+8 Poemas de Luis Cernuda ¡Sensibles y melancólicos!

Advertisement

¿Estas en busca de poesía romántica? ¿conoces los poemas de Luis Cernuda? Luis Cernuda fue uno de los poetas que a lo largo de su vida, reflejó en sus obras un espíritu esperanzado.

En los que se exaltaba la belleza, pero en el caso de este autor que progresivamente se fue endureciendo y se volvió más práctico y conceptual.

En una sociedad llena de prejuicios y principalmente religiosa, nunca escondió su homosexualidad, pero esto lo llevo a vivir las nefastas etiquetas y el esperable desprecio en su propia tierra.

Advertisement

Al igual que varios poetas, éste dedico una obra completa a su gran amor no correspondido, un libro neorromántico, con gran influencia de Bécquer, en el que revela angustiosamente su frustración por este hecho.

Luis Cernuda es ejemplo de superación, pues a pesar de recibir etiquetas por su preferencia sexual y múltiple obstáculos por su condición logró marcar pauta dentro de la literatura y hoy es recodado entre los grandes.

Es por ello que resulta necesario recordad algunos de sus poemas para honrar su figura como representante de la poesía.

Advertisement

Poemas de Luis Cernuda cortos

La poesía de Cernuda recuerda a la de los románticos por su actitud apasionada y su espíritu eternamente insatisfecho.

Sin embargo, su obra se inscribe dentro de una corriente que muchos han calificado de neorromántica.

Esto es simplemente porque la sensibilidad, melancolía y dolor que destila su poesía se halla siempre dentro de unos límites de serena contención.

Advertisement

Muy parecido al estilo empleado por Gustavo Adolfo Bécquer, pero con características difuminadas por una aguda actitud intelectual.

Poemas de Luis Cernuda cortos

Deseo

¿Que viene a tu mente cuando lees la palabra deseo? Luis Cernuda intento regalarnos a través de la poesía su pensamiento ante esta palabra que involucra la ambición y el interés.

Por el campo tranquilo de septiembre,
del álamo amarillo alguna hoja,
como una estrella rota,
girando al suelo viene.

Advertisement

Si así el alma inconsciente,
Señor de las estrellas y las hojas,
fuese, encendida sombra,
de la vida a la muerte.

Contigo

Este poema de Luis Cernuda es ejemplo de las ideas y composiciones románticas que nacían en la mente de esta destacado autor.

Advertisement

En el texto curiosamente hace referencia al destierro que le toco vivir a causa de sus condición homosexual.

¿Mi tierra?
Mi tierra eres tú.

¿Mi gente?
Mi gente eres tú.

Advertisement

El destierro y la muerte
para mi están adonde
no estés tú.

¿Y mi vida?
Dime, mi vida,
¿qué es, si no eres tú?

El viento y el alma

La libertad del viento la desea el alma y este escritor español describe esta idea en este poema de corta exención, una composición romántica llena de nostalgia.

Advertisement

Con tal vehemencia el viento
viene del mar, que sus sones
elementales contagian
el silencio de la noche.

Solo en tu cama le escuchas
insistente en los cristales
tocar, llorando y llamando
como perdido sin nadie.

Mas no es él quien en desvelo
te tiene, sino otra fuerza
de que tu cuerpo es hoy cárcel,
fue viento libre, y recuerda.

Advertisement

Escondido en los muros…

Este poema de Luis Cernuda es referencia para demostrar los sentimientos que tenía el escritor ante las criticas e injusticia que le tocó vivir en una sociedad llena de prejuicios.

Escondido en los muros
este jardín me brinda
sus ramas y sus aguas
de secreta delicia.

Qué silencio. ¿Es así
el mundo?… Cruz al cielo
desfilando paisajes,
risueño hacia lo lejos.

Advertisement

Tierra indolente. En vano
resplandece el destino.
Junto a las aguas quietas
sueño y pienso que vivo.

Mas el tiempo ya tasa
el poder de esta hora;
madura su medida,
escapa entre sus rosas.

Y el aire fresco vuelve
con la noche cercana,
su tersura olvidando
las ramas y las aguas.

Advertisement

Poemas de Luis Cernuda para recordar

Gran variedad de temas y corrientes es la que puede apreciar en las obras de Luis Cernuda, pero siempre manteniendo un tema central sobre el cual giran los otros aspectos plasmados.

La soledad, la tristeza, el sufrimiento y la incomprensión, son elementos recurrentes dentro de su poesía como era de esperarse al ser un hombre rechazado por una sociedad perjuiciosa.

Advertisement
Poemas de Luis Cernuda para recordar

En muchas de sus composiciones el poeta se lamenta de lo difícil que le resulta al hombre y alcanzar sus sueños, como si la vida real se empeñase en alejar al ser humano de los que más desea.

Encuentra aquí algunos de sus poemas ejemplo de esto, para que así entiendas los pensamientos del escritor.

Más contenido que te encantará

Diré cómo naciste

Este poema de Luis Cernuda con que iniciamos esta segunda parte, es un texto inspirado por el romance y la pasión.

Advertisement

Pero hace referencia al mismo tiempo a esos placeres prohibidos, condenados para espíritus impuros.

Diré cómo nacisteis, placeres prohibidos,
Como nace un deseo sobre torres de espanto,
Amenazadores barrotes, hiel descolorida,
Noche petrificada a fuerza de puños,
Ante todos, incluso el más rebelde,
Apto solamente en la vida sin muros.

Corazas infranqueables, lanzas o puñales,
Todo es bueno si deforma un cuerpo;
Tu deseo es beber esas hojas lascivas
O dormir en esa agua acariciadora.
No importa;
Ya declaran tu espíritu impuro.

Advertisement

No importa la pureza, los dones que un destino
Levantó hacia las aves con manos imperecederas;
No importa la juventud, sueño más que hombre,
La sonrisa tan noble, playa de seda bajo la tempestad
De un régimen caído.

Placeres prohibidos, planetas terrenales,
Miembros de mármol con sabor de estío,
Jugo de esponjas abandonadas por el mar,
Flores de hierro, resonantes como el pecho de un hombre.

Soledades altivas, coronas derribadas,
Libertades memorables, manto de juventudes;
Quien insulta esos frutos, tinieblas en la lengua,
Es vil como un rey, como sombra de rey
Arrastrándose a los pies de la tierra
Para conseguir un trozo de vida.

Advertisement

No sabía los límites impuestos,
Límites de metal o papel,
Ya que el azar le hizo abrir los ojos bajo una luz tan alta,
Adonde no llegan realidades vacías,
Leyes hediondas, códigos, ratas de paisajes derruidos.

Extender entonces una mano
Es hallar una montaña que prohíbe,
Un bosque impenetrable que niega,
Un mar que traga adolescentes rebeldes.

Pero si la ira, el ultraje, el oprobio y la muerte,
Ávidos dientes sin carne todavía,
Amenazan abriendo sus torrentes,
De otro lado vosotros, placeres prohibidos,
Bronce de orgullo, blasfemia que nada precipita,
Tendéis en una mano el misterio.
Sabor que ninguna amargura corrompe,
Cielos, cielos relampagueantes que aniquilan.

Advertisement

Abajo, estatuas anónimas,
Sombras de sombras, miseria, preceptos de niebla;
Una chispa de aquellos placeres
Brilla en la hora vengativa.
Su fulgor puede destruir vuestro mundo.

Adolescente fui en días idénticos a nubes…

En este poema de Luis Cernuda se puede notar la nostalgia y la tristeza de sus palabras, dos elementos que están presente en muchas de sus obras a pesar de mantener siempre vivo su estilo romántico.

Advertisement

Adolescente fui en días idénticos a nubes,
cosa grácil, visible por penumbra y reflejo,
y extraño es, si ese recuerdo busco,
que tanto, tanto duela sobre el cuerpo de hoy.

Perder placer es triste
como la dulce lámpara sobre el lento nocturno;
aquel fui, aquel fui, aquel he sido…
era la ignorancia mi sombra.

Ni gozo ni pena; fui niño
prisionero entre muros cambiantes;
historias como cuerpos, cristales como cielos,
sueño luego, un sueño más alto que la vida.

Advertisement

Cuando la muerte quiera
una verdad quitar de entre mis manos,
las hallará vacías, como en la adolescencia,
ardientes de deseo, tendidas hacia el aire.

Amando en el tiempo

El tiempo es un elemento clave dentro de la poesía, muchos escritores han dedicados textos y producciones a este elemento ya que están efímero y misteriosos que ha servido de inspiración.

Luis Cernuda no se quedó atrás y escribió un poema en el que el tiempo juego el papel protagónico.

Advertisement

El tiempo, insinuándose en tu cuerpo,
tal la nube de polvo en fuente pura,
aquella gracia antigua desordena
y clava en mí una pena silenciosa.

Otros antes que yo vieron un’ día,
y otros luego verán, cómo decir
la amada forma esbelta, recordando
de cuánta gloria es cifra un cuerpo hermoso.

Pero la vida sólo la aprendemos,
y placer y dolor se ofrecen siempre
tal mundo virgen para cada hombre.
Así mi pena inculta es nueva ahora.

Advertisement

Nueva como lo fuese al primer hombre,
que cayó con su amor del paraíso
cuando viera, tal cielo ya vencido
por sombra, envejecer el cuerpo amado.

He venido para ver

No queda duda del talento de Luis Cernuda para los textos románticos, en esta oportunidad se puede apreciar un escrito compuesto con palabras hermosas y dulces que hacen de este un poema de belleza única.

He venido para ver semblantes
Amables como viejas escobas,
He venido para ver las sombras
Que desde lejos me sonríen.

Advertisement

He venido para ver los muros
En el suelo o en pie indistintamente,
He venido para ver las cosas,
Las cosas soñolientas por aquí.

He venido para ver los mares
Dormidos en cestillo italiano,
He venido para ver las puertas,
El trabajo, los tejados, las virtudes
De color amarillo ya caduco.

He venido para ver la muerte
Y su graciosa red de cazar mariposas,
He venido para esperarte
Con los brazos un tanto en el aire,
He venido no sé por qué;
Un día abrí los ojos: he venido.

Advertisement

Por ello quiero saludar sin insistencia
A tantas cosas más que amables:
Los amigos de color celeste,
Los días de color variable,
La libertad del color de mis ojos;

Los niñitos de seda tan clara,
Los entierros aburridos como piedras,
La seguridad, ese insecto
Que anida en los volantes de la luz.

Adiós, dulces amantes invisibles,
Siento no haber dormido en vuestros brazos.
Vine por esos besos solamente;
Guardad los labios por si vuelvo.

Advertisement

Un dato curiosos de Luis Cernuda es que en su juventud, realizó sus primeras publicaciones en la Revista de Occidente.

Aquí estuvo siempre muy influenciado por la literatura francesa, e incluso tradujo parte de la obra del surrealista Paul Éluard.

A pesar de las limitaciones aplicadas por la sociedad en que vivía ante una condición homosexual, este escritor logró destacar grandemente en la literatura y hoy podemos disfrutar de su legado.

Advertisement

¿Qué opinas de este artículo dedicado a la poesía romántica?, Déjanos saber tu opinión a través de un comentario.

Advertisement
Advertisement