+13 Poemas de Manuel Machado ¡Creativos!

Advertisement

¿Qué temática abordan los poemas de Antonio Machado? El estilo literario de Manuel Machado se caracterizó por utilizar un lenguaje preciso y a la vez conciso, fue parecido al de su hermano Antonio pues no utilizó una retórica adornada.

Manuel Machado fue creativo, ingenioso y ligero en su poesía. Su personalidad a la vez cosmopolita y andaluza se plasma en una lírica en la que el gusto modernista coexiste con los motivos populares.

Un dato curioso de este escritor es que continuó en algunos aspectos la tarea de su padre como divulgador y renovador del folclore popular, pues la mayoría de sus producciones poéticas se enfocan en esto.

Advertisement

¿Te gustaría conocer más sobre la poesía de Manuel Machado? Hoy te traemos algunas de sus poemas más representativos, además te daremos algunos detalles sobre su vida.

Biografía de Manuel Machado

Manuel Machado nació en Sevilla en 1874 y fue el primogénito siendo el hermano mayor de Antonio, José y Francisco Machado. Ya para 1883 se trasladó con su familia a Madrid.

En 1910 contrajo matrimonio con su prima Eulalia Cáceres, mujer profundamente religiosa, y trabajó como archivero y bibliotecario.

Advertisement

Cuando estalló la guerra civil española en 1936, el poeta se encontraba en Burgos, en compañía de su esposa, fue encarcelado el 29 de diciembre dos días después de que diera unas declaraciones sobre la guerra a un medio francés.

Pero el éxito estaba destinado a ser parte de la vida de Manuel machado, y dos años después de su encarcelamiento, fue nombrado miembro de la Real Academia Española.

Manuel Machado escribió hasta el final de sus días. Murió en la ciudad de Madrid el 19 de enero de 1947, siendo una influencia para los poetas de su tiempo, que lo consideraban un importante poeta del modernismo español.

Advertisement

Poemas de Manuel Machado inolvidables

La obra de Manuel Machado se desarrolló dentro de la poesía, el teatro, las novelas, las traducciones y los ensayos.

El estilo literario de Manuel Machado se caracterizó por utilizar un lenguaje preciso y a la vez conciso, a diferencia de muchos escritores de su época, hizo poco uso de adjetivos.

Además, una característica muy común en la poesía de este poeta es que él usó frases cortas para darle mayor naturalidad y expresividad a sus versos.

Advertisement

Conoce más sobre el estilo de este escritor con estos poemas de Manuel Machado.

Poemas de Manuel Machado inolvidables

Melancolía

Este primer poema de Manuel Machado esta inspirado en el estado anímico que ha marcado a grandes poeta junto  a sus obras.

Me siento, a veces, triste
como una tarde del otoño viejo;
de saudades sin nombre,
de penas melancólicas tan lleno…

Advertisement

Mi pensamiento, entonces,
vaga junto a las tumbas de los muertos
y en torno a los cipreses y a los sauces
que, abatidos, se inclinan… Y me acuerdo
de historias tristes, sin poesía… Historias
que tienen casi blancos mis cabellos.

Desnudos de mujer

La figura de la mujer llega para inspirar al autor con la belleza de sus curvas y el poder de su inteligencia. Este es un poema que refleja la pasión que trasmite la mujer desde tiempos inmemorables.

Advertisement

¡Oh la dorada carne triunfadora
de esta gentil madona veneciana,
que ha sido Venus, Dánae, Diana,
Eva, Polymnia, Cipris y Pandora!…

¡Oh gloria de los ojos, golosina
eterna del mirar, dulce y fecunda
carne de la mujer, suave y jocunda,
madre del Arte y del vivir divina!

Húmedos labios a besar mil veces…
Líneas de lujuriantes morbideces
que el veneciano sol dora y estuca…

Advertisement

¡Oh el delicioso seno torneado!…
¡Oh el cabello de oro ensortijado
en el divino arranque de la nuca!

Ocaso

Este poema de Manuel Machado se puede evidenciar la naturalidad de sus palabras que le da a la obra un estilo innovador.

Advertisement

Era un suspiro lánguido y sonoro
la voz del mar aquella tarde… El día,
no queriendo morir, con garras de oro
de los acantilados se prendía.

Pero su seno el mar alzó potente,
y el sol, al fin, como en soberbio lecho,
hundió en las olas la dorada frente,
en una brasa cárdena deshecho.

Para mi pobre cuerpo dolorido,
para mi triste alma lacerada,
para mi yerto corazón herido,

Advertisement

para mi amarga vida fatigada…
¡el mar amado, el mar apetecido,
el mar, el mar, y no pensar nada…!

El jardín gris

Este poema de Manuel Machado es una hermosa dedicatoria al también escritor, poeta y dramaturgo español Francisco Villaespesa.

Advertisement

A Francisco Villaespesa

¡Jardín sin jardinero!
¡Viejo jardín,
viejo jardín sin alma,
jardín muerto! Tus árboles
no agita el viento. En el estanque, el agua
yace podrida. ¡Ni una onda! El pájaro
no se posa en tus ramas.

La verdinegra sombra
de tus hiedras contrasta
con la triste blancura
de tus veredas áridas…

Advertisement

¡Jardín, jardín! ¿Qué tienes?
¡Tu soledad es tanta,
que no deja poesía a tu tristeza!
¡Llegando a ti, se muere la mirada!

Cementerio sin tumbas…
Ni una voz, ni recuerdos, ni esperanza.
¡Jardín sin jardinero!
¡Viejo jardín,
viejo jardín sin alma!

Advertisement

Cante hondo

Este poemade Manuel Machado describe las memorias que son guardadas en cada corazón, que añoran los sentimientos bonitos y el amor genuino, pero que al mismo tiempo conservan las penas y el dolor.

A todos nos han cantado
en una noche de juerga
coplas que nos han matado…

Corazón, calla tu pena;
a todos nos han cantado
en una noche de juerga.

Advertisement

Malagueñas, soleares
y seguiriyas gitanas…
Historias de mis pesares
y de tus horitas malas.

Malagueñas, soleares
y seguiriyas gitanas…

Es el saber popular,
que encierra todo el saber:
que es saber sufrir, amar,
morirse y aborrecer.

Advertisement

Es el saber popular,
que encierra todo el saber.

Canto a Andalucía

La región de andaluza ha servido de inspiracióon para Manuel Machado en muchas ocasiones.

Este poema no es la excepción, en él podemos encontrar elementos románticos cautivadores que refleja  la belleza de los paisajes andaluz.

Advertisement

Cádiz, salada claridad. Granada,
agua oculta que llora.
Romana y mora, Córdoba callada.

Málaga cantaora.
Almería, dorada.
Plateado, Jaén. Huelva, la orilla
de las tres carabelas.
Y Sevilla.

Advertisement

La manzanilla

La manzanilla es maravillosa y tiene grandes beneficios, y hoy llega para servir de inspiración a Manuel Machado, un escritor español con intachable carrera literaria.

La manzanilla es mi vino
porque es alegre, y es buena
y porque – amable sirena –
su canto encanta el camino.

Es un poema divino
que en la sal y el sol se baña…
La médula de una caña
más rica que la de azúcar…

Advertisement

El color que da Sanlúcar
a la bandera de España.

Poemas de Manuel Machado influenciados

Manuel Machado también cultivó el romance, los cuartetos y serventesios, y el soneto, estrofa que renovó con una variante, que utiliza versos de arte menor, generalmente octosílabos, y en algún caso trisílabos.

Poemas de Manuel Machado influenciados

Es importante señalar que Manuel entró en contacto con Rubén Darío, que fue quien lo guió por el camino del modernismo.

Advertisement

Le dio a conocer ciertas cuestiones destacadas del simbolismo francés que generó en él gran pasión por esta estética lírica. Esta es quizás las experiencias que más marcó su estilo.

¿Quieres saber como influyó Rubén Darío en la poesía de nuestro escritor? Aquí te traemos varios poemas que te pueden servir para entender de que forma marcó la poesía de Manuel Machado.

Más contenido que te encantará

Antífona

Una buena manera iniciar este recorrido por los poemas de Manuel Machado que han sido influenciados por otros escritores, es con este que utiliza recursos de la naturaleza para enviar un mensaje romántico y cautivador.

Advertisement

Ven, reina de los besos, flor de orgía
amante sin amores, sonrisa loca…
Ven, que yo sé la pena de tu alegría
y el rezo de amargura que hay en tu boca.

Yo no te ofrezco amores que tú no quieres;
conozco tu secreto, virgen impura:
amor es enemigo de los placeres
en que los dos ahogamos nuestra amargura.

Amarnos…¡Ya no es tiempo de que me ames!
A ti y a mí nos llevan olas sin leyes.
¡Somos a un mismo tiempo santos e infames,
somos a un mismo tiempo pobres y reyes!

Advertisement

¡Bah! Yo sé que los mismos que nos adoran
en el fondo nos guardan algún desprecio.
Y justas son las voces que nos desdoran…
Lo que vendemos ambos no tiene precio.

Así, los dos, tú amores, yo poesía,
damos por oro a un mundo que despreciamos…
¡Tú, tu cuerpo de diosa; yo, el alma mía!…
Ven y reiremos juntos mientras lloramos.

Joven quiere en nosotros Naturaleza
Hacer, entre poemas y bacanales,
el imperial regalo de la belleza,
luz, a la oscura senda de los mortales.

Advertisement

¡Ah! Levanta la frente, flor siempreviva,
que das encanto, aroma, placer, colores…
Diles con esa fresca boca lasciva…
¡que no son de este mundo nuestros amores!

Igual camino en suerte nos ha cabido.
Un ansia igual que nos lleva, que no se agota,
hasta que se confundan en el olvido
tu hermosura podrida, mi lira rota.

Crucemos nuestra calle de amargura
levantadas las frentes, juntas las manos…
¡Ven tú conmigo, reina de la hermosura;
hetairas y poetas somos hermanos!

Advertisement

Ausencia

La pasión se desborda en este poema de Manuel Machado que esta inspirado es uno de los elementos más frecuentes en la poesía de la época.

No tienes quien te bese
tus labios de grana,
Ni quien tu cintura elástica estreche,
dice tu mirada.

Advertisement

No tienes quien hunda
Las manos amantes
en tu pelo hermoso, y a tus ojos negros
no se asoma nadie.

Dice tu mirada
que de noche, a solas,
suspiras y dices en la sombra tibia
las terribles cosas…

Las cosas de amores
que nadie ha escuchado,
esas que se dicen los que bien se quieren
a eso de las cuatro.

Advertisement

A eso de las cuatro
de la madrugada,
cuando invade un poco de frío la alcoba
y clarea el alba.

Cuando yo me acuesto,
fatigado y solo,
pensando en tus labios de grana, en tu pelo
y en tus ojos negros….

Cantares

Las rimas y la musicalidad se hace presente en este verso lleno de elementos nacionalistas inspirados en las tradiciones Andalucía, su patria como la llama en su poema totalmente inspirador.

Advertisement

Vino, sentimiento, guitarra y poesía,
hacen los cantares de la patria mía…
Cantares…
Quien dice cantares, dice Andalucía.

A la sombra fresca de la vieja parra,
un mozo moreno rasguea la guitarra…
Cantares…
Algo que acaricia y algo que desgarra.

La prima que canta y el bordón que llora…
Y el tiempo callado se va hora tras hora.
Cantares…
Son dejos fatales de la raza mora.

Advertisement

No importa la vida, que ya está perdida.
Y, después de todo, ¿qué es eso, la vida?…

Cantares…
Cantando la pena, la pena se olvida.

Madre, pena, suerte; pena, madre, muerte;
ojos negros, negros, y negra la suerte.
Cantares…
En ellos, el alma del alma se vierte.

Advertisement

Cantares. Cantares de la patria mía…
Cantares son sólo los de Andalucía.
Cantares…
No tiene más notas la guitarra mía.

El querer

El romance vuele ha aparecer en un poema de la autoría de Manuel Machado en el que la belleza del amor se apodera de las líneas y las impregna con rimas apasionada llenas de musicalidad.

Advertisement

En tu boca roja y fresca
beso, y mi sed no se apaga,
que en cada beso quisiera
beber entera tu alma.

Me he enamorado de ti
y es enfermedad tan mala,
que ni la muerte la cura,
¡bien lo saben los que aman!

Loco me pongo si escucho
el ruido de tu charla,
y el contacto de tu mano
me da la vida y me mata.

Advertisement

Yo quisiera ser el aire
que toda entera te abraza,
yo quisiera ser la sangre
que corre por tus entrañas.

Son las líneas de tu cuerpo
el modelo de mis ansias,
el camino de mis besos
y el imán de mis miradas.

Siento al ceñir tu cintura
una duda que me mata
que quisiera en un abrazo
todo tu cuerpo y tu alma.

Advertisement

Estoy enfermo de ti,
de curar no hay esperanza,
que en la sed de este amor loco
tu eres mi sed y mi agua.

Maldita sea la hora
en que contemplé tu cara,
en que vi tus ojos negros
y besé tus labios grana.

Maldita sea la sed
y maldita sea el agua,
maldito sea el veneno
que envenena y que no mata.

Advertisement

En tu boca roja y fresca
beso, y mi sed no se apaga,
que en cada beso quisiera
beber entera tu alma.

El camino de la muerte

La vida y la muerte son dos elementos que se apoderan de la poesía y sirven para inspirar a los poetas en el mundo y Manuel Machado no es la excepción, en este poema estos dos elementos se figuran como protagonistas.

Advertisement

Es el camino de la muerte.
Es el camino de la vida…

En la frescura de las rosas
ve reparando. Y en las lindas
adolescentes. Y en los suaves
aromas de las tardes tibias.

Abraza los talles esbeltos
y besa las caras bonitas.

Advertisement

De los sabores y colores
gusta. Y de la embriaguez divina.
Escucha las músicas dulces.

Goza de la melancolía
de no saber, de no creer, de
soñar un poco. Ama y olvida,
y atrás no mires. Y no creas
que tiene raíces la dicha.

No habrás llegado hasta que todo
lo hayas perdido. Ve, camina…
Es el camino de la muerte.
Es el camino de la vida.

Advertisement

El caballero de la mano en el pecho

Este último poema de Manuel Machado contiene aspectos tradicionalmente religiosos que inspiran al escritor y compone un textos reflexivo y hermoso movido por la fe cristiana.

Este desconocido es un cristiano
de serio porte y negra vestidura,
donde brilla no más la empuñadura,
de su admirable estoque toledano.

Advertisement

Severa faz de palidez de lirio
surge de la golilla escarolada,
por la luz interior, iluminada,
de un macilento y religioso cirio.

Aunque sólo de Dios temores sabe,
porque el vitando hervor no le apasione
del mundano placer perecedero,

en un gesto piadoso, y noble, y grave,
la mano abierta sobre el pecho pone,
como una disciplina, el caballero.

Advertisement

Desde el punto de vista político, la ideología de Manuel Machado estuvo orientada en un principio hacia la defensa de la democracia y las libertades civiles.

Este escritor fue un hombre de pensamientos y soluciones pacíficas que creía en una España fruto del trabajo y la innovación.

Advertisement

¿Qué opinar de este artículo destinado a exaltar el talento de Manuel Machado? Déjanos un comentario.

Advertisement
Advertisement