+10 Poemas para la Virgen María ¡Para adultos y niños!

  • Poemas
Poemas para la Virgen María
Advertisement

¿Qué inspira a los poetas para componer versos a la santa madre de Dios? Todo en algún momento hemos escuchado sobre la Virgen María, la Madre de nuestro señor Jesucristo, aquel hombre que fue muerto y crucificado para limpiar al mundo de los pecados y que resucitó al tercer día.

Y es que la religión católica es una iglesia cristiana que cuenta con mayor cantidad de fieles a nivel mundial.

Sin embargo, no todos los fieles creyentes conocen todos los detalles sobre la Virgen María y es que, a pesar de todas las clases de catecismo y las horas de misa que pasan los domingos, muchos desconocemos los datos sobre su vida, poder y significado de esta figura en el mundo.

Advertisement

Por suerte los poetas han logrado conseguir una forma de plasmar todos estos detalles de la Virgen María en sus versos, y es que gran cantidad de escritores y literatos han enfocados sus obras en la religión.

Sin importar la época, muchos de ellos han logrado cautivar con sus versos religiosos.

Es por esta razón que hoy en día puedes encontrar algunos versos dedicados a la santa madre de Dios, textos poéticos inspirados en su bella y divina presencia y sobretodo en la sensación de bienestar y paz que produce en los autores creyentes.

Advertisement

Aquí hemos preparado una recopilación con algunos poemas para la Virgen María.

Especialmente seleccionados para aquellos que están en busca de un verso para exaltar la figura divina de María la madre de Jesús.

Poemas para la Virgen María

Los evangelios sólo aportan, respecto a María, los datos fundamentales y algunas anécdotas.

Advertisement

Consta que antes y después del nacimiento de Jesús vivió en Nazaret, pequeña ciudad de Galilea, y que, según la ley, estuvo casada con el artesano San José, descendiente de la casa del rey David.

Sin embargo, en algunos textos literarios se pueden hallar mayor información sobre esta figura religiosa tan apreciada a nivel mundial.

Aquí te dejamos algunos poemas para la virgen María que te permitirán conocer un poco más sobre esta admirada mujer.

Advertisement

Poemas para la Virgen María madre de Dios

El advierto de la virgen

La madre de el hijo de Dios ha sido inspiración no solo para religiosos y filósofos también los poetas se han visto cautivados por la hermosura y divinidad que arroja esta figura venerada por los católicos.

Este poema para la Virgen María se enfoca en un cántico de adoración.

Desde que el ÁNGEL GABRIEL
realizó la ANUNCIACIÓN,
la presencia de EMMANUEL
embargó su corazón.

Advertisement

DIOS había sido el centro
en toda su corta vida;
ahora, llevándolo dentro,
por EL estaba absorbida.

Desde siempre había sido
contemplativa MARÍA;
mas tras haber concebido,
éralo más todavía.

El lazo filial-materno,
creado entre ELLA y su DIOS
era ya un vinculo eterno,
muy dulce para los dos.

Advertisement

De modo así. continuado
pendiente estaba. MARÍA
de aquel -LIRIO inmaculado
que en su seno florecía.

¡Cómo no estar endiosada
y el corazón inflamado,
si era su seno morada
del mismo VERBO encarnado!

Los días eran vividos
sin ninguna, distracción;
¡pensamiento y corazón
de su retoño prendidos!

Advertisement

Mas,¿cómo seria aquella
contemplación continuada?
Solo DIOS lo sabe y ELLA
que no quiso decir nada.

Le hablaría, mas sin ruido
de palabras, que. éstas son
nada, frente al encendido
lenguaje del corazón.

Con todo, a veces, yo creo
que su dicha maternal
la impulsaría al empleo
del lenguaje natural.

Advertisement

Y palabras usaría
y expresiones muy hermosas,
Cargadas de poesía,
y de notas armoniosas.

Volcando, al hablar al NIÑO,
-del que la humana pelliza
iba tejiendo- el cariño
de una madre primeriza.

Advertisement

La virgen, mujer normal

Para la Iglesia católica, la Virgen María es Madre de Dios, y es la figura que guarda la fe de muchos de los creyentes.

En esta ocasión podemos ver cómo este poeta inspirado por su divina hermosura compone este poema para la Virgen María.

Ya sale de su casita
el cántaro ,a la cintura-
la más bella criatura
que hoy, en Nazaret habita.

Advertisement

Ufana está la ciudad
con esta joya tan bella;
belleza que solo ELLA
desconoce en su humildad.

Cuando pasa por las calles
difunde, flor pudorosa,
la fragancia deliciosa
de los lirios de los valles.

Hace unos días, GABRIEL
a esta joven nazarena
la llamó “de gracia llena,”
bellísimo, en el dintel.

Advertisement

ELLA, encendida en rubor,
sumisa al querer divino,
dijo, abrazando su sino:
“SOY LA ESCLAVA DEL SEÑOR”

Y en ese instante cabal,
sin ninguna algarabía,
el VERBO de DIOS venía
a su seno virginal.

Mas, tamaña maravilla
su vida en nada cambió,
porque MARIA siguió
siendo humilde y muy sencilla.

Advertisement

Tampoco alguna vecina
notó en ELLA algo especial,
pues siguió tan servicial
y como siempre ,tan fina.

Y así, cuando iba a la fuente,
llevando en su seno a DIOS
nunca nadie, de ELLA en pos
vió a un ángel resplandeciente.

¿Qué alma no se ve atraída
por esta Madre-Doncella
si era normal todo en ELLA
igual que la misma vida?

Advertisement

A la virgen María (J.R.R. Tolkien)

Los poemas para la Virgen María fueron creados para exaltar su belleza y divinidad, son composiciones creadas por fieles creyentes que desean plasmar todo su amor y afinidad a través de las letras, siendo esta la mejor forma para expresarse.

Este es el caso del siguiente poema para la Virgen María que exalta su fugura a través de hermosos versos.

Advertisement

Triste era el mundo y gris la última noche:
la luna y las estrellas huyeron,
el pasillo estaba oscuro sin canto ni luz,
los fuegos cayeron muertos.

El viento en los árboles era como el mar,
y sobre los dientes de las montañas
silbó amargo y frío,
como una espada que saltó de su vaina.

El señor de las nieves alzó su cabeza;
su manto largo y pálido
sobre la explosión amarga se extendió
y se colgó sobre la colina y el valle.

Advertisement

El mundo era ciego, las ramas dobladas,
todos los caminos y caminos eran salvajes:
entonces el velo de la nube se rasgó,
y aquí nació un Niño.

La antigua cúpula del cielo pura
fue pinchado con luz lejana;
una estrella brillaba blanca y clara
sola por encima de la noche.

En el valle de la oscuridad en esa hora de nacimiento
una voz de repente cantó:
‘Entonces todas las campanas en el cielo y la tierra
juntos a la medianoche sonaron’.

Advertisement

María cantó en este mundo a continuación:
oyeron surgir su canción
sobre niebla y sobre la nieve de la montaña
a las paredes del Paraíso,
y se agitó la lengua de muchas campanas.

en las torres del cielo para sonar
cuando se oyó la voz de la criada mortal,
‘Esa era la madre del rey del cielo’.

Feliz es el mundo y la fiesta esta noche
con estrellas sobre su cabeza,
y la sala se llena de risas y de luz,
y los fuegos arden de rojo.

Advertisement

Las campanas del Paraíso ahora suenan
con campanas de la Cristiandad,
y ‘Gloria’, ‘Gloria’ cantaremos
que Dios a la tierra ha venido.

A la virgen de los dolores

La Virgen María es conocida con diversos nombres, por lo que es común que algunos creyentes, por falta de formación, asocian a estos nombres con distintas santas o virgencitas, como suelen llamarle.

Advertisement

Este poema para la Virgen María va dirigido a la virgen de los dolores que es la misma santa madre de Dios que todos conocemos.

Estabas con valentía
mientras sufría JESÚS,
a la vera de la Cruz

y de pie, VIRGEN MARÍA,
Tuya era su agonía
y su muerte prematura.

Advertisement

Y en aquel mar de amargura,
con increíble coraje,
resististe el oleaje
como una roca segura.

Ahora te veo sentada
pues ya tu HIJO está muerto
y sepultado en el huerto
tras de la losa sellada.

Desde esta tarde enlutada
de amoratados colores,
con espinas y no flores,
del pueblo fiel la piedad
te llamará SOLEDAD
y VIRGEN de los DOLORES.

Advertisement

¡Qué pena tan acerada
refleja tu faz serena,
ahora lívida azucena,
y rosa ayer encarnada!

Y ¡qué triste tu mirada
como de paloma herida,
sin ver, sin norte, perdida,
cual si estuvieras ausente.!

¡Tu corazón y tu mente
están con quien es tu vida!

Advertisement

A tu pecho sin aliento
aprietan tus manos finas
cruel corona de espinas
y los clavos del tormento,

Providencial instrumento
de su muerte redentora,
los guardas con mimo ahora,
que son tesoro preciado
de tu JESÚS adorado,
flor de tu carne, SEÑORA.

¿Viene, MADRE, a tu memoria
-ausente y muerto tu BIEN,-
el tiempo aquel de BELÉN,
de tierna, idílica historia?

Advertisement

¡Qué gozo grande y qué gloria
pues tu regazo mullido
para tu NIÑO querido
fue la más cálida cuna
y al son de nana oportuna
en él quedaba dormido?

No hubo alegría más pura
que cuando TU lo abrazabas
y en tu falda lo acunabas
mientras EL fue criatura.

Ni habrá mayor desventura
que la de esta tarde fría.

Advertisement

¡Sentada en la roca fría
has tenido a tu HIJO muerto
y desfigurado y yerto,
sobre tu falda. MARÍA!

¡Aquellos besos de miel
en su carita caliente
y en su boquita riente,
rosada como un clavel!

¡Qué fría, en cambio, hoy la piel
de su carne y de sus huesos
para tus cálidos besos!

Advertisement

Mas, se los diste tan fuerte
que no los pudo la muerte
borrar, en sus cuerpo impresos.

Desde que bajó del Cielo
a tu seno virginal,
sentiste más que otra igual
lo que es maternal desvelo.

Su amparo fuiste y consuelo
desde la cuna, a su vera,
hasta que en la Cruz, muriera.

Advertisement

¡Nadie se vio más seguro
con amor tan fuerte y puro
como EL contigo estuviera!

Del mismo modo yo quiero
verme por TI protegido.

Soy un niño desvalido
que de TI todo lo espero.
Me confío por entero
a tu maternal ternura.

Advertisement

Y a cambio de mis amores,
sé refugio en mi orfandad.
VIRGEN de la SOLEDAD
y VIRGEN de los DOLORES.

A la madre más hermosa y buena

Lo curiosos de los poemas para la Virgen María es que se tratan de poemas inspirados en su hermosa belleza y todos están orientados a la exaltación de la santa Madre de Dios.

Advertisement

Así como podremos ver en este texto poético que describe los sentimientos que produce en nuestro ser.

Con toda el alma y corazón te amo,
como niño feliz. VIRGEN MARÍA;
y mi confianza es tal, oh Madre mía,
que «mamá» muchas veces yo te llamo..

Muchas estampas tuyas en colores
llevo coleccionadas, todas bellas;
y mucho disfruto, viendo en ellas
tu imagen rebosante de primores.

Advertisement

Y muchísimas oh Madre, en el reverso
una composición llevan, en verso
donde te alabo o bien gloso la escena.

Y las voy repartiendo entre la gente
con la ilusión de que su amor aumente
¡hacia la MADRE, más hermosa y buena!

Poemas para la virgen maría para niños

El concepto de poesía infantil comprende al menos tres clases de obras literarias, los textos escritos por niños y adolescentes, dirigidos especialmente a ellos o los que la tradición literaria ha considerado adecuados para ellos.

Advertisement

En cualquier caso la poesía representa un recurso adecuado para los niños, pues los incentiva a la lectura gracias a sus rimas divertidas y sus relatos entretenidos.

Además de fomentar la creatividad, memoria y el lenguaje, en especial en los niños en edades escolar.

+10 Poemas para la Virgen María para adultos y niños

Advertisement

Además los niños aprenden mucho mejor cuando se les enseña con juegos y rimas y si lo que se busca es instruir en la religión y sus figuras representativas, la poesía es la mejor opción.

Aquí te dejamos algunos poemas para la virgen María que seguramente les encantaran a los niños y los ayudaran a recordar datos importantes sobre la madre de Dios.

Una historia pequeñita

La poesía para los niños siempre es útil pues deja grandes beneficios para su aprendizaje.

Advertisement

Este poema para la Virgen María trasmite en forma de relato la historia de la santa madre de Dios, se trata de un cuento en prosa dedicado a la virgen pero ideal para los más pequeños.

Es la historia pequeñita
de una Virgen Nazarena
que era pobre y muy bonita
que era humilde y era buena.

No, no hay milagros,
hay un cariño,
Dios es un niño
mecido entre pajas
y ella es humilde

Advertisement

sin sedas ni alhajas
como mi madre,
que reza y trabaja,
como mi madre
que reza y trabaja

María amiga (Miriam Lorenzo Pérez)

Esta escritora no regala la oportunidad de cautivarnos con un un poema para la virgen María en el que se intenta definir con palabras dulces y hermosas lo que representa la figura de la santa madre de Dios.

Advertisement

Además la escritora utiliza un lenguaje muy sencillo ideal para la comprensión de los niños.

María, eres Madre y Señora
y estás conmigo a cualquier hora.

Al empezar un nuevo día
me acompaña tu frescura
que con el paso de la mañana
se convierte en hermosura.

Advertisement

María, eres confidente y amiga
de cualquiera que te lo pida.
Quieres a todos por igual
sin fijarte en la maldad.

Estás hecha de bondad
y compartes la alegría
que sentimos al vivir con fe cada día.

Advertisement

¡Guapa¡

La belleza de la virgen María es el principal motivo de los poemas inspirados en esta figura, y es que su belleza es tan divina que muchos la consideran como máximo estándar.

Además de sus cualidades santas. Este poema para la Virgen María está enfocado en todo lo descrito anteriormente.

GUAPA, GUAPA, te digo entusiasmado,
mirando tu bellísimo semblante;
el piropo más lindo y apropiado
que te puede decir este hijo amante.

Advertisement

entre las que hubo auténticas bellezas,
pues la hermosura sola TU aderezas
con la humildad, con el candor más terso.

GUAPA, Gabriel te dijo. Y a tu hechizo
los Ángeles se rinden. Y aun alguno
con bellísimas loas se destapa.

Como empecé el soneto, finalizo.
Pues sé, MADRE, que yo no te importuno,
si te digo de nuevo:¡GUAPA, GUAPA!

Advertisement

María Madre (Gloria Fuertes)

Este poema para la Virgen María para niños es una poesía corta escrita por Gloria Fuertes ideal para compartir con los niños durante la época decembrina.

Puedes leer a tus hijos esta poesía navideña o incluso ayudarles a memorizar.

Además los poemas siempre son buenos para enseñar a los niños a comprender y canalizar sus sentimientos, a adquirir nuevo vocabulario o a fomentar su capacidad de concentración y su memoria.

Advertisement

La Virgen María
canta nanas ya.

Y canta a una estrella
que supo bajar
a Belén volando
como un pastor más.

Tres Reyes llegaron;
cesa de nevar.

Advertisement

¡La luna le ha visto,
cesa de llorar!
Su llanto de nieve
cuajó en el pinar.

Mil ángeles cantan
canción de cristal
que un clavel nació
de un suave Rosal.

Advertisement

A la flor más bonita, María, Madre de Dios (Moisés Pérez Martínez)

La belleza de la mujer vuelve ha ser centro en un poema para la Virgen Maria y es que al ser la madre de Dios muchos la imaginan como una mujer de belleza inmensurable y hoy lo podemos imaginar nosotros mismos a través de las palabras de este escritor.

Como una flor sus pétalos
se abren dándonos amor.

Como una flor el cáliz
nos quiere unir y dar paz.
Como una flor las espinas
representan su dolor.

Advertisement

Como en una flor su tallo,
el camino que nos lleva
desde la tierra al cielo.

Como una flor su color
es la ternura.
Como una flor nos perfuma
el aroma de su bondad.

Advertisement

La figura de la Virgen María en muchas culturas es representadas con diferentes vestimentas, colores, adornos, y nombres, pero aún así sigue siendo la misma santa que fue escogida entre todas las mujeres para llevar en su vientre el salvador del mundo.

Y con todos los poemas que pudimos apreciar en este artículo, ya no queda duda de cuán inspiradora puede ser para los poetas creyentes y fieles a sus creencias religiosas.

Déjanos un comentario si te ha gustado en artículo y no te pierdas de los próximos contenidos que tendremos preparados par ti.

Advertisement
Advertisement

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *