+15 Poemas tiernos cortos para compartir

50 años hace

La ternura es un sentimiento relacionado, en la actualidad, muchas veces con lo ridículo. Apreciación que no puede estar más alejada del significado de este término. El buen gusto y la calidad de las palabras hacen que un escrito sea tierno sin rayar en lo cursi.

Hoy te traemos esta selección de poemas tiernos para que le des otro sentido a la ternura.

Con palabras sentidas y hermosas vamos a observar la forma en la que lo tierno se convierte en elegante y clásico.

15. Nos besamos (Andrés de Piedra Bueno)

La delicadeza en las letras que plasma el autor hacen que este poema tierno cobre vida de las cenizas del este término tan agobiado.

Nos besamos, ¿recuerdas?, una tarde
en el espejo azul de la bahía.
La gaviota del beso aún vibra y arde;
¡No a plegado; las alas todavía!.
Nos besamos, ¿recuerdas?, y el poniente
sangró la primavera de sus ramos…
luego del poniente se agolpó en tu frente.
Cuando otra vez, y muchas, nos besamos.

Y yo te digo la palabra viva
en la fuga ideal de tu mirada…
(aún tengo el alma de tu amor cautiva,
o tú ya no estas enamorada…)
Ahora, lejos de ti, te besaría
en melena luminosa y bruma,
mientras rueda el azul de la bahía
la cándida gaviota de luna.

14. Quizás (José Ángel Buesa)

Una hermosa manera de expresar el amor a través de este poema tierno que hace gala de las debilidades de las que se es víctima al amar.

Quizás te diga un día que dejé de quererte,
aunque siga queriéndote más allá de la muerte;
y acaso no comprendas, en esa despedida,
que, aunque el amor nos une, nos separa la vida.

Quizás te diga un día que se me fue el amor,
y cerraré los ojos para amarte mejor,
porque el amor nos ciega, pero, vivos o muertos,
nuestros ojos cerrados ven más que estando abiertos.

Quizás te diga un día que dejé de quererte,
aunque siga queriéndote más allá de la muerte;
y acaso no comprendas, en esa despedida,
que nos quedamos juntos para toda la vida.

13. La hora del amor (Mariana Ortega)

Para escribir poemas tiernos no hace falta más que poseer un sentido amplio de la delicadeza y encontrar palabras que describan los sentimientos del alma. Ortega lo hace de manera maravillosa con estas letras.

La hora del amor,
tiene color de lilas
y mensajes dormidos,
con sabor de manzana.

Tu cuerpo cual la hidra
que cobija mi cuerpo,
con el loco deseo
de eternizar el tiempo.

A la hora del amor
se cierra la garganta
acallando mil cantos
melodías del alma,
me atengo a ti enredada,
y soy cual mariposa,
aleando en tus entrañas.

La hora del amor
se aquieta y en silencio,
es de los dos el tiempo,
y no existen distancias…

12. Limosna de amor (Rosario Sansores Prén)

Una cualidad de la ternura es también la debilidad física, mental o emocional, siempre y cuando no toque niveles extremos. En este poema tierno la autora deja ver, con cada palabra, la debilidad sentimental que atraviesa la limosnera víctima del amor.

Yo limosnera de amor fui un día
de corazón en corazón llamé
pero nadie mi pena comprendía
de una limosna de cariño hallé.

Llamé a tu corazón con yerta mano
y al mirarme tuviste compasión
un poco de cariño me brindaste
y yo en cambio te di mi corazón.

Hoy en vano llamé, tu pecho mudo
no me dio la limosna de su amor
y te quedaste indiferente y mudo
pero yo me quedé sin corazón.

11. El último beso (Felipe Sassone)

¡Cuánto amor muestra este autor con cada verso! Esa demostración de amor se confabula para hacer de cada palabra un poema tierno digno de ser dedicado.

Tu boca hecha de amor y de ambrosía,
donde bebí de amor el rojo vino,
sobre tu rostro pálido y divino
una mancha sangrienta parecía.

Yo iba a partir y tú con ansia loca,
estrechándote a mí, sensual y ardiente,
en un beso juntaste largamente
la fiebre de tu boca con mi boca.

Hoy nada me interesa cuanto existe,
pero aunque la nostalgia me tortura
al recordar tu amor y tu hermosura.

Voy cruzando la vida menos triste,
porque llevo en los labios la dulzura
de aquél último beso que diste.

10. ¡Qué es poesía? (Gustavo Adolfo Bécquer)

La sencillez de las palabras acertadas pueden hacer de un pequeño cúmulo de palabras, un poema tierno. Bécquer lo logra con esta poesía.

¿Qué es poesía? Dices mientras clavas
en mi pupila tu pupila azul;
¿Qué es poesía…? ¿Y tú me lo preguntas?
¡Poesía… eres tú!

9. Algún día nos amamos (Robert Louis Stevenson)

En este poema tierno, vemos como el autor explica los sentimientos de lo vivido con su esposa, tiempos que disfrutaron pero que, pasado al fin, no volverán. Sin embargo, la ternura de la que hace gala con estas palabras, convierten a este fragmento de una carta dedicada a su esposa, en un poema maravilloso.

Entre la espesura de bayas y las islas de juncos, como a través de un mundo que sólo fuera cielo, oh firmamento invertido, la barca de nuestro amor se deslizaba. Brillantes como el día eran tus ojos, radiante fluía la corriente y era radiante el vasto y eterno cielo.

Cuando murió la gloria en el dorado crepúsculo, resplandeciente ascendió la luna, y llenos de flores al hogar regresamos. Radiantes fueron tus ojos esa noche, habíamos vivido, oh amor mío, habíamos amado.

Ahora el hielo envuelve nuestro río, con su blancura cubre la nieve nuestra isla, y junto a la lumbre invernal Joan y Darby dormitan y sueñan. Sin embargo, en el sueño, fluye el río y la barca del amor aún se desliza.

Escucha el sonido del remo al cortar sus aguas. Y en las tardes de invierno cuando la fantasía sueña en el crepitar de la chimenea, en sus oídos de viejos enamorados el río de su amor canta en los juncos.

Oh amor mío, amemos el pasado pues algún día fuimos felices, y algún día nos amamos.

8. Antes del ocaso (Algernon Charles Swinburne)

Antes del ocaso le ofrece al lector la oportunidad de ver una definición del amor que va más allá de lo diario. Muestra, con este poema tierno, la forma en la que pasea al lector por el ocaso del amor.

El amor crepuscular declina en el cielo
Antes que la noche descienda sobre la tierra
Antes de que miedo sienta del frío su hierro,
El crepúsculo del amor se desvanece en el cielo.

Cuando el insaciable corazón susurra entre lamentos
“o es demasiado o es poco”,
y los labios se abstienen tardíamente resecos,
Blandas, bajando por el cuello de cada amante,
las manos del amor sostienen su rienda secreta;
y mientras buscamos en él una señal concreta,
su luz crepuscular se desgarra en el cielo.

7. Amor eterno (Gustavo Adolfo Bécquer)

Delicadeza y elegancia exudan las palabras que Bécquer utiliza para hablar de la firmeza del amor en el corazón. Veamos este poema tierno para hacerlo propio y ofrendarlo a esa persona especial

Podrá nublarse el sol eternamente;
podrá secarse en un instante el mar;
podrá romperse el eje de la tierra
como un débil cristal.

¡Todo sucederá! Podrá la muerte
cubrirme con su fúnebre crespón;
pero jamás en mí podrá apagarse
la llama de tu amor.

6. El amor vive más allá de la tumba (John Clare)

La locura no siempre deja al ser desprovisto de identidad. En este poema tierno, escrito por el autor mientras estuvo recluido en un asilo mental, vemos la forma en la que las palabras describen, desde la óptica del autor, el amor.

El amor vive más allá de la tumba,
de la tierra que se desvanece como una sombra.
Yo amo el vínculo,
a los leales, a los sinceros.
El amor yace durmiendo
en la felicidad de las noches;
llora en la víspera del rocío,
donde jamás es reproche.
Lo he visto en las flores,
y en la ansiosa gota perlada,
sobre la tierra de verdes horas,
y en el cielo con su inmortal azul.

Lo he oído en la primavera,
cuando la luz certera,
cálida y amable,
flota sobre las alas del ángel,
trayendo amor y música en el aire.
¿Y dónde está la voz,
tan joven, tan hermosa, tan radiante,
que envuelve el encuentro de los amantes?
El amor vive más allá de la tumba,
De la tierra, las flores y la sombra,
Yo amo el vínculo,
a los leales, a los sinceros.

+5 Mejores poemas tiernos que calan en el corazón

Llegamos a la cuenta regresiva de los mejores 5 poemas tiernos que Escribirte trae para ti. El amor siempre será una constante en la poesía  es por ello que vamos a repasar los hermosos versos que cierran esta selección.

Lo más hermoso del mundo está lleno de ternnura, así podemos verlo en cada oportunidad que nos es ofrecida día a día.

5.  (Extracto)Ven (Fonseca)

Estas hermosas palabras del cantautor colombiano Fonseca, dedicadas a su pequeña hija, conformaron una canción delicada, hecha a la medida de sus sentimientos por su bebé. Hoy la traemos a este conteo pues son apropiadas para dedicarlas como un poema tierno.

Mírame que cuando miras nada me hace falta
Y cuando estoy tan lejos yo quiero tus besos
Pero llevo adentro este hueco en el pecho
Es mi melancolía, que en tus ojos veo
No me eches de menos
Que si tu me extrañas, siento que me muero
Sabes que eso es de otra vida que cargamos culpa
Que no conocemos, pero nos queremos
Hasta el infinito y mas allá del cielo
Me gusta este cuento y esta historia que hay entre tú y yo

Ven, voy a cuidarte el corazón
Por eso ven, que aquí te tengo esta canción
Ven, tú eres mi vida, que yo la tuya cuidare
Toda la mía, ay niña ven
Voy a cuidarte el corazón
Por eso ven que aquí te tengo esta canción
Ven, tú eres mi vida, que yo la tuya cuidare
Toda la mía, ay amor

4. Verso de amor (Petit Seron)

Un verso corto que describe la importancia del primer amor en la memoria humana, un bello poema tierno para recordar.

El primer amor que entra al corazón
es el último que sale de la memoria

3. Gabriel García Márquez

Con ternura, el gran Gabo, explica con este poema tierno que el amor no tiene una forma específica para sentirse, es solo la respuesta de los sentimientos, solo hay que vivirlo.

Solo porque alguien
no te ame com tú quieres
no significa que no te ama
con todo tu ser.

2. Alan Frers

¿Puede alguien añadir algo más a este poema tierno?

En la profundidad de los ojos de mi niña pequeña, descubrí el paraíso.

1. Anna Bahena

El poema tierno más hermoso que mente alguna ha ideado lo trae Escribirte para ustedes. No solo puede figurarse que se trata del amor de una pareja. Puede este poema demostrar el anhelo feroz de una madre por tener en sus brazos a su hijo.

Mirarás mis ojos
y sabrás
que llevo sueños
esperándote

Grandes poetas de la historia han descrito los sentimientos que cabalgan dentro de su ser y con esta selección de poemas tiernos podemos ver la belleza del término ternura.

¡Te han gustado nuestros poemas tiernos? ¡Compártelos!