+6 Poemas de felicidad (Bonitos y lindos)

Poemas de felicidad

Poemas de felicidad cortos, largos, bonitos y lindos. La felicidad es una sensación o quizás un sentimiento, pero lo que sí es seguro es que se trata de una meta que todos deseamos alcanzar para toda la vida, o que anhelamos rozar alguna vez aunque sea por poco tiempo.

Y como finalidad última de casi todas las vidas humanas ha sido un tema recurrente dentro de la poesía, ya sea como expresión de plenitud.

Como búsqueda inalcanzable, como compañera o porque no como ausencia constante en la vida, o estado intermitente.

Poemas de felicidad para alegrar el corazón

En lo que respecta a poesía la producción respecto a lo que se considera felicidad ha sido prolífica, y gracias a esto te traemos una selección de los mejores poemas acerca de la felicidad.

Esperamos que lo que leas sea de tu agrado, que descubras nuevos autores y novedosas formas de abordar este tema.

Poemas sobre la felicidad, que describen esta sensación de vida.

Perspectivas acerca de la felicidad, es lo que nos hace falta para poder acercarnos a la construcción de una noción propia de lo que nos hace felices y de cómo concebir la felicidad en nuestras vidas.

Oda al día feliz… de Pablo Neruda

Del chileno Pablo Neruda, tenemos la oda al día feliz, un excelente poema acerca de la felicidad, sentimiento, emoción y actitud que engrandece la existencia humana ¡Disfruta de las palabras de este magnífico poeta!

Esta vez dejadme
ser feliz,
nada ha pasado a nadie,
no estoy en parte alguna,
sucede solamente
que soy feliz
por los cuatro costados
del corazón, andando,
durmiendo o escribiendo.
Qué voy a hacerle, soy
feliz.
Soy más innumerable
que el pasto
en las praderas,
siento la piel como un árbol rugoso
y el agua abajo,
los pájaros arriba,
el mar como un anillo
en mi cintura,
hecha de pan y piedra la tierra
el aire canta como una guitarra.

Tú a mi lado en la arena
eres arena,
tú cantas y eres canto,
el mundo
es hoy mi alma,
canto y arena,
el mundo
es hoy tu boca,
dejadme
en tu boca y en la arena
ser feliz,
ser feliz porque si, porque respiro
y porque tú respiras,
ser feliz porque toco
tu rodilla
y es como si tocara
la piel azul del cielo
y su frescura.

Hoy dejadme
a mí solo
ser feliz,
con todos o sin todos,
ser feliz
con el pasto
y la arena,
ser feliz
con el aire y la tierra,
ser feliz,
contigo, con tu boca,
ser feliz.

La felicidad… de Manuel Acuña

Una hermosa definición de felicidad por parte del poeta Manuel Acuña, quien a través de una hermosa composición artística expresa sus pensamientos acerca de todo lo bello que la comprende y lo escurridiza que esta puede legar a ser.

Un cielo azul de estrellas
brillando en la inmensidad;
un pájaro enamorado
cantando en el forestal;
por ambiente los aromas
del jardín y el azahar;
junto a nosotros el agua
brotando del manantial
nuestros corazones cerca,
nuestros labios mucho más,
tú levantándote al cielo
y yo siguiéndote allá,
ese es el amor mi vida,
¡Esa es la felicidad!…

Cruza con las mismas alas
los mundos de lo ideal;
apurar todos los goces,
y todo el bien apurar;
de lo sueños y la dicha
volver a la realidad,
despertando entre las flores
de un césped primaveral;
los dos mirándonos mucho,
los dos besándonos más,
ese es el amor, mi vida,
¡Esa es la felicidad…!

Posesión de tu nombre… de Pedro Salinas

La felicidad que se encuentra en la interacción con otro que te llena el corazón y el alma, llamando a una parte de ti que quizás esta oculta o dormida, que llega huyendo y que se va de la misma manera; un excelente poema acerca de la felicidad.

Sola que tú permites,
felicidad, alma sin cuerpo.
Dentro de mí te llevo
porque digo tu nombre,
felicidad, dentro del pecho.
«Ven»: y tú llegas quedo;
«vete»: y rápida huyes.
Tu presencia y tu ausencia
sombra son una de otra,
sombras me dan y quitan.
(¡Y mis brazos abiertos!)
pero tu cuerpo nunca,
pero tus labios nunca,
felicidad, alma sin cuerpo, sombra pura.

Lo que pasa… de Francisco Villaespesa

Acerca de la felicidad y su búsqueda, así como del encuentro de un poco de ella en cada fenómeno de la vida y la naturaleza que merece la pena de ser contemplado. Disfruta de este poema sobre la felicidad.

¡Felicidad!… ¡Felicidad!… Dulzura
del labio y paz del alma… Te he buscado
sin tregua, eternamente, en la hermosura,
en el amor y el arte… ¡Y no te he hallado!
en vano, el alma, sin cesar te nombra…
¡Oh luz lejana, y por lejana, bella!…
¡Jamás la mano alcanzará la estrella!…
¿Pasaste sobre mí, como una sombra?
¿en brazos de qué amor has sido mía?..
¿No he besado tus labios todavía?…
¿Los besaré, señor?… Sobre mi oído
murmura alguna voz, remota y triste :
pasó por tu jardín… Y no la viste…
¡Y ya, sin conocerla, la has perdido!

Descabalada ciencia… de Vicente Gallego

Un poema acerca del engaño, que a veces resulta ser la búsqueda de la felicidad como objetivo de la vida, solo por lo efímera que esta puede llegar a ser y por lo bueno que puede opaca de las experiencias no tan positivas de la vida.

Descabalada ciencia misteriosa
nuestra felicidad:
esta brisa tranquila bajo el sol del espíritu,
breve tregua del alma con los cielos azules
que fomentan acaso el inmortal anhelo
de una alada conciencia más allá de la muerte.

Dulce engaño del cuerpo que ha gozado
su alto vuelo de sal sobre otro cuerpo,
y ligero se siente, y sus alas procuran
espantar un instante su condición orgánica
para soñarse un día
corrompida la fruta
sabor agradecido, aroma al menos,
ingrávida memoria de la dicha
que es ahora en la tarde.

Parece hoy suficiente salvación
albergar la esperanza
de una muerte que sea duermevela,
cansancio vespertino en el verano
satisfecho y redondo de haber sido,
contemplativo exilio, amortiguado eco
lejano y cadencioso de nosotros.

Firmamento irisado de los días felices,
quién pudiera salvarte,
como imagen cumplida del trayecto,
en la hueca retina del no ser,
o siquiera preñar el negativo
estricto de la nada que seremos
con el polen de luz de esta alegría.

A la felicidad… de Francisco Sosa Escalante

El ultimo poema de esta selección nos habla de lo que comúnmente asociamos con la felicidad y que resulta una ilusión. Ante la inexorable realidad de que ser completamente feliz es un estado del ser que torna escurridizo.

Sombra eres que persigue delirante
El hombre, y forma su mejor anhelo,
Desde que un rayo de la luz del cielo
Su frente baña con cariño amante.

Amor, riqueza, gloria deslumbrante,
Omnímodo poder, paz y consuelo,
Todo lo llevas tú que en raudo vuelo
El orbe cruzas con fulgor radiante.

Mas ay! no escuchas el clamor sentido
Con que ferviente el corazón te invoca;
Sorda á los ruegos, sin piedad pareces.

Como Ulises, te cubres el oído
Y el éter hiendes, y voluble y loca
Prometiendo volver, te desvaneces.

La felicidad es un tema recurrente en la vida de cada uno de nosotros ya que, suele considerarse el fin último de nuestra existencia y un objetivo deseable y alcanzable.

Pero de naturaleza escurridiza, tal como lo conciben algunos de los más grandes poetas que hemos reunido en esta selección de los mejores poemas acerca de la felicidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *