+20 Poemas de Nietzsche ¡Llenos de amor!

Advertisement

Friedrich Nietzsche fue un filósofo, poeta, músico y filólogo alemán del siglo XIX. Nació el 15 de octubre de 1844 siendo el primero de tres hermanos que creció bajo un hogar religioso y conservador.

Los primeros escritos de filósofo alemán recibieron duras críticas por parte de diversas personalidades de la época.

Posteriormente empieza a realizar críticas al racionalismo imperante y una defensa a los instintos y emociones, que se centró en la cultura de la razón, estática y decadente que se opone a los impulsos biológicos.

Advertisement

Los grandes aportes de Nietzsche a la literatura ha dejado un legado de incalculable valor con gran influencia en el mundo.

El seguimiento de la moral de los esclavos, la crítica a la religión como instrumento de control sobre la población son alguno de los fundamentos que saturan los trabajos escritos del alemán.

Advertisement

Lo que ha sido de gran interés para numerosos pensadores y han inspirado grandes obras y re interpretaciones sociales y políticas.

Un pequeña recopilación de los mejores y más famosos poemas de Nietzsche es lo que podrán encontrar en este articulo dedicado a la poesía y el talento para la escritura.

Poemas legendarios de Nietzsche

Nietzsche pasó de ser lector de poesía a ser él mismo poeta, con composiciones que igualmente celebran la vida desde esa perspectiva tan suya.

Advertisement

Nietzsche ejerció la poesía prácticamente en todas las épocas de su vida intelectual.  En sus obras  se puede notar fácilmente su atracción por el género.

Este se mantiene siempre dentro del marco de su pensamiento que es fundamental para entender su estilo de vida y el proyecto de transformar la existencia propia de su obra.

Advertisement

Mi hogar

Este poema de Nietzsche deja claro los pensamientos religiosos del autor, que describe su hogar como algo supremo, e incluso hace una pequeña comparación con el paraíso divino creado por Dios.

Tengo mi hogar y patria en las alturas;
Por esto de subir no siento anhelo
Ni mis ojos levanto nunca al cielo.

Desde arriba yo miro las honduras.
Yo soy uno que debe bendecir,
y todo el que bendice mira al suelo
Verdades …

Advertisement

Verdades que jamás sonrisa alguna
En su oro haya bañado … ¡cuán indómitas,
Cuán verdes y cuán ásperas verdades!

Verdades quiero para nuestros pies,
Verdades que a la danza nos inviten.
En torno mío aguardan impacientes.

Advertisement

Habla el solitario

Este poema de Nietzsche envía un claro mensaje a los lectores sobre el pensamiento y su importancia y como es común se puede encontrar en esta obra un toque de sarcasmo al referirse a sí mismo como Señor.

¿Tener yo pensamientos?
¡Bueno! ya sé que por señor me quieren.
¿Pero hacerse uno mismo pensamientos?

¡Cuan gustoso olvidara yo tal arte!
A aquel que se fabrica pensamientos
Sus mismos pensamientos lo dominan;
Y yo no quiero servir ahora ni nunca.

Advertisement

Sé lámina de oro

Este en un corto poema pero no deje llevar por lo simple de sus lineas, es un escrito bien diseñado para ser como una flecha y dar justo en el blanco del mensaje.

Trata sobre el valor y la importancia de uno mismo, es un mensaje que invita a reconocer las habilidades y a confiar en uno mismo, un poema con aire de motivación.

Advertisement

Sé lámina de oro …
De este modo verás como se graban
En letras de oro en ti todas las cosas.

Hacia nuevos mares

Confianza sobre si mismo es lo que le sobraba al autor, o por lo menos eso es lo que nos hace creer con los mensajes que envía vestidos de poemas.

Advertisement

En este caso en particular habla sobre conocer nuevos horizontes y propone que no importa la edad siempre que las personas se sientan capaces pueden viajar a donde quieran.

Allí quiero ir; aún confío
en mi aptitud y en mí.
En torno, el mar abierto, por el azul
navega plácida mi barca.

Todo resplandece nuevo y renovado,
dormita en el espacio y el tiempo el mediodía.
Sólo tu ojo — desmesurado
me contempla ¡oh Eternidad!

Advertisement

Consejo

Consejo es el titulo de esta obra pero que aparentemente intenta decir mucho mas de lo que estas cortas lineas muestran, pues comparte un pensamiento totalmente contrario a lo que el autor suele predicar es sus trabajos .

No quieras ser jamás el timbalero
De tu propio destino.
Abandona el camino

Advertisement

Alégrate no sea difundido
Con rapidez tu nombre;

y sepas ser un hombre
De todo ese bum-bum de falsa gloria.
Que ahorrar su propia fama ha conseguido.

Advertisement

¡Hombre! ¡Presta atención!

Este corto poema de Nietzsche tarta sobre la vida, el dolor y la alegría. El Autor destaca la profundidad de los sueños haciendo entender que estos se arraiga en el ser

Así mismo el dolor como un sufrimiento que pasa y los placeres como algo que siempre quiere estar vivo y nunca morir, que si analizamos bien es exactamente lo que pensamos los humanos de la vida.

¡Hombre! ¡Presta atención!
¿Qué dice la profunda medianoche?
«Yo dormía, dormía
De un profundo sueño desperté:

Advertisement

El mundo es profundo,
y pensado aún más profundo que el día.
Profundo es su dolor, el gozo
más profundo aún que el sufrimiento.

Dice el dolor: ¡pasa!
Mas todo gozo quiere eternidad,
¡quiere profunda, profunda eternidad!».

Advertisement

¿Ya nunca hacia atrás?

Este es otro corto poema de Nietzsche que refleja claramente los pensamientos del escritor. En esta ocación el poeta alemán escribe sobre el paisaje y hace referencia a un camino donde no conviene volver.

¿Ya nunca hacia atrás?
¿Ni avanzar jamás?
Así yo aquí espero
Y obstinado cojo

Lo que asir me dejan la mano y el ojo.
Cinco pies de tierra y la aurora en suerte,
Y bajo mis plantas … Hombre, Mundo, Muerte.

Advertisement

Entre amigos

En dos versos el escritor escribe sobre lo bueno y placentero de la vida, aquellas pequeñas cosas que impulsan el caminar de los seres humanos y más hacen la vida mucho más agradable.

Un epílogo

Advertisement

1

Hermoso es compartir el silencio,
más hermoso es compartir la risa —
tumbado sobre el musgo a la sombra del haya,

Bajo un cielo de seda
reír alegre entre amigos
dejando ver los blancos dientes.

Advertisement

Si lo hice bien, callemos,
si lo hice mal, riamos,
y hagámoslo siempre peor,

Hagámoslo peor, y maliciosos riamos
hasta ascender a nuestra sepultura.
¡Amigos! ¡Sí! ¿Así ha de suceder?
Hasta la vista. ¡Amén!

2

Advertisement

¡Ni disculpas, ni perdón!
¡Envidiad alegres, cordialmente libres,
el tono, el corazón y la hospitalidad
de este libro tan poco razonable!

Creedme, amigos, ¡no para ser maldita
me fue concedida mi sin razón!
Lo que yo encuentro, lo que yo busco,

¿Estaba ya en algún libro?
¡Honrad en mí la secta de los locos!
¡Aprended de este libro enloquecido

Advertisement

Cómo la razón — «entra en razón»!
Ea, amigos, ¿ha de suceder?
Hasta la vista. ¡Amén!

A la melancolía

En este poema, el escrito alemán utiliza su pluma y su papel para dedicarle unas líneas a la melancolía, en este escrito el autor la describe como una especie de musa que le regala ideas para trabajar.

Advertisement

No te enojes conmigo, melancolía,
porque tome la pluma para alabarte
y, alabándote, incline la cabeza
sentado sobre un tronco como un anacoreta.

Así me contemplaste ayer, como otras muchas veces,
bajo los matinales rayos del cálido sol:
Ávido el buitre graznaba en el valle,
soñándome carroña sobre madera muerta.

¡Te equivocaste, pájaro devastador,
aunque momificado descansara en mi leño!
No viste mi mirada llena de placer

Advertisement

Pasear en derredor altiva y ufana;
y que cuando insidiosa no mira a tus alturas,
extinta para las nubes más lejanas,

Se hunde en lo más profundo de sí misma
para radiante iluminar el abismo del ser.
Muchas veces sentado en soledad profunda,

Encorvado, cual bárbaro oferente,
pensaba en ti, melancolía,
¡Penitente, pese a mis pocos años!

Advertisement

Sentado así, me complacía el vuelo del buitre,
el estruendo de la avalancha,
y tú, inepta quimera de los hombres,

Más contenido que te encantará

Me hablabas con verdad,
mas con horrible y severo semblante.
Acerba diosa de la abrupta naturaleza,
amiga mía, te complaces en manifestarte a mi alrededor

Y en mostrarme amenazante el rastro del buitre
y el goce de la avalancha, para aniquilarme.
En torno a mí respira enseñando los dientes
la apetencia de muerte:

Advertisement

¡Torturante avidez que amenaza la vida!
Seductora sobre la inmóvil estructura de la roca
la flor suspira por las mariposas.

Todo esto soy —me estremezco al sentirlo—:
mariposa seducida, flor solitaria,
buitre y rápido torrente de hielo,

Gemido de la tormenta — todo para ensalzarte,
fiera diosa, ante quien profundamente inclino la cabeza,
y suspirando entono un cántico monstruoso de alabanza,

Advertisement

Sólo para ensalzarte, ¡que con cordura
de vida, vida, vida esté sediento!
No te enojes conmigo, divinidad malvada,
porque con rimas dulcemente te orne.

Aquel a quien te acercas se estremece ¡oh rostro terrorífico!
Aquel a quien alcanzas se conmueve, ¡oh malvado derecho!
Y yo aquí estremeciéndome balbuceo canto tras canto

Y me convulsiono en rítmicas figuras:
fluye la tinta, salpica la pluma afilada,
¡oh diosa, diosa, déjame — déjame hacer mi voluntad!

Advertisement

La gaya ciencia

La inmensidad del mar se posa entre las líneas escritas de este autor, que utiliza elementos naturales para complementar sus ideas y transmitir el mensaje a los lectores.

Esto no es un libro: ¡qué encierran los libros,
esos sarcófagos y sudarios!
El pasado es su botín:
pero aquí vive un eterno Presente.

Advertisement

Esto no es un libro: ¡qué encierran los libros!
¡qué encierran sarcófagos y sudarios!
Esto es una voluntad, una promesa,
esto es un viento marino, un levar anclas,

Esto es una última ruptura de puentes,
un rugido de engranajes, un gobernar el timón;
¡brama el cañón, blanco humea su fuego,
ríe el mar, la inmensidad!

Advertisement

Solitario

Este poema de Nietzsche sirvió de mecanismo para explicar que en los caminos se aprende y que siempre es importante mantener las raíces vivas y recordar de donde uno proviene.

Cada palabra fue escrita para conducir por un
camino de aprendizaje y crecimiento.

Graznan las cornejas
y aleteando se dirigen a la ciudad;
pronto nevará.

Advertisement

¡Feliz aquel que aún tiene patria!
Ahora estás petrificado
y miras hacia atrás ¡cuánto tiempo ha pasado!

¿Por qué has huido, loco, por el mundo
ahora que el invierno se aproxima?
El mundo: puerta muda y fría
abierta a mil desiertos.

Quien perdió lo que tú perdiste
en parte alguna se detiene.
Ahora estás pálido,

Advertisement

Condenado a un viaje de invierno,
al humo semejante,
que sin cesar tiende a más fríos cielos.

¡Vuela, pájaro, grazna tu canción
en tono de pájaro desértico!
¡Esconde, loco, en hielo y en desprecio
tu sangrante corazón!

Graznan las cornejas
y aleteando se dirigen a la ciudad:
— pronto nevará.
¡Infeliz aquel que de patria carece!

Advertisement

El arroyo

Nuevamente el autor alemán utiliza elementos naturales para describir la ideas. En este caso asemeja el camino del hombre con el recorrer de un río que supera los obstáculos con forme pasa por su camino sin dejarse llevar por las adversidades.

Un arroyo danzante, centelleante,
Que en tortuoso lecho de peñascos
Rebulle aprisionado …

Advertisement

¿Qué es lo que puede hacerle otra vez libre?
Entre las negras rocas
Fulgura su impaciencia y se extremece.

Tortuoso es el camino
De todo grande hombre, de toda gran corriente,
Pero incesantemente

Marchan y avanzan hacia su destino.
¡Oh, supremo valor! No son miedosos
De caminos tortuosos.

Advertisement

Crepúsculo

Este poema de Nietzsche es en su esencia el pensamiento de este autor alemán en el que como ya es común dentro de sus obras, podemos encontrar elementos naturales con el fin de que los lectores interpreten las ideas.

Ya que el día cansado está del día,
Ya que el ansia anhelante del arroyo
Esperanzas susurra de consuelo,

Advertisement

Ya que la esfera pálida del cielo
En finas blondas de oro suspendida,
¡Descansa! al oído dice al fatigado …

¿Por qué, mi corazón, tú no descansas?
¿Qué te espolea en tu incesante huida
Que los pies te ensangrienta?…
Dí, ¿qué esperas?

Advertisement

Al ideal

Un poema de amor perfecto para dedicar es este trabajo realizado por el escritos, poeta y filósofo alemán, resulta un poco inusual toparnos con esta clase de lírica de la mano de Nietzsche.

¿A quíén he amado más que a ti, querida sombra?
A mí y en mí yo te he acercado, y desde entonces
Me he convertido casi en sombra y tú en un cuerpo.
Pero mís ojos aprender nunca pudieron

Por su costumbre de mirar todas las cosas
fuera de sí: tú seguirás siendo el eterno
fuera de mí … ¡Ay, esos ojos
Que siempre a mi fuera de mi me están llevando!

Advertisement

El árbol en otoño

Con un tono de ira empieza este poema del escritor alemán que describe como un árbol reclama al viento el porque viene a sacudirlo cuando justamente se encuentra en su etapa más delicada.

Venís a sacudirme,
Imbéciles, preciso en el momento
En que en un inefable arrobamiento

Advertisement

Iba ya a sumergirme.
Jamás un sobresalto tan fatal
En mi vida he sentido;

Mi sueño de oro, mi ideal
¡Se me ha desvanecido!
Con vuestras torpes trompas de elefante

Me queréis husmear, sin previo aviso.
¿Más cortés no sería y más galante
Solicitar primero mi permiso?

Advertisement

Del susto os he arrojado la corteza
De mis frutos de oro en la cabeza.

El nuevo Colón

Como buen filósofo los escritos de Nietzsche no son tan sencillos de entender, requieren de atención y concentración para lograr comprender lo que el autor intenta compartir con los lectores de todas las generaciones.

En genovés, amiga, Colón dijo,
No vuelvas a poner tus esperanzas;
Siempre el azur está mirando fijo
Y le atraen las vagas lontananzas.

Advertisement

Hoy caro para mi es lo más lejano.
¡Génova … A mis espaldas ya te hundiste!
¡Arriba, corazón! … Empuña, oh, mano,

Con fuerza el gobernable; sólo existe
Para mi el mar que el infinito encierra …
¿Y tierra? … ¿Y tierra? … ¿Y tierra? …

Que en un retroceder jamás confíen
Los que alargan la mano a la victoria;
Alla lejos nos llaman y sonríen
¡Una Muerte, una Dicha y una Gloria!

Advertisement

Quien tiene

Una corta rima que el escritor alemán realizó para compartir un breve consejo, un mensaje útil que transciende a través del tiempo y que deja gran enseñanza sobre la sabiduría.

Quien tiene mucho para enseñar
Largo silencio debe guardar;
Y quien el rayo debe encender
Por largo tiempo nube ha de ser.

Advertisement

Sin envidia

Este corto poema de Nietzsche como muchos de sus escrito requiere de un profundo análisis para lograr entender lo que no esta a simple vista, es un excelente trabajo que deja un buen mensaje reflexivo.

¡Sí! Sin envidia él mira. ¿Le veneráis por esto?
De vuestro ruín orgullo no hay en sus ojos huellas.
El tiene ojos de águila para las lontananzas.
No os ve a vosotros. Sólo ve estrellas, sólo estrellas

Advertisement

Aforismo

Una bella y muy cierta reflexión que escribió el autor y que regaló a las generaciones venideras, en la que comenta usando la modalidad de la lírica y rebela una verdad acerca de los poetas y su poesía.

El poeta que, a sabiendas,
Puede en sus versos mentir.
Es el único que en todo
La verdad puede decir.

Advertisement

A una estrella

En esta oportunidad el autor nos regala un monologó dedicado a las estrellas, desde lo más lejanos le regala una líneas a estos elementos naturales que desde la distancias lucen hermosas al iluminar el oscuro cielo nocturno. A tu órbita fatal predestinada,

¿Qué se te da la inmensidad obscura?
¡Rueda feliz por los espacios, lejos
Muy lejos de la humana desventura!

Advertisement

Al mundo más remoto tus destellos
Diriges, la piedad allá en tu altura
Pecado debe ser. Sólo un precepto
Rige constante para ti: ¡Sé pura!

En el año 1889, cuando el poeta tenía cuarenta y cuatro años de edad sufrió un colapso, motivo que ocasionó su retiro del mundo literario.

Advertisement

Posiblemente derivada de la sífilis, o un tumor celebrar el autor fue diagnosticado con síntomas de demencia y fue ingresado en un manicomio.

Posteriormente  sería llevado por su madre a una clínica y luego a su hogar, pero luego de fallecer su madre se traslada con su hermana a Weimar donde fallece el 25 de agosto de 1900 debido a una neumonía.

En Escribirte nos interesa tu opinión, déjanos tu comentario y mantente con nosotros para que conozcas los próximos artículos que tenemos para ti.

Advertisement
Advertisement
Advertisement