+16 Poemas para declarar tu amor ¡Románticos!

Advertisement

¿Cuáles son los mejores poemas para declarar tu sentimientos? En todas las épocas de la historia, la poesía en sus diversas formas se ha encargado de apoyar a los enamorados en su misión de conquista.

Cuando el amor invade nuestro corazón y estamos dispuestos a apostarlo todo por una oportunidad con esa persona especial, la poesía se convierte en nuestra mejor aliada.

Los poemas románticos han sido, durante siglos, el factor de inspiración principal de muchos literatos, poetas y escritores, que decidieron exaltar un momento, las cualidades de su amada o simplemente sus sentimientos para declarar el amor más profundo y fresco.

Advertisement

No es de extrañarse que la mayoría de los grandes poetas que ha dado la humanidad hayan dedicado una buena parte de su obra a los poemas de románticos y todo lo que éste provoca.

Un poema de amor debe tener la capacidad de contar de una forma única aquellos sentimientos, emociones e imágenes que nos vienen a la cabeza cuando hablamos de lo especial que nos hace sentir una persona.

Y es que cuando has conocido a esa persona especial todo te recuerda a ella y deseas gritarlo a los cuatro vientos. Pero es posible que la timidez o el miedo te impidan dar ese paso crucial.

Advertisement

Pero no te preocupes aquí en Escribirte puedes encontrar algunos poemas para declarar tu amor a esa persona especial de una forma totalmente romántica.

Poemas para declarar, totalmente apasionados

Cuando el amor nos alcanza se convierte en una pasión incontrolable que nos posee y si las emociones están a flor de piel, pero no tienes idea de como expresar esos sentimientos tan profundos.

Hoy te proponemos algunos grandes poemas de amor de distintas épocas y autores. Con ellos podrás explorar tu faceta romántica y compartir estos buenos sentimientos con quien desees.

Advertisement

Compartir un poema para declarar tus sentimientos es un gran gesto de amor que en estos tiempos, en los que somos pocas las almas bohemias que aún escriben cartas y buscan un amor para vivir una apasionada historia, se convierte muchas veces en cursilería e intensidad.

Sin embargo, seamos honestos, sólo lo creemos cursi cuando no es para nosotros o no viene de la persona correcta. Disfrutas de algunos de los poemas románticos más extraordinarios de la historia.

Poemas para declarar, totalmente apasionados

Amor, (Pablo Neruda)

La figura de la mujer ha representado millones de poemas en diferentes lugares del mundo, textos que reflejan la belleza y el valor femenino y sobre todo el sentimiento que ellas producen en los caballeros.

Advertisement

Este poema de uno de los poetas más emblemáticos de Latinoamerica, Pablo Neruda, es uno de ellos, un verso romántico que reconoce la figura de la mujer como un elemento fundamental en la vida del ser humanos.

Mujer, yo hubiera sido tu hijo, por beberte
la leche de los senos como de un manantial,
por mirarte y sentirte a mi lado y tenerte
en la risa de oro y la voz de cristal.

Por sentirte en mis venas como Dios en los ríos
y adorarte en los tristes huesos de polvo y cal,
porque tu ser pasara sin pena al lado mío
y saliera en la estrofa -limpio de todo mal-.

Advertisement

Cómo sabría amarte, mujer, cómo sabría
amarte, amarte como nadie supo jamás!

Morir y todavía
amarte más.
Y todavía
amarte más
y más.

Bienvenida (Mario Benedetti)

Mario Benedetti nos trae una composición cargada de romance. Se trata de unos versos ideales para dedicar durante un reencuentro con la persona amada.

Advertisement

Aquella con la que se tiene una única conexión que ni la distancia pudo romper.

Se me ocurre que vas a llegar distinta
no exactamente más linda
ni más fuerte
ni más dócil
ni más cauta

tan solo que vas a llegar distinta
como si esta temporada de no verme
te hubiera sorprendido a vos también
quizá porque sabes

Advertisement

cómo te pienso y te enumero
después de todo la nostalgia existe
aunque no lloremos en los andenes fantasmales
ni sobre las almohadas de candor

ni bajo el cielo opaco
yo nostalgio
tu nostalgias
y cómo me revienta
que  él nostalgie

tu rostro es la vanguardia
tal vez llega primero
porque lo pinto en las paredes
con trazos invisibles y seguros

Advertisement

no olvides que tu rostro
me mira como pueblo
sonríe y rabia y canta
como pueblo

y eso te da una lumbre
inapagable
ahora no tengo dudas
vas a llegar distinta y con señales

con nuevas
con hondura
con franqueza
sé que voy a quererte sin preguntas
sé que vas a quererme sin respuestas.

Advertisement

Cúbreme, amor, el cielo de la boca (Rafael Alberti)

La belleza femenina aparece en esta recopilación de los poemas para declarar de la mano de Rafael Alberti.

En el se describe y exalta a la mujer y sus dulces atributos capaces de cautivar la mente de cualquier caballero.

Cúbreme, amor, el cielo de la boca
con esa arrebatada espuma extrema,
que es jazmín del que sabe y del que quema,
brotado en punta de coral de roca.

Advertisement

Alóquemelo, amor, su sal, aloca
Tu lancinante aguda flor suprema,
Doblando su furor en la diadema
del mordiente clavel que la desboca.

¡Oh ceñido fluir, amor, oh bello
borbotar temperado de la nieve
por tan estrecha gruta en carne viva,

para mirar cómo tu fino cuello
se te resbala, amor, y se te llueve
de jazmines y estrellas de saliva!

Advertisement

Polvos de amor (Francisco de Quevedo)

Francisco de Quevedo apela en su poema a un amor que no desaparece ni siquiera cuando las almas se han ido, hace referencia a este amor que perdura a pesar de los obstáculos y las dificultades.

Amor postrero más allá de la muerte.
Cerrar podrá mis ojos la postrera
Sombra que me llevare el blanco día,
Y podrá desatar esta alma mía

Hora, a su afán ansioso lisonjera;
Mas no de esotra parte en la ribera
Dejará la memoria, en donde ardía:

Advertisement

Nadar sabe mi llama el agua fría,
Y perder el respeto a ley severa.
Alma, a quien todo un Dios prisión ha sido,
Venas, que humor a tanto fuego han dado,

Médulas, que han gloriosamente ardido,
Su cuerpo dejará, no su cuidado;
Serán ceniza, mas tendrá sentido;
Polvo serán, mas polvo enamorado.

Despedida (Jorge Luis Borges)

Decir adiós nunca es fácil, y menos si hay que despedirse de una persona a la que hemos amado con pasión.

Advertisement

Pero este poema de Jorge Luis Borges puede ayudar a suavizar los pesares y reflejar ese profundo sentimiento inverso en cada palabra.

Entre mi amor y yo han de levantarse
trescientas noches como trescientas paredes
y el mar será una magia entre nosotros.
No habrá sino recuerdos.

Oh tardes merecidas por la pena,
noches esperanzadas de mirarte,
campos de mi camino, firmamento
que estoy viendo y perdiendo…

Advertisement

Definitiva como un mármol
entristecerá tu ausencia otras tardes.

Dame la mano (Gabriela Mistral)

Este poema escrito por la poeta chilena, muestra una alabanza al optimismo y al enamoramiento pero visto desde el punto más inocente, ese amor que es genuino y puro.

Advertisement

Dame la mano y danzaremos;
dame la mano y me amarás.
Como una sola flor seremos,
como una flor, y nada más…

El mismo verso cantaremos,
al mismo paso bailarás.
Como una espiga ondularemos,
como una espiga, y nada más.

Te llamas Rosa y yo Esperanza;
pero tu nombre olvidarás,
porque seremos una danza.

Advertisement

Te amo por ceja (Julio Cortázar)

Fiel a su estilo, Julio Cortázar hablaba sobre un amor que le hizo perder el juicio. Pero es probable que el escritor no haya sido que el único que haya perdido la cordura gracias al amor.

Pues dicen que este es ciego y la locura lo acompaña. Este es un excelente poema para declarar ese amor que te hace perder los estribos.

Advertisement

Te amo por ceja, por cabello, te debato en corredores
blanquísimos donde se juegan las fuentes de la luz,
te discuto a cada nombre, te arranco con delicadezade
cicatriz, voy poniéndote en el pelo cenizas de relámpago
y cintas que dormían en la lluvia.

No quiero que tengas una forma, que seas
precisamente lo que viene detrás de tu mano,
porque el agua, considera el agua, y los leones
cuando se disuelven en el azúcar de la fábula,
y los gestos, esa arquitectura de la nada,
encendiendo sus lámparas a mitad del encuentro.

Todo mañana es la pizarra donde te invento y te
dibujo,
pronto a borrarte, así no eres, ni tampoco con ese
pelo lacio, esa sonrisa.

Advertisement

Busco tu suma, el borde de la copa donde el vino
es también la luna y el espejo,
busco esa línea que hace temblar a un hombre en
una galería de museo.

Además te quiero, y hace tiempo y frío.

Más contenido que te encantará
Advertisement

El poeta pide a su amor que le escriba (Federico García Lorca)

Esta obra de Federico García Lorca muestra la cara más trágica y melancólica de las relaciones amorosas, que a menudo nos llevan a un torbellino de emociones y que muchos nos ha tocado vivir en esta aventura llamada amor.

Amor de mis entrañas, viva muerte,
en vano espero tu palabra escrita
y pienso, con la flor que se marchita,
que si vivo sin mí quiero perderte.

El aire es inmortal. La piedra inerte
ni conoce la sombra ni la evita.
Corazón interior no necesita
la miel helada que la luna vierte.

Advertisement

Pero yo te sufrí. Rasgué mis venas,
tigre y paloma, sobre tu cintura
en duelo de mordiscos y azucenas.

Llena pues de palabras mi locura
o déjame vivir en mi serena
noche del alma para siempre oscura.

Advertisement

Ausencia (Jorge Luis Borges)

En las cuestiones del amor no todo es color rosa pastel, existen tonos de grises y en ocasiones colores más oscuros.

Es por eso que en este poema de Borges se aborda el tema del amor desde la melancolía y la tristeza por el fin de la relación.

Habré de levantar la vasta vida
que aún ahora es tu espejo:
cada mañana habré de reconstruirla.

Advertisement

Desde que te alejaste,
cuántos lugares se han tornado vanos
y sin sentido, iguales
a luces en el día.

Tardes que fueron nicho de tu imagen,
músicas en que siempre me aguardabas,
palabras de aquel tiempo,
yo tendré que quebrarlas con mis manos.

¿En qué hondonada esconderé mi alma
para que no vea tu ausencia
que como un Sol terrible, sin ocaso,
brilla definitiva y despiadada?

Advertisement

Tu ausencia me rodea
como la cuerda a la garganta,
el mar al que se hunde.

Poemas para declarar de extensión corta

En estos tiempos modernos son pocas la personas que utilizan la poesía para declarar esos sentimientos tan bonitos que otra le provoca, y es que ahora con todos los avances tecnológicos de nuestra era, las costumbres románticas se han dejado de lado.

Advertisement

Pero, a pesar de esto, la poesía sigue jugando un papel muy importante en los planes de conquista, porque seamos sinceros, ¿a quién no se le a acelerado el pulso con una sorpresa de este tipo?

Poemas para declarar de extensión corta

Es que la realidad es que, aunque sea una costumbre regalar flores o dedicar un poema, siguen siendo un detalle hermoso y más si lo que se quieres es cautivar esa persona especial.

En esta sección del artículo te mostraremos algunos poemas para declarar tus sentimientos a esa persona especial que te pueden sevir inspirarte y escribir los tuyos propios o simplemente compartir.

Advertisement

Contigo (Luis Cernuda)

Para muchos la persona especial poco a poco se va convirtiendo en el mundo sobre el cual gira su corazón.

Este poeta español hablaba así sobre su mundo propio, basado en el amor por esa persona que logró cautivar su mente.

¿Mi tierra? Mi tierra eres tú.
¿Mi gente? Mi gente eres tú.
El destierro y la muerte para mi están adonde no estés tú.
¿Y mi vida? Dime, mi vida, ¿qué es, si no eres tú?

Advertisement

Quien alumbra (Alejandra Pizarnik)

Argentina se hace presente en este artículo, gracias a la talentosa escritora Alejandra Pizarnik.

Quien escribió un fantástico poema para declarar que habla del potencial de las relaciones amorosas a la hora de sacar lo mejor de uno mismo.

Advertisement

Cuando me miras
mis ojos son llaves,
el muro tiene secretos,
mi temor palabras, poemas.

Sólo tú haces de mi memoria
una viajera fascinada,
un fuego incesante.

Advertisement

Amor eterno (Gustavo Adolfo Bécquer)

Este poeta y narrador español nos regala un hermoso escrito inspirado en el amor incondicional, desprovisto de cualquier circunstancia.

Se trata de una genuina expresión de amor romántico en su máximo nivel.

Podrá nublarse el sol eternamente;
Podrá secarse en un instante el mar;
Podrá romperse el eje de la tierra
Como un débil cristal.

Advertisement

¡todo sucederá! Podrá la muerte
Cubrirme con su fúnebre crespón;
Pero jamás en mí podrá apagarse
La llama de tu amor.

Agua Mujer (Juan Ramón Jiménez)

Juan Ramón Jiménez nos regala una muestra de su audaz talento para las letras.

Advertisement

Con este poema nos deja una reflexión que propone que a veces el amor se fundamenta en la mirada hacia el espejo y nos indica que vemos reflejados en los ojos de la persona amada.

¿Qué me copiaste en ti,
que cuando falta en mí
la imagen de la cima,
corro a mirarme en ti?

Advertisement

Si me quieres, quiéreme entera ( Dulce María Loynaz)

La poesía romántica no es sola para los caballeros, las mujeres han demostrado que puede incursionar en el genero de forma exitosa.

Y es que esta poeta cubana lo deja el mensaje claro dentro de sus texto, en el que plasma que lo ideal es amor con todo el alma, profundamente y no a medias. Una oda a la pasión y al romance.

Si me quieres, quiéreme entera,
no por zonas de luz o sombra…
Si me quieres, quiéreme negra
y blanca, Y gris, verde, y rubia,
y morena…

Advertisement

Quiéreme día,
quiéreme noche…

¡Y madrugada en la ventana abierta!…
Si me quieres, no me recortes:
¡Quiéreme toda!… O no me quieras

Advertisement

Como si cada beso ( Fernando Pessoa)

El escritor portugués describió en este poema para declarar los sentimientos más genuinos y puros, un amor único, especial, memorable.

Que es básicamente lo que todos buscamos en la vida y que pocos tienen la dicha de conocer en plena juventud.

Como si cada beso
Fuera de despedida,
Cloé mía, besémonos, amando.

Advertisement

Tal vez ya nos toque
En el hombro la mano que llama
A la barca que no viene sino vacía;

Y que en el mismo haz
Ata lo que fuimos mutuamente
Y la ajena suma universal de la vida.

Advertisement

Esclava mía (Pablo Neruda)

El poeta chileno, en un alarde de erotismo y sensibilidad, nos expone un amor en que el cariño y el miedo van de la mano.

Es un poema para declarar perfecto todos esos pensamientos que te produce tu pareja y de este modo avivar la llama del romance y la pasión.

Esclava mía, témeme. Ámame. Esclava mía!
Soy contigo el ocaso más vasto de mi cielo,
y en él despunta mi alma como una estrella fría.

Advertisement

Cuando de ti se alejan vuelven a mí mis pasos.
Mi propio latigazo cae sobre mi vida.
Eres lo que está dentro de mí y está lejano.

Huyendo como un coro de nieblas perseguidas.
Junto a mí, pero dónde? Lejos, lo que está lejos.

Y lo que estando lejos bajo mis pies camina.
El eco de la voz más allá del silencio.
Y lo que en mi alma crece como el musgo en las ruinas.

Advertisement

Desde tiempos incontables, el ser humano se ha enamorado y para expresar ese sentimiento, que a veces es muy bonito y otras veces muy destructivo, se vale de las palabras.

Con ellas ha creado incontables composiciones poéticas que han cautivado el corazón de muchos con su belleza inmersa en frases, además siempre ha sido un elementos indiscutible si de conquista se trata.

Advertisement

A ti ¿con cual poema para dedicar te quedad? Déjanos un comentario y cuéntanos que te ha parecido el artículo dedicado a la poesía romántica.

Advertisement
Advertisement