay respeto para ninguna paz,
para ningún amor.

No se tiene respeto ni para el aire que se respira
ni para la mujer que se ama tan dulcemente,
ni siquiera para el poema que se escribe.

Advertisement

Pues no hay piedad para la patria,
que es polvo de oro y carne enriquecida
por la sangre sagrada del martirio.

Pues todo parece perdido, hermanos,
mientras amargamente, triunfalmente,
por la Avenida Juárez de la ciudad de México
—perdón, Mexico City—

las tribus espigadas, la barbarie en persona,
los turistas adoradores de Lo que el viento se llevó,
las millonarias neuróticas cien veces divorciadas,

Advertisement

los gángsters y Miss Texas,
pisotean la belleza, envilecen el arte,
se tragan la Oración de Gettysburg y los poemas de Walt Whitman,
el pasaporte de Paul Robeson y las películas de Charles Chaplin,

y lo dejan a uno tirado a media calle
con los oídos despedazados
y una arrugada postal de Chapultepec
entre los dedos.

Advertisement

Declaración De Amor

Cuando pensamos en la declaración de amor lo primero que se viene a la mente es contar todos los sentimientos bonitos a esa persona especial.

Pero en este poema de Efreín Huerta se rompe con estos pensamiento, pues el autor escribió un texto nacionalista al que dedica su amor.

Ciudad que llevas dentro
mi corazón, mi pena,
la desgracia verdosa
de los hombres del alba,
mil voces descompuestas
por el frío y el hambre.

Advertisement

Ciudad que lloras, mía,
maternal, dolorosa,
bella como camelia
y triste como lágrima,
mírame con tus ojos
de tezontle y granito,
caminar por tus calles
como sombra o neblina.

Soy el llanto invisible
de millares de hombres.
Soy la ronca miseria,
la gris melancolía,
el fastidio hecho carne.
Yo soy mi corazón
desamparado y negro.

Ciudad, invernadero,
gruta despedazada.

Advertisement

Poemas de Efraín Huerta ¡Poemínimos!

El término Poemínimo fue inventado por el propio escritor y lo hizo para referirse a las composiciones de corta extensión.

Que en realidad son frases configuradas en forma de poema y que cuentan con sentido del humor y creatividad.

Poemínimos de Efraín Huerta

Estos poemínimos funcionan como una especie de arma pulsante que se clava en la mente del lector y genera que este lo recuerde.

Advertisement

Juegos y sorpresas, bromas y burlas, que le dieron a Efraín Huerta la fama de poeta humorista.

Algunos de los más famosos estan recopilados en esta sección del artículo, disfruta de ellos y diviértete con las ocurrencias del escritor.

Manriqueana

En este poema de Efraín Huerta se compara la vida con el río que corre libremente y aunque es desviado siempre vuelve a su cause.

Advertisement

Nuestras vidas son los
Ríos que van a dar
Al amar, que es
El vivir

Protagórica

Un poema de Efraín Huerta que saca la naturaleza humorística caracteriza al autor, en el asume que es con el hambre que se miden todas las cosas del mundo, y si lo pensamos bien desde un punto de vista lógico tiene mucha razón.

Advertisement

El
Hambre
Es
La medida
De todas
Las
Cosas

Tótem

Cuando se ama incondicionalmente se hace con fuerza y pasión, pero en este poema de Efraín Huerta compara esta acción con la de un cocodrilo

Siempre amé con la
Furia silenciosa de un
Cocodrilo aletargado

Advertisement

Ay poeta

Este poema de Efraín huerta salio a la luz pública el el 30 de junio de 1969 en el plasma el orgullo que siente al ser un poeta pero lo hace de la forma más humilde posible.

Primero
Que nada:
Me complace
Enormísimamente

Ser
Un buen
Poeta
De segunda
Del
Tercer
Mundo

Advertisement

Redil

Dicen por ahí que por la plata baila el mono, y este poema de Efraín Huerta plasma esta idea de una forma cómica y usando un juego de palabras con rimas.

Como
Buena

Advertisement

Oveja
Descarriada
Que soy

Me vendo
Bien
Al mejor
Pastor

Salvajez

El tiempo es uno de los elementos que ha perturbado a las mas brillantes metes de la historia, la falta de este hace que muchos se agobien, sobre esto Efraín Hurta escribió en esta producción poética de corta extensión.

Advertisement

Todos
Los lunes
Descubro

Que llegué
Muy tarde
A mi
Fin
De
Semana

Advertisement

Altura

La comedia y el humor se apoderan de este poema de Efraín Huerta en el que deja claro una de las características físicas más cotizadas por los hombre.

Estoy
Exactamente
A
Un metro
Con 74 centímetros

Sobre
El
Nivel
Del mal

Advertisement

Distancia

Como un juego de palabras con intencionalidad humorística nace este poemínimo de Huerta en el plasma una realidad latente de la sociedad de la época y que perfectamente se puede transpolar en la moderna.

Del
Dicho
Al
Lecho
Hay
Mucho
Trecho

Advertisement

Pues sí

Un dicho popular es modificado por la inventiva del autor revelando la verdadera realidad que muchos conocen pero prefieren ignorar.

Hablando
Se
Enciende
La
Gente

Advertisement

Mandamentada

El primer mandamiento escritor por Moisés en el Monte de Sinaí, es modificado como sátira y rebela un dato inconstante sobre el respeto y la honrar que merece la patria.

Ama
A tu
Patria
Como
A ti
Mismo

Advertisement

A 38 años de su muerte Efraín Huerta es recordado como uno de los más grandes y talentosos escritores de México.

Fallece el 3 de febrero de 1982 en Ciudad de México a causa de una insuficiencia renal a la edad de 67 años.

Un dato curiosos de este escritor es que a pesar de que dedicó su vida a la literatura este no fue su sueño inicial.

Advertisement

Huerta aspiraba ser abogado pero tras la publicación de sus primer poemario decidió dedicarse completamente a la poesía y la escritura.

Déjanos un comentario y cuéntanos que te ha parecido el artículo dedicado a la poesía mexicana y a exalta el talento poético.

Advertisement
Advertisement
Advertisement