+10 Poemas Oliverio Girondo ¡Estilo y originalidad!

  • Poemas
Poemas de Oliverio Girondo
Advertisement

¿A qué corriente literaria se dedicó Oliverio Girondo? Curiosamente este reconocido escritor nacido en Argentina, recorrió los movimientos artísticos y literarios de vanguardia.

Como el cubismo de Picasso, el dadaísmo de Tristan Tzara o el futurismo de Marinetti, así como con la rompedora obra de Guillaume Apollinaire. Oliverio Girondo nació en Buenos Aires, el 17 de agosto de 1891.

Aunque se graduó como abogado, sus inquietudes artísticas y literarias lo desviaron de esa profesión y lo llevaron a incursionar en diferentes movimientos artísticos de vanguardia en el género de la poesía.

Advertisement

En sus primeros pasos por la poesía colaboró con publicaciones literarias de gran importancia y por las que pasaron autores de renombre.

Además de su producción poética y aprovechando el privilegio de haber estudiado lenguas extranjeras, incursionó en la traducción con una obra de Rimbaud.

Sus poemas son emblemáticos de la nueva sensibilidad estética, que se caracterizaba por la búsqueda incesante de nuevos ángulos desde donde abordar la realidad, desde la más sublime a la más cotidiana.

Advertisement

Este poeta argentino revolucionó la estética de su país, a través de una obra que incorporó las principales corrientes vanguardistas.

Se convirtió en la figura central de la renovación literaria de los años veinte y treinta, además, fue uno de los jóvenes miembros de la vanguardia poética argentina, junto a Jorge Luis Borges y Raúl González Tuñón.

Poemas Oliverio Girondo originales

En el plano literario, la década del 1920 se caracterizó por una amplia producción de nuevas escritura, de las que, en su gran mayoría se encuentran reñidas con las posturas idiomáticas y literarias hegemónicas.

Advertisement

El caso de Oliverio Girondo se robo toda la atención debido a que la radicalidad de su renovación estética no se vio involucrada en los tópicos principales de los problemas de la lengua literaria.

Por suerte, hoy podemos disfrutar de los poemas de Oliverio Girondo más destacados de la historia.

Se tratan de composiciones cargadas de creatividad, estilo y originalidad, recorre junto a nosotros sobre los poemas de Oliverio Girondo.

Advertisement

Poemas Oliverio Girondo originales

El puro no

La obra de este destacado escritor argentino se desarrollo en medio de una época de transformaciones artísticas y sociales que sin duda fueron detonante para su estilo único.

Este poema de Oliverio Girondo plasma la idea del escritor ante un hecho ordinario y común como es un simple no.

El no
el no inóvulo
el no nonato
el noo

Advertisement

el no poslodocosmos de impuros ceros no es que noan noan noan
y nooan
y plurimono noan al morbo amorfo noo

no démono
no deo
sin son sin sexo ni órbita
el yerto inóseo noo en unisolo amódulo

sin poros ya sin nódulo
ni yo ni fosa ni hoyo
el macro no ni polvo

Advertisement

el no más nada todo
el puro no
sin no

Alta noche

El amplio conocimiento de los movimientos artísticos de vanguardia europeos que poseía Oliverio Girondo lo llevó a investigar un estilo que revolucionaría la literatura argentina.

Advertisement

Ese mismo estilo al que se apegó hoy lo podemos recordar, gracias a su amplio legado de poemas que dejo a la futura generación de escritores.

De vértices quemados
de subsueño de cauces de preausencia de
huracanados rostros que trasmigran
de complejos de niebla de gris sangre

de soterráneas ráfagas de ratas de trasfiebre invadida
con su animal doliente cabellera de líbido
su satélite angora

Advertisement

y sus ramos de sombras y su aliento que
entrecorre las algas del pulso de lo inmóvil
desde otra arena oscura y otro ahora en los huesos
mientras las piedras comen su moho de anestesia
y los dedos se apagan y arrojan su ceniza

desde otra orilla prófuga y otras costas
refluye a otro silencio a otras huecas arterias
a otra grisura
refluye
y se desqueja.

Advertisement

Ella

La figura femenina ha sido en múltiples ocasiones centro de innumerables obras del arte, ha inspirado pinturas, música y textos de diversos géneros literarios.

Como es el caso de este poema de Oliverio Girondo. En él se centra la figura de la mujer que es descrita como la originalidad característica del escritor.

Es una intensísima corriente
un relámpago ser de lecho
una dona mórbida ola
un reflujo zumbo de anestesia

Advertisement

una rompiente ente florescente
una voraz contráctil prensil corola
entreabierta

y su rocío afrodisíaco
y su carnalesencia
natal
letal

alveolo beodo de violo
es la sed de ella ella y sus vertientes lentas entremuertes que
estrellan y disgregan
aunque Dios sea su vientre

Advertisement

pero también es la crisálida de una inalada larva de la nada
una libélula de médula
una oruga lúbrica desnuda sólo nutrida de frote
un chupochupo súcubo molusco

que gota a gota agota boca a boca
la mucho mucho gozo
la muy total sofoco
la toda ¡shock! tras ¡shock!

la íntegra colapso
es un hermoso síncope con foso
un ¡cross! de amor pantera al plexo trópico
un ¡knock out! técnico dichoso

Advertisement

si no un compuesto terrestre de líbido edén infierno
el sedimento aglutinante de un precipitado de labios
el obsesivo residuo de una solución insoluble

un mecanismo radioanímico
un terno bípedo bullente
un ¡robot! hembra electroerótico con su emisora de delirio
y espasmos lírico-dramáticos

aunque tal vez sea un espejismo
un paradigma
un eromito
una apariencia de la ausencia

Advertisement

una entelequia inexistente
las trenzas náyades de Ofelia
o sólo un trozo ultraporoso de realidad indubitable

una despótica materia
el paraíso hecho carne
una perdiz a la crema.

Advertisement

Balaúa

En esta oportunidad tenemos un poema de Oliverio Girondo de corta composición pero igual de cautivador e ingenioso que los anteriores.

En este caso tenemos nuevamente un verso en el que la mujer y el amor forma parte fundamental del texto.

De oleaje tú de entrega de redivivas muertes
en el la maramor
plenamente amada

Advertisement

tu néctar piel de pétalo desnuda
tus bipanales senos de suave plena luna
con su eromiel y zumbos y ritmos y mareas

tus tús y más que tús
tan eco de eco mío
y llamarada suya de la muy sacra cripta mía tuya

dame tu
Balaúa

Advertisement

Destino

¿Qué es el destino? Muchos piensan en que el destino es una fuerza sobrenatural inevitable e ineludible que guía la vida humana y la de cualquier ser a un fin no escogido en forma opuesta a la del libre albedrío o libertad.

Este escritor se inspiró en este poder sobrenatural para componer una obra muy buena. Disfruta de este poema de Oliverio Girondo.

Advertisement

Y para acá o allá
y desde aquí otra vez
y vuelta a ir de vuelta y sin aliento
y del principio o término del precipicio íntimo

hasta el extremo o medio o resurrecto resto de
éste a aquello o de lo opuesto
y rueda que te roe hasta el encuentro
y aquí tampoco está

y desde arriba abajo y desde abajo arriba ávido asqueado
por vivir entre huesos
o del perpetuo estéril desencuentro
a lo demás
de más

Advertisement

o al recomienzo espeso de cerdos contratiempos y destiempos
cuando no al burdo sino de algún complejo herniado en pleno vuelo

cálido o helado
y vuelta y vuelta
a tanta terca tuerca
para entregarse entero o de tres cuartos

harto ya de mitades
y de cuartos
al entrevero exhausto de los lechos deshechos
o darse noche y día sin descanso contra todos los nervios del misterio

Advertisement

del más allá
de acá
mientras se rota quedo ante el fugaz aspecto
sempiterno de lo aparente o lo supuesto

y vuelta y vuelta hundido hasta el pescuezo
con todos los sentidos sin sentido
en el sofocatedio
con uñas y con piensos y pellejo
y porque sí nomás

Advertisement

Poemas Oliverio Girondo para amar

Una de las características principales en el estilo del escritor se debe a que Girondo defendió la autonomía plena del lenguaje, rechazando ataduras que lo ligaran a sus funciones convencionales.

Esto para tratar de transmitir la pura esencialidad de la invención poética.

+10 Poemas Oliverio Girondo ingeniosos e inspiradores

Poemas Oliverio Girondo para amar

Ese gesto de permanente desafío a la inercia y a la inmovilidad es acaso el que mejor caracterizó la personalidad del autor y su vocación por sobrepasar los límites de lo manifestante.

Advertisement

Es quizás por tal motivo que su obra se detalla como única, en medio de época de transformaciones artísticas y sociales.

Aquí te dejamos con algunos poemas del estilo único del escritor, en ellos puedes observar un aire de romance y dulzura, dignos representantes de la obras de Oliverio Girondo.

¡Todo era amor!

En toda la lista de los poema de Oliverio Girondo no habíamos presenciado uno dedicado al amor y su matice, ahora tenemos la oportunidad de conocer el lado romántico del escritor argentino.

Advertisement

Este poema en particular habla, como ya lo hemos mencionado, sobre el amor, ese dulce sentimiento que a inspirado cantidades incontables de obras.

¡Todo era amor… amor!
No había nada más que amor.
En todas partes se encontraba amor.
No se podía hablar más que de amor.

Amor pasado por agua, a la vainilla,
amor al portador, amor a plazos.
Amor analizable, analizado.
Amor ultramarino.
Amor ecuestre.

Advertisement

Amor de cartón piedra, amor con leche…
lleno de prevenciones, de preventivos;
lleno de cortocircuitos, de cortapisas.

Amor con una gran M,
con una M mayúscula,
chorreado de merengue,
cubierto de flores blancas…

Amor espermatozoico, esperantista.
Amor desinfectado, amor untuoso…
Amor con sus accesorios, con sus repuestos;

Advertisement

con sus faltas de puntualidad, de ortografía;
con sus interrupciones cardíacas y telefónicas.
Amor que incendia el corazón de los orangutanes,
de los bomberos.

Amor que exalta el canto de las ranas bajo las ramas,
que arranca los botones de los botines,
que se alimenta de encelo y de ensalada.
Amor impostergable y amor impuesto.

Amor incandescente y amor incauto.
Amor indeformable. Amor desnudo.
Amor-amor que es, simplemente, amor.
Amor y amor… ¡y nada más que amor!

Advertisement

Dietética

El estilo de Oliverio Girondo es extraordinario sin duda. Este poema de sus autoría es una composición con un fuerte mensaje de despedida.

Si no sabes como terminar una relación, pedir tiempo y distancia utiliza este expendido poema y agrégale un toque romántico a la despedida.

Advertisement

Hay que ingerir distancia,
lanudos nubarrones,
secas parvas de siesta,
arena sin historia,

llanura,
vizcacheras,
caminos con tropillas

de nubes,
de ladridos,
de briosa polvareda.

Advertisement

Hay que rumiar la yerba
que sazonan las vacas
con su orín,
y sus colas;

la tierra que se escapa
bajo los alambrados,
con su olor a chinita,

a zorrino,
a fogata,
con sus huesos de fósil,
de potro,
de tapera,

Advertisement

y sus largos mugidos
y sus guampas, al aire,
de molino,
de toro…

Hay que agarrar la tierra,
calentita o helada,
y comerla
¡comerla!

Advertisement

¿Dónde?

Seguramente en algún momento te has retrocedido en tu pensamiento tratando de encontrar respuesta, este poema de Oliverio Girondo no solo no consiguió.

Sino que además dejo un poema reflexivo cargado de su extraordinaria creatividad, la misma que impregna todas sus obras.

¿Me extravié en la fiebre?
¿Detrás de las sonrisas?
¿Entre los alfileres?
¿En la duda?
¿En el rezo?

Advertisement

¿En medio de la herrumbre?
¿Asomado a la angustia,
al engaño,
a lo verde?…

No estaba junto al llanto,
junto a lo despiadado,
por encima del asco,

adherido a la ausencia,
mezclado a la ceniza,
al horror,
al delirio.

Advertisement

No estaba con mi sombra,
no estaba con mis gestos,
más allá de las normas,

más allá del misterio,
en el fondo del sueño,
del eco,
del olvido.

No estaba.
¡Estoy seguro!
No estaba.

Advertisement

Llorar a lágrima viva…

El llanto forma parte de nosotros, por que todo en la vida  no es de colores pasteles, también existes tonalidades grises y oscuras.

Este poema de Oliverio Girondo expone precisamente eso, pues se trata de un verso cargado de la belleza característica de la poesía pero tiene como centro un elemento asociado con la tristeza.

Advertisement

Llorar a lágrima viva
Llorar a chorros.
Llorar la digestión.
Llorar el sueño.

Llorar ante las puertas y los puertos.
Llorar de amabilidad y de amarillo.
Abrir las canillas,
las compuertas del llanto.

Empaparnos el alma,
la camiseta.
Inundar las veredas y los paseos,
y salvarnos, a nado, de nuestro llanto.

Advertisement

Asistir a los cursos de antropología,
llorando.
Festejar los cumpleaños familiares,
llorando.

Atravesar el África,
llorando.
Llorar como un cacuy,
como un cocodrilo…

si es verdad
que los cacuyes y los cocodrilos
no dejan nunca de llorar.

Advertisement

Llorarlo todo,
pero llorarlo bien.
Llorarlo con la nariz,
con las rodillas.

Llorarlo por el ombligo,
por la boca.
Llorar de amor,
de hastío,
de alegría.

Llorar de frac,
de flato, de flacura.
Llorar improvisando,
de memoria.
¡Llorar todo el insomnio y todo el día!

Advertisement

Hazaña

Llegó la hora de finalizar con el recorrido por los poemas de Oliverio Girondo, pero esta de más decir que finalizaremos con buen pie.

Pues dejamos este último verso de su autoría con el fin de que tengas un nuevo motivo para amar la poesía y el arte literario.

Advertisement

Todo,
todo,
en el aire,
en el agua,
en la tierra

desarraigado y ácido,
descompuesto,
perdido.

El agua hecha caballo antes que nube y lluvia.
Los toros transformados en sumisas poleas.
El engaño sin malla,
sin “tutu”,
sin pezones.

Advertisement

La impúdica mentira exhibiendo el trasero
en todas las posturas,
en todas las esquinas.

Las polillas voraces de expediente cocido,
disfrazadas de hiena,
de tapir con mochila.

Las techumbres que emigran en oscuras bandadas.
Las ventanas que escupen dentaduras de piano,
cacerolas,
espejos,
piernas carbonizadas.

Advertisement

Porque mirad
sin musgo,
mi corazón de yesca,
qué hicimos,
qué hemos hecho
con nuestras pobres manos,
con nuestros esqueletos de invierno y de verano.

Desatar el incendio.
Aplaudir el desastre.

Trasladar,
sobre caucho,
apetitos de pústula.
Prostituir los crepúsculos.

Advertisement

Adorar los bulonesautoria
y los secos cerebros de nuez reblandecida…
Como si no existiera más que el sudor y el asco;
como si sólo ansiáramos nutrir con nuestra sangre
las raíces del odio;

como si ya no fuese bastante deprimente
saber que sólo somos un pálido excremento
del amor,
de la muerte.

Advertisement

En 1961 sufrió un accidente automovilístico que lo dejó imposibilitado físicamente, a pesar de lo cual no dejó de trabajar, continuo cumpliendo con su pasión hasta el 24 de enero de 1967 cuando fallece.

Al igual que muchos escritores tuvo una vida bastante normal, formó una familia y se convirtió en esposo de la también poetisa Norah Lange, quien sobrevivió cinco años más su perdida y finalmente fallece para pasar la eternidad juntos.

Además entre sus amigos se contaba el incomparable García Lorca.

Advertisement

En escribirte no importa tu opinión, no olvides dejar un comentario.

Advertisement

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *