+8 Fábulas para niños de primaria

Fábulas para niños de primaria
Advertisement

¿Cuáles son las mejores fábulas para niños de primaria? Los niños de primaria suele poseer mucha imaginación.

Además de aprender y captar muy rápido todo lo que se enseña, es por esto, que se debe aprovechar esa etapa para enseñarle cuanto se pueda.

Es así como las fábulas para niños de primaria, suelen ser sumamente comunes en la escuela, para que los niños conozcan el bien y el mal, además que puedan conocer lecciones de vida, que los ayudarán más adelante.

Advertisement

Estas fábulas suelen ser cómicas y su extensión no es tan larga.

+8 Fábulas para niños de primaria

Las fábulas para niños de primaria son sumamente variadas, los temas van desde la amistad hasta la responsabilidad y el amor. Enseguida te mostraremos una lista con las mejores ocho fábulas.

El Conejo miedoso

Esta fábula para niños de primaria  trata de un conejo miedoso, que estaba todo el tiempo encerrado en su casa para evitar morir.

Advertisement

La muerte era el pensamiento recurrente de este conejo, le daba miedo absolutamente todo, hasta su propia sombra.

Este concejo sabía que esa no era una actitud valiente ante la vida, pero no sabía como cambiarlo.

Un día tomo valor de salir de su casa, y mientras caminaba unas ranas en el estanque al verlo se escondían. ¿Cómo continua la historia?

Advertisement

Estaba un conejo en su agujero, pensando y meditando sobre su vida: Todo el tiempo tenía miedo, cualquier sombra o sonido lo asustaba. Todo el tiempo se encontraba nervioso, pensando en que algo malo en cualquier momento le iba a pasar.

«De seguro algún sabio me diría: «¡Corrige tu problema!», pero, ¿Cómo corrijo el miedo? Hasta los humanos llegan a tener tanto miedo como yo»

Mientras caminaba fuera de su madriguera, escucho un pequeño ruido. Caminando de nuevo a su madriguera, vio como al pasar por una charca, las ranas se iban alejando y escondiendo de el.

Advertisement

Pensó, que el también causaba el mismo miedo que sentía. ¿Cómo puedo causar ese miedo en otros animales, siendo que yo también tengo ese miedo?

Moraleja del conejo miedoso: tener miedo es algo normal, siempre se le tendrá miedo a algo, porque se es humano, y la vida es frágil. Pero no permitas que esa reacción miedosa determine tu vida.

Advertisement

La rana que quiso hincharse como un buey

Esta fábula para niños de primaria nos habla sobre la vida en una charca, en ese lugar vivían muchas ranas.

Un día como cualquier otro, un poderoso y grande buey se acerca a beber un poco de agua, mientras estoy sucede una rana lo observa, y al ver lo grande que es, desea imitarlo.

Es así como comienza a hincarse lo más que puede, para intentar imitar la altura de aquel animal.

Advertisement

Sus compañeras la veían y le decían si estaba cerca o no de lograr su cometido. ¿Cómo creen que terminó la rana?

Una rana que se encontraba en una charca, vio un día acercarse a un buey a beber un poco de agua, y le llamo la atención el gran tamaño del animal.

La ranita era muy pequeña, no más grande que un limón. Al ver al corpulento buey se llenó de envidia y decidió hincharse hasta igualarlo en tamaño.

Advertisement

La ranita mientras se iba hinchando les preguntaba a sus compañeras:

-¿Me he hinchado bastante para igualarlo? ¿Ya soy tan grande como él?

-No.

Advertisement

-¿Y ahora?

– Tampoco.

-¡Ya lo logré!

Advertisement

-¡Aún estás muy lejos!

Y la pobre rana se hinchó tanto que reventó.

Moraleja de la rana que quiso hincharse como un buey: las personas envidiosas siempre querrán ser iguales o mejores que tu. Y sus acciones siempre le traen consecuencias negativas para ellos mismos.

Advertisement

El perro guardián y el perro cazador

Esta fábula para niños de primaria cuenta la historia de dos perros, uno era un perro guardián, el solo tenía que quedarse en casa y cuidarla. Por lo general se la pasaba echado en el piso o durmiendo.

Mientras que el otro perro, uno cazador, tenía que salir todos los días a arriesgar su vida, para atrapar alguna cosa.

A ambos perros se les recompensaba, pero el perro cazador se sentía inconforme. ¿Qué creen que paso luego?

Advertisement

Un hombre usaba a dos perros, el primero era para cazar y el otro para cuidar su casa.

Cuando iba con el de caza, y si cogía alguna presa, al volver, el amo le regalaba un pedazo al perro guardián.

No contento el perro de caza por esta acción del cazador, lanzó a su compañero algunos reproches: que sólo era él quien salía y sufría en todo momento, mientras que el otro perro, el guardián, sin hacer nada, disfrutaba del trabajo del perro cazador en el bosque.

Advertisement

El perro guardián le contestó:

– ¡ No es a mí a quien debes de reclamar, sino al amo, ya que en lugar de mostrarme las técnicas de la caza como a tí, me ha enseñado a vivir tranquilamente del trabajo de otro!

Moraleja del perro guardián y el perro cazador: las personas mayores siempre tienen muchas cosas para enseñar. Acércate a ellos con respeto y de seguro te enseñaran muchas cosas nuevas.

Advertisement

Los dos gallos

La siguiente fábula para niños de primaria presenta como ser personas humildes puede ser la mejor decisión.

Dos gallos eran muy buenos amigos, ellos convivían en armonía en una granja, eran inseparables, pero todo eso cambio cuando llego a la granja una hermosa gallina.

Los dos querían conquistarla, pero no sabían como, así que decidieron hacer un duelo, el gallo ganador se quedaría con el amor de la gallina. ¿Quién cree que gano el duelo?

Advertisement

Toda la vida en la granja habían vivido dos gallos en total armonía. Nunca habían tenido un conflicto.

Pero un día el granjero trajo al gallinero una hermosa gallina, petulante y altanera. Ambos gallos se enamoraron de inmediato de la hermosa dama.

Esto los convirtió en rivales y enemigos. Se dedicaron a competir por el amor de la gallina.

Advertisement

Tratando de resolver pronto este conflicto tomaron la decisión de enfrentarse en un combate, El que venciera seria el merecedor del amor de la gallinita.

Por largo rato se enfrentaron, hasta que el gallo más fuerte venció y se fue al lado de la hermosa gallina. El otro se refundió en el corral a llorar su pena.

El gallo vencedor se subió al techo para alardear su triunfo. Comenzó a gritar muy fuerte, quería que todos los vecinos se enteraran de que había ganado.

Advertisement

Pero para su mala suerte, lo escuchó un buitre y, sin pensarlo dos veces, se abalanzó sobre él, dando fin a su vida y a su soberbia.

Moraleja de los dos gallos: ser humilde siempre será lo mejor. No es bueno alardear de las cosas, y mucho menos si has ganado alguna cosa. Permite que tu humildad hable por ti.

El asno y el lobo

Esta fábula para niños de primaria nos coloca en un predicamento. Un burro cojo noto la presencia de un lobo feroz, el pobre burro sabía que se lo iban a comer, pero pensó en un plan brillante para evitarlo.

Advertisement

En lo que el lobo se le acerco para devorarlo, el comenzó a decirle que su pata le dolía, y que no quería morir con tanto dolor. Es así como exalta al feroz lobo, y le pide que le ayude a morir decentemente.

Es así como el lobo, creyéndose doctor comienza a examinar la pata. ¿Creen que el plan del burro funciono?

Un Burro cojo vio que le seguía
un Lobo cazador, y, no pudiendo
huir de su enemigo, le decía:

«Amigo Lobo, yo me estoy muriendo;

me acaban por instantes los dolores
de este maldito pie de que cojeo.
Si yo me valiese de herradores,
no me vería así como me veo.

Y pues fallezco, sé caritativo:

sácame con los dientes este clavo.
Muera yo sin dolor tan excesivo,
y cómeme después de cabo a rabo».

«¡Oh!, dijo el cazador con ironía,

contando con la presa ya en la mano,
¡No solamente sé la anatomía,
sino que soy perfecto cirujano!

El caso es para mí una patarata:

La operación, no es más que de un momento.
¡Alargue bien la pata,
y no se acobarde, buen jumento!».

Con su estuche molar desenvainado,

el nuevo profesor llega doliente;
mas éste le dispara de contado
una coz que le deja sin un diente.

Escapa el cojo; pero el triste herido

llorando se quedó su desventura.
«¡Ay, infeliz de mí! ¡Bien merecido
el pago tengo de mi gran locura!

¡Yo siempre me llevé el mejor bocado

en mi oficio de Lobo carnicero!
Pues si pude vivir tan regalado,
¡a qué meterme ahora a curandero?».

Advertisement

Moraleja del asno y el lobo: no menosprecies la inteligencia y astucia de una persona o ser pequeño. Ellos pueden darte grandes sorpresas.

El gato y el ratón

La siguiente fábula para niños de primaria narra la historia de un pequeño ratón, este indefenso animalito vivía en la pobreza, sin embargo, se sentía dichoso porque tenía una prenda de mucho valor para el, y era la felicidad.

Este ratón consideraba que nadie más tenia aquella prenda valiosa. Es así como un gato lo escucha, y alardea de que él también la posee. ¿Cuál creen que fue la reacción del ratón?

Advertisement

Cierto (dijo un ratón en su agujero:)
no hay prenda más amable y estupenda
que la fidelidad: por eso quiero
tan de veras al perro perdiguero.

Un gato replicó: pues esa prenda
yo la tengo también… Aquí se asusta
mi buen ratón, se esconde,
y torciendo el hocico, le responde:

¿Cómo? ¿La tienes tú?… Ya no me gusta.

Advertisement

Moraleja del gato y el ratón: no debes ser egoísta, las cosas buenas de la vida se deben compartir, y querer que otros también las obtengan.

Un cazador y un perro

Esta fábula para niños de primaria cuenta la historia de un cazador que tenía su perro para cazar, ambos eran el dúo perfecto.

Advertisement

Este animal lo ayudaba a cazar las mejores bestias y ejemplares. Sin embargo, cuando el perro llego a su vejez el cazador se reía de él, por intentar hacer las mismas proezas de su juventud.  ¿Cómo creen que se sintió el perro?

Un perro viejo no teniendo éste nada de cobarde, se había hecho digno de las complacencias y agasajos de su amo, por el ardor que desplegaba en la lucha contra toda suerte de fieras, aun las más feroces; pero aquella naturaleza robusta y vigorosa comenzó a declinar, sin dura con el peso de los años.

Echósele a reñir en tal sazón con un jabalí, y bien pronto hizo presa en una oreja; mas hubo de soltarla, por tener los dientes ya cariados.

Advertisement

Sentido de ello el cazador, increpaba al perro; y él, aunque viejo, respondió valientemente: «No me falta empuje, sino fuerzas. Alabábasme en otro tiempo por lo que valía; y ahora me desprecias, porque no soy ni aún sombra de lo que fui».

Bien entiendes tu, Fíleto, a donde tiran y se encaminan estas cosas que yo escribo.

Moraleja del perro y el cazador: nunca olvides todas las cosas buenas que te dio u ofreció algún objeto, animal o persona. Son viejos, pero no inútiles

Advertisement

El medico ignorante

Esta fábula para niños de primaria cuenta la historia de un pobre hombre enfermo que visito a mucho doctores para saber sobre su enfermedad.

Todos los médicos llegaron al mismo veredicto, que su enfermedad era de por vida, pero que podría lidiar con ella, además que no era letal.

Pero en medio de todo esto, había un medico ignorante que le dijo al enfermo que el no pasaría de esa noche. Asustándolo en gran manera. ¿Cómo continua la historia?

Advertisement

Érase un enfermo al que muchos médicos habían asegurado que, aunque no estaba en peligro, su mal sería de larga duración; pero había un médico ignorante  que le dijo que tomara todas sus disposiciones porque no pasaría del día siguiente.

Al cabo de algún tiempo, el enfermo se levantó y salió pálido y caminando con dificultad. Nuestro médico le encontró y le dijo:

-¿Cómo están, amigo, los habitantes del infiemo?

Advertisement

– Tranquilos – contestó -, porque han bebido el agua del Lecteo. Pero últimamente Hades y la Muerte proferían terribles amenazas contra los médicos porque no dejan morir a los enfermos, y a todos los apuntaban en su libro.

Iban a apuntarte a tí también, pero yo me arrojé a sus pies jurándoles que no eras un verdadero médico y diciendo que te habían acusado sin motivo.

Moraleja del medico ignorante: nunca digas cosas que no sabes, tus palabras sin fundamento pueden dañar o entorpecer la vida de otra persona. Se sabio con tus palabras y refrena tu lengua, si no sabes de algún tema.

Advertisement
Advertisement

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *